Del capitalismo popular

La opinión del Abogado, Administrador de Empresas y Docente Universitario …

Miguel A. Boloboski Ferreira

La sabiduría consiste en saber cuál es el siguiente paso; la virtud, en llevarlo a cabo (David Starr Jordan). Si bien la aprobación en tercer debate de la Ley que crea la Autoridad de Aseo constituye el primer paso serio en la búsqueda de una solución ingeniosa, sensata e inteligente al embarazoso problema de la basura; hace falta algo más para que alcance el grado de sabiduría.

Estadísticamente en los países con mayor desarrollo económico, el promedio de basura que cada individuo arroja por día, es de más o menos dos kilos; (en aumento). Esto significa que la basura ciudadana generada en Panamá es de aproximadamente 3.3 millones de toneladas por año, no incluyendo los desechos de fábricas, hospitales, etc.

El Ministro de Turismo Don Salo Shamah declaró que “el tema de la basura debe ser un asunto de Estado”; y como tal digo yo, debiéramos resolverlo. ¿Cuál es entonces el siguiente paso?

Previo a determinar cuál es el “siguiente paso” consideremos que Sabiduría, palabra clave, es la cualidad que se desarrolla con la implementación del intelecto y la experiencia acumulada, obteniendo así conclusiones que permiten una mejor comprensión de las cosas; capacitándonos para reflexionar y discernir; vale decir, una forma especialmente bien desarrollada del sentido común, o alternativamente para quienes se inclinan por la rigurosidad, el uso del método científico o camino hacia el conocimiento.

Dado lo desastroso de nuestra experiencia en el manejo de la basura (acumulada por décadas), el intelecto ciudadano debiera concluir luego de una profunda reflexión y discernimiento entre lo bueno y lo malo, que el siguiente paso no debe ser otro que la Privatización parcial. Una empresa mixta constituiría una sabia decisión, que el sentido común y el método científico efectivamente pueden corroborar.

Para Aristóteles el conocimiento científico participa de la sabiduría, pues “llamamos sabio a aquel que puede dar razón de las causas de todo lo investigado”. Los panameños podemos dar fe y razón de las causas por las cuales los gobiernos todos han sido más que incapaces con el manejo y administración de la basura. Por consiguiente los panameños somos sabios.

Convertir el tema de la basura en un asunto de Estado requiere que la ciudadanía se involucre. Esto se logra motivándola; y que mejor motivación que haciéndolos socios de una gran empresa que cotice en la bolsa de valores. En septiembre del 2007, la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol) inició un interesante proceso de privatización popular parcial, en dónde el Estado cuenta actualmente con el 89.9% de las acciones y el restante 10.1% está repartido en más de 480.000 accionistas.

El hombre nada puede aprender sino en virtud de lo que sabe (Aristóteles). Seamos virtuosos y llevemos adelante el siguiente paso.

<> Artículo publicado el 30 de septiembre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: