Un trío clásico

 

La opinión del Abogado y Comentarista…

Guillermo Márquez B.

En nuestra sociedad hay un trío clásico de personas que con frecuenta protagonizan una escena a saber:   Dos de ellas conversan.   Se presenta un interruptor, audaz y maleducado, que sin respeto alguno por el que está hablándole al otro se dirige al que lo estaba escuchando.    Este, de tonto e ignorante, desatiende a su interlocutor para escuchar al intruso en vez de desarmarlo con una sonrisa diciéndole que con gusto lo atenderá cuando termine de hablar con la persona a quien él ha interrumpido. Y más tonto aún demuestra ser el que, interrumpido,  permanece dócilmente en espera de que el audaz interruptor y el tonto a quien él le hablaba y comenzó a escucharlo, entablen conversación mientras él permanece en silencio como si fuera un convidado de piedra.

Esta escena se ve a diario en todas partes y resulta desagradable presenciarla aunque no sea uno mismo quien sufra la impertinencia del indecoroso arrivista que bien merece que se le dé una lección de urbanidad.

<> Artículo publicado el 7  de octubre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: