Escenario de transformación

*

La opinión de….

Vilma Chiriboga

La Universidad de Panamá surgió en un momento coyuntural, en el que el desarrollo del país hacía evidente la necesidad de contar con un centro de estudios superiores, cualificado, que formara a los profesionales e intelectuales que la nación requería.

Históricamente la universidad ha representado el baluarte de luchas por la reivindicación de la soberanía y dignidad nacional, a la par de roturar el campo del saber para el enraizamiento de las diversas áreas de conocimientos y desarrollo tecnológico. En el devenir de la patria la universidad tuvo una función vital en la formación del recurso humano, diseñando estrategias para permitir el acceso de la educación superior a sectores sociales que hasta ese momento se veían privados de tal beneficio. Por esta razón, uno de los principales objetivos de nuestra primera casa de estudios es tener presencia en la comunidad no solo física, con las instalaciones de centros regionales, extensiones y programas anexos en distintos puntos del país, sino difundiendo el quehacer académico universitario.

Este accionar permite la concreción de una de las funciones esenciales de la educación superior: la extensión científica y cultural a través de proyectos, programas, acciones de colaboración y asistencia interinstitucionales con los sectores productivos y la comunidad en general. En la actualidad, la comunidad universitaria se aboca a la implementación de nuevos enfoques de evaluación, transformación curricular, presentación de propuestas, realización de foros, etc. con el objetivo de lograr su acreditación en el concierto de las universidades, y renovarse académica e institucionalmente para formar profesionales competitivos, acordes con las exigencias de un mundo globalizado.

Estos retos condicionan el nuevo escenario de la educación superior, exhortándola a buscar la calidad del aprendizaje para satisfacer las necesidades de los usuarios, y convertirlos en profesionales competitivos capaces de resolver problemas de forma crítica y científica.

En sus 75 años de aniversario, la universidad sigue con su tarea de extensión, enrumbando su camino a la investigación con la finalidad de generar conocimientos que contribuyan a elevar la calidad de vida de nuestros habitantes y cumplir con uno de los postulados que la originaron: ofrecer respuestas a las transformaciones que han definido sus nuevos roles en el quehacer social y político.

El rector Gustavo García de Paredes expresó: “Todos somos conscientes de que en la hora actual asistimos a un vertiginoso proceso que moderniza nuestras vidas. No obstante, en la Universidad de Panamá tal proceso nos obliga a una flexibilización institucional… de modo que la prioridad y los énfasis se fijen en los cambios y en los intereses institucionales más que en presuntos derechos individuales”. Estas ideas ponen de manifiesto que la aplicación de estrategias implementadas en está institución superior, tienen como objetivo el logro de los más altos estandartes de eficiencia y eficacia.

<> Este artículo se publicó el 15  de octubre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.
Mas de la autora:  https://panaletras.wordpress.com/category/chiriboga-vilma/
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: