La responsabilidad de los medios

La opinión del Empresario y Político….

Samuel Lewis Galindo

Hoy día en nuestro país hay abundancia de medios de comunicación. Las televisoras, prensa y diarios son cuantitativamente muy numerosas, no así, lamentablemente, cualitativamente. Existen medios de comunicación que son responsables y que la ciudadanía respeta.    Pero existen otros también que realmente merecen el repudio colectivo.
La búsqueda por la noticia demuestra positivamente un periodismo ágil. Los medios de comunicación, casi todos, cuentan con unidades de investigación que muy pocos hechos  escapan del conocimiento público.
Tienen una gran pugna por mejorar los “ratings” que es lo que promueve los anuncios comerciales que económicamente sostienen al medio. Sin embargo, lamentablemente, muchos medios de comunicación no dan la noticia con la veracidad requerida, sino que editorializan sobre ella. Eso no es saludable, pues el medio tiene la obligación de presentar la noticia en forma veraz, ágil y sobre todo con objetividad.
El lector, el televidente y los radioescuchas tienen el derecho de sacar de una noticia sus propias conclusiones.  Hay medios que inclusive afectan las reputaciones y atacan sin piedad a quienes ellos consideran que no es de su agrado o que se aparta de su línea o son contrarias a sus intereses. Los medios de comunicación tienen espacio suficiente con editoriales, artículos y columnas para dejar ver sus puntos de vista, sin tener que entrar a dirigir la información.

La libertad de expresión es necesaria en una democracia como la nuestra –es uno de sus primeros pilares-. El panameño respeta esa libertad y está dispuesto a defenderla a toda costa, pero a su vez los medios tienen la responsabilidad de preservarla, y no ponerla en peligro.

Lamentablemente, algunos medios de comunicación no siguen una línea objetiva de conducta y en el afán desmedido de buscar “rating” se apartan de esa imparcialidad.   Más temprano que tarde esos medios de comunicación recibirán la repulsa colectiva si persisten en su falta de objetividad al presentar las noticias.

Decía Don Samuel Lewis Arango, mi padre, quien ejerció el periodismo por muchos años: “Hay que ofrecerle con entera objetividad más luz para que el pueblo libremente escoja el sendero que busca”.

<> Artículo publicado el 20 de septiembre de 2010  en el diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: