El ‘Parque Central’

La opinión de….

Arturo D. Melo S.

Anoche tuve un sueño. Fue un sueño maravilloso.   Soñé que me pasé un domingo en el Parque Central.   Estaba repleto de gente feliz y contenta. La mayoría era de aquellos que no son propietarios de autos y que no tienen los recursos para ir los domingos a casas de playa o montaña. Pero también había muchos cuya vestimenta indicaba que tenían recursos. Todos gozaban en armonía y alegría de las facilidades del Parque Central.

Había entrado por el “Centro de Visitantes”, localizado al sur del parque y avancé hacía el norte. Poco después me topé con la “Taberna Verde”, un elegante restaurante, rodeado del verdor de los árboles y la vegetación del bosque tropical, dentro del cual se había construido el parque, aplicando un esquema de desarrollo sostenible, que había recibido premios internacionales. Una sección del restaurante estaba cerrada y rodeada de mucho público y equipos sofisticados, porque allí, en esos momentos, se estaba filmando una película de largo metraje con la participación de famosos artistas internacionales.

De la “Taberna Verde” seguí al “Paseo de la Nacionalidad”, la única zona formal del parque, con sus bustos de todos nuestros presidentes y de Sócrates, Arquímedes, Galileo, Newton, Colón, Hawkins, Nightingale y otros filósofos, científicos, descubridores y genios de la humanidad. Al final del “Paseo de la Nacionalidad” se encuentra el “Escenario de Conciertos” y la “Concha de las Bandas”. A la hora que pasé no había concierto, pero el letrero luminoso invitaba a escuchar a la Sinfónica de Panamá a las 7:00 p.m. En la Concha tocaba la banda del Cuerpo de Bomberos de Panamá, alegre música típica estilizada. Varias parejas bailaban.

Más adelante estaba “La Fuente del Ángel de las Aguas”, elegante y bella, honrando al río Chagres y a los demás ríos que abastecen de agua a la ciudad y al Canal. De la fuente nace el “Lago de la Tranquilidad” y allí pude disfrutar de un magnífico paseo en bote. En su parte angosta el lago es cruzado por “Puente de Londres”, una copia pequeña del original y el mismo nos lleva al “Alcázar de Segovia”, otra obra inspirada en dicho alcázar, como lo es el “Cindarella’s Castle”, de Disneyworld, que aquí sirve como puesto de ventas de comidas, refrescos y recuerdos.

A un costado del Alcázar se encuentra el “Jardín de Balboa”, sembrado con todas las plantas que florecían en la ruta que este explorador usó para descubrir al “Mar del Sur”. El Parque conserva todas las especies que tenía antes de construirse y miles de árboles nativos que tenía antes de desarrollarse. Todas las especies de venados, conejos, ardillas y aves, etc., que habitaban este ambiente antes de convertirse en parque, están allí presentes; pero con una diferencia: como quiera que los numerosos habitantes de la ciudad que visitan el parque no los cazan, ni los asustan, los animales nativos conviven con los visitantes.

El parque también tiene un zoológico, donde los visitantes pueden admirar animales y aves de otras tierras y otros climas. Es muy interesante ver cómo nuestros ingenieros han logrado que el mismo equipo de refrigeración enfríe la “Ciudad de los Pingüinos” y la “Pista de Patinaje en Hielo”. También pude apreciar las canchas de béisbol, tenis, fútbol y voleibol, la piscina pública, las zonas recreativas para los niños y los 9.7 kilómetros de veredas para jogging, ciclismo y patinaje, donde los que no tienen recursos y los que sí los tienen, se divertían por igual en armonía y alegría.

Solo fue un sueño y luego me desperté y volví a la realidad. Mi sueño había sido motivado por las facilidades reales del “Central Park de Nueva York”, traídas y adecuadas al llamado “Parque Natural Metropolitano de Panamá”. Pero fue un sueño que podría ser realidad. Los tamaños de estos parques son comparables: 276 hectáreas, el de Panamá y 340, el de Nueva York.

¿Por qué estas 276 hectáreas, de las 44 mil de “áreas protegidas” y comarcas indígenas (56% del territorio nacional) que hay en el país, no pueden convertirse, a través de un desarrollo sostenible , en el “Parque Central de Panamá”, en vez de ser una especie de “zona prohibida del planeta de los simios”, en medio de nuestra metrópolis?

*
<> Este artículo se publicó el 22  de octubre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/melo-s-arturo-d/

El insulto del indulto

La opinión del Jurista,  Docente Universitario y activista de derechos humanos….


Miguel Antonio Bernal

He concurrido ante la Corte Suprema de Justicia a efecto de presentar formal DEMANDA DE INCONSTITUCIONALIDAD, para que, previo cumplimiento del procedimiento establecido en el Artículo 2653 del Código Judicial, el Pleno de la Corte Suprema de Justicia declare que es INCONSTITUCIONAL el Decreto Ejecutivo N°. 864,   publicado en Gaceta Oficial N° 26637-A, del 07 de octubre de 2010, por el cual se Decreta un Indulto Presidencial.

He fundamentado la demanda de inconstitucionalidad en los siguientes hechos:

1º- El Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, mediante Sentencia N° 250-S.I. del 28 de septiembre de 2010, declaró penalmente responsable del Delito de Calumnia a los periodistas SABRINA BACAL SECURANSKY y JUSTINO GONZÁLEZ GONZÁLEZ, condenándolos a la pena de doce meses de prisión, conmutada por su equivalente en 365 días multa, a razón de diez balboas cada uno, totalizando la suma de B/. 3,650.00 cada uno, además de inhabilitarlos para el ejercicio de la profesión de comunicadores sociales, por el término de un (1) año a partir de la fecha de ejecución de la sentencia.

2º-En virtud de lo anterior, el Presidente de la República RICARDO MARTINELLI BERROCAL, en conjunto con la Ministra de Gobierno y Justicia ROXANA MÉNDEZ DE OBARRIO, pretextando la facultad prefijada en el numeral 12 del Artículo 184 de la Constitución de 1972, decreta un Indulto Presidencial.

3º- El Decreto Ejecutivo N° 864 del 7 de octubre de 2010, en su Artículo 1 otorga el Indulto Presidencial a SABRINA BACAL SECURANSKY y a JUSTINO GONZALEZ GONZALEZ, ambos condenados por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá.

4º- En lo medular, el numeral 12 del Artículo 184 de la Constitución Política, establece las funciones que ejerce el Presidente de la República, entre estas la contenida el citado numeral de “Decretar indultos por delitos políticos…”.

5º-El objeto del Decreto Ejecutivo que se demanda, es dejar sin efecto punitivo de manera permanente, la Sentencia N° 250-S.I. del 28 de septiembre de 2010 dictada por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá por la cual se condenó a los periodistas Bacal y González, por el delito común de calumnia.

6º-Con anterioridad la Corte se ha pronunciado con respecto a la materia objeto, tal como se demuestra en la Sentencia en Firme Proferida por el Pleno de la Corte Suprema de Justicia de manera unánime, de 30 de Junio de 2008, por medio de la cual se declaró inconstitucional los DECRETOS EJECUTIVOS Nº 1317 DE 25 DE AGOSTO DE 2004, Nº 1318 DE 26 DE AGOSTO DE 2004 Y Nº 1321 DE 30 DE AGOSTO DE 2004, expedidos por la entonces Presidente, Mireya Moscoso, con participación del entonces Ministro de Gobierno y Justicia, Arnulfo Escalona Avila, por medio de los cuales se decretó el indulto a un número plural de ciudadanos nacionales y extranjeros por delitos comunes.

7º-Se ha infringido el numeral 12 del Artículo 184 de la Constitución, en el concepto de violación por INDEBIDA APLICACIÓN, ya que el referido Decreto Ejecutivo 864 del 7 de octubre de 2010, no cumple con el mandato expreso contenido en la norma Constitucional. Lo anterior se sustenta en el hecho de que el Presidente solo puede declarar Indulto por Delitos Políticos.

8º-El Decreto Ejecutivo objeto de la demanda no cumple con este precepto, debido a que la condena del delito indultado es de naturaleza común, y no es difícil concluir que el mismo ha sido objeto de una interpretación subjetiva adecuándola a los interés particulares dándole una aplicación indebida y violentando así el contenido taxativo del mismo.

Es por todo lo anterior que el citado indulto, es un insulto.

*
<> Este artículo se publicó el 22  de octubre de 2010  en el diario El Panamá América, a quienes damos,  lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.
Mas artículos del autor en:  https://panaletras.wordpress.com/category/bernal-miguel-antonio/

Promovamos la pesca sostenible

El buen uso de los recursos marinos garantizará nuestra alimentación y la de las futuras generaciones de panameños.

La opinión de…

ISIS  PINTO
isis.pinto@marviva.com

 

Nuestros mares ocupan tres cuartas partes del planeta, considerados una inmensa fuente de alimento de donde anualmente extraemos 95 millones de toneladas de productos que alimentan a millones de habitantes en todo el mundo. Sin embargo, hoy en día expertos en pesquería y recursos del mar alertan de un declive en esta fuente de alimento, que ha llevado a una disminución del 80% de las pesquerías europeas y el 90% de las poblaciones de algunas especies como tiburones, atunes, tortugas y otros.

Es muy poco lo que sabemos del mar y muy poco lo que hacemos por administrar los bienes y servicios que nos ofrece. El impacto que sufren por la contaminación marina proveniente de tierra firme, el tránsito marino, la sobrepesca y pesca ilegal sumado a fenómenos naturales ha ocasionado este declive y agotamiento evidente de otras especies.

En esta ocasión me referiré solo a la pesca, actividad que se ha desarrollado durante años y que con el paso de los años ha mejorado su tecnología para incrementar sus capturas.

Esta tecnología se ha enfocado en una sola dirección, incrementar las capturas, y muy poco en ser selectivas (no capturar ejemplares en edad reproductiva, tortugas marinas, delfines u otras especies no objetivo).

En el Océano Pacífico de Panamá se desarrolla una gran actividad pesquera de todo tipo: industrial, semindustrial, artesanal, deportiva y de subsistencia.

Miles de pescadores y sus familias dependen de lo que nuestro mar pueda ofrecerles, por ello es tan importante la sostenibilidad del recurso marino y para lograrlo se hace necesario fomentar un ordenamiento de las actividades que se realizan en el mar de manera que la suma de los impactos de estas actividades ocasionen el menor daño posible a la flora y fauna marina, así como sus ecosistemas. Para lograr este ordenamiento marino es necesario que se sienten en una mesa científicos, pescadores, el gobierno, organizaciones internacionales y empresarios a fin de mejorar la gestión de las pesquerías, reducir los impactos de la pesca y promover las capturas sostenibles de los recursos marinos.

Actualmente, la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá ejecuta programas para proteger las poblaciones de especies marinas como: camarón, pepino de mar, tortugas marinas, tiburones, cetáceos y otros; cuyas poblaciones han disminuido debido a prácticas inadecuadas de pesca, entre otros factores. También se han declarado espacios en el mar mediante figuras como áreas marinas protegidas y zonas especiales de manejo con la finalidad de proteger ecosistemas importantes para la protección y reproducción de los recursos marinos.

Un ejemplo que podemos citar es que en el 2004, el Gobierno panameño estableció un límite marino para proteger nuestro mar territorial y zona contigua de la captura de atún con redes de cerco para engorde, una actividad industrial que requiere mucho control porque ejerce un fuerte impacto sobre los ecosistemas marinos y sus recursos.

Existen experiencias no tan positivas en otros países que nos pueden orientar a redirigir nuestras acciones para evitar repetir estos resultados desalentadores para la pesquería.

Un ordenamiento de las actividades en el mar, precisamente, contribuye a realizar una evaluación inicial del medio ambiente costero marino y determinar usos compatibles o incompatibles, siempre y cuando se haga de una manera transparente y participativa será un proceso que proporcionará una planificación completa y proactiva, integrando la conservación del medio ambiente a largo plazo y el desarrollo económico sostenible que garantizará nuestra alimentación y la de las generaciones futuras.

—————–

<> Este artículo se publicó el 22 de octubre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/pinto-isis/

¿Dónde están los bilingües?

La opinión de….

 

Amarilis A. Montero G.

Cuando escuché esta pregunta en los avances noticiosos de un canal de televisión, respondí mentalmente: “En las pocas escuelas y estudiantes que ven el aprendizaje del inglés como una herramienta para la superación y no como una materia más”.

La noticia se originaba en la preocupación que existe en la industria turística por la falta de personal bilingüe y con formación de servicio. Esto se traduce en un déficit de recurso humano a emplear en los hoteles y servicios turísticos en general. Entre 10 mil y 12 mil empleos se generarán para cubrir la demanda de personal capacitado en hoteles y servicios turísticos como transporte y restaurantes. ¿Pero cuántos de estos potenciales trabajadores del turismo saben inglés? Como lo indicó el ministro de Turismo, Salomón Shamah, aún faltan miles de personas que necesitan ser entrenadas en el aprendizaje del idioma inglés. La falta de personal bilingüe se subsanará cuando se implemente un sistema de enseñanza bilingüe científico, sistemático y adaptado a los estudiantes locales.

Nuestros estudiantes de escuelas públicas tienen una educación en inglés deficiente en todos los aspectos. La mayoría no entiende el idioma ni en los niveles básicos. Esto puede ser a consecuencia de un método poco efectivo que no los ayuda a comunicarse debidamente. No parece que se enseñara para que el estudiante adquiera esta lengua sino para que pase a otro grado con un mínimo requerimiento gramatical, que no deja de ser mecánico y sin sentido práctico. Tampoco hay un análisis que indique las necesidades de los estudiantes en los diferentes grados.

En otras palabras, todos reciben la misma clase aunque no necesariamente estén en el mismo nivel de conocimiento. Los cursos de inglés no deben ser estrictamente gramática, charlas y dictados. Si el estudiante no interactúa con el resto de la clase y su docente, no podrá desarrollar sus habilidades lingüísticas. También tiene que exponerse al idioma en todo momento a través de una clase completamente en inglés y con otras herramientas como videos, grabaciones y lecturas que incentiven la interacción y el intercambio de ideas.

Para que esto se logre, se requiere de una supervisión estricta del material didáctico y la calidad docente. La enseñanza del inglés es práctica en todos sus aspectos. Por lo tanto, un docente con sólidos conocimientos del idioma y activo en la clase, para que promueva la comunicación entre sus estudiantes, es vital para el aprendizaje de este idioma.   Sin embargo, es evidente que hace falta supervisión y control de la calidad docente y los recursos.

No podemos esperar que un estudiante que jamás ha participado en una conversación en inglés sea capaz de intercambiar ideas en ese idioma, a pesar de toda la gramática que sepa. Es como enseñarle a un médico a ser cirujano, pero sin hacer una sola incisión. Tampoco podemos esperar que aprenda inglés cuando la clase se dicta en español. Se requiere, además, de una gran alianza y sistematización de la metodología para enseñar inglés en nuestro entorno.

No se puede seguir con la consigna de “cada maestro con su librito”. El desorden en el método y las técnicas de enseñanza del inglés ha demostrado que no se logrará que el estudiante se gradúe con los conocimientos necesarios para ser considerado bilingüe. Por otra parte, está el estudiante como ente y promotor de su propio aprendizaje. Muchos estudiantes saben que necesitan hablar inglés para conseguir mejores oportunidades en su futuro profesional.

Sin embargo, he encontrado estudiantes en la Universidad de Panamá con una actitud negativa hacia el aprendizaje de este idioma. Algunos han vivido experiencias traumáticas cuando han hecho alguna presentación en inglés o simplemente no creen que deban preocuparse por aprender el idioma por el momento. La realidad es que al final de la carrera, todos tienen que haber pasado un examen que certifique que tienen un conocimiento del inglés aceptable. Será el propio estudiante, en cualquier nivel, el encargado de encontrar otras maneras de aprender el idioma.   La motivación o el deseo de aprender determinarán el éxito de este estudiante.

¿Dónde están los bilingües? Si no se hace un cambio estratégico, metodológico y actitudinal en cada estudiante y docente, los encontraremos en los extranjeros o estudiantes de algunas escuelas particulares que sí conocen el idioma y tomarán los puestos de trabajo que se ofertan en el turismo y otros campos laborales. El futuro de la enseñanza y el aprendizaje del inglés están en cada uno de nosotros.

*

<> Este artículo se publicó el 22  de octubre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/montero-amarilis/

 

 

Pele Police: entre eficiencia y Constitución

La opinión del Abogado y Docente Universitario…

Silvio Guerra Morales 

El 24 de febrero del presente año, tras entrevista que me hiciera la periodista Georgina Damián del diario El Panamá América, relativa al uso del Pele Police, sostuve tal y como fue divulgado por ese prestigioso medio, que: “Es inconstitucional y violatorio a los derechos humanos la detención de personas que hayan sido declaradas inocentes, por un dato no actualizado”. Hoy, al igual que ayer, sigo manteniendo mis conceptos y que a nadie deben sorprender. Quiero ampliar esos criterios, cuestión que me propongo con el presente artículo. 

Nadie puede ser privado de su libertad sin que medie mandamiento escrito de autoridad competente y que la orden de detención se fundamente en razones de hecho y de Derecho, pues es eso lo que precisamente quiere decir la Constitución cuando prescribe en su artículo 21 que dicha orden de detención habrá de ser conforme “a las formalidades legales y por motivo previamente definido en la Ley”.   Añade la norma en cita que: “Los ejecutores de dicho mandamiento están obligados a dar copia de él al interesado, si la pidiere”.

Por otra parte, la norma también advierte que nadie puede estar detenido más de veinticuatro horas sin ser puesto a órdenes de autoridad competente. Se establece como sanción la pérdida del empleo para los funcionarios que violen este precepto constitucional.

El artículo 22 constitucional, expresa que todo detenido debe ser informado inmediatamente y en forma que le sea comprensible, de las razones de su detención y de sus derechos constitucionales y legales correspondientes. En ese mismo orden de ideas, el artículo 27 de igual naturaleza constitucional, señala que “Toda persona puede transitar libremente por el territorio nacional y cambiar de domicilio o de residencia sin más limitaciones que las que impongan las leyes o reglamentos de tránsito, fiscales, de salubridad y de migración”.

Conforme a estas normas, no hay duda alguna en señalar que:

1. El uso del Pele Police, aun cuando resulte ser cuasi-efectivo, como casi todos los instrumentos y herramientas electrónicos, violenta las normas constitucionales expuestas.

2. Su uso, introducción o empleo nunca fue aprobado por una norma legal –Ley en sentido estricto- lo cual lo hace aún más ilegal e inconstitucional.

3. Violenta la libertad de tránsito.

4. El uso del Pele Police no ingresa en las categorías jurídicas constitucionales que prescribe el artículo 27 y 5. Menoscaba la libertad ambulatoria del particular quien, aun cuando exija la orden del mandamiento escrito que fundamente una detención, nunca lo recibiría dada la naturaleza electrónica del instrumento.

Creo que, antes de introducir el medio electrónico de búsqueda de personas requeridas por la justicia penal, los juzgados nocturnos de policía y las corregidurías, debió haberse pensado más jurídicamente que en efectividad del medio.

Como procesalista en el ramo penal puedo decir que el eficientismo no es argumento válido para violentar la Constitución. Puede haber eficientismo con resguardo en la Constitución y no a la inversa como ocurre en el caso del denominado Pele Police.

<> Este artículo se publicó el 22  de octubre de 2010  en el diario El Panamá América, a quienes damos,  lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.
Mas artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/guerra-morales-silvio/

Chitré, crecimiento y desarrollo

La opinión de….

Milcíades Pinzón Rodríguez

A diario escucho decir que Chitré está creciendo, y no lo pongo en duda; lo que me pregunto es si esa tendencia puede ser llamada desarrollo. El primero de los vocablos recoge aspectos de índole cuantitativa, mientras que el segundo coloca el énfasis en la calidad de vida; porque todo desarrollo implica un crecimiento, pero no todo crecimiento es desarrollo. Por eso, y desde mi particular punto de vista, pienso que debe preocuparnos lo que acontece en la capital herrerana.

Al parecer existe un espejismo en esos guarismos que pregonan que Chitré ha logrado algún grado de avance en la última década. Porque a diferencia de tiempos idos (gran parte del Siglo XX), cuando la influencia externa se hizo carne en la vida del hombre que habitaba Chitré, no acontece lo mismo en los actuales momento.

Me refiero a que desde el Siglo XIX los extranjeros (franceses, alemanes, italianos, etc.) contribuyeron a posicionar la tierra adoptiva del padre Melitón Martín y Villalta. Gracias a ese empeño forastero, y a diferencia de otras comunidades del entorno, la capital herrerana logró asumir el capitalismo como un sistema económico que le permitió catapultarse como centro comercial de las provincias centrales.

Hay que comprender que las minorías étnicas de antaño, contrario a lo que acontece contemporáneamente, terminaron por ser asimiladas por la pueblerina cultura que moraba “en la otra banda del río”. Tómese en consideración que la reciente modernidad acoge el influjo de un capital que responde a consorcios nacionales y extranjeros y que, a la postre, no implica necesariamente una fusión con los grupos humanos que pueblan la zona. Pienso que se trata más bien de una superposición de intereses mercuriales que desplazan al capital nativo y que a la larga tendrá su secuela en los hábitos laborales, festivos y, en general, culturales de la chitreanidad.

Otro elemento estructural del análisis del “desarrollo” chitreano, implica el tomar conciencia de cómo el indicado crecimiento no se enmarca en una estrategia de desarrollo regional, peninsular, santeña o herrerana; porque en el fondo la península no sabe qué quiere ni a dónde va. Por este motivo el crecimiento es “peligroso” para Chitré y la región; porque la ilusión contemporánea puede trocarse en el dolor de cabeza del mañana. Por ejemplo, piense usted cómo la pequeña urbe herrerana atraerá junto a ella, como ya está aconteciendo, a un creciente flujo de inmigrantes que terminarán por poblar la periferia de la ciudad, demandar un conjunto de servicios gubernamentales y, de paso, acelerar la crisis en una comuna que no ha superado los esquemas administrativos de la primera mitad de la vigésima centuria.

En el último lustro esos aspectos pretendidamente cualitativos se expresan (metafóricamente) en lo que podríamos definir como la “semaforización” y “hamburguerización” de Chitré.   Quiero decir que la ingenuidad de la perspectiva reinante conduce a creer que el poblado avanza, porque la ciudad tiene dos semáforos y las empresas comerciales de alimentos venden hamburguesas y una que otra edificación rompe con la monotonía de la casa de quincha, como si ésta fuera una rémora del ayer que necesitamos erradicar.

Nadie desconoce que vivimos tiempos difíciles y de cambios acelerados; es decir, de aldea global y de modernización. Pero sería igualmente candoroso pretender que Chitré se amuralle para impedir el avance de la nueva era; porque ya esa cultura del erizo ha provocado no pocos retrocesos en el desarrollo regional. No es casual que los ejemplos azuerenses más paradigmáticos de la transformación regional estén representados por dos estilos de crecimiento: el chitreano y el pedasieño. Núcleo urbano y comercial, el primero, y desafío del turismo, el segundo. Ambas propuestas tienen que ser pensadas en sus aciertos e implicaciones para el resto de la región y, particularmente, para la actividad agraria y ganadera que ha sido el sustento histórico de la población. Y todo ello sin que aquí entremos a considerar la aberración que representa la minería en la zona de “montaña”.

Pensando en los desafíos modernos y sin negar los beneficios que pudiera promover un capital bien invertido, la realidad parece sugerir que sin planificación del desarrollo, y sin que los frutos de ese crecimiento logren permear a los diversos estratos sociales, lo que acontece en la capital herrerana podría acarrear serias implicaciones en la base de la pirámide social azuerense. Es decir, si prosigue la actual tendencia Chitré crecerá, pero no se desarrollará. Y se repetirá en Herrera la triste historia de la capital republicana, mucho crecimiento y poco desarrollo, con edificios que la gente de El Ñuco y El Tijera sólo los mirarán al pasar.

*
<> Este artículo se publicó el 22  de octubre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/pinzon-r-milciades/

Cambios Constitucionales: pasado, presente y futuro

La opinión del Abogado…

Franklin Delgado

En días pasados, para mi sorpresa, un medio periodístico, recordó que hace 70 años, el Dr. Arnulfo Arias Madrid, presentaba a la consideración de la Asamblea Nacional de ese entonces, el proyecto de reformas integrales a la Constitución.   Desde ese entonces nuestra carta magna ha sufrido un sin número de reformas, con altos grados de ideologías y fines disímiles, que van desde gobiernos liberales hasta necesidades muy propias de dictaduras de centro izquierda, aunque ahora nadie quiere etiquetarse por temor a perder votos en los próximos comicios. 

Ahora bien, considerando que la Constitución es el punto de partida de las relaciones entre gobierno y gobernados, así como la contención de todos los derechos y deberes de los ciudadanos, debemos sopesar que la misma ha sido reformada más de 8 veces.   Podría ser esta la causa de muchos de los errores y horrores cometidos tanto por particulares como por servidores públicos.    Y es que, tenemos un texto constitucional con espíritus diferentes, dependiendo qué parte se esté leyendo.    Estamos hablando de semejante complicación; guardando proporciones, imagínense que estuviéramos ante un contrato de alquiler con 8 adendas diferentes, en el cual empezamos alquilando una simple casita, pero ahora es una galera con opción a compra venta y una hipoteca para la terraza. Definitivamente sería un desorden total y ni hablar del espíritu del contrato.

Algunos miran con cautela una nueva Constitución, por el camino democrático que deberá tomar la misma, al escoger a los redactores de la misma, los cuales deberán ser la representación de todos los ciudadanos, en donde podrán ser electos algunas personas con ideologías contrarias al capitalismo de nuestra historia republicana. Sin embargo, este temor que conlleva a la omisión en estos cambios, sólo otorga más fuerza a estas tendencias, que luego hacen uso de los procesos democráticos para tomarse el poder y perpetuarse en él, que a mi criterio sería aún peor.

Considero entonces que, si queremos un país de primer mundo, debemos comenzar por lo esencial, una nueva Constitución que responda a todas las necesidades políticas económicas, sociales, ambientales y culturales de nuestra patria.   Un país que genere riqueza para todos sus ciudadanos, en donde exista una verdadera justicia y los poderes del Estado sean verdaderos contrapesos para evitar gobiernos tiranos.

<> Este artículo se publicó el 22  de octubre de 2010  en el diario El Panamá América, a quienes damos,  lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.
Mas artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/delgado-franklin/