Donaciones a campañas y democracia

La opinión del Comunicador Social, no vidente…

Edwin Rodríguez 

El tema de las donaciones a los partidos políticos en Panamá y el financiamiento de las campañas electorales es recurrente dentro de las organizaciones políticas, ya que por las grandes sumas de dineros que estos procesos implican, el funcionamiento del sistema político está condicionado por los aportes económicos que hacen tanto las personas como el Estado (subsidio electoral) a los partidos y los candidatos que compiten por la obtención del poder, por ende, el tema de la financiación electoral y política reviste gran importancia para el desarrollo de la institucionalidad democrática y para el perfeccionamiento del proceso político de Panamá.

Si bien, en nuestro país, En el 2009 los partidos recibieron B/ 39 millones, de los cuales B/ 25 millones fueron donaciones privadas y B/ 13.4 millones, subsidio electoral.

Sin embargo, el conjunto de gastos de los partidos políticos, sobre todo para los procesos electorales, en un momento especial de desprestigio de la clase política, de supuesta presencia del narcotráfico en el financiamiento, plantean problemas ligados a la democracia y a la gobernabilidad. Sin dudas, el financiamiento público y privado requiere en la actualidad una regulación cuidadosa.  Esa regulación responde a una necesidad democrática; involucra una solución integral del proceso político; reclama capacitación para la dirigencia de los partidos; acepta prohibiciones para determinadas fuentes; exige la transparencia en el proceso, con registros de contribuyentes e indicación de dónde provienen sus recursos; aboga por un equilibrio en las fuerzas para que la competencia se desarrolle en condiciones de igualdad entre partidos nuevos frente a los tradicionales; No existen soluciones perfectas. Las contribuciones ilícitas, por una parte y la incidencia en la toma de decisiones por la otra, justifican la transparencia y la publicidad de las contribuciones. También la prohibición de contabilidades paralelas así como también impedir que reciban directamente una ayuda los candidatos a la Presidencia de la República o a una curul parlamentaria, todo ello busca cerrar caminos del financiamiento ilícito y de la corrupción política.

Finalmente, una relación equilibrada entre el dinero y la política es la clave para el buen funcionamiento del sistema político y la calidad de la democracia. Por ello el factor más importante para generar equilibrio político y social en nuestro país es cuando los comicios -vistos en su dimensión política y económica entre los principales actores, que intervienen en el proceso político-electoral- son equilibrados entre las partes. Por ello, para la democracia, es vital que sea el sistema político el que controle el dinero y no que sea el dinero el que controle el proceso político; ya que si fuese el capital el que somete al sistema político a sus designios el sistema democrático sufriría mermas y deterioros en su funcionamiento y por tanto, en su crecimiento y desarrollo en el seno del sistema político representativo de Panamá.

*

<>Artículo publicado el 30  de octubre de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/rodriguez-edwin/
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: