¿Qué fue de Manfred Hannes Hoffman W. y otros?


La opinión del C.P.A…

ALEXIS SÁNCHEZ

Veinticinco años han transcurrido desde cuando se conoció la noticia de la desaparición y posterior decapitación de Hugo Spadafora.   En la escuela, cada vez que se hablaba de decapitación, nos enseñaban que Vasco Núñez de Balboa había sido el primer decapitado en Panamá.   Seguí en detalle los hechos que se fueron desencadenando a partir de ese momento, y siempre quedó en la opinión pública el misterio de la aparición en un canal de televisión y su posterior salida repentina de Panama de un ciudadano alemán residente en Costa Rica, llamado Manfred Hoffman, al igual que del momento en que se encontró el cadáver decapitado, y la cita de la palabra ‘Corozo’ en una entrega de la columna En Pocas Palabras del Diario La Prensa.

Esa mañana de la diligencia, llegué con GSB, el Lic. Rodrigo Sánchez (RS), y me dice: ‘Quédate con Guillermo y cuando termina, me llamas para recogerlos, ya que voy a la oficina’.   La oficina quedaba cerca.   No había sospecha de que sería arrestado.   Sí me llamó la atención que una vez que GSB comenzó la diligencia en el despacho de la fiscal Belfón se aparecieron camarógrafos y fotógrafos, miembros del G—2 de las Fuerzas de Defensas.   Posteriormente,   a este G—2 me tocó salvarle la vida.   Alrededor de las 12:30 p.m., cuando sale la fiscal Belfón, le informo que soy sobrino de GSB, y si podía hablar con él.   Me dijo que sí. Al preguntarle a GSB si quería comer algo, me dijo: ‘No, ya terminamos y solo falta que firme’.

Al salir y en el momento que entra la fiscal Belfón a su despacho, un miembro del G—2 dice en voz alta: ‘Comienza la operación’. Ante este hecho, le pregunto a la fiscal qué es lo que pasa y me informa, que ‘se ha ordenado su arresto’.   Me dirigí inmediatamente a la oficina y comenzó nuestra operación de llamar a La Prensa y a varios abogados.   GSB es sacado esposado y llevado por un teniente Soto a la Cárcel Modelo.   En horas de la tarde fue liberado y al día siguiente narra lo de su salvación por el famoso Barrabás, que lo salva en la rifa que hicieron los detenidos cuando es llevado a la celda.   El verdadero Barrabás era blanco. El Barrabás que ‘salvo’ a GSB era moreno. A los días GSB sale del país con rumbo a Venezuela.

Al llegar al aeropuerto, me apersono con GSB al counter de Venezolana de Aviación, mientras Rodrigo estacionaba el carro.   Estando en el counter, alguien toca a GSB en el hombro derecho, y al voltearnos, Barrabás estrecha la mano de Guillermo, y comenzaron los flashes de una cámara fotográfica.  Barrabás me saluda y se retira, reído con el fotógrafo. Me dice Guillermo:   ‘Este es el que me salvó en la celda’. Al llegar Rodrigo le explicamos lo sucedido. El Barrabás que salvó a GSB era un G—2.   Era un show que se había montado de intimidación en la celda.

Posteriormente GSB escribió un libro —tomito— sobre la Decapitación de Hugo.

Es necesario que los actores principales que en su momento tuvieron que ver en torno a Manfred Hoffman, entre los que recuerdo a Roberto Díaz Herrera y Domitilo Córdoba, quien apareció al lado de Hoffman en su intervención ante la televisión panameña, expliquen lo que saben de la llegada, presentación en televisión y la salida del misterioso Hoffman el 23 de setiembre de 1985 en un vuelo de Lacsa y quién es en verdad este personaje.   Así vamos atando cabos de las otras piezas que faltan, para conocer otras interioridades de la Decapitación de Hugo Spadafora.

<> Artículo publicado el 4 de octubre  de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos,  lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

*

La ley del menor esfuerzo

La opinión de…

Christi Escalante

Recientes noticias relacionadas con el tiempo que podría tomar la liquidación total de la empresa British American, producen en los afectados desconcierto, profunda tristeza y decepción. La fiscalización debe implementarse a todos los niveles, y la misma debe ser de carácter permanente y eficiente, la cual adoleció en este caso por parte de la Superintendencia de Seguros.

Simplemente, esa entidad quiso lavarse las manos al estilo de Poncio Pilato, presentando la solicitud de quiebra ante los tribunales. Pregunto ¿estaba Bristish American realmente en estado de insolvencia? ¿Era la declaratoria de la quiebra la única y última alternativa?

Si todas y cada una de las partes involucradas en la fiscalización de la actividad de seguros hubiesen desempeñado eficientemente su trabajo, la desgracia no hubiese ocurrido. Lo peor y decepcionante es que se aplicó la ley del menor esfuerzo, y no se agotaron todas las opciones posibles para el rescate de la “supuesta quiebra” de la empresa, por lo que muchos de los asegurados de British American están ahora afectados.   Y hoy, con poca vergüenza y cara dura, los garantes de dicha fiscalización de la actividad siguen percibiendo elevados salarios, sentaditos muy cómodos y refrigerados en sus oficinas.

No se debe jugar con la economía y bienestar de las personas, más cuando lo han logrado a base de mucho esfuerzo y trabajo y cuando las inversiones de algunos asegurados en esa empresa constituían posiblemente sus únicos ahorros.

Como todo lo que sucede en Panamá, este caso quedará en nada porque afecta al pueblo,   mientras que los responsables directos o indirectos por la ineficiente fiscalización y controles saldrán airosos.

Habrá que esperar dos o tres largos años para que este caso se resuelva, mientras tanto los honorarios legales del curador saldrán de los bienes que se recuperen, lo que no debería ser; este pago debería asumirlo la Superintendencia de Seguros, lo que ayudaría a lavar su mala imagen en este caso.

¿Es esto crecimiento, evolución y seguridad jurídica? No, creo que no, como otras muchas veces, se trató simplemente de la ley del menor esfuerzo.

<> Este artículo se publicó el 3  de octubre  de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,   lo mismo que a la autora,  todo el crédito que les corresponde.

La creatividad al poder

La opinión del Médico…

Juan Carlos Ansin

El Mayo Francés del 68 fue un suceso político kafkiano, aunque por lo insólito de su absurdidez, pudiera decirse que pertenece a la estirpe del pensamiento de Camus, Beckett, Artaud o Ionesco. Prometía un cambio de estructuras en la sociedad occidental, al mismo tiempo que criticaba al socialismo soviético, y por supuesto, al capitalismo consumista desarrollado a partir de la posguerra.   Nació de una simple crítica a un libro escrito por el entonces Ministro de Educación francés durante una conferencia sostenida en la Universidad de Nanterres. Un joven llamado Daniel le recriminó al Ministro que en su libro no dijera nada sobre la libertad sexual.   Eso bastó para ser expulsado y para que sus compañeros realizaran una huelga que se extendió más allá de las fronteras de Francia.   Se calcula que la huelga general fue acatada por nueve millones de franceses.   Terminó cuando el presidente de Gaulle adelantó las elecciones.

A pesar de sus promesas, la revuelta sólo quedó inmortalizada en unos cuantos lemas más o menos ingeniosos. De todos, uno al menos, parece haber tenido éxito: La imaginación al poder. Hoy no existe disciplina donde no se exija creatividad.   Si usted es presidente de algo, ya sea de una junta de condóminos, de una empresa o de una república, lo primero que le exige a sus subordinados es que sean creativos, especialmente, cuando se deben efectuar recortes de gastos, crear nuevos impuestos o hacer paquetes de leyes surtidas.

Es cierto que la creatividad descansa en la capacidad intelectual y en el poder de imaginación, pero su mayor cualidad es la de ser creíble. Para mí, los genios de la creatividad son los científicos y después los artistas.    Tratar de explicar el universo con una fórmula matemática, es tener demasiada imaginación y una gran dosis de credibilidad en la solución de hechos que todavía no han ocurrido, o que si hubiesen sucedido, estarían rodeados de incertidumbre.

El científico cree en el poder racional de la imaginación lógica, con la misma devoción que el religioso cree en el poder irracional de la fe. Aunque lo comparta sólo parcialmente, hay quien admite que toda la ciencia es un acto creativo permanente, progresa enmendando errores para acomodar la infinita probabilidad de eventos concurrentes y azarosos en una nueva versión inteligible que pueda hacernos entender la esencia de lo existente. Camus se bajó de ese Olimpo y admitió que tal poder creativo era absurdo y que el mundo también los es.

Aprendí durante los primeros años de ejercer el pensamiento autónomo, que la creatividad y la imaginación comparten los mismos límites que los sueños conque aspiramos a realizar nuestro futuro. Pero entre la creatividad y la realización existe un abismo insondable. Porque la realidad no suele ser como la imaginamos, aunque algunos terminemos viviendo en un mundo donde realidad e imaginación son una sola y misma cosa. La literatura es parte de ese mundo y cada cual es libre allí de hacerse uno a la medida.  Basta con el poder de la creatividad.

<> Artículo publicado el 3 de octubre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Comprar vino

*

La opinión de…

PEDRO MASOLIVER

El mundo del vino es complejo pero entendible, hay parte de ciencia pero hay mucho amor y cariño en cada botella, genera controversia pero a la vez paz para el que lo disfruta.Vinos buenos son todos aquellos que nos gustan, particularmente, a cada uno de nosotros. Por supuesto que hay especialistas o gurús que definen lo que son los vinos buenos, pero debe prevalecer nuestro propio gusto por encima de la opinión de los sabiondos.

Por eso es importante probar y probar y, si se puede, volver a probar al cabo de un tiempo, porque irremediablemente el mismo vino puede mejorar o empeorar o simplemente no parecernos igual. Cuando probamos un vino hemos de estar preparados, plenamente concentrados en lo que vamos a hacer, sin expectativas previas. Después, hay que valorarlo tanto por su precio como por su calidad y luego por lo demás.

Siempre he dicho y lo sostengo que no hay cosa más difícil que encontrar vinos razonablemente buenos o buenos por un precio inferior de compra a los 30 balboas. Por encima de ese precio tienen que ser irremediablemente buenos porque si no son una estafa. En esa lucha estamos la mayoría de los humanos buscando en ese rango de precio buenos caldos.

Como nosotros también están los entendidos porque el gran mercado del vino está en ese espacio de precios. Sin duda la capacidad económica individual influye en esta apreciación. pero hasta los más pudientes tienen que tomar un vino para comer a diario y aunque tengan, no van a tirar la casa por la ventana todos los días.

Lo interesante, ahora mismo, en nuestro patio, es la cantidad de productos vitivinícolas de esa categoría que uno puede encontrar en las estanterías de los supermercados y de tiendas especializadas. Hay de todas las partes del mundo y para todos los gustos, pero debemos reflexionar cómo y qué comprar. Jamás los vinos que estén de pie en las estanterías porque no van a estar bien conservados a no ser que tengan mucha rotación y se renueven muy a menudo.

Al comprar el vino tenemos que no pasearlo al sol en el carro por mucho tiempo, y al llegar a casa debe reposar al menos un día entero para que se vuelva a asentar. Si se dispone de cava uno debe colocarlo por 24 horas en ella para que recupere su temperatura adecuada, si no, el mejor lugar para guardar vino es debajo de la cama de la habitación para que no le dé la luz y esté en una temperatura constante todo el día.

 

Como comprar vino II

Si de blancos se trata, lo mejor para comprar es tratar de elegir vinos del año y teniendo en consideración donde estamos máximo del año anterior. No quiere decir que los que tienen añadas anteriores estén dañados, normalmente el vino blanco no pasa por barrica de roble, así que debe perder color y los aromas con que fue embotellado seguro que se perderían con el paso de más de dos años. El vino blanco ,salvo los añejados en barricas, está concebido como un vino fresco de aromas intensos y de muy poco envejecimiento, pensado para servirse refrigerado.

Los rosados, al igual que los blancos, se deben comprar siguiendo la máxima anterior. Los espumantes, champagnes y el cava , salvo contadas excepciones , debemos comprarlo con la misma premisa. La excepción serian las reservas y grandes reservas que no se elaboran anualmente solamente se elaboran cuando la cosecha lo permite y por sus características suelen poderse añejar mejor.

A la hora de comprar además de la añada y el color del vino que queremos escoger debemos fijarnos en la uva o las uvas que contienen si deseamos un sabor o bouquet determinado. En algunas etiquetas de vinos españoles no aparece la uva porque se supone que la gente debe saber que en determinadas denominaciones de origen hay exclusivas o predominantes por obligación. Así mismo pasa con los franceses y los italianos pero no con los de América y Australia donde salvo en contadas ocasiones la uva predominante o exclusiva bien siempre en la etiqueta o en la contra etiqueta. Viniendo de mi es difícil que lo admita pero debo admitir que es mas fácil para el que no conoce de vinos comprar vinos americanos o australianos que europeos, los vinos europeos obligan a tener un conocimiento bastante intenso de las uvas que predominan en cada región. Otra cosa importante es saber que uva se da bien en cada país o la que es autóctona porque esos vinos serán la mejor expresión del terruño en cada caso, aunque lamento confesar que hoy en día todo es posible.

Ya escogimos el color, la variedad de uva, lo único que nos falta es el país de origen y la denominación de origen y dentro de esta la clasificación en crianza reserva o gran reserva o joven o de autor o gran cru o vin de país u otras clasificaciones. A veces podemos seleccionar el enólogo que hizo el vino aunque normalmente las bodegas no especifican quien fue el creador porque en el fondo trabajan para la marca. En estos tiempos hay vinos cuyo éxito se debe a quien es el enólogo que los produce más que a la marca que los comercializa.

Continuara…..

<> Artículo publicado el 3  de octubre  de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos,  lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Los objetivos del milenio y el año 2015

Bitácora del Presidente.  La opinión del Jurista y Presidente de los diarios El Siglo y La Estrella de Panamá…
EBRAHIM ASVAT

Los países miembros de las Naciones Unidos acordaron en el año 2000 ocho objetivos de desarrollo del Milenio que se propusieron alcanzar para el año 2015. Los ocho objetivos están relacionados con la erradicación de la pobreza extrema y el hambre, la enseñanza primaria universal, la igualdad entre los géneros, la mortalidad infantil, la mejora en la salud materna, el combate al VIH, Sida, el paludismo, la malaria y el sustento del medio ambiente. Cada objetivo se divide en 18 metas cuantificables en 48 indicadores concretos.

 

El último informe para Panamá preparado por las Naciones Unidas sobre la ejecución de los objetivos del Milenio es de junio del 2009.   El informe recoge los avances en las metas y los indicadores hasta el año 2008.   De conformidad con las estimaciones de los especialistas en la materia, Panamá se encuentra bastante atrasada para alcanzar los objetivos del milenio. De conformidad con el gobierno de turno: ‘los objetivos del Desarrollo del Milenio no son negociables ni condicionados, están por encima de los intereses políticos y personales.’

 

Sin embargo, nadie se ha referido a las metas ni se habla de los indicadores concretos ya conocidos desde el tercer informe del 2009.   Nos estamos acostumbrando a publicitar los índices económicos y hacemos poca referencia sobre los índices sociales que constituyeron el tema central de discusión en la Asamblea de las Naciones Unidas.

 

Como país confrontamos serios problemas para cumplir con los objetivos. Por ejemplo reducir la mortandad infantil, para que en el año 2015 sea de 8.2 por cada mil nacidos vivos, exige rebajarla en más del 60% de las cifras del 2009. Igualmente, mejorar la salud materna requiere mejorar las cifras en un casi 80% para llegar a las cifras de 13.4 por cada 100 mil vivas.

 

Las políticas sociales no están reflejando satisfactoriamente cambios en los niveles económicos de los sectores más bajos del espectro poblacional. Una reciente encuesta de niveles de vida de 2008 demuestra que el 48.5% de la riqueza nacional la disfrutan el 20% de la población y el 20% más pobre recogen sólo el 5.1% de la riqueza nacional. Estas cifras a todas luces demuestran un desarrollo nacional fragmentado y distorsionado.

 

La pregunta es hasta cuando el país podrá tolerar estas marcadas brechas entre segmentos de la sociedad que comparten un mismo territorio y, sin embargo, recogen tamaños tan dispares de la riqueza nacional. Tenemos programas sociales y nadie mide su impacto.   Luego inventamos otros sin ningún criterio, fuera del electorero.

<> Artículo publicado el 5 de octubre de 2010 en el diario El Siglo, a quienes les damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

El Sofisma de la guerra a las Farc en Panamá (II)

La opinión del Periodista y Escritor…

José E. Mosquera

Más allá de las críticas que se le formulan en Panamá a la política de la lucha contra el narcotráfico del presidente Martinelli y el sofisma de la supuesta guerra a las Farc, en toda esta pelotera política que se armó por los enfoques sensacionalistas de ciertos diarios panameños, el problema de fondo son los efectos novicios que tiene el narcotráfico para la seguridad de Panamá y otros países centroamericanos, porque en la medida que Colombia combate los cultivos ilícitos en departamentos como el Chocó, territorio fronterizo con Panamá, el fenómeno de las plantaciones de coca se ha ido desplazando hacia el Darién panameño.
Lo que no saben algunos políticos, y en general la sociedad panameña, es que las estribaciones de la serranía de Darién y la cuenca del río Tuirá se están llenando de cultivos ilícitos. Un tema que en Panamá se debería debatir con urgencia para que no le pase lo mismo que ocurrió en Colombia cuando en la década del 70 y principio de los 80 del siglo pasado, ignoró lo que pasaba en la frontera con Perú, y resulta que estos cultivos se desplazaron a Colombia, aprendieron los colombianos y se volvió un monstruo con cobertura en todo el territorio colombiano.

 

Los panameños siguen pensando erróneamente que la selva de Darién es la mejor estrategia para mantenerse distante de los indeseables de Colombia y, por ende, se pretende ocultar el problema de los cultivos ilícitos, cuando esta peste es la que está motivando el desplazamiento de las disputas por los controles de las vacunas, corredores y las rutas para mover la droga entre las Farc y paramilitares colombianos, en territorio panameño.

Panamá Américadenunció en su momento la existencia de más de 200 pistas clandestinas en Darién, pero ningún dirigente político se ha pronunciado y, más aún cuando gran parte de la droga que va de Colombia hacia Estados Unidos tenga como paso el territorio panameño y la introducción de armas para la delincuencia colombiana tenga su epicentro en Panamá, explica en cierto modo la presencia de los actores armados colombianos en su territorio.

Mientras no se desarticulen las rutas y los enlaces que tienen los grupos armados para el tráfico de drogas y de armas, y el lavado de activos en Panamá, sus operaciones en la frontera van a causar traumatismos en los dos países.   Siempre y cuando no exista cooperación eficaz entre los dos países en la lucha para desarmar las redes que trabajan con estos grupos en la frontera, en la lavandería en Zona Libre de Colón y en el sector financiero, va a ser difícil menguar su influencia en Panamá y en otros países centroamericanos.

<> Artículo publicado el 2 de octubre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Teorías de manipulación mediática

La opinión de la Arquitecta y Ex Ministra de Estado…


MARIELA SAGEL

El famoso lingüista y filósofo Noam Chomsky, quien en el año 2005 fue considerado el intelectual más influyente del planeta, y es un abierto crítico al consumismo y al sistema imperialista de su país, Estados Unidos, elaboró recientemente una lista de las diez estrategias de manipulación mediática que resultan más efectivas. Esta lista ha circulado en Internet, pero vale la pena que las repasemos, para los que no lo hayan recibido.   Adelanto que cualquier parecido es mera coincidencia.

1.  La estrategia de la distracción: Para controlar a las masas, se desvía la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes.   ‘Mantener la atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real.    Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas’)’.   En julio ocurría el Mundial de Fútbol y aún así se alzó Bocas del Toro.    Después han sido otros elementos los que se toman la atención del público y lo alejan de la realidad que estamos viviendo, que inducen a olvidar que la canasta básica está impagable y que la libertad de expresión está en serio peligro en nuestro país.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado ‘problema—reacción—solución’.   Se crea un problema, una ‘situación’ prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: Dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad.   O también: Crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.   ¿No se ha creado toda clase de complots en contra del presidente y se han inventado conspiraciones para justificar traerse una cantidad de agentes israelíes y se han hecho cambios inusuales en los estamentos de seguridad?

3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos.   Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990:   Precariedad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez. En ésta gestión neoliberalismo se está conjugando con la dictadura de derecha y se impone. Y gradualmente se han ido tomando todos los estamentos de poder.

4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como ‘dolorosa y necesaria’, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura.   Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato.   Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente.   Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que ‘todo irá mejorar mañana’ y que el sacrificio exigido podrá ser evitado.   Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento, i.e. reformas económicas y el 7%.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discursos, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental.   Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante.   ‘Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad’. Ejemplo: Los cierres de las cuñas televisivas con un locutor que no tiene licencia.

Continuará…

<> Artículo publicado el 3  de octubre  de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos,  lo mismo que a la autora,   todo el crédito que les corresponde.