Hugo Spadafora: Su martirio y la caída de Noriega

La opinión del Abogado y Militar retirado…

ROBERTO DÍAZ HERRERA

Un foro en la Universidad de Panamá me dio ocasión de recordar hechos históricos alrededor del crimen abominable de Hugo Spadafora: Ese asesinato produjo el inicio de la caída del régimen norieguista.

El 99% de los panameños aún no lo sabe. Explico: 1.— Desde que leí la columna ‘En Pocas Palabras’ de Guillermo Sánchez Borbón el 14 de septiembre — 85 sentí en mi estómago y corazón que Noriega había ordenado a Papo Córdoba matar a Hugo; entre más me negaba el ex presidiario, menos le creía. Sabía que me enfrentaba, si no quería ser cómplice, a la misma muerte.

Mis neuronas se recalentaban sabiendo que estaba solo, entre uniformados mentirosos o paralizados de terror. Solo me atreví a expresarle mi rabia y mi deseo de tumbar al dictador a la entonces amiga Lic. Yolanda Pulice, a la sazón, magistrada del Tribunal Electoral. De buena fe me aconsejó no enfrentar a Noriega. A todos, y es natural, les temblaba, adentro y afuera.

2.— Planeo ¿qué hacer, cómo hacerlo? Supe que el presidente Barletta, entonces una persona afín a mí, no podía hacer nada.  Era demasiado cuestionado por un fraude que era secreto a voces.   ¿Qué fuerza podría sumar para tumbar a Noriega, si la sociedad civil no lo respetaba moralmente y todas las autoridades judiciales estaban en el puño de Noriega? Solo cabía la posibilidad de un golpe interno y éste era de precaria posibilidad. El dictador tenía con él todos los mandos de tropas.   El Estado Mayor le adulaba, atemorizado.   Pero debía intentarlo. Necesitaba un marco escénico.    Mandé a citar a toda la dirección del PRD, la cual se me presentó en la Comandancia, incluido el vicepresidente de entonces, Tuturo Del Valle; afuera las calles ardían.   Sabía que a Nicky no lo tragaba el partido, por gobernar con liberales y otros.

3.— Con muchas dudas, estando Noriega en París, ensayo la preparación, casi imposible, de un golpe interno. Ordeno al mayor Palacios Góndola que mueva unos doscientos hombres del Batallón Dos Mil, desde Chepo; pero necesito otras ‘señales favorables’, ver los ojos de los miembros del Estado Mayor.    Lo del PRD era un marco complementario. Los cuarteles mandaban y sabía que no eran míos, apartado yo del mando real. Palacios Góndola se mueve con las tropas; sabía que mis teléfonos estaban interceptados.   Le dije: ‘Deje la mitad del personal que trae en el Cuartel del Tránsito’ (actual sede policial). Allí estaba de jefe Aquilino Sieiro, cuñado de Noriega. Si el dictador sospechaba del movimiento de tropas, le diría: ‘Si dejé incluso la mitad del personal donde tu cuñado’.   Y así tuve que decírselo cuando me reclamó. ¿Mi excusa?: ‘Hay demasiada protesta por el caso de Spadafora y tuve temor de ser rebasado en el Cuartel Central’.

Estaba neutralizado y dos cosas me dijeron que no podía tumbarlo: El difunto Moisés Giroldi, entonces jefe incondicional de la seguridad militar de Noriega, alertado del intento, se me puso al frente de mi escritorio, en silencio, sin un saludo militar, con su mano derecha tocando la cartuchera de su pistola.    Y el general John Galvin me llama, atípicamente: —’Coronel Díaz Herrera, quiera decir a usted que el US Army solo aceptar como comandante al general Noriega’.

Lo militar había concluido. Quedaba lo político y el futuro, talvez. No me fue difícil decidir. Nicky, con toda y la promesa de ‘formar una comisión independiente que investigara el crimen’, nada podía resolver.   Yo podría, talvez, esperar otro chance. Lo hice renunciar ya con Noriega adentro, tenía que ocultar con algo mayor el frustrado golpe. Gerardo, Rómulo, felices de que el partido tuviera a un Tuturo complaciente.

4.— Las dudas, lógicas, del Caso Hoffman tan incomprendido, con razón. Justine, Ow Young, Domitilo Córdoba, me lo traen, obvio que tuve muchas dudas, pero no podía tampoco rechazarlo ante todos. Un asunto fue clave en la coartada. Le pregunté al mitómano, ¿qué panameño serio lo conoce? Me respondió: ‘El doctor Julio Miranda en David, yo trabajé en esa área’. Llamé al médico de inmediato. Afirmó ‘que sí lo conocía al alemán, y que éste era muy serio’.

Desconfiando, pero sabiendo que en investigación Criminal, por la teoría misma, nada se descarta, llamé a una conferencia de prensa y avisé a la familia de Hugo, a Winny, por medio de Oranges, y ellos iban con el féretro por Farallón, que escucharan la televisión; con razón no podían creer nada, y hasta me encontraron como ‘cómplice’.    Al germano lo mandó la CIA desde San José, para enredarme, y lo hicieron.   Pero ni la CIA, ni el US Army, ni nadie pudo evitar, luego, cuando se pudo, en junio de 1987, empezar el derrumbe moral y político del que hoy está preso en Paris.

Hugo Spadafora y su martirio fueron claves para que luego, Bush padre, avergonzado de ser el socio del funesto dictador, armara el cruel show mediático de mandarlo a buscar y ponerlo preso.    Sin el sacrificio de Hugo y sin junio del 87 Noriega talvez podría haber estado mandando hasta hoy, con el apoyo de la CIA y otros estamentos, y sus serviles.   Es historia.

<> Artículo publicado el 24 de septiembre de 2010  en el diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,   lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

El cómodo sendero de las fechorías

La opinión de…

Carlos Eduardo Galán Ponce

En este país ocurren las cosas más inverosímiles. La percepción ciudadana, junto a una realidad que sus protagonistas no parecen tener el menor interés en ocultar, es la mejor muestra de la forma descarada en la que algunos funcionarios –y parientes y amigotes– se enriquecen al calor de sus cargos.

Pero ahora resulta que el actual gobierno, luego de haber ganado las elecciones con una extraordinaria mayoría de votos, en gran parte por la promesa de pedirle cuentas a los que “entran limpios y salen millonarios”, se encuentra con una situación de lo más curiosa.

Si el PRD hubiera ganado las elecciones, todo continuaría igual por aquello de que “son tú mismo”. Pero como las perdió, si se le piden cuentas a sus miembros por posibles actos de corrupción, resulta que se trata de “persecución política”.   Bueno, es que las mordidas al gran pastel de los negociados no se las iban a dar miembros de la oposición.

Antes se hablaba de los pactos de no agresión en los que los partidos, al alternarse en el poder, se cuidaban de hacerse “los chivos locos” ante los actos deshonestos de sus antecesores y así, como en un cuento de hadas, todos vivían felices.

No pasaba nada. Ahora que la situación parece haber tomado un rumbo diferente y se inician ciertas investigaciones sobre una serie de “cosas” que huelen mal, los involucrados recurren a toda clase de argucias para evitar una rendición de cuentas. Primero, tienen la ventaja de que son tantos que si es por turno les tocará “el día de la pera”.

Larga es la fila. Y si se comienza por los más “cocotudos”, estos cuentan con la mayor cantidad de recursos que les brinda nuestro famoso “estado de derecho”.   Esos derechos de cuya sepultura se beneficiaron todos durante los años de la dictadura. Se enferman, ellos o sus consejeros, se les muere una tía. Se cobijan bajo una inmunidad que tuvo su origen y tenía toda su razón de ser cuando los funcionarios poseían otro concepto del honor.

Cualquier cosa, menos demostrar su inocencia de la manera más sencilla y convincente. Haciendo gala, al término de su mandato, de una fortuna y un estilo de vida semejante al que tuvieron al inicio de su gestión. Al mejor estilo del presidente Guillermo Endara Galimany.   Muy sencillo.

Los términos más frecuentes que nos exhiben los dictados de los encargados de administrar justicia son: archivar el expediente, archivar la denuncia, sobreseimiento definitivo, prescripción del delito. Y si por fin son pescados en algo, entonces la moda es recurrir a las cortes internacionales, cuyos magistrados no poseen vínculos de ninguna clase con nuestra sociedad, ni sus fallos tienen efecto alguno sobre los tributos fiscales de donde proceden.

Siempre creí que la violación de los derechos humanos se tipificaba por el abuso a la integridad física del individuo. Que nacieron como institución, para proteger al ciudadano de la violencia y la crueldad de los regímenes represivos. Como el caso de la actual Cuba comunista, saturada de presos políticos.

Como las prácticas que dejara para la historia la dictadura de Omar Torrijos, inventor local de la eliminación física de los adversarios políticos. Pero ahora todos los “botados” recurren a esas cortes, que se demoran lo que les dé la gana –total nada les cuesta– para, al final, cobrar los “salarios caídos”. ¿Cuáles salarios? ¿Caídos de dónde?  Ni los trabajaron ni guardaron ayuno durante ese período. Antes, a un tipo lo botaba un gobierno entrante y salía tranquilo a buscar trabajo en otra parte y encontraba normal que le tocara el turno a otro.

Nunca estaremos seguros de cómo va a terminar la actual gestión. Hay que predicar con el ejemplo, aunque desafortunadamente ya comienzan a percibirse indicios de fisuras en la modalidad de adecentamiento de la cosa pública. “Negocitos” que lejos de acabarse, solo pasan de manos. Informantes con las orejas paradas para darle curso raudos a lo que escuchan, al mejor estilo de los tristemente célebres “sapos”, de una era que creímos superada. Pero el resultado solo lo sabremos al final, cuando veamos quienes lograron inflar sus fortunas y quienes saldrán de sus cargos con la frente en alto. Ese es el mejor, sino el único termómetro que mide la corrección del desempeño en un puesto público.

Pero el país ha ganado con este proceso de adecentamiento, de llamar a rendir cuentas a los que han atentado contra el patrimonio del Estado, porque de esa manera, los que actualmente tienen la responsabilidad del manejo de la gestión pública, guardarán la cautela necesaria para que no tengan que ser llamados luego a rendir las mismas cuentas que ahora le exigen a sus predecesores. Es hora de que tengamos una sociedad que no crezca en el país dónde no pasa nada.

<> Este artículo se publicó el 24  de septiembre de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,   lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Nuevos paradigmas de la casación en Panamá

La opinión del Jurista y Docente Universitario….

Silvio Guerra Morales

Como conquistas más notables del recurso, en la nueva normativa, estimamos que destacan, sobre todo, el hecho de que se haya incorporado como causales para la casación penal las infracciones al debido proceso y la violación a derechos libertades y garantías consagrados en nuestro ordenamiento jurídico ya sea en la propia Constitución, en las leyes o en los tratados y convenciones ratificados por la República de Panamá.

En este orden de ideas, tenemos que para la Sala Penal como Tribunal de Casación Penal puede presentársele cuestiones de suma importancia jurídica en cuanto inciden en el debido proceso o en la infracción de preceptos constitucionales, legales y convencionales y que atañen a derechos y garantías procesales. Así, por ejemplo, tenemos el caso que cuando se invocan las causales en el recurso de anulación al tenor de lo que prescribe el artículo 171 y 172 del Nuevo Código, y para ello se citaren las causales contenidas en los numerales 1 ó 2 del artículo 181, el recurso de anulación debe serle remitido a la Sala Segunda de lo Penal a efectos de que determine el ámbito de su competencia y de ser así tendrá que conocer, del mismo modo, tanto de la casación como del respectivo recurso de anulación del juicio o la sentencia. Ello significa que a la Sala Segunda de lo Penal pueden llegar causas que por el solo hecho de haberse invocado causales en el sentido que prescriben los numerales 1 ó 2 del artículo 181 del Nuevo Código, pueden emanar tanto del Tribunal del Juicio, como de los Jueces Municipales o Jueces de Garantía según lo dispone el artículo 172 del Código. Ahora bien, aunque el código mencione a los jueces de garantías, nos parece un equívoco, ya que éste no produce sentencias al tenor de las funciones que expresamente le están delegadas en el artículo 44.

Se estatuye una nueva modalidad de la casación penal denominada Recurso de Casación para la Uniformidad de la Jurisprudencia, pretendiéndose con ella lograr, entre otras cosas, el desiderátum previsto en las primeras líneas del artículo 180 en cuanto esta norma prescribe como fines primordiales de la casación la uniformidad de la jurisprudencia nacional.

A pesar de ello el recurso sigue manteniendo su función nomofiláctica; preserva sus tradicionales causales sin desmedro de las nuevas; no atribuye una tercera instancia; se niega a sí mismo el renunciar del todo al formalismo, en fin. Por ello es que leemos en el artículo 180 de la nueva codificación lo siguiente: “El recurso de casación tiene por objeto enmendar los agravios inferidos a las partes en las resoluciones judiciales que hacen tránsito a cosa juzgada. También tiene por objeto procurar la exacta observancia de las leyes por parte de los tribunales y uniformar la jurisprudencia nacional”.

<> Artículo publicado el 24  de septiembre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

*

Economía y política

La opinión del Ingeniero y Analista Político…

JOSÉ I. BLANDÓN C.

Según el último informe de la Contraloría General de la República, la economía panameña tuvo un crecimiento real de 6.1% en el primer semestre del 2010. El Producto Interno Bruto (PIB) se ubicó en $10800 millones, 571 millones por encima del mismo período en el año 2009. Los sectores que mejor comportamiento registraron fueron el transporte, almacenamiento y comunicaciones con crecimiento del 14%; el comercio, con 10,2%; y el turismo (hoteles y restaurantes), con 9.6%. Por el lado negativo se ubicó la pesca con una caída del 18.1% y el sector agropecuario con un crecimiento inferior al 2%. Estos resultados hacen prever que para el 2010 el crecimiento del año llegue al 7%. Es de esperarse que para el 2011 y 2012, cuando entren en su máximo nivel de construcción los trabajos de la ampliación del Canal de Panamá y el Metro, la economía mantendrá un ritmo más alto de crecimiento. Desde el punto de vista económico también se destaca el incremento de Panamá en el índice de competencia, que sitúa al país en la segunda economía más eficiente de América Latina, después de Chile.

La Inversión Directa Extranjera (IDE) alcanzó 1144.5 millones de dólares durante el primer semestre de este año, lo que representa un crecimiento del 26% en comparación con el 2009. A pesar de este crecimiento, todavía no alcanza los niveles obtenidos en el 2008, cuando la Inversión Directa Extranjera alcanzó los 1203 millones de dólares. Un factor importante en la recuperación de este indicador económico está relacionado al grado de inversión que logró Panamá hace varios meses y las políticas macroeconómicas implementadas en la administración Torrijos, que continúan aplicándose bajo la Presidencia de Ricardo Martinelli.

Durante los primeros siete meses del 2010, el gasto turístico en Panamá alcanzó los 967.4 millones de dólares, un aumento del 15% con respecto al 2009. De continuar este ritmo, el gasto de turismo podría llegar a los 2400 millones en el 2010. Así como creció el gasto, también se incrementó la entrada de visitantes durante los primeros siete meses del año. En este periodo ingresaron al país 991000 visitantes, un incremento del 10%, si se compara con las cifras registradas en el 2009. La ocupación hotelera ha registrado un crecimiento positivo del 66.7%, un 13% más en comparación con los primeros siete meses del 2009. De acuerdo con la Autoridad de Turismo de Panamá, los hoteles registran una ocupación del 74% en los primeros siete meses del año 2010; y en los que tienen menos de 100 cuartos fue del 51.8%. En los hoteles de playa la ocupación se estimó en un 70%. El turismo podría representar más ingresos que el Canal en el 2010 y es un sector con un alto potencial para el país.

El desempleo abierto en Panamá se sitúa en 6.2% para agosto del 2010 y la inflación calculada para el año 2010 oscilará entre el 3% y el 4%. La economía panameña resistió relativamente bien la caída del crecimiento global y la tasa de desempleo tuvo una variación marginal. Las reformas estructurales que se aplicaron en la administración Torrijos, siguen teniendo un efecto positivo muy fuerte en el crecimiento económico del país. La Administración Martinelli ha continuado la gran mayoría de las políticas económicas aplicadas en la anterior administración.

A pesar del excelente comportamiento que tiene la economía panameña, el país vive en un clima de permanente sobresalto político. El gobierno abre en forma simultánea diferentes frentes de confrontación social sin necesidad alguna. Durante los últimos meses, esta realidad afectó la popularidad del presidente de la República, y la percepción del ciudadano es que no se atienden sus principales demandas: la inseguridad ciudadana, el alto costo de la vida, los problemas de transporte, la baja calidad en los servicios que presta la Caja de Seguro Social, las denuncias permanentes de corrupción y el enfrentamiento político entre gobierno y oposición, crea un clima de inestabilidad, que no se corresponde con las variables macroeconómicas que tiene el país. Esta dicotomía entre política y economía, abre todo un debate a nivel nacional e internacional.

Otra de las características negativas que vive nuestro país es la judicialización de la política. Es decir, las discrepancias políticas tienden a trasladarse al ámbito de la justicia, creando un panorama negativo y peligroso. Panamá debe resolver en forma estructural, dos problemas básicos para poder llegar a ser un país del primer mundo: La transformación sustancial de la educación y el fortalecimiento e independencia del sistema de justicia. Es una tarea de todos.

<> Artículo publicado el 24 de septiembre de 2010  en el diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,   lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Auge y caída de la clase media

La opinión de…

Manuel Cheng P. 

Desde los tiempos medievales, se ha reconocido el aporte de la clase media en el enriquecimiento de las naciones o sociedades, aportando no sólo riquezas en el sentido de la palabra sino en materia social, cultural, deportiva, política, artística, científica, etc., para el desarrollo de los pueblos.

De la clase media surge la burguesía que, por definición histórica y clásica, se denominó a aquella integrada por ciudadanos de la clase media que se enriquecieron con la industria y el comercio.

La edad dorada de la clase media panameña surge a inicios de la década de 1950, sufre por la inestabilidad política en 1960, y resurge a mediados de la década de 1970, logrando unos de los mayores crecimientos hasta mediados de la década de 1980.

A pesar de un impuesto del 5% que se establece en la década de 1970, impuesto no justificado para una pequeña población, la clase media logra sortear obstáculos, y muchos pequeños negocios logran convertirse en grandes empresas.

El impuesto del 5% o el de bienes y servicios se vendió –por parte de la dictadura existente– como un impuesto que sólo afectaría levemente a los consumidores que gastaban en lujos, como autos deportivos, yates, etc, y no sería un duro golpe para las clases medias y populares, sin embargo, el llamado proceso tuvo que aterrizar y negociar para que este impuesto no afectara la adquisición de bienes básicos como los escolares y médicos.

Hoy se incrementó el 5% a 7%, y se prometió casi lo mismo, sin embargo, el llamado efecto cascada y el efecto multiplicador de las economías modernas no ha perdonado a la clase media existente, convirtiéndose en un pesado lastre que la ha estancado; con ello se ha visto en la necesidad de restringir sus gastos y reducir sus ahorros, eso sin contar que de manera solapada se le ha agregado un nuevo impuesto que es el de la propiedad horizontal.

A las clases populares se les ha tirado un pequeño salvavidas, dotándolas de una masificación de las becas escolares, beneficios que no son extensibles a la clase media. Se dice que estos nuevos impuestos serían para cumplir con estas becas y para el programa 100 a los 70, punto que no se divulgó en las campañas políticas.

La vida se ha encarecido tanto que hace un año usted entraba a un restaurante aceptable y se le ofrecía un menú ejecutivo a 7 dólares, hoy ese mismo menú con porciones reducidas cuesta 10. El servicio de propinas está incluido en la factura de muchos restaurantes, ante la inminente reducción o desaparición de este gesto de agradecimiento por un buen servicio recibido por parte del cliente. Hay ofertas que ofrecen hasta el 40% de descuento en la comida en “días muertos”, para incentivar al cliente de clase media a que asista en esos días de semana, aunque sea a consumir lo mínimo, para que el negocio sea rentable en esos días.

Ese dinero que se ha obtenido a expensas de la clase media, para cubrir las promesas de campañas, pudo haberse obtenido de diversas maneras, por ejemplo: recrudeciendo las penas –sin excepción– a los que cometen actos de corrupción, obligándoles a resarcir todo aquel dinero obtenido por medios no legales; reduciendo los privilegios que tienen muchos funcionarios; o realizando campañas similares a las del presidente norteamericano con respecto a los CEO ( chief executive officers), que devengaran salarios exorbitantes e injustificables.

<> Este artículo se publicó el 24  de septiembre de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos,   lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Un lustro como non grato

La opinión del Catedrático Titular….

Miguel Antonio Bernal

En un hecho tan insólito como cínico, el Consejo General Universitario (CGU), máximo órgano colegiado de la Universidad de Panamá, aprobó hace un lustro, el 27 de septiembre del 2005, por 72 votos a favor, un voto en contra y cinco abstenciones, una Resolución aupada por el propio rector Gustavo García de Paredes y 40 integrantes del CGU, en la que se me declaró “non grato”.
Con dicho acto se vulneraron mis derechos y garantías fundamentales, en especial la Libertad de Expresión y Opinión, consagrada en el artículo IV de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el artículo 11 de la Convención Americana de Derechos Humanos.

Ese grave y alevoso acto afecta la honra y reputación personal, protegida por el artículo V de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, el artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos.

Produjo una violación directa al Debido Proceso (artículo 8 de la Convención Americana de Derechos Humanos), al ejecutar, el Consejo General Universitario, una “sanción moral” en base a hechos no probados, extralimitándose de sus funciones, aplicando sanciones no tipificadas en la Ley ni el Estatuto Universitario, vulnerando el derecho a la defensa y cometiendo un atropello público contra mi persona.

Del sinnúmero de muestras de solidaridad de conciudadanos que me expresaron su repudio a esta medida propia de totalitaristas y fascistas modernos, rescato la nota del profesor Moisés Chong, recientemente fallecido: “La decisión del Consejo General Universitario de la Universidad de Panamá de declararlo a usted “persona non grata”, lejos de amedrentarlo y amilanarlo a usted más bien lo honra ya que quienes votaron a favor de la resolución correspondiente son, precisa y cabalmente, las personas que con su actitud genuflexa deshonran el prestigio y el buen nombre de la Casa de Méndez Pereira. La decisión del CGU pone al desnudo el rostro turbio de la dirigencia universitaria y que en la Universidad de Panamá se ha tomado una medida que nos recuerda los peores tiempos de Torquemada; que se ha dado un paso atrás en lo que respecta a las actuaciones verticales de gente que como usted se atreven a disentir de todas las lacras y todos los vicios que vulneran los derechos sociales, cívicos y académicos. El flamante CGU se ha hecho cómplce de las actuaciones más aberrantes y más vergonzosas que se han adueñado de la Universidad de Panamá y del país en general.”

El Colegio Nacional de Abogados, presidido entonces por la Licenciada Mercedes Arauz de Grimaldo, por su parte, emitió una Resolución en la que deploró la decisión tomada por el CGU en detrimento del pensamiento, condenó, la expedición improcedente, de una supuesta “sanción moral” en mi contra, instó, a la máxima autoridad de la Universidad de Panamá, a respetar el derecho a disentir y a la libertad de pensamiento y solicitó se revocase la actuación del Consejo General Universitaria… que en nada ayuda a la credibilidad, solidez y prestigio que debe gozar la Universidad de Panamá ante la ciudadanía panameña”.

Ese es “el modelo de administración y gestión universitaria”, que la Asamblea de Diputados, se apresta a favorecer modificando el artículo 34 de la Ley Orgánica de la Universidad de Panamá, para permitir la reelección de las autoridades universitarias.   ¿Quo Vadis Universidad de Panamá?

<> Artículo publicado el 24  de septiembre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

*

La otra mirada

La opinión de la Presidente de la Asociación de Parlamentarias y Ex Parlamentarias de Panamá y Miembro Fundadora del Grupo Iniciativa por la Paridad….

GLORIA YOUNG

La mayoría de las personas se acostumbra a ver la vida y su entorno de una sola manera y a pensar que su punto de vista es el correcto. Para ellas, los demás están equivocados. Arriesgarse a tomar caminos inexplorados se torna en un grave riesgo para este tipo de personas. En ese sentido, si están acostumbrados a percibir que son los hombres en su gran mayoría los que toman decisiones; los que se encuentran en los cargos de poder, los que representan la mayoría de los diputados, de los alcaldes, de los representantes de corregimiento…, pues así es como son las cosas.

Pero para un grupo de mujeres que conformamos el llamado Grupo Iniciativa por la Paridad, las cosas son diferentes. Estamos convencidas de que hay otra mirada sobre el mismo tema. Hemos asumido el compromiso de compartir con la ciudadanía y con los protagonistas de la política panameña que nosotras, las mujeres, somos capaces de darle un sentido distinto a la toma de decisiones en los puestos de poder. Y que para eso, es necesario crear las condiciones legales con acciones afirmativas para dar oportunidad a las mujeres de llegar a esos espacios de poder. Creemos que la democracia debe ser de calidad, y no un concepto carente de sentido real. Por eso nos hemos organizado, justamente desde el espacio de la esperanza, desde el cuestionamiento a lo ya establecido, desde los puntos en común, desde la cercanía que nos da nuestro género y desde el respeto a la diferencia.

Es así que diseñamos una propuesta de PARIDAD; o sea, una propuesta de Igualdad para las Mujeres, para debatirla en el seno de la Comisión Nacional de Reformas Electorales. Una propuesta que busca una mejor representación de los intereses de las mujeres, a través de su participación directa en los puestos de decisión política. Una propuesta que deje de lastimar la cultura electoral. Que presente una alternativa distinta al clientelismo rampante que impera en las campañas electorales. Una propuesta que compagine adecuadamente con otras que han sido aprobadas en la Comisión, como la de los topes a los gastos en las campañas, como definir tiempos más cortos para las mismas, como involucrar de manera más efectiva a las Secretarías de las Mujeres de los partidos políticos en el manejo de sus finanzas, en el diseño y puesta en marcha de las acciones de capacitación política a las mujeres. En fin, una propuesta que ponga fin a la cruda realidad que en todo el continente americano, el país que ocupa uno de los últimos lugares en la representatividad de las mujeres en la Asamblea Nacional, es Panamá.

Vamos todas por la PARIDAD en la Reforma Electoral. ¡Súmate a nuestra lucha; házla tuya!

.

<> Artículo publicado el 24 de septiembre de 2010  en el diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,   lo mismo que a la autora,    todo el crédito que les corresponde.