Cuando lo mejor de nosotros no es suficiente

La opinión del Jurista,  Ex director de la Fuerza Pública,  Escritor  y Presidente de los diarios La Estrella de Panamá y Diario El Siglo…

EBRAHIM ASVAT

Desde hace unas semanas atrás la separación física de las gemelas Hannah Yinnet y Hannah Yannet entró a los espacios públicos para reflejar el avance de la capacidad médica panameña y los servicios quirúrgicos de la Caja de Seguro Social para realizar operaciones de alta complejidad y pericia.   En el camino, los resultados no fueron los esperados.   El cuerpo de una de las gemelas no pudo resistir los embates de la operación.

Hay que ser muy cuidadosos al llevar situaciones críticas a los espacios públicos, para que sean compartidos por la población en general.   El éxito se transforma en un éxito colectivo y el fracaso, igualmente, en un fracaso colectivo. La psiquis colectiva del país se ve afectada por estos sucesos y si bien los que resultan exitosos ayudan enormemente a levantar el espíritu nacional, los fracasos, al contrario, generan sentimientos de inferioridad, incompetencia, incapacidad o derrota.

 

Hace unos años atrás, en los Estados Unidos, una niña quedó atrapada en una tubería vertical.   El rescate se convirtió en tema nacional. Todos los medios produjeron noticias diarias sobre los esfuerzos por salvarle la vida.  Al final se logró el resultado.   La niña salió del tubo con su cuerpo lacerado.   El país entero festejó el éxito. Pocos meses después en un alud que se produjo en Colombia, otra niña quedó atrapada de los pies en el lodo.   Los medios cubrieron su suerte a nivel internacional.   El rescate no fue exitoso. Colombia no tenía la tecnología ni la capacidad técnica para salvar a la niña. El intento fracasó. La derrota la asumieron todos los colombianos como propia.

 

En Chile, hoy en día se mantiene a la población al filo de la noticia sobre la suerte de varios mineros atrapados bajo tierra. El rescate no está en manos de ingenieros y técnicos chilenos. Las respuestas la producen los ingenieros americanos Jeff Hart y Matt Staffel de la empresa Layne Christensen.   Hasta el momento, los esfuerzos han sido positivos y se espera un resultado exitoso.

 

En cada rescate, la psiquis colectiva interpreta el resultado de una manera u otra. En Colombia, la impresión fue traumática y reflejó la incapacidad colombiana para salvar a los suyos. En Chile, la impresión puede ser exitosa pero a la vez refleja la necesidad de otros países para que colaboren en el resultado exitoso. En el caso norteamericano, la percepción fue óptima. Los americanos se vanagloriaron de poder salvar a los suyos sin necesidad de acudir a la asistencia de otros.

*

<> Artículo reproducido del publicado el 14 de octubre de 2010  en el diario El Siglo,  a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/asvat-ebrahim/

La limpieza de nuestra ciudad es responsabilidad de todos

La nota informativa  del Escritor y Analista político…

Rafael  Montes  Gomez

Operativo de Limpieza de la ciudad

El operativo de limpieza inicia mañana y se espera que la ciudad en términos óptimos de limpieza este lista en 10 a 12 días. Faltan los 4 millones que prometió el ejecutivo y que se supone envío a la Asamblea para que sea tramitado un crédito extraordinario al Ministerio de Salud y posteriormente entregado al Municipio de Panamá.

 

Representante de El Chorrillo

En referencia a las acciones del representante de El Chorrillo, el Consejo Municipal no es el lugar para hacer denuncias de tipo penal. Además que la ley 106 de 1973 equipara las competencias y funciones del alcalde, representantes y juntas comunales. Si es obligación del alcalde recojer la basura, también lo es del representante de corregimiento. Si es su responsabilidad la limpieza de la ciudad también lo es de la Junta Comunal. En función de ley, todos los representantes están colaborando en el trabajo de recolección de la basura.

 

En base a esa misma legislación no cabe una denuncia penal contra Bosco, pues el alcalde jamás ha dejado de recojer la basura, mientras que es un hecho público y notorio, ante la faz del país, que los únicos que se han negado rotundamente a recoger la basura son los representantes de Tocumen y El Chorrillo (por cierto los dos corregimientos con mayor acumulación de basura).

 

<> Esta nota se publicó el  19 de octubre de 2010 a las 21:58 en Facebook por el autor  a quien damos todo el crédito que le corresponde.
Más temas del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/montes-gomez-rafael/

Peligra libertad de expresión

La opinión del Economista, Educador,  Escritor, Humanista y Comentarista Radial

VICTORIANO RODRÍGUEZ

El 15 de octubre de 2005, en esta columna, publicamos: ‘Peligra libertad ciudadana’, documento de lectura aún vigente. Expusimos que: ‘La anarquía avanza y peligra la libertad ciudadana, principalmente la libertad de expresión.

De Saúl Quintero, El Siglo , 12 de octubre de 2005, tituló: “Según informe de Defensoría del Pueblo, aumentan querellas contra periodistas”. En el escrito se hizo un análisis de la información recibida y se expuso que “…de diciembre de 2002 a marzo de 2005, 25 comunicadores fueron querellados penalmente”. Además, destacaba el artículo que “…existen 36 procesos activos y 31 inactivos” y que “…el 35% de las querellas han sido presentadas por funcionarios”.

Muchos utilizan mecanismos para callar a quienes informan a la comunidad. Si se querella para amedrentar pueden al final lograr su objetivo, pero sería interesante conocer la verdadera esencia y razón de los querellantes. Téngase presente que la corrupción avanza y, si desconocemos los hechos, el final es leche derramada, jamás podrá recogerse.

Hemos escrito sobre la necesidad de adecentar la administración pública y sancionar a quienes delinquen, pero la justicia sólo alcanza al hijo de Juana. Los verdaderos delincuentes se pasean por las calles como empresarios u omnipotentes políticos y muchos informes jamás culminan.

Con la opinión del Señor Bonissi y el fallo del Segundo Tribunal Superior de Justicia, que condena a dos periodistas (Sabrina Bacal y Justino González), se siembra un funesto precedente en la historia panameña que vulnera la incipiente democracia que juraron respetar.

Recuerden: algunos periodistas y comunicadores sociales festinaron la sanción a la ex procuradora, inclusive alguien se prestó al pago de la multa de la que aún se desconoce si el dinero pagado es bien habido o proviene de fuente dudosa.

Para nadie es un secreto que muchas veces se crean atmósferas negativas a quienes tienen la valentía de expresarse objetivamente. A esto se le denomina el ‘arma corruptiva silenciosa’ utilizada generalmente por delincuentes de cuello blanco.

Pareciera que la corrupción se está apoderando de la voluntad ciudadana.  Te sumas a la corrupción o te restan del puesto. Aceptas el nuevo código de antivalores o te haces acreedor a un viaje al mundo del que pocos sobreviven.  Iniciemos una colecta real a real para concienciar la población. Hoy son dos periodistas, mañana el 99% de la población.   ¡Dios te salve Panamá!

*

<> Este artículo se reprodujo del publicado el 14 de octubre de 2010 en el diario El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.
Más del autor: https://panaletras.wordpress.com/category/rodriguez-s-victoriano/

Salud para todos y con todo

La opinión del Doctor en Medicina…

Dr. César Quintero Sánchez 

La salud individual y colectiva es el resultado de múltiples factores que se entrecruzan en los denominados Campos de la Salud de la Escuela Canadiense, entre los que se destaca el Estilo de Vida; la Biología Humana, el Medio Ambiente y los Servicios de Salud, en este orden descendente en su importancia relativa.

No puedo negar que hay factores de riesgo en los que el individuo es el responsable directo y que promueven el desarrollo de enfermedades de carácter infeccioso, crónico, como producto de la convivencia social o alteraciones en la ecología.   Estos guardan relación con la dieta, el tabaco, el alcohol, el sedentarismo, el consumo de drogas, el número de hogares paralelos que tengas y el cambio de partido cada cinco años, por aquello del stress reiterado.

Por otro lado hay una responsabilidad insoslayable e indelegable por parte del Estado Panameño, para brindar servicios de salud integrales, con calidad y calidez a toda la población sin importar su capacidad económica.

Es menester recordar que por lo menos la tercera parte de la población todavía vive en condiciones de pobreza en nuestro país. Es decir, no tiene ni para comer, habitar una casa digna, vestirse, educarse o divertirse:   Para los que nacieron sabiendo que serán, les resulta antipático las acciones que realizan algunos gobiernos de turno, para mejorar la calidad de vida de los que nacen y mueren sin saber que han sido. Para esta casta de adinerados y clase baja y media que olvidó sus orígenes y razón de estar en este planeta azul, esta estrategia es catalogada como populista y paternalista.   Me da risa el silencio cómplice, cuando en USA les dieron 700 mil millones de dólares a las grandes empresas privadas por la catastrófica gestión capitalista que realizaron y que los llevó a la bancarrota.

Hace poco participé en un Congreso y tuve la oportunidad de escuchar a varios de los asesores internacionales invitados. Aproveché la ocasión para expresar mi preocupación de que si bien es cierto, al final de la década de los 80, la OMS define su estrategia de Atención Primaria como mecanismo para promover la equidad sanitaria en todos los países del orbe.   Estas pretendían mejorar la esperanza de vida, disminuir la mortalidad infantil y la de menores de cinco años, promover la vacunación, la atención del medio ambiente incluyendo el agua y desechos y por último universalizar la provisión de salud para toda la población, en cada uno de los 6 procesos de atención directa.   Sin embargo, 10 años después del año 2000, aún permanecen sin alcanzar las 6 Metas que se conocieron como SPT-2000.

Le expresaba que han sido los mismos organismos de responsabilidad regional y mundial los que con la cacareada propuesta de Reforma Sectorial, quienes a través de la privatización de los servicios públicos y en especial la del sistema sanitario han alejado a nuestras comunidades de los Programas y Proyectos relacionados con los niveles de prevención primordial, primaria, secundaria y terciaria. Estas recetas neoliberales han sido como querer redistribuir la riqueza nacional, bajándole los impuestos a las grandes empresas y por otro lado aumentando la canasta básica a todos los ciudadanos y los costos de la telefonía, electricidad, agua y el ITBM.

Las acciones deben estar en concordancia con las metas expresadas.    De lo contrario es tan solo demagogia coyuntural repetida cada cinco años.

*

<> Artículo publicado el 14  de octubre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.
Mas del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/quintero-sanchez-cesar/

Pobreza y políticas de Estado

La opinión de…

Marcos A. Pareja

¿Qué es la pobreza? La pobreza es un mal que nos priva de una sociedad más justa, más participativa. Colocando ciudadanos en el ostracismo social sin los recursos mínimos para la subsistencia. En números, el 20% más rico de la población panameña concentró el 57.7% de ingresos, mientras que al 40% pobre apenas le correspondió el 9.2%. Un 34% en pobreza extrema (2004).

El pueblo no conoce de izquierdas ni de derechas, pero sí de hambre. Es por eso que esta no puede ser atacada con banderías políticas, sino con legítimas políticas de Estado que busquen el bien común: Subsidios, Red de Oportunidades, “100 a los 70”. etc… Dado que tenemos el deber moral y religioso de copiar lo bueno y desechar lo malo, venga de donde venga, para ayudar al más necesitado. Hagamos de la política “el arte de lo posible”. Como dijera Omar Torrijos: “ni con la derecha ni con la izquierda sino con Panamá”, pues la falta de oportunidades y la inequidad social son virus que corroen a las sociedades desde dentro.

Por lo tanto, no podemos seguir creciendo de la forma en que venimos haciéndolo, con una población marginal que a duras penas puede sobrevivir (el Panamá de tercera) y otros sectores viviendo en franca opulencia como país de primer mundo (el Panamá de primera).

¿Crecimiento económico? ¿De qué? ¿Para qué? o ¿Para quién?

Recordemos todos los imperios que han sucumbido o han sido transformados por este tipo de injusticias: En Roma la revolución de esclavos, Espartaco, en el año 73 a.C; en Francia la revolución burguesa en 1789; en Rusia la revolución bolchevique en 1917; en Cuba la revolución castrista en 1959; en Panamá el proceso revolucionario en 1968, y en Venezuela la revolución bolivariana.

“En las adversidades es cosa fácil despreciar la vida”, Séneca. Esto lo vemos en tres rúbricas: pobreza y violencia, educación y pobreza, y apertura de oportunidades. En la primera, si bien es cierto que se puede ser honesto a pesar de ser pobres, no menos cierto es que los grupos delincuenciales y las pandillas crecen en los sectores de extrema pobreza. En la segunda, vemos cierta inferencia entre el nivel educativo alcanzado y el nivel de ingresos salarial. Por último, esta inferencia anterior tiene ciertos límites y excepciones, pues existen varias profesiones, inclusive a nivel universitario, en las cuales el trabajo es infravalorado a la hora de pagar sus honorarios o, simplemente, se contrata a personas no calificadas, sin idoneidad (por amiguismo o politiquería), o para no pagar el salario justo por sus conocimientos.

Para promover la salud del Estado y la cosa pública es necesario tomar como norte la justicia social. “Una sociedad donde no haya opresores ni oprimidos”, como dijera el profesor Moisés Chong (q.e.p.d.).

<> Artículo publicado el 14  de octubre de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

La noche negra del 11 de octubre

*

La opinión del Comunicador Social…

Modesto Rangel

La historia marca los verdaderos hechos que conllevan sus acciones y sus prtotagonistas, mas olvidar los hechos del 11 de octubre de 1968 es como volver a recordar las acciones sediciosas de los militares que cambiaron la sociedad panameña. Es evidente que no podemos olvidar los sucesos del viernes 11 de octubre de 1968, cuando los militares Boris Martínez, Pinilla y Urrutia enfocaron sus acciones en determinar cuáles serían los designios que cambiarían a Panamá.

La marca en la historia nunca se olvidará, ese día el expresidente Arnulfo Arias era dado de baja en un golpe de Estado que más tarde trastornaría las cimientes cronológicas de la verdadera historia de Panamá, en la que los libros de historia señalan el verdadero nacimiento de la dictadura militar, que afectó la democracia en nuestro país,

Aquella noche que, como todas, no fue eterna en el planeta, sí marcó a muchos física y psicológicamente, porque la fuerza de las bayonetas, alimentadas por la soberbia, la persecución despiadada y el temor a las almas de civiles con profunda vocación democrática, empezaron a empujar hacia las cárceles panameñas a dirigentes políticos, gremiales y a opositores, en términos generales, en aras de silenciar las voces que pudieran repudiar el golpe a la democracia.

Entre los opositores que desvirtuaron la estancia de los militares en el poder estaban: la desaparición y muerte del padre Jesús Héctor Gallego, de Rubén Oscar Miró, Floyd Briton, Dorita Moreno, Palacios Salinas, Julio Samudio, Rita Wald, Jorge Falconet, Marlene Mendizábal, Guzmán Baúles, Heliodoro Portugal, el padre Van Klieff, Hugo Spadafora, Moisés Giroldi.   La exhibición de un nepotismo sin precedentes en la historia política de la nación panameña y el enriquecimiento ilícito de ladrones de cuello blanco, que en cualquier otro país estarían en la cárcel y no disfrutando de bienes mal habidos.

Como corolario de la tiranía en el poder, los panameños tuvimos que soportar la enfermiza dictadura del más sanguinario, cínico y ladrón de los comandantes, al general Manuel Antonio Noriega, a los oficiales corruptos que lo rodearon y a los civiles que se prestaron para degradarse a la más mínima expresión, desvirtuando su condición humana y el honor que debe distinguir a un ciudadano que aspira a servir a la nación con dignidad y con decoro.

Recordemos que la historia no podemos olvidarla, quienes nos contarían de ese viernes, ya no están, pero lo esencial es que no olvidemos que la nación debe vivir un campo iluminado en democracia y no en antagonismo populista que solamente enfocan ideales en aparentar que están de acuerdo con ayudar y que lo único es causar daños como lo hicieron por 21 años de régimen autoritario militarista.

<> Artículo publicado el 14  de octubre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Del capitalismo popular

*

La opinión de…

 

Miguel A. Boloboski Ferreira

La sabiduría consiste en saber cuál es el siguiente paso; la virtud, en llevarlo a cabo (David Starr Jordan). Si bien la aprobación en tercer debate de la ley que crea la Autoridad de Aseo constituye el primer paso serio en la búsqueda de una solución ingeniosa, sensata e inteligente al embarazoso problema de la basura, hace falta algo más para que alcance el grado de sabiduría.

Estadísticamente en los países con mayor desarrollo económico, el promedio de basura que cada individuo arroja por día, es de más o menos dos kilos (en aumento). Esto significa que la basura ciudadana generada en Panamá es de aproximadamente 3.3 millones de toneladas por año, sin incluir los desechos de las fábricas, hospitales, etc.

El ministro de Turismo, don Salo Shamah declaró que “el tema de la basura debe ser un asunto de Estado”; y como tal digo yo, debiéramos resolverlo. ¿Cuál es entonces el siguiente paso?

Previo a determinar cuál es el “siguiente paso” consideremos que sabiduría –palabra clave– es la cualidad que se desarrolla con la implementación del intelecto y la experiencia acumulada, obteniendo así conclusiones que permiten una mejor comprensión de las cosas; capacitándonos para reflexionar y discernir; vale decir, una forma especialmente bien desarrollada del sentido común, o alternativamente para quienes se inclinan por la rigurosidad, el uso del método científico o camino hacia el conocimiento.

Dado lo desastroso de nuestra experiencia en el manejo de la basura (acumulada por décadas), el intelecto ciudadano debiera concluir luego de una profunda reflexión y discernimiento entre lo bueno y lo malo, que el siguiente paso no debe ser otro que la privatización parcial. Una empresa mixta constituiría una sabia decisión, que el sentido común y el método científico pueden corroborar.

Para Aristóteles el conocimiento científico participa de la sabiduría, pues “llamamos sabio a aquel que puede dar razón de las causas de todo lo investigado”. Los panameños podemos dar fe y razón de las causas por las cuales los gobiernos, todos, han sido más que incapaces con el manejo y administración de la basura. Por consiguiente los panameños somos sabios.

Convertir el tema de la basura en un asunto de Estado requiere que la ciudadanía se involucre. Esto se logra motivándola; y qué mejor motivación que haciéndolos socios de una gran empresa que cotice en la bolsa de valores. En septiembre de 2007, la Empresa Colombiana de Petróleos inició un interesante proceso de privatización popular parcial, en donde el Estado cuenta hoy con el 89.9% de las acciones, y el restante 10.1% está repartido en más de 480 mil accionistas.

El hombre nada puede aprender sino en virtud de lo que sabe (Aristóteles). Seamos virtuosos y llevemos adelante el siguiente paso.

<> Artículo publicado el 14  de octubre de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

El cambio climático y la seguridad alimentaria

La opinión del Ingeniero…

Eduardo A. Esquivel R.

Hace pocos días apareció en un diario local una foto tomada el día anterior, en una calle de la capital, que mostraba un hermoso árbol de guayacán en plena floración. Lo raro de este hecho es que en septiembre no florecen los guayacanes.   Muchos no saben que esto se debe al llamado “cambio climático” cuyos efectos ya se están viendo en todo el mundo.   En Panamá ya se ha reportado la alteración de la fonología (Floración/Fructificación) de muchas especies de plantas, incluyendo el Guayacán, Teca, Roble y otros.

 

Al parecer, en Panamá existe algo llamado CONACCP (Comité Nacional para el Cambio Climático de Panamá) cuya utilidad y funciones son bastante discutibles, ya que no están haciendo nada realmente útil para enfrentar el Cambio Climático. Aparte de reuniones bizantinas, una ingenua encuesta y seminarios aun más ingenuos, como aquel para que los hoteles costeros “se preparen” para enfrentar la subida del nivel de las aguas del mar.   Es posible que las poblaciones costeras en general sean más importantes que los hoteles y turistas.   Supongo que ya se ha hecho un modelo de simulación computarizada de las áreas que se van a anegar en la Ciudad de Panamá, con una subida de 1, 2, 3 ó más metros del nivel del mar.   Y ya se tienen preparados los planes de evacuación de los pobladores de estas áreas.

En lo que respecta a la seguridad alimentaría, el cambio climático acarrea una verdadera crisis. Investigaciones hechas en otros países en granos como arroz y maíz, indican una pérdida de la producción de entre 10 y 15% por cada grado de temperatura que se incremente sobre la media normal. Y las predicciones más optimistas dan un aumento entre 3 y 4 grados C. para este siglo. Esto sin contar con la alteración de las temporadas lluviosas y secas.

El calentamiento global afecta todas las plantas que producen alimentos. Afecta la producción de flores y su calidad, el número, forma y composición de los granos de polen, la viabilidad del polen y los óvulos, la producción de granos y frutos, el crecimiento de la planta y su biomasa, y el propio genoma.

El cambio climático no se puede enfrentar con “comités” o soluciones administrativas ni burocráticas. Aunque es técnicamente un problema “ambiental”, las autoridades o científicos ambientales nada pueden hacer al respecto, ya que es inevitable.   La única salida es adaptarse al cambio climático, y esto solo se puede hacer a través de la investigación y desarrollo de tecnologías adecuadas.   Panamá se encuentra actualmente en un nivel Cero en este aspecto, En el aspecto de la producción de alimentos, (MIDA-IDIAP), no existen investigaciones orientadas al desarrollo de materiales genéticos de granos, hortalizas y frutas que puedan producir en condiciones de temperaturas más altas que lo normal, o en condiciones de alto CO2 en la atmósfera. La hambruna y caos que le espera a Panamá será catastrófica si se sigue por este camino.

<> Artículo publicado el 14  de octubre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Más del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/esquivel-r-eduardo-a/

Ética y responsabilidad social en el periodismo

La opinión del Periodista y Docente Universitario…
 

GARRITT GENETEAU

En estos momentos donde se está debatiendo sobre la necesidad o no de ‘penalizar’ a los periodistas que cumplen la sagrada misión de informar, lógicamente con la veracidad necesaria ya que la objetividad no existe en los códigos de trabajos los periodistas, se hace necesario expresar algunas reflexiones al respecto.

La responsabilidad social del manejo de las informaciones es de los periodistas y los dueños de medios. Pero considero que más que hablar de ‘despenalización’ los periodistas tienen que ejercer profesionalmente con un código de ética, es la norma y conducta en que un periodista debe aceptar para no caer en la calumnia e injuria. Desde el momento que el periodista pierde este norte se acaba como profesional.

No quiero ser duro, más bien categórico, en el sentido de que si tengo que escoger entre la ‘penalización y despenalización’ prefiero aceptar ‘el código de ética’ como patrón de trabajo. No quiero facilitar una clase de ética porque no es la idea de esta columna, pero pienso que lo fundamental en la labor periodística es la ética. Es lamentable que en la mayoría de los medios del país no exista un código de ética.

Los periodistas, como parte activa y agentes sociales, tienen que enfrentar en su conjunto rescatar de su acción negativa las esencias y valores fundamentales de nuestra profesión.

Así como el periodismo y la literatura, según la historia o apuntamientos de notables periodistas y escritores, tienen vínculos inseparables, igualmente debe ocurrir en la praxis entre el periodista y la ética. Con este criterio es importante entender que el periodista debe evitar la manipulación o la tergiversación de la noticia y, no sacar provecho de ella de ninguna manera.

En definitiva, el periodista debe encaminar su senda profesional en defensa del decálogo de la moralidad, tomando siempre en cuenta que este oficio es sagrado y está regido por una férrea moralidad pública.

La profesión de periodista es la más peligrosa del mundo, según estudios realizados por psicólogos, sociólogos, humanistas y analistas de los derechos humanos. Estamos claro que hay que defender la libertad de los pueblos democráticos, pero con responsabilidad.,

Y como dijo el conductor de ideas de América, José Martí: ‘La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía’
*

<> Artículo publicado el 13 de octubre de 2010 en el diario  El Siglo, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el credito que les corresponde.
Más del autor: https://panaletras.wordpress.com/category/geneteau-garritt/

Rectifique señor Presidente

La opinión de…

Marcos A. Mora

Señor Presidente su elección al más alto cargo de nuestra República se escenificó de una manera inobjetable y arrolladora, sin embargo, hay que aclarar que ello no significa de manera alguna que el pueblo panameño le haya endosado un cheque en blanco para hacer y deshacer.

Ha transcurrido poco más de un año y atrás quedó el grito de guerra inicial de “se acabó el relajo” con el cual supuestamente, mazo en mano, pretendía perseguir a aquellos “empresarios” que estaban abusando de la cosa pública. Independientemente de la legalidad de tales acciones, las mismas calaron positivamente en la mayoría de los ciudadanos.

Agotado el primer año de gobierno, su energía y la de su equipo muestran signos de flaqueza y descoordinación, porque no hay resultados en los frentes abiertos y se empiezan a notar visos de nepotismo, amiguismo y contrataciones directas –tan criticados en campaña– que, en caso de no corregirse, provocarán olores a podredumbre en su administración, como el de la basura que hoy cubre las ciudades de Panamá y San Miguelito

Se han hecho una serie de nombramientos cuyos mayores méritos son la relación de familiaridad y amistad con los altos funcionarios. Los altos cargos públicos han sido reservados para miembros de su clase social –generalmente, inexperta en el manejo de la cosa pública–, quienes han dejado atrás altos salarios, honorarios y gastos de representación que, de igualarse en el sector público, drenarían las finanzas públicas.

No me explico quién que gané más de 20 mil dólares mensuales ocuparía un cargo público con un salario menor. Estos casos solo se reservarían para descendientes de la madre Teresa de Calcuta.

La Caja de Seguro Social, con los déficits que acarrea, se ha rodeado de una estructura gerencial de muy alto costo, cuando en el medio y dentro de la propia institución hay expertos en seguridad social y en el sector público que podrían realizar estas actividades por menores erogaciones y con más efectividad.

Me llama la atención que en su administración se han creado y están por crearse una serie de “autoridades” que no tienen otra justificación que reservar un alto salario para un gamonal o para pagar favores políticos a muy alto costo para un país –léase bien– ¡pobre!

Debe hacer más énfasis en crear la “Autoridad del Ejemplo”. Usted, sus ministros y directores nacionales hablan de planes majestuosos y multimillonarios, pero sin un plan central integrado de Gobierno que enlace todos sus componentes.

Me asusta pensar en lo astronómico de la deuda externa e interna que se pudiese generar. Ahora resulta que todo es de urgencia notoria y debe ser por contratación directa.  Solamente ayer nos enteramos de la adquisición de seis helicópteros por 60 millones de dólares, suma que se hace más astronómica al agregar radares modernos. Nadie, por “seguridad nacional”, aclara el monto final de esta aventura.

Mientras, se destacan macroproyectos como el Metro, el Metro Bus, la extensión de la cinta costera, la autopista a Colón, la ampliación de la vía Divisa–Las Tablas, el “Internet para Todos”, el Plan Curundú, la Ciudad Hospitalaria y la Ciudad Carcelaria, casi todos a costos astronómicos. Mientras, las cámaras urbanas muestran a infinidad de campesinos que no pueden sacar sus productos a los mercados, a sus hijos que no pueden llegar con comodidad a las escuelas, por lo deteriorado de los caminos; así como a una cantidad de gente humilde que no recibe atención adecuada de salud, entre otros casos.

En otras palabras, señor Presidente, usted y su equipo parecen haber aterrizado en un país que no es Panamá, se comportan como si viviéramos en un país desarrollado, cuando no es así. Con los fondos públicos hay que actuar con mayor responsabilidad y prudencia que con los propios, porque le pertenecen a todos los panameños. Sugiero que la próxima e inmediata contratación directa sea para comprar las válvulas que requiere el Idaan, para solucionar la gravedad en materia de suministro, experimentada recientemente.

Esto sí es de “urgencia notoria y de seguridad nacional”, no las otras cositas que se le ocurren a los miembros de su equipo. Se debe investigar por qué estas válvulas presentan problemas, luego del amplio trabajo e inversión que se hizo en la planta potabilizadora Federico Guardia, y en la línea paralela. Tengo entendido que un componente importante de estos contratos era el reemplazo y suministro de válvulas importantes del sistema, así como el adecuado balance de presión.

Reitero a nuestros políticos, y a los ricos y poderosos, que hay que enderezar este país; en caso contrario serán otros, no tan bendecidos por Dios como ellos, los que dictarán en el futuro las pautas acerca de la distribución de las riquezas.

<> Artículo publicado el 14  de octubre de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Más artículos de este autor: https://panaletras.wordpress.com/category/mora-marcos-a/