Cápsula histórica de mitos y traiciones

*

La opinión del Ingeniero Químico y Psicólogo Industrial…

Giovanni Niedda Alvarado

Es importante que se le aclare a los jóvenes de este país lo que estaba detrás del golpe militar del 68 en detrimento de las vidas que se perdieron: una porción de agua que cruza del Pacífico al Atlántico… el Canal de Panamá.

Para alcanzar este colofón se agregó al golpe que realizaron los oficiales Boris Martínez y Federico Boyd a un joven oficial de mayor rango quien obligado, no quería dar el estacazo, más bien propiciaba por separar al presidente Arnulfo Arias para entregar el gobierno a los liberales:   El militar Omar Torrijos Herrera.

No se podrá anotar en este breve espacio la serie de actos mezquinos y los efectos que siguieron después de aquello que hemos heredado de una de las dictaduras más entorpecedoras que ha habido en América Latina.

Toda esta trama fue el resultado de una serie de acontecimientos e intromisiones que se realizaron desde finales del siglo XIX cuando se forjaban los tratados Mallarino-Bidlack, Evarts-Arosemena y otros. Hoy podemos analizar con certeza, que hubo gobernantes nacionalistas, pero también hubo quienes traicionaron al pueblo, sus haberes, la bandera y el derecho a la felicidad, conceptos estos inmersos en el campo de una real independencia.

Sería de gran propiedad advertir la diferencia entre las personalidades gobernantes, cuando dictaminamos que dentro de los pocos presidentes que se preocuparon por desarrollar el país dentro de la dignidad requerida estuvo el Dr. Harmodio Arias desde su tratado Arias-Roosevelt en 1936(Art. X)  y con el cual abolió todo concepto de permanencia extranjera:

“… ambos países tenían la obligación de tomar medidas confiables para proteger el canal si estuviera en peligro… y esto sería sujeto a consulta entre ambos gobiernos”

Todavía así, los EU se aseguraba el derecho a una continuidad en las ingerencias a través del Art. 136 de la Constitución de 1904 que les permitía a EU intervenir a Panamá en cualquier punto del país para restablecer la paz pública, etc, etc.,  todo esto para controlar el canal.    No fue sino hasta el año 1941 que otro presidente de corte nacionalista, el Dr. Arnulfo Arias Madrid reemplaza este último vestigio de intromisiones a través del Artículo 151 de su nueva Constitución de 1941:   “Ningún gobierno extranjero ni ninguna entidad o institución oficial… podrá adquirir el dominio, posesión, uso o usufructo sobre ninguna parte del territorio nacional salvo lo estipulado en convenios internacionales…”

Toda esta lucha ocurrió en el transcurso de un par de décadas hasta que unos jóvenes institutores confirmaron con sus vidas en 1964 el respeto a la bandera y a la soberanía de Panamá.   Sin embargo, los EU sorprendidos con esta gesta y aferrados a su canal, no desmayaron en seguir utilizando los medios necesarios para controlar el mismo y no sólo contribuyeron con el golpe militar del 68 perpetrado al Dr. Arnulfo Arias, sino que mantuvieron a toda costa al militar potable Omar Torrijos eliminando del camino a Boris Martínez (quien no quiso hablar de tratados por el momento) y a Federico Boyd, para conllevarnos a la firma de un tratado nuevamente oprobioso, que permitiera intervenciones al suelo patrio al capricho de los EU como ocurrió con la invasión a Panamá en diciembre de 1989.

Lo que hizo EU con todos estos intentos de intervención, fue dar continuismo al tratado Mallarino-Bidlock de 1846, cuyo principio de injerencia extranjera se insertó al tratado Hay-Bunau Varilla(1903) y a la idea de los EU de controlar de por vida el canal, manteniendo a la fecha esta idea a través de la firma de un tratado en 1977  (Tratado de Neutralidad) encargado al ciudadano militar Omar Torrijos, considerado por muchos como el traidor, informante de los EU.

A la fecha, Torrijos es utilizado por los miembros del partido PRD el cual fundó, y quienes también traidores, en una abierta contradicción e irrespeto a ellos mismos, estuvieron hasta el último día de la invasión norteamericana con Manuel A. Noriega, el que supuestamente fue mencionado autor intelectual de la muerte del propio Torrijos.

*
<>Artículo publicado el  6  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/niedda-alvarado-giovanni/
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: