Paranoico

*

La opinión del Escritor…

Guillermo Sánchez Borbón

No recuerdo ya quién puso en mis manos La ciudad y los perros, la primera novela de Vargas Llosa que leí. Me deslumbró. Creo –no estoy seguro– que también fue la primera, o una de las primeras, que dio a la estampa. Era una obra maestra en todo el sentido de la palabra. No era una novela precoz, que anuncia al gran escritor que llegaría a ser con el paso del tiempo. Era una obra acabada, perfecta. Conforme avanzaba en edad y en pericia, se acentuaban estas características que en su hora nos deslumbraron a todos sus lectores.

La Fiesta del Chivo es una de sus novelas más acabadas, y también más complejas, más sabias, más laberínticas en suma. Y tuvo el cuidado de ser lo más fiel posible a los hechos históricos en que se basó su gran obra. Una de las cosas más cómicas, y a un tiempo más trágicas, son los goteos que acompañan las efusiones amorosas del tirano.

Muchos años antes, Vargas Llosa escribió una de las mejores novelas que he leído en mi vida. Es una pieza autobiográfica por la que desfilan todos los espectros de sus mocedades (incluyendo los políticos). Es una obra de despedida de todos los fantasmas e ilusiones de su juventud, aderezados de la intolerancia e intransigencia que solo puede sentirse en los primeros años de nuestra juventud. Para mi gusto, es una de sus mejores obras.

Una de sus noveladas más acabadas es Conversación en la Catedral, también de una gran riqueza y complejidad, cualidades que siempre he admirado en el gran escritor. Confieso que varias veces me perdía en su laberinto, y que tenía que hacer extenuantes esfuerzos para retomar el hilo. Y que cuando lo lograba, tenía que luchar ferozmente para no darme unas palmaditas auto congratulatorias en la espalda, que es lo peor que le puede ocurrir a un buen lector.

Desde que leí su primera novela supe que estaba destinado a grandes cosas. Me alegra comprobar que no me equivoqué, que por primera vez en mi vida tuve razón (aunque me quedé corto). Tan seguro estaba de no haberme equivocado, que todos los años jugaba a una especie de solitario. Este año le darán el premio Nobel de Literatura, pero pasaron tantos años sobre su vida y la mía, que pensé que nunca se lo darían. Me alegra infinitamente haberme equivocado.

Como todas las construcciones humanas, el premio Nobel no está a buen resguardo de nuestras pasiones y tonterías, como lo prueban algunos de sus ganadores, escritores que son apenas un nombre que hoy no nos dice nada. Nadie es capaz de recordar sus nombres, generalmente escandinavos.   En cambio se lo han concedido a todos los grandes escritores, cuyos nombres y obras es imposible pasar por alto.   Con pocas excepciones, se les ha concedido a quienes realmente se lo merecen. Con una excepción: Tolstoi, el más grande de todos, fue pasado por manteca. Tal vez porque se pasó de grande. El hecho es que jamás se lo dieron a él. Este olvido –vacilo en decirlo– para mí es inexplicable. Tolstoi es, sin discusión, uno de los más grandes novelistas de todos los tiempos. Y lo sigue siendo.

Hay otras injusticias menos inocentes. La que se cometió con Borges, sin ir más lejos. Le cobraron una visita del gran escritor al Chile de Pinochet.  No creo que él supiera entonces, con exactitud, quién era, políticamente hablando, el tirano. Pero la virtuosa academia jamás le perdonó el desliz. En cambio, le perdonó todos los suyos a Neruda, tal vez por su Canto de Amor a Stalingrado, su elogio de Browder (meses antes de que lo purgaran). Y su increíble canto al sucesor de Stalin, unos meses antes de que lo devolvieran definitivamente al olvido sus sucesores.

<> Este artículo se publicó el 16  de octubre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Más del mismo autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/sanchez-borbon-guillermo/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: