Fervor patriótico

La opinión del Abogado y Locutor….


GABRIEL  D.  ROSANÍA  V.
gadarovi@gmail.com

La Patria, como concepto hispano—románico que es, se refiere a la tierra a la que una persona se siente ligada por razones subjetivas. También lo es la tierra del natalicio de los padres de esa persona. Su significado está unido a connotaciones políticas o ideológicas, por lo que está sujeto a diferentes interpretaciones y usos.

Las fiestas patrias panameñas, desde que recuerdo, se han celebrado de distintas maneras, especialmente con extraordinarios desfiles, muchas veces militarizados y maratónicos que, en gran medida, son una demostración de que en Panamá, pese a las limitaciones que pudiesen existir, hay ánimo, recursos y logística para hacer gala de talentos y destrezas, que son atractivo de propios y extraños.

Sin embargo, si hacemos un análisis acerca del conocimiento de la historia y el amor por la patria, podemos quedar petrificados con el poco o ninguno conocimiento que existe, en algunas personas, acerca de los hombres y mujeres, así como también de las circunstancias de tiempo, modo y lugar, que le han dado a Panamá su razón de ser y existir, sin dejar de mencionar a aquellos que, en días patrios, deciden hacer turismo o abandonarse en adicciones.

Para algunos defensores de derechos humanos,   la gente no puede ser obligada a sentir fervor patriótico ni a participar en desfiles, y más cuando se piensa en personas cuyos pensamientos y sentimientos están enclavados en otras latitudes por razones étnicas, religiosas, ideológicas y culturales.   Esto es así, sin dejar de mencionar condiciones físicas y de salud muy particulares, y qué decir del raciocinio que se desprende luego de leer comparativamente la historia real con la historia idealizada.

No me mal entiendan. No estoy en contra de los desfiles patrios, sino más bien pienso que hay otras cosas que también se pueden practicar para lograr que se conciba, nazca y desarrolle un fervor patriótico auténtico, entre las que pueden mencionar, las siguientes: jornadas de oratoria, declamación, lectura, teatro, cine y TV, así como otros métodos de difusión masiva, alusivos al verdadero mensaje de noviembre.

Para finalizar, es importante entender que el patriotismo no es un asunto solo de noviembre, sino de todos los días, mediante el amor a Dios y al prójimo, la paternidad y maternidad responsables, la justicia social, la democracia, los valores y el respeto a la Ley.   Añadir más, daña el esquema de respeto y estabilidad que merece y necesita la Patria.

*

<> Este artículo se publicó el 10 de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del   autor  en: https://panaletras.wordpress.com/category/rosania-v-gabriel-d/
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: