No se trata de homofobia

La opinión del escritor y analista político…

Rafael Montes Gomez 

No es Homofobia. Mi padre, pastores, misioneros, seminaristas y maestros me enseñaron valores y principios. Durante años recorrí el país entero enseñando lo mismo. Mis enseñanzas no tienen que ver con religiosidad o un púlpito.

Aún después de tantos años enseñamos esos mismos principios y valores a través del ministerio con las personas con discapacidad, a los estudiantes de nuestras escuelas públicas y privadas.

Para nosotros el proyecto de ley No. 50 nos presenta un reto, es un tema de supervivencia de nuestra sociedad. Como he explicado, el día de mañana los que practican el bestialismo y la zoofilia, también exigirán leyes especiales y equidad so pretexto de discriminación y derechos humanos. Por eso, estoy parado en este momento justo en el punto donde “es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres”.

No estoy solo, en esta lucha para este soldado el proceso es muy sencillo, me pueden ofender a mí como persona, pueden afectar mi honra o atentar contra mí, yo vendré nuevamente al altar de Dios, me arrodillare ante su presencia y sus siervos los pastores impondrán sus manos sobre mí.

Me levantare con renovadas fuerzas y seguiré adelante la lucha contra ese engendro que atenta contra los cimientos mismos de la sociedad: la Iglesia y la familia ¡Ese es el pacto con los siervos de Dios!

Después de meses de preparación y más de quince días en acción, oponiéndome con todas mis fuerzas al proyecto de ley No. 50, hablando en radio, televisión, periódico, black berry e internet, no tengo más que estar agradecido a todos por demostrar que se puede llevar un debate de altura, que esto no se trata de Homofobia, sino salvar a la familia y respetar a los que piensan distinto.

Yo confió plenamente en la prudencia del Excelentísimo Señor Presidente, quién después de la terrible experiencia de Changuinola que pasamos todos los panameños, prometió que leyes conflictivas no se iban a discutir, que ya no había más leyes que trajeran problemas sociales o más desosiego.

Así como confió en mí presidente, confió en el resto de los diputados y en mi jefe de bancada panameñista Luis Eduardo Quirós.

Comprendemos que prohijar, exige la discusión en primer debate, vamos a estar ampliamente participando desde ese foro de discusión, pero no vamos a ceder un centímetro hasta que no veamos que se retire ese proyecto cuando sea rechazado en primer debate.

Gracias por tan importantes opiniones que enriquece este debate de altura y nos enseñan a mantenernos con respeto. Dios bendiga a todos y salve a Panamá.

PRO FAMILIA, PRO VALORES

RED PASTORAL CONTINENTAL

<> Nota publicada en Facebook el 20 de septiembre de 2010  y el 28 de septiembre de 2010 en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor,   todo el crédito,  les corresponde.
Anuncios

La tercera transición

La opinión de…

.

César A. Ruiloba 

Con meridiana claridad, Dieter Nohlen (La Democracia, Instituciones, Concepto y Contexto), ha puntualizado que si bien en América Latina se han generado reformas institucionales, estas se han visto reducidas en dos áreas: la transición política y la transición económica. De la primera se puede decir que ha sido concluida. La segunda, la transformación neoliberal, ha avanzado de forma heterogénea, de ahí que la evaluación de sus resultados es controvertida. Según Nohlen, la tercera transición, la reforma del Estado (administración y justicia) y la transformación de la relación Estado–sociedad, objeto de nuestro análisis, está aún en pañales.

La problemática actual pasa por entender y hasta tolerar que los actores de nuestra sociedad civil ejerzan un cierto control sobre los procesos políticos, con el fin de colaborar en la consolidación de una sociedad más democrática. Este aporte bajo ningún contexto debe pretender, directa o indirectamente, construir una especie de sociedad que se pueda autorregular, fenómeno contrario a los valores de nuestra democracia representativa.

El estado actual de la situación, que de seguro influye en el divorcio permanente que existe entre la sociedad civil, partidos políticos y los estamentos de poder, devienen como consecuencia directa en el discurso permanente con el que estos dos últimos actores políticos han logrado hilvanar y, de cierta manera, modelar la opinión pública para facilitar la tacha y descalificación a priori de los voceros y representantes de la sociedad civil.

Sin duda alguna, esta circunstancia per se resulta peligrosa, antidemocrática y perversa, ya que no tiene sentido discriminar a estos actores sociales, por el sólo hecho de que sus líderes o la cantidad de su membresía no sean del afecto de los grupos de poder, puesto que es una idea casi universal que la base de legitimación de estas organizaciones civiles, por naturaleza, es limitada y particular.

El verdadero debate trasciende el concepto y debe llegar a la acción, es decir, tenemos que ponderar en su justa dimensión cuáles son los objetivos y fines reales de estos grupos dentro del escenario político y, aún más importante, si sus acciones constituyen una colaboración real y eficaz dentro del escenario democrático, en cuanto a su calidad de intérpretes e interlocutores directos entre las necesidades de la sociedad y las esferas del poder, habida cuenta de que los partidos políticos han caído en un marasmo de agendas eminentemente electoreras y clientelistas.

En esencia, ni los partidos políticos ni los grupos organizados de la sociedad civil, en su participación dentro de los procesos políticos, deben olvidar que su garantía de legitimidad y validez no se concentra sólo en la cantidad de sus miembros o en la empatía que puedan causar sus líderes en la sociedad o frente a los medios de comunicación, sino en el blindaje ético que ofrece la moralidad política, como discurso permanente en la retórica y acción política de estos grupos.

<> Artículo publicado el 16 de septiembre de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

La ley en el ómnibus

La opinión del Ingeniero y Director Ejecutivo de Fundación Instituto Panameño de Estudios Cívicos….

Guillermo Antonio Ruiz 

El otro día en un programa de comentarios televisivo, el ministro de la Presidencia se quejaba con amargura por los reclamos sobre la ley 30.   Como trabajó en el Congreso norteamericano, le pareció correcto que si ellos tienen las llamadas “Omnibus bill”, los panameños deberíamos entrar en la onda del cambio y hacer lo mismo.   La verdad, comparto el espíritu de su afirmación: la Asamblea Nacional debe modernizarse y utilizar métodos de economía parlamentaria que funcionan en otras latitudes.    Entonces, ¿Qué salió mal?
En los Estados Unidos, la Cámara de Representantes, que se renueva cada 2 años, está compuesta por representantes de distritos electorales donde sus electores tienen una relación directa con su congresista en la elaboración y aprobación de la mayoría de las leyes. El Senado, que se elige cada 6 años de manera escalonada, funciona en beneficio de los intereses de los Estados a los cuales pertenece cada senador.
Y por último están las iniciativas parlamentarias del Presidente quien tiene también la facultad de veto. En este sistema los tres funcionan como control de cada uno. Todo se discute en comisiones abiertas y de cara a la opinión pública en los distritos electorales y en el propio Congreso.

Cambiar en Panamá nuestro imperfecto sistema legislativo como lo plantea el ministro mencionado no es más que alterar un solo elemento de un sistema que no funciona. Y para colmo, como los demás elementos del sistema no conocen la nueva variable, los resultados pueden ser impredecibles, como pasó con la ley 30.

¿Quiere un cambio real? Reforme el sistema de manera que el Diputado deje de ser un Representante de Corregimiento con plata.   Lo problemas del día a día de los ciudadanos deben resolverse a nivel municipal. Para eso ya existe una ley de descentralización.

Los diputados deben conocer y ejercer su real papel y su poder. Los votos para una ley deben ser producto del acuerdo ciudadano y no de la voluntad del Ejecutivo o de cúpulas partidistas.   El papel del diputado es legislar y no hacer caminos, por ejemplo.   Los puede conseguir, porque para eso existen los acuerdos parlamentarios. Si el Ejecutivo premia a los Diputados amigos y castiga a los que otros, no ayuda al cambio.   El comportamiento del diputado José Blandón es el correcto para un oficialista en una democracia moderna.

No creo que haya que reformar ni cambiar la constitución. Las leyes necesarias ya existen. Quizás una buena ley anti tránsfugas que derogue la que promueve esta abominación de la política criolla sea necesaria. Mientras esto no ocurra, seguiremos viendo el ómnibus del cambio en el mismo lugar.

<> Artículo publicado el 16 de septiembre de 2010  en el diario El Panamá América, a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Los medios reemplazan a los tribunales de justicia

La opinión del periodista y docente universitario….
GARRITT GENETEAU 

El verdadero papel que deben ejercer los medios de comunicación social no ha sido cabalmente comprendido y esta situación lleva a la parcialización noticiosa, al morbo y a la invasión de predios ajenos a la noble profesión del periodismo.

En busca de protagonismo y de aumentar la circulación y, por ende, la cosecha de pingües ganancias, a veces los medios se extralimitan y convierten a personajes mediocres en una especie de ‘dioses’ y por el contrario, emprenden campañas mezquinas para enlodar reputaciones y caer en el pecado de convertirse en ‘falsos tribunales de justicia’, condenando a ciudadanos sin que antes hayan intervenido las autoridades competentes sopesando imparcialmente y con justicia situaciones que son de su competencia y no de los escribidores.

Aceptamos que siempre ha existido en este país retrocesos en su desarrollo social, ciertos vacíos en la justicia que contribuyen a retrasar los casos por meses y años; también observamos a funcionarios judiciales, cuyas acciones dejan mucho qué desear, pero eso no debe ser motivo para que los medios asuman el papel de acusadores y de jueces.

Ignoran o se hacen los desconocedores de la verdadera misión de los comunicadores, que ha sido, es y debe ser la de informar, orientar y en ocasiones entretener a los ciudadanos, pero nunca deben convertirse en jueces. Se ha dado en que determinado acusado ha sido condenado en los medios antes de ir a juicio y por más esfuerzos que haga su defensor, al final resulta condenado porque los jueces y miembros del jurado han sido predispuestos a esa determinación.

Ahora tratamos este asunto, viene al caso un suceso político reciente. Se ve muy mal que un político tenga que cambiarse de partido para bañarse en el Jordán que lava los pecados de la corrupción que este personaje hubiese cometido. De esta manera le estamos enviando un mensaje negativo a las presentes y futuras generaciones en el sentido que hay que tener principios políticos y no saltar hacia las toldas que les brinden protección e inmunidad.

Los que hemos abrazado la profesión de periodista debemos velar porque se mantenga un periodismo ético, moral e imparcial y que nunca traspase los linderos de la inmoralidad y la corrupción. Que la honestidad y la verdad sean siempre su norte.

<> Artículo publicado el 15 de septiembre de 2010  en el diario El Siglo, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Moderno centro de carga y descarga pluvial en Darién

Darienitas cuentan con moderno centro de carga y descarga fluvial – Gobierno Nacional anuncia otros proyectos para esa provincia.  El reportaje de la activista política...

Jennie  Gonzalez

Una población superior a 27 mil personas serán beneficiadas con el recién inaugurado Centro de Carga y Descarga de Multiuso para embarcaciones tipo artesanal, construido en Yaviza, provincia de Darién, a un costo de más de 1 millón 185 mil  balboas; obra que fue entregada oficialmente este viernes 17 de septiembre por la viceministra de la Presidencia, María Fábrega.

Fábrega destacó que el puerto no solo beneficiará a los moradores de Yaviza, sino también a los que están en los alrededores de los ríos Tuira y Chucunaque. “La entrega de la obra no quiere decir que ahora nuestro gobierno va a olvidar a esta provincia, este puerto es uno de los proyectos más importantes que se están desarrollando y que se tiene programado para esta parte del país”, precisó.

Además detalló que está en proceso de licitación los puertos de La Palma y Quimba, y antes de fin de año se prevé la entrega del sistema de acueductos de agua potable de Darién, que beneficiará a más de 15 mil habitantes en el área de la carretera Panamericana desde Arimay hasta Yaviza.

Dijo que también se trabajan en los últimos detalles en torno al proyecto de electrificación. “Aunque para algunos es difícil, para nosotros no, nuestro compromiso como gobierno sigue siendo el mismo: trabajar arduamente”, dijo la Viceministra.

Igualmente anunció que para finales de septiembre se entregarán las plantas del IDAAN  para que empiecen a realizarse las pruebas de potabilización que durarán 21 días, luego estarán en completo funcionamiento. Se construirá en La Palma y Metetí Las Villas Gubernamentales para tener presencia permanente en Darién como gobierno y Estado para tener una comunicación directa con las comunidades. Se estima que las villas albergarán alrededor de 23 instituciones.

El puerto inaugurado en Yaviza, con capacidad para recibir embarcaciones como piraguas, pangas, cayucos y de cabotaje liviano, incluye espacios techados con áreas de espera, restaurantes, sala de conferencia, mirador y área de descarga integrada con dos muelles flotantes, uno para carga y otro destinado exclusivamente para el trasbordo de pasajeros.

El administrador de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), Roberto Linares explicó que “todo este conjunto de instalaciones  tiene un solo fin: fortalecer las actividades económicas de Darién, y así contar con moderna infraestructura para desarrollar una ordenada y eficiente labor de carga y descarga de las mercancías”.

Informó que la AMP administrará el nuevo puerto y trabajará conjuntamente con las comunidades para impulsar el desarrollo de la provincia.

La nueva estructura, realizada por el Consejo Nacional para el Desarrollo Sostenible (CONADES) y que generará un importante movimiento económico en la zona, cuenta además con un sistema de rampas o pasarela ajustables a los niveles de agua, instalados con un mínimo ángulo de inclinación. Posee elementos que permitirán su máximo uso durante las estaciones lluviosas, mareas altas y bajas como niveles extremos de agua, complementando el transporte fluvial de pasajeros y carga.

Para reducir el efecto de las corrientes en la estructura flotante de carga, el muelle existente se habilitó con un sistema de sujeción que mantendrá en posición firme en la dirección de la corriente fluvial, además que el mismo servirá como rompeolas, reduciendo la socavación de la ribera. Para el muelle flotante de pasajeros funcionará por separado y su sistema de sujeción será desde tierra firme usando las rampas debidamente arriostradas al pontón que garantice el libre acceso y seguridad del mismo.

Para el dirigente indígena, Oscar Berogate, el trabajo del gobierno se está viendo, y los productores podrán trasladarse ahora fácilmente hacia los camiones, la población se va a ver beneficiada, ya que “antes la vida era muy lamentable porque los productores venían con mucho cansancio, tomando sol y lluvia, no tenían donde acampar,  a veces se quedaban esperando toda la noche el barco o camión, pero ahora tienen donde descansar, los señores productores están contento”.

Por su parte, el alcalde de Pinogana, Sisto Sanjur  exhortó a las comunidades hacer un buen uso de las instalaciones para que duren más.  Sostuvo que “este tipo de obra, nunca se había visto antes, y Darién no es la provincia olvidada”.

En el acto de inauguración participaron –además- la ministra de Trabajo, Alma Cortés; la secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Desarrollo Sostenible (CONADES), Danna Harrick;  Dorindo Moreno, gobernador de la provincia; entre otras autoridades.

GOBIERNO NACIONAL

¡ JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ !

<>  Reportaje publicado en Facebook  el  18 de septiembre de 2010 a las 18:39 por la autora a quien damos todo el crédito, el mérito y la responsabilidad que le corresponde.

La Pesca

La opinión del Profesor de la Universidad de Panamá…

Ángel Javier Vega

La actividad pesquera en nuestro país ocurre principalmente en el océano Pacífico. Condiciones oceanográficas como el afloramiento del Golfo de Panamá o la gran cantidad de islas e islotes que encontramos a lo largo y ancho de nuestra plataforma continental, hacen de esta área un sistema ideal para la actividad pesquera.

De nuestros mares y océanos obtenemos magníficos ejemplares de pargos, chernas, corvinas, dorado, tiburones, camarones y otra cantidad importante de especies, que son destinadas al marcado local o de exportación, generando divisas al país. ¿Qué tanto conocimiento tenemos del comportamiento de nuestras pesquerías, sean estas artesanales o industriales? Realmente muy poco. ¿Cómo influye esto en el manejo de nuestras pesquerías? Lamentablemente de forma negativa.

Los pocos estudios que se han hecho están demostrando que especies importantes de peces y crustáceos, tantos para la pesca artesanal como industrial están siendo impactados por la forma en que pescamos. Gran parte de ellas se capturan a tallas donde aún son juveniles o en los momentos donde ocurre la máxima actividad reproductiva de la especie.

Casos documentados como la caída de las capturas de camarones en la década del 80, que al día de hoy no se han recuperado, disminuciones drásticas de las densidades de langosta y cambute, que han lleva a la promulgación de vedas, son claros indicios de que las cosas no las estamos haciendo bien, al asumir medidas reactivas ante la ausencia de políticas de pesca sostenible. Actuamos cuando se detecta que el recurso pesquero esta deteriorado, y no establecemos una política de estado que implique investigación, manejo y monitoreo a largo plazo. Carecemos de sistemas de capturas de información básicas sobre desembarques, sobre todo por la ausencia de sitios de acopios que permita recopilar esta información.

Nuestro país se caracteriza por la gran cantidad de puertos y desembarcaderos, por donde son descargadas las capturas convirtiendo la recopilación de información de desembarques en una tarea imposible. Los estudios biológicos pesqueros que lleven a la caracterización de los diferentes tipos de pesquerías, para entenderlas y manejarlas, apenas inician, sobre todo con el apoyo de instituciones como Senacyt, ONG como MarViva, Universidad de Panamá, Instituto Smithsoniano, la ARAP y el sector pesquero.

Otro aspecto importante que no podemos perder de vista, es que las pesquerías son una actividad económica, y que además cumplen un papel social. Muchas de nuestras comunidades costeras dependen de los recursos pesqueros para su sustento y son el núcleo de su economía.

En este año hemos sido testigos de las continuas protestas del sector pesquero por la posibilidad de que se reglamente la actividad, o de que se permita pescar con “trasmallos” con luz de malla por debajo de la legal. El mensaje que se manda es claro, la toma de decisiones con relación al manejo de nuestros recursos pesqueros debe ser participativa, de abajo hacia arriba, involucrando a todos los sectores: usuarios administradores, academia y ONG. Solo así podemos establecer políticas donde el norte sea ganar-ganar, donde cada sector aporte lo mejor de sí, pero que además estemos dispuestos a sacrificar algo, a favor del bien común. Por último, un clamor constante es la solicitud de subsidios, lo cual debe ser analizado con mucho cuidado, pues corremos el riesgo de convertir en sostenible desde el punto de vista económico una actividad, que desde el punto de vista ambiental es insostenible.

<> Artículo publicado el 16 de septiembre de 2010  en el diario El Panamá América, a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Una alternativa electoral necesaria

La opinión de…

Olmedo Beluche 

Los acontecimientos de las últimas semanas en Panamá ratifican lo que el Partido Alternativa Popular (PAP) señala desde 2006, es necesaria y urgente la construcción de una propuesta político-electoral que surja de las entrañas del pueblo panameño, que dispute el poder a los partidos oligárquicos y presente una alternativa frente a la crisis social, económica y política en que están sumiendo a la nación.

La imposición de una serie de leyes antipopulares, como las leyes chorizo y carcelazo; la continuación de un modelo económico de saqueo de nuestros recursos naturales y nuestro trabajo por empresas extranjeras; los megaproyectos que conducen directamente al colapso financiero del Estado; el descrédito de los políticos actuales y sus partidos; la impopularidad creciente del presidente Ricardo Martinelli y sus ministros, dado el incumplimiento de sus promesas de “verdadero cambio”; todo ello obliga a que los sectores populares, los gremios, la sociedad civil y los sindicatos presentemos unidos una propuesta político-electoral que sea una alternativa real para salvar al país del despeñadero por el que vamos.

Por estas razones, el Partido Alternativa Popular saluda el reciente llamado del Suntracs a la constitución de una alternativa político-electoral como la que hemos señalado. La capacidad de movilización y la trayectoria combativa de Suntracs será un peso decisivo para hacer realidad una alternativa popular, democrática y antineoliberal.

Desde el PAP, exhortamos a los sectores sindicales y gremiales a seguir el ejemplo, a asumir un compromiso que rebase los límites reivindicativos para pasar a una fase propositiva, que presente un plan de gobierno alternativo al que hemos padecido durante 20 años de régimen seudodemocrático. Esto, a la vez que procuramos sostener la máxima unidad de la lucha sindical contra las leyes antipopulares del gobierno Martinelli.

En este camino, como han demostrado los hechos, es preciso deponer los ánimos sectarios que nos han dividido en el pasado, pues el enemigo que debemos vencer sí está unido y es fuerte. Así como fue necesaria la unidad sindical para concretar la huelga del pasado 13 de julio, será necesaria la unidad para vencer un Código Electoral antidemocrático, hecho para que no surjan nuevas opciones y siga imperando el poder del dinero. Hoy, más que antes, es necesaria la unidad del movimiento popular para vencer las trabas impuestas y a los enemigos del pueblo en las urnas.

Se ha demostrado que los sectores populares sí contamos con propuestas de carne y hueso, que incluso ya empiezan a marcar en las encuestas, como lo es el reconocido Juan Jované, dirigente de la Unidad de Lucha Integral del Pueblo, y del PAP. En este sentido, saludamos la iniciativa de que también se incorpore al ruedo electoral el dirigente Genaro López, figura destacada del sector sindical. Ambos, junto a otros líderes, serán referentes que impulsen un proyecto alternativo.

<> Artículo publicado el 16 de septiembre de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.