El negocio de la salud

La opinión del Periodista – Analista Internacional….

Jairo Henri Pertuz Suarez

Uno de los hábitos más valiosos para el ser humano lo constituye la lectura. 

Desde pequeño sentí inclinación por la lectura, la música y el canto, la oratoria y el periodismo. Me animaba, desde esos días, entrevistar, escribir. Eran tiempos en que se respiraba cultura universal.   Hasta me atreví, a los 14 años, a ser reportero.

Se disfrutaban y compartían conocimientos, experiencias, ambiciones de superación como seres humanos y se analizaba no ser simplemente objetos de la tecnocracia, o valor agregado en la producción de bienes y servicios. Hoy en algunos países se impone convertir a los jóvenes en objetos, sin capacidad para pensar y sin posibilidades de espacios para la sana distracción y disfrute de la vida.

Desde esos días me inquietaba saber porque moría tanta gente si habían médicos y medicinas desde nuestros ancestros. Culturas aborígenes como los Mayas, los Aymaras y los Incas que hasta trataron de operar el cerebro humano.

En estos días recibí un ejemplar de la publicación de los Testigos de Jehová llamada “Despertad” de Octubre de 2010. Es una pequeña revista, no un broocksure, muy valiosa por la calidad de su material.

Su portada muestra la pregunta ¿En quién se puede confiar?   El artículo detalla algunas de las anomalías que dan, en parte, como resultado, el negocio multimillonario de que somos víctimas los seres humanos por parte de un grupo “personas” cuya voracidad de enriquecimiento no parece tener limites.

Denuncia la revista que “se sospecha que estudiantes alemanes han pagado miles de euros a profesores para obtener el título de Doctor”. “Un eminente anestesista, durante más de 10 años, había falsificado los resultados que había publicado en prestigiosas revistas”. La revista reproduce un artículo publicado por The New York Times, con autoría del doctor Jerome Kassirer- ex redactor de la famosa revista The New England Journal of Medicine, que explica: “Cuando los investigadores se sienten en deuda con las compañías (farmacéuticas) porque reciben de estas gran parte de sus ingresos, tienen una tendencia increíblemente alta a favorecerlas con los resultados de sus estudios”,

La codicia ha invadido a los seres humanos que acaban con sus semejantes con diferentes formas de explotación y engaños. Esto incluye la salud, los medicamentos y equipos.   Tal vez ya exista la prevención o cura del cáncer u otras enfermedades, pero, el negocio estaría en mantener enfermos. Si a esto le agregamos instituciones politizadas y Ministerios con funcionarios indolentes, ¿Cómo lograr soluciones para la salud y la vida? Al fin, para muchos mercaderes y funcionarios perversos, los seres humanos somos, solamente, un producto desechable.-

*
<> Este artículo se publicó el 19  de octubre de 2010  en el diario El Panamá América, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/pertuz-s-jairo-henri/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: