Atracción fatal

*

La opinión del Periodista…

Juan B. Gómez 

Desde otro país, un amigo comentaba mi último artículo “ ¡ Vivan los dictadores!”. El decía que había estudiado a los dictadores Hitler y Stalin, durante más de treinta años, y no se explicaba cómo hombres como ésos, que habían sido asesinos de millones de hombres, eran recordados con afecto y admiración. En Alemania tuvieron grupos tan numerosos de neo nazis, que preocuparon a los gobernantes democráticos de ese país. Y en Rusia, no sé si existen grupos que suspiran por la resurrección del más grande de sus asesinos.

Por ahí leo a veces que hay en Estados Unidos sectas satánicas, que profesan la religión de fuerzas diabólicas. Hace poco leí algo sobre Carlos “Illich” Ramírez, conocido como “El Chacal”. Y cosa curiosa, se advertía cierta admiración por la forma que este asesino internacional cometía sus delitos. Al parecer, “El Chacal”, está sufriendo de cadena perpetua, no recuerdo en que país donde cometió uno de sus feroces asesinatos.

Sí, es curiosa la admiración morbosa que sienten por los asesinos. En Estados Unidos, el famoso hampón Al Capone, en una ocasión se presentó en un estadio de béisbol donde estaba el presidente Calvin Coolidge, y apenas vieron al gángster, dejaron de mirar hacia la tribuna donde estaba el Presidente. ¡Eclipsó al presidente de Estados Unidos!

Y algo parecido sucedía con Fidel Castro, cuando asistía a una reunión de gobernantes fuera de su país. Un hombre que destruyó a su patria, que suprimió todas las libertades, que persiguió y asesinó a sus adversarios, que ha desterrado a más compatriotas que todos los gobernantes cubanos en su historia… ¡Y ese hombre eclipsa a todos los otros gobernantes que asisten a esas reuniones! ¿ Por qué llama tanto la atención? El famoso psicólogo Sigmund Freud diría, que hay detrás de todo eso un problema sexual… Ojo, no vayan los panameños a convertir a “ Wilde Bill” en un personaje internacional…

El tirano de los Andes.

En la biografía de Juan Vicente Gómez,  El tirano de los Andes, dice Thomas Rourke: “Así, en diciembre de 1935 murió el dictador. Una corriente de expatriados regresó al país, entre los cuales había periodistas, poetas y novelistas, muchos de ellos con los tobillos y las muñecas deformadas por las cadenas que habían cargado en las prisiones de Venezuela…Una señora venezolana de mediana edad y culta, una vez me dijo:  “Tomás, te digo una cosa. Jamás vivió ni vivirá un hombre tan cruel como Gómez”. Sin embargo, en una ocasión Hugo Chávez dijo, que el legendario déspota venezolano Juan Vicente Gómez, era uno de los hombres que más admiraba después de Bolívar…

*
<>Artículo publicado el  6  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/gomez-juan-b/
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: