Realidades y ciencia ficción

La opinión de…

Mirla Maldonado

En química, y aunque no sea idónea para argumentar en ese campo,   existe un concepto que adaptado de esta disciplina científica a otras áreas del conocimiento empírico permite comprender frente a un hecho dónde acaba la realidad y dónde comienza la ficción.   Se trata de los catalizadores de procesos, es una práctica de laboratorio que consiste en realizar un experimento en el que dos elementos de diferente composición química se mezclan y se obtiene otra sustancia diferente.

En ciencias sociales, estos catalizadores de procesos son individuos que en unos casos, por ejemplo, irrumpen con su característica personalidad y transforman el ámbito de relación, como puede ser la política, la economía, la sociedad, etc.   Hay ocasiones en que estos cambios pueden ser perturbadores y en otros, modificar situaciones sufrientes en campos gravitacionales de creciente felicidad.

Por ejemplo, desde que nos separamos de la Gran Colombia, el 3 de noviembre de 1903, aún no se conoce a quién le afectó más el divorcio, si a los colombianos o a lospanameños, cierto es que de esa fotosíntesis, además del folclore y su comida, heredamos el juega vivo.   El periodismo insurgente, en tanto, es un bálsamo contra el dique de contención de un mundo que se deshumaniza, y el mejor catalizador para evitar la catástrofe.

Salvatore Puledda, un químico italiano en su novela el Informe Tokarev, relata la búsqueda de una explicación científica a estos fenómenos psicosociales y para los que las distintas corrientes de pensamiento no tienen respuesta.   Será un misil mental o bomba inteligente que cambiará el rumbo del planeta y consiste en transformar la naturaleza en un invento o avatar, para que la anfetamina de los pueblos sea indisoluble.

A través de un experimento en una cámara de supresión sensorial –Puledda nos introduce en un mundo casi onírico, para destacar que hay síntomas de un cuadro amplio de locura colectiva.   Así acabé de comprender estas revelaciones en un cuento de ciencia ficción sobre El Retardado y la Mosca, ¿porqué gente con mentalidad de un insecto nos domina?,   solo basta que las opiniones vengan de alguien con más poder para que el jarabe recorra el torrente sanguíneo, sin comprobar la fecha de expedición y sus contraindicaciones  médicas.

Los procesos bioquímicos que se conciben en las relaciones humanas, influyen simultáneamente en la sociedad, de este modo el efecto dominó en la economía, la desintegración familiar en sociología y la interactividad en las redes sociales (internet), forman un híbrido de intercambio, de un mundo que nace y otro que se muere.   Una holografía de sirenas que reclaman su espacio (la paridad de las féminas),  es la mejor simbiosis de un cambio de civilización, en un proceso que redundará en la equidad de la distribución del poder.  En esos futuros experimentos recomiendo que usemos sensores del alma para aniquilar a la mosca, eso sería una buena acción.

<> Este artículo se publicó el 5 de octubre  de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,   lo mismo que a la autora,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: