Obra sobre Jorge E. Illueca

La opinión del Abogado y Periodista…

BELISARIO  HERRERA  A.
belisarioherrera03@hotmail.com

Por deferencia del Dr. Jorge E. Illueca, he recibido de su hijo, Dr. Enrique M. Illueca, los tres tomos nítidamente impresos, cuyo autor es el distinguido historiador Dr. Celestino Andrés Araúz M., idóneamente, acreditado con diversos títulos académicos, obra ésta que se viene a sumar a las incontables que lleva escritas, pero que con máxima consagración y por un largo tiempo de investigación ha culminado bajo el título JORGE E. ILLUECA Y EL ACONTECER REPUBLICANO 1918-1968.

Ávidamente la estoy leyendo y sin apartar la vista de sus páginas, ya que en mi caso la misma contribuye a actualizar mi memoria, pues desde muy joven simpaticé con el liderazgo patriótico que demostraba el Dr. Illueca en la década del 50, en que con toda hidalguía se desempeñó como Diputado y toda su vida desde entonces y mucho antes casi adolescente, como lo describe el historiador, dio muestras de su acrisolado patriotismo como activista cívico y luego como político incorruptible. El cuerpo legislativo funcionaba entonces en el antiguo Palacio de Justicia y a lo largo de los dos periodos en que fue electo como diputado consta su excelente oratorio, claridad absoluta de sus ideas y, sobretodo, la gallardía que siempre tuvo para defenderlas, siempre en minoría contra el sector oficialista. No pocas veces supo, como hombre íntegro, retar en el campo del honor a quien se atreviera a menoscabar su dignidad.

Justo es consignarlo, Illueca apenas egreso con su título de abogado, demostró ser el jurista brillante que llegaría a ser en los diversos casos en que le tocó actuar. Diría sin temor a equivocarme que por los casos penales que manejó, hubiera llegado a ser un gran penalista, pero las inquietudes que siempre se activaban en su espíritu, entre ellos los inherentes a nuestros legítimos derechos soberanos como país independiente al que aspiraba ser, lo absorbieron siempre totalmente, sumado a su férrea voluntad por cumplir por combatir a los corruptos.

Un caso muy sonado en que tuvo participación sucedió cuando el Dr. Daniel Chisis Jr. fue derrocado por el entonces Coronel José Antonio Remón Cantera. Illueca demostró que había renunciado el presidente contra su voluntad, logrando que el propio mandatario depuesto estrujara su renuncia y la tirara al piso dentro de la Asamblea Nacional.

Agradezco al Dr. Illueca el privilegio de tener entre mis manos en forma verídica parte importante de su trayectoria patriótica.

<> Este artículo se reprodujo de la publicación del 23 de octubre de 2010 en el diario El Siglo,  a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el credito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/herrera-belisario/
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: