Ética y Valores Debate: Ciencia y Religión II parte

*

-La opinión del Licenciado en Filosofía…

Marcos A. Pareja 

Francis Crick, se preguntaba ¿Dónde está el alma? Para este científico ganador del Premio Nobel, el alma no es más que el resultado de una simple reacción bioquímica con sede en las neuronas cerebrales (los mitos de la ciencia). Esta parece ser la opinión en nuestro país del respetado infectólogo, cientificista Xavier Saenz Llorenz; sin embargo, ante esta posición se revela la psicología transpersonal y otras técnicas de esta índole.La pregunta se podría plantear así: ¿el cerebro genera la conciencia? o ¿El cerebro transmite la conciencia? De la primera, parten todos los filósofos materialistas y los científicos. De la segunda, parten la psicología transpersonal, La Holística, Rosalind Heywood, Arthur Koestler y en la filosofía, Bergson con su concepción del cerebro como filtro de la conciencia. 

Posiciones Conciliatorias: Estas buscan mediar entre estas dos fuerzas: episteme y dogma.  Scientia y religio. Ejemplo: Santo Tomás de Aquino, Theilard de Chardin y Edwin Kerr, científico cristiano que trabajó en la N.A.S.A.

Utilización ideológica: También los descubrimientos científicos no están libres de manipulación, pues una teoría puede ser utilizada como justificación a un sistema político o una posición filosófica.

A. Oparín en su libro Origen de la Vida, comienza con un ataque al idealismo y al final del libro expone según él, la única filosofía que concuerda con su teoría científica; que según él, es el materialismo dialéctico “única filosofía acertada y científica”.   Porque “hoy día, cuando ha sido estudiada con todo detalle la organización interna de los seres vivos”. Es posible demostrar que “la vida no es más que una forma especial de existencia de la materia” y así destruir toda metafísica imperial reaccionaria.

Los religiosos que buscan que la ciencia debe seguir sus lineamientos se olvidan de que “la religión tiene básicamente una dimensión moral y escatológica; por ejemplo, sus documentos sagrados no fueron planteados como tratados acerca de la naturaleza” Guillermo Coronado, Ciencia y Religión (UCR).

El cientificismo por otro lado, cae en el error de “olvidar que el hombre posee no una sino varias formas de construir su concepción del mundo; ciertamente la ciencia es aquella que mejor puede ser controlada y que expresa… pero no es única ni excluyente” de las demás formas del saber.

En resumen ambas ofrecen beneficios sociales indudables, pero en ambas hay fanatismo y excesos.

<> Artículo publicado el 11  de octubre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: