Repensar nuestros claustros académicos

La opinión de…

*

John A. Bennett Novey

El Hoy por Hoy del domingo 26 de septiembre nos llama a la reflexión sobre el grave problema de la educación de nuestros hijos, la que todos sabemos anda manga por hombro. El problema lo hemos plasmado al querer delegar en el Estado, en sus gobiernos y sus políticos, la delicada e indelegable labor de la educación. ¿Qué sabe el Estado, sus gobiernos y gobernantes de educación, más allá de su insaciable apetito por los votos y también por las monedas? ¿Qué más pruebas de ineptitud necesitamos?

Nos gusta hablar de los “hijos de la Patria”, pero antes de ser eso son hijos de la íntima relación hombre-mujer, la cual conforma la unidad fundamental de toda sociedad, la familia, esa que está herida de muerte. Geniales estudios han demostrado que los niños aprenden por sí solos, si tan sólo no les extinguimos la llama de la curiosidad; que es precisamente en lo que se especializan las cárceles que nos atrevemos llamar “escuelas”. Bueno, sí son escuelas, pero… ¿de qué?

El profesor Sugata Mitra nos advierte que nuestros hijos no son cántaros vacíos que debemos sentar en un cuarto lleno de contenido curricular, y lo demostró con un extraordinario y único experimento. Sugata no se limitó a emitir vagas exhortaciones sobre el problema de la perversión educativa que observaba; particularmente en los sitios más abandonados del mundo. Mitra alquiló un auto y manejó a través de la India rural para administrar una novedosa prueba a los jóvenes en áreas remotas, en donde la educación es la más pobre.

Sugata cortó un orificio en una pared e insertó una pantalla y teclado de computadora a la altura apropiada para niños, y se puso a ver qué pasaba. El resultado fue asombroso y quien desea verlo escriba “Sugata Mitra” en la web.   Lo cierto es que se vio que los niños lograron, en poco tiempo, aprender a usar las computadoras sin supervisión alguna, sólo armados de una inmensa curiosidad.   En escuelas locales en donde han llevado computadoras, son los niños quienes enseñan a los profesores a usarlas. ¿Qué hay detrás de todo eso?

Se trata de lo que Sugata denomina “educación mínima invasiva”, y sus hallazgos han sido presentados en seminarios de la Unesco, pero todo indica que la realidad tiene que rompernos la cabeza antes de poder penetrar.   Ya muchos están siendo influenciados por los experimentos de Mitra, incluyendo el diplomático Vikas Swarup, quien escribió la novela que luego llegó a las pantallas como Slumdog Millionaire.

Mitra merece ser escuchado, comenzando por sus investigaciones sobre la computación orbital molecular y el descubrimiento de la estructura de moléculas orgánicas que determinan sus funciones más que los átomos de su constitución. Esto y mucho más atestigua la idoneidad de Mitra para que le prestemos atención.

Si queremos romper el ciclo vicioso de la inseguridad y otros males que aumentan, mejor vayamos explorando por donde tradicionalmente no hemos explorado.

 

<> Este artículo se publicó el 29  de septiembre  de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,   lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Detener la estupidez

La opinión del Periodista…

Juan B. Gómez

En las últimas semanas, las autoridades del tranquilo pueblo de Boquete, quisieron reverdecer los laureles cuartelarios de la dictadura.   Y, abusando de los derechos de la familia MacIntyer- Tedman, entraron a su finca, sin ningún documento legal que los autorizara a realizar trabajos tan brutales y descabellados, que cualquier persona sensata rechazaría. Y la salvaje agresión personal que hicieron a la joven señora Carmencita Tedman, que se oponía a la estúpida intervención contra su finca.   Hechos como esos desacreditan a las autoridades de ese tranquilo distrito, y al mismo gobierno del señor Martinelli, que hasta estos momentos no ha dicho nada para corregir los abusos municipales, que le dan a su gobierno un carácter dictatorial que en nada lo favorece.

 

Unas semanas antes de que se produjeran las inundaciones que hicieron trizas parte del muro de contención (más de 10 millones de dólares),   pasaron por Boquete, Robert Vander Veert, doctor en Hidrología, y Jonathan Cohen, con 5 doctorados en Geología; y los dos coincidieron en que no debían canalizar la cuenca alta del río Caldera y sus afluentes; y advirtieron lo que ocurriría cuando vinieran las grandes corrientes y deslaves de esos ríos; que al contrario de lo que hicieron, debían haber protegido la cuenca alta del río Caldera y no permitir construcciones en las áreas aledañas a sus afluentes.

El Dr. Jonathan Cohen dijo: que le “asustaba la estupidez”   que habían hecho en el río al canalizarlo y los trabajos del muro de contención.    Que era “absurdo” pensar que ese muro iba a detener la fuerza natural de un río de montaña, y que, obviamente, esos trabajos habían sido realizados por “ingenieros sin competencia científica”..

En l970 publicó, el Dr. Laurence J. Peter y el escritor Raymond Hull,  “El Principio de Peter”, que parecía una edición nueva y aumentada de “Historia de la estupidez humana”, publicada varias décadas antes por el escritor Paul Tabori.

En “El Principio”, los escritores afirman que, con raras excepciones, “los hombres manejan chapuceramente sus asuntos.   Por todas partes veo incompetencia pujante, incompetencia triunfante”.   “He visto un puente de dos mil metros de longitud desplomarse y caer al mar porque, pese a repetidas revisiones y verificaciones, alguien había frangollado (hecho de prisa y mal) el plano de un pilar sustentador”.

“He visto a urbanistas supervisar el desarrollo de una ciudad en la zona de crecidas de un gran río, donde es seguro que se verá sometida a inundaciones periódicas”.

Cuando leía estas últimas frases, me dio la impresión de que ellos estaban viendo lo que está ocurriendo en estos momentos en Boquete.   ¿Cómo detener la estupidez?, vuelvo a preguntar.

 

<> Artículo publicado el 29 de septiembre  de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Fondos Públicos y beneficio social

La opinión de la Economista y Educadora…

LIZABETA S. DE RODRÍGUEZ

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, procura justificar lo injustificable, frente al caso de los pinchazos telefónicos.  Se argumentan medidas para intervenir conversaciones telefónicas de dirigentes políticos y sindicalistas,   como mecanismo especial y confidencial para detectar posibles comisiones de delitos. Esto deja un desagradable sabor de violación a los derechos y la discreción.

Trasciende que en algunas instituciones gubernamentales se incumple con la Ley 6 de 22 de enero de 2002, como marco de transparencia, para conocer el uso y manejo de los fondos consignados a salarios (incluyendo contratos), viáticos, gastos de representación y otros.  La información concerniente a la ejecución presupuestaria y su objeto de gasto adolecen de actualización en la web, lo cual crea desconfianza.

La adquisición de autos lujosos, para uso personal y con placa particular, por jerarcas del gobierno, son fuertemente cuestionadas. Tal es el caso que hace referencia a la compra de un ‘Toyota Land Cruiser Prado VJ200, adquirido con fondos de autogestión de la Dirección Nacional de Farmacia y Drogas’, por más de 100000 dólares, para uso del ministro de Salud, Franklin Vergara.

El Ejecutivo proyecta invertir más de medio millón de dólares en la restauración del antiguo búnker situado en las faldas del Cerro Ancón, construido por el ejército estadounidense como refugio antibombas, durante la segunda guerra mundial. La intención de acondicionar estas instalaciones —indican— es tener un espacio seguro donde el Gabinete pueda sesionar, en caso de una catástrofe natural. La iniciativa puede ser buena, pero el concepto mal orientado. Al analizar el costo/beneficio que representa invertir medio millón de dólares para que el Gabinete se reúna en el caso de una tragedia muy remota, es un despilfarro. La intención del gasto concebido no justifica la inversión.

Si se pensara en la creación de un museo u otra obra, que evidencie la historia de nuestras relaciones con Estados Unidos o como sitio turístico, redituando beneficios económicos, empleos y/o culturales, la idea sería acogida con beneplácito, como reconocimiento a la eficiente utilización de nuestros impuestos y patrimonio nacional.

La situación descrita, debe provocar la reflexión y rectificación de nuestras más altas autoridades, así como una investigación inmediata, objetiva y veras de la Contraloría General de la República, en todo el gobierno, a fin de comprobar el adecuado uso de los fondos estatales.

Señor presidente, examine el desempeño de sus colaboradores. Es inadmisible la utilización de enormes sumas de dinero en gastos suntuosos u obras sin mayor beneficio social, mientras la población requiere respuestas inmediatas en seguridad pública y servicios de salud, entre otros.

Estas actuaciones conllevan interrogantes: ¿Si existiendo contrafirma en el control previo, se consuman estos exabruptos, con nuestros impuestos, qué sucedería con las arcas del Estado, si se elimina dicho control previo, se neutralizan las funciones de la Contraloría General, y es el Ministerio de la Presidencia el que controlara el presupuesto del Estado, según el proyecto de ley en discusión.  ¿Quién podrá defendernos?

<> Artículo publicado el 29  de septiembre  de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos,  lo mismo que a la autora,   todo el crédito que les corresponde.

Hacia una nueva justicia penal

La opinión de…

*

Raúl E. Olmos E.

En poco menos de 12 meses, nuestro país experimentará una nueva respuesta judicial en materia penal, bajo el esquema acusatorio adversarial.   Las provincias de Coclé y Veraguas (según la Ley No. 63 de agosto de 2008) serán las primeras en implementar el modelo de juzgamiento criminal basado en la oralidad, en el que la investigación criminal estará bajo la estricta dirección de un fiscal, con el auxilio de los organismos de investigación policial.

Sus actividades investigativas dirigidas a incursionar en derechos fundamentales, como la libertad y el domicilio, por citar algunas, recibirán el control previo o posterior de un juez de garantías, quien se convertirá en el nuevo operador jurídico que estará de turno, atendiendo las peticiones que le formulen. El nuevo esquema procesal fija plazos puntuales, por tanto, es una herramienta jurídica que combate la mora judicial y fija un plazo para la detención preventiva que no podrá exceder un año, ni tres en caso de delitos complejos.

Este nuevo esquema introduce procedimientos para que las personas reciban una respuesta judicial a corto plazo, sin perjuicio de mecanismos como las salidas alternas a la solución de conflictos, la mediación y la conciliación, para citar algunas.

La situación de inocencia y culpabilidad de una persona dejará de ventilarse en un cúmulo de papeles, pues a partir del 2 de septiembre de 2011, en las citadas provincias, los jueces deberán fundar su convicción solo en las evidencias desahogadas o reproducidas en el juicio oral.   Es decir, desaparece el culto de impartir justicia a partir de un esfuerzo en el levantamiento de un expediente.

Panamá y Uruguay son las únicas naciones de Latinoamérica que no han implementado el sistema. Es hora de que nuestro país se incorpore al nuevo modelo, más cuando en los países vecinos ha tenido muy buena aceptación y positivos resultados.

Una lectura de la nueva normatividad permitirá encontrar muchas de las respuestas a los problemas que aquejan el sistema vigente, por tanto, las afirmaciones de que no resolverá las deficiencias del Sistema Penal son apresuradas y en ellas se denota una postura sesgada sobre el tema.

Por ello, es importante que los funcionarios encargados de su implementación, aun cuando algunos no compartan el espíritu, aparten sus percepciones y pongan todo su empeño en lograr que la ley cobre vigencia, para así darle al ciudadano común, principal destinatario de la ley penal, una respuesta judicial más eficiente y efectiva, basada en la oralidad y la transparencia.

<> Este artículo se publicó el 29  de septiembre  de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,   lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

La profesión periodística y la libertad de expresión

La opinión de la Jurista y analista social…

Olga Nelly Tapia

Reconozco lo neófita que soy en el tema, pero los últimos acontecimientos producidos en mi país, Panamá, ha sacudido mis neuronas, lo sensitivo de mi ser, pues he sido y soy, siempre defensora del derecho ciudadano y las libertades individuales. 

Es un momento histórico que debe ser abordado con responsabilidad, sin apasionamientos de ningún tipo, sin banderías políticas, pues, está en juego el sagrado Derecho de la Libertad de Expresión.

No pienso adentrarme en el fallo emitido en la vía judicial donde dos periodistas en su ejercicio fueron condenados, pero sí me mueve, como profesional del Derecho,   pronunciarme como ciudadana más que todo y en un plano hasta lo imposible dentro de la objetividad que se amerite para llegar a conclusiones.    Lo difícil del desarrollo del tema resulta, sin lugar a dudas, el establecer parangones entre libertad de Expresión y lo importante que resulta la hermenéutica para aplicar en casos tan difíciles donde se involucra el ejercicio del periodismo en todas sus manifestaciones.

La Libertad de Expresión ejercida en un Estado de Derecho, con base en las Instituciones de la Democracia como forma de gobierno, ofrece al aparato institucional todo un mecanismo coercitivo propio que permite que el ciudadano pueda ejercer derechos individuales y fundamentalmente la libertad de expresión con responsabilidades claramente manifiestas.

Haciendo memoria, una vez expresé que donde podía resultar evidente la vinculación entre libertad de expresión y democracia, llegué a las siguientes conclusiones.   No hay razón lógica por la cual la libertad de expresión no pueda ser un valor de cualquier tipo de comunidad., pero, de hecho sólo en las sociedades democráticas se le atribuye un valor positivo y en muchas sociedades no democráticas, se les prohibe expresamente.   Porqué debe ser así, pues entramos al asunto.

Definimos la Democracia como una forma de gobierno en que las reglas y normas orientadoras de la conducta se decide en última instancia, mediante alguna forma de la mayoría.

Las formas no democráticas de gobierno no confían,  por supuesto,   en las decisiones tomadas por la mayoría de los ciudadanos.    Las decisiones las toma un solo hombre o un grupo relativamente pequeño de ellos.    Aunque la libertad de expresión puede ser un derecho para el gobernante o los gobernantes, no lo es ciertamente para el resto de la comunidad, incluso cuando se le tolera, no está protegida por la ley, de modo que un ciudadano que haga uso de ella, correrá un gran riesgo.

En los casos más extremos que ocurren en las sociedades totalitarias está prohibido la libertad de expresión de manera expresa.  Con frecuencia se justifica tal política de esa libertad diciendo que el interés común es algo que está por encima de los intereses de los miembros individuales.

La libertad de expresión, entonces, es uno de los lubricantes de la maquinaria masiva de descubrimiento y construcción de consenso.

La libertad académica es uno de los casos importantes de libertad de expresión, pues proporciona un foro no sólo para examinar los puntos de vista políticos preexistentes, sino también para investigar y descubrir la naturaleza del hombre.

Concluyendo, observamos que no hay ningún argumento en pro de la limitación de la libertad de expresión en general, o de la libertad académica en particular que no pueda volverse contra las mismas personas que lo formulan.  Además no hay ninguna doble excepción que no constituya una pretensión implícita de infalibilidad.

Debe defenderse la libertad de expresión para que no nos transformemos en la misma cosa contra lo que estamos luchando.  Así , pues, hay que tratar que los medios de difusión social estén al servicio de esa comunidad para que sea efectiva y se transmita por ellos, los verdaderos valores, el sentimiento del interés común para la realización de una colectividad libre y noble.

El gran desarrollo que han adquirido hoy los medios masivos de comunicación, el relieve social que adquiere el periodismo que se ejercita por su intermedio, el estrechamiento de los vínculos sociales dentro de las comunidades hermanas modernas entre otras, conducen a resaltar las ventajas de una información amplia y oportuna.  No obstante, los temores de una masificación social que ahogue los valores personales, lleva también que cobren importancia aspectos de la vida individual que debieran quedar protegidos entre ellos el respeto a la vida privada.  Con ello la oposición se profundiza y los tropiezos aumentan.

He aquí nuestro reto, el saber diferenciar entre la libertad de expresión, como el mero ejercicio que otorgan los Estados de derecho a sus ciudadanos para expresar su pensamiento libremente sin trabas ni censuras., pero no es menos cierto que la profesión del periodismo debe ser protegida en su integridad por leyes acordes con leyes internacionales, acuerdos, convenios, documentos de Derecho Público Internacional, con el estricto sentido legal de recoger presupuestos de organización técnico que requiere la propia profesión como tal y otorgarles distinciones sociales a dicho gremio como todas las profesiones demoliberales que se ejercen en el mundo, y no con un malévolo interés de fusionar continente y contenido, lo que solo serviría para crear cortapisas y alimentar un monstruo que devoraría las entrañas de la propia sociedad.

Finalizo con una frase de Luis A, de Bonald, dicha en Guayaquil el 1 de agosto de 1982.   “Un Estado puede ser agitado y conmovido por lo que la Prensa diga,   pero ese mismo Estado puede morir por lo que la Prensa calle. Para el primer mal, hay un remedio en las Leyes, para el segundo, ninguno.”

Escoged pues entre la libertad y la Muerte.

<>Nota publicada el  06 de octubre de 2010 a las 21:33 en Facebook por la autora,  a quien damos todo el crédito, el mérito y la responsabilidad que le corresponde.

Los aspirantes presidenciales

La opinión de…

Donatilo Ballesteros S.

Pese al tiempo que falta para la apertura del proceso electoral 2014, surgen las aspiraciones presidenciales de todo tipo, aun cuando algunos prefieren disimular y cobijarse bajo el pretexto de la lejanía, de la necesidad de organizar mejor los colectivos políticos y hasta de esperar los resultados de la actual administración. No es una falacia que en el PRD se agitan figuras como Laurentino Nito Cortizo, Rafael Bolo Flores, Samuel El Perro Lewis y Javier Martínez Acha. Por otro lado, algunos militantes de ese partido tratan de impulsar las figuras de Rogelio Paredes, Balbina Herrera y Juan Carlos Navarro, quienes no creo que tengan una segunda oportunidad, porque el colectivo jugará apostando al triunfo.

La masa obrera, por medio de sus voceros, ha decidido incrustarse en el juego político y se trazan líneas para organizar un partido. Las figuras que no pierden ocasión de publicidad, son las que disputarán el liderazgo y el abanderamiento en la contienda electoral, Genaro López, Saúl Méndez, Rafael Chavarría, Juan Jované, Marcos Allen, Mariano Mena;  junto a los de Frenadeso, Andrés Rodríguez, Mario Almanza, Juan Herrera y, a sus expertos asesores, Rafael Rodríguez, Antonio Vargas y Martín González, forman un equipo de aspirantes con todos los derechos a ser nominados en sus respectivos colectivos.

Por otro lado, se menciona las figuras de Alejandro Posse, Mireya Moscoso, Alberto Vallarino y Juan Carlos Varela, éste último por escogencia del presidente de Cambio Democrático. La falta de protagonismo del Partido Panameñista en la alianza hace presumir un desgaste que le impedirá finalmente abanderar la próxima contienda, porque el objetivo es alcanzar el poder y mantener la hegemonía partidaria, lo cual perdería el CD de no presidir el Ejecutivo.

Durante la campaña pasada observamos a un Leopoldo Benedetti, candidateado, pero defenestrado a pocos días. El presidente de CD no declinará su rectoría gubernamental en el Partido Panameñista, ya que habría permitido que las inscripciones de nuevos “adherentes” se hicieran también en este colectivo.

Es seguro que llegado el momento, Cambio Democrático impondrá su hegemonía como partido de mayor cantidad de miembros y no será fácil que renuncie a la nominación como principal, en una nómina, porque puede negociar las postulaciones con base a sus inscritos.

<> Este artículo se publicó el 4  de octubre  de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,   lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Del capitalismo popular

La opinión del Abogado, Administrador de Empresas y Docente Universitario …

Miguel A. Boloboski Ferreira

La sabiduría consiste en saber cuál es el siguiente paso; la virtud, en llevarlo a cabo (David Starr Jordan). Si bien la aprobación en tercer debate de la Ley que crea la Autoridad de Aseo constituye el primer paso serio en la búsqueda de una solución ingeniosa, sensata e inteligente al embarazoso problema de la basura; hace falta algo más para que alcance el grado de sabiduría.

Estadísticamente en los países con mayor desarrollo económico, el promedio de basura que cada individuo arroja por día, es de más o menos dos kilos; (en aumento). Esto significa que la basura ciudadana generada en Panamá es de aproximadamente 3.3 millones de toneladas por año, no incluyendo los desechos de fábricas, hospitales, etc.

El Ministro de Turismo Don Salo Shamah declaró que “el tema de la basura debe ser un asunto de Estado”; y como tal digo yo, debiéramos resolverlo. ¿Cuál es entonces el siguiente paso?

Previo a determinar cuál es el “siguiente paso” consideremos que Sabiduría, palabra clave, es la cualidad que se desarrolla con la implementación del intelecto y la experiencia acumulada, obteniendo así conclusiones que permiten una mejor comprensión de las cosas; capacitándonos para reflexionar y discernir; vale decir, una forma especialmente bien desarrollada del sentido común, o alternativamente para quienes se inclinan por la rigurosidad, el uso del método científico o camino hacia el conocimiento.

Dado lo desastroso de nuestra experiencia en el manejo de la basura (acumulada por décadas), el intelecto ciudadano debiera concluir luego de una profunda reflexión y discernimiento entre lo bueno y lo malo, que el siguiente paso no debe ser otro que la Privatización parcial. Una empresa mixta constituiría una sabia decisión, que el sentido común y el método científico efectivamente pueden corroborar.

Para Aristóteles el conocimiento científico participa de la sabiduría, pues “llamamos sabio a aquel que puede dar razón de las causas de todo lo investigado”. Los panameños podemos dar fe y razón de las causas por las cuales los gobiernos todos han sido más que incapaces con el manejo y administración de la basura. Por consiguiente los panameños somos sabios.

Convertir el tema de la basura en un asunto de Estado requiere que la ciudadanía se involucre. Esto se logra motivándola; y que mejor motivación que haciéndolos socios de una gran empresa que cotice en la bolsa de valores. En septiembre del 2007, la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol) inició un interesante proceso de privatización popular parcial, en dónde el Estado cuenta actualmente con el 89.9% de las acciones y el restante 10.1% está repartido en más de 480.000 accionistas.

El hombre nada puede aprender sino en virtud de lo que sabe (Aristóteles). Seamos virtuosos y llevemos adelante el siguiente paso.

<> Artículo publicado el 30 de septiembre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.