Mujeres políticas … ¿ hacia dónde vamos?.

La opinión de la Médico Anestesióloga y Abogada…

NITZIA TORRES CISNEROS

En Panamá la población de las mujeres es un poco más de la mitad, alrededor de un 51%. Si algún día aparecen las cifras exactas del último Censo, podríamos ver que este porcentaje se mantiene aún. Entonces, no hay una razón justificable para que las normas legales vigentes se mantengan en 30% el porcentaje de participación de las mujeres en la contienda electoral, cuando en realidad debiera ser un 50% en todos los puestos de elección popular, desde representantes hasta Presidente de la República. ¿Cuál es el papel que desempeñamos ahora y desempeñaremos en el futuro la mujer política en Panamá? Muchas de nosotras hemos sido dirigentes en las comunidades: las que hacemos actividades en las comunidades, las que preparamos las comidas, el sancocho, las fiestas de cumpleaños y que hablar de las promotoras de los candidatos cuando llega el ‘período de la política’. Somos siempre las que caminamos, las que se nos gasta la suela de los zapatos, las que nos mojamos en la lluvia, y tomamos sol a tutiplén, y ¿quién nos valora nuestro trabajo?. Siempre se nos ve buscando los votantes para subirlos a los carros, como jurados de mesa, coordinadoras en las escuelas, etc, ¿eso es lo que queremos? Está bien servir, pero hay que participar también, pero sobre todo atreverse.

Dicen: ‘que detrás de un hombre hay una gran mujer’, pero en realidad hay una docena de mujeres’. Seguimos atrás, tras bastidores, impulsando candidaturas, de varones ingratos. Y cuando deseamos ser candidatas, nadie nos apoya. Hasta nuestras familias, hijos, esposos, nos recriminan. Esos mismos hombres que son diputados, representantes, alcaldes, que han llegado a sus puestos por el esfuerzo de cientos de mujeres; esos mismos hombres, aún hoy en pleno siglo XXI, según el borrador de reformas electorales, dicen que debemos quedarnos en ese 30% de participación y ¿qué dicen de esto los magistrados electorales, fiscales electorales, magistrados de la Corte?, casi ninguno habla, prefieren callar y el que calla otorga.

La participación de las mujeres políticas en la ‘política partidista y criolla’ no es fácil. Por un lado tenemos leyes que no nos favorecen, por otro las autoridades administrativas no nos ayudan, en la otra esquina tenemos a los dirigentes varones que nos atacan con ‘bochinches’ sin fundamento, y en la otra esquina está nuestra familia. Ahora… nos quedamos preparando el sancocho o participamos en la política. ¡Hasta cuando!

nitzianestesiapanama@hotmail.com

<> Artículo publicado el 2 de octubre de 2010  en el Diario El Siglo,  a quienes damos,  lo mismo que a la autora,  todo  el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: