La teoría de la justicia loca

La opinión del Abogado….

LUIS FUENTES MONTENEGRO

Los delitos no pueden ser investigados cometiendo otros delitos.   La persecución de la delincuencia es una tarea de todos los ciudadanos, pues los actos delictivos resquebrajan el funcionamiento armonioso de una sociedad, y una sociedad o un país no pueden estar a la merced de los delincuentes;   no es un planteamiento nuevo, es una conclusión lógica a la que ya han arribado variedad de personas decentes en épocas múltiples y en regiones parecidas o antagónicas.

Cuando se investiga un delito o un supuesto de delito, cometiendo delitos, significa que la estructura de la justicia anda por mal camino, así de simple sirve para que en su nombre se cometan fechorías y abusos, muchos de los cuales se cometen indiscriminadamente por los mismos que tienen el deber de impartir justicia.

La ilicitud no puede ni debe ser confrontada con ilegalidad, sino en el pleno marco del estado de derecho, pero cuando hay funcionarios encargados de investigar delitos, y olvidan este principio, se creen estúpidamente pueden hacer y deshacer a sus anchas, se consideran dioses que tienen la potestad de decidir quién es delincuente y quien no, con capricho se investiga y con capricho se condenan, y es que el ejercicio del cargo que les da cierto poder en nombre de la ley y del Estado, lo hacen con abuso, con deshumanización absoluta, y con un rechazo y pisoteo rampante de lo que es y debe ser legítimamente el derecho y su justa aplicación.

Los delitos son males que aquejan a cualquiera o a todos, pero no puede hacerse ver que se investigan delitos para pasar facturas, perpetrar venganzas, presionar o chantajear, eso es todo lo contrario de lo que es la justicia.   Pero esos comportamientos se dan a tutiplén y, quien lo hace hasta llega a vanagloriarse de que lo está haciendo.

Siempre ha existido una injerencia de la política en el manejo de la justicia y en muchos casos donde se investigan delitos, la política está por detrás o por debajo; pero cuando son los propios funcionarios de la estructura de justicia quienes quieren congraciarse con los políticos del gobierno coyuntural y,   se arrastran a sus pies, haciendo cualquiera estupidez, e inventan delitos,   amañan expedientes,   les vale un pito los derechos humanos,   entonces el país corre peligro y   la democracia está en crisis y la tratan de sepultar. ¡Ojo!

<> Este artículo se reprodujo de la publicación del 19 de octubre de 2010 en el diario El Siglo,  a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el credito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/fuentes-montenegro-luis/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: