¿Partido PRD o Cambio Democrático?

La opinión de…

Mauro Zúñiga Araúz 

El excelente “Hoy por Hoy” del diario La Prensa del pasado 10 de septiembre, me motivó a escribir este artículo. “Es una ironía que sean los propios partidos políticos los que ponen en peligro la democracia”.

¿Existen diferencias significativas entre el Partido Revolucionario Democrático (PRD) y Cambio Democrático (CD)? Específicamente, ¿cuál era la conducta del PRD cuando los militares reprimían a la población, y cuál fue la del CD ante la masacre de Bocas del Toro? Los primeros se montaban en un cohete y se iban de paseo a la cara oculta de la Luna o se quedaban en la Tierra para justificar las acciones militares, como por ejemplo, argumentar que mi secuestro y tortura fue un autosecuestro, como hizo la bancada legislativa del PRD. Parece que los segundos le alquilaron el cohete a los primeros, hasta que el dueño del partido (el actual Presidente) los llamó para que dieran una conferencia de prensa en la que se anunció que ofrecerían la suma de cinco mil dólares a la persona que identificara a los captores de Valentín Palacio.

Como no se ha vuelto a saber de la recompensa, asumo que ya Gustavo Pérez la cobró.   A menos que, tal como lo hizo el PRD en su momento, estén montando un show mediático del mismo calibre.   A propósito, le aconsejo al jefe de la Policía que tome clases de arte escénico, porque las declaraciones que dio en un medio televisivo local, en donde hizo un esfuerzo sobrehumano para poner cara de conmiseración, no convencieron ni a los oligofrénicos.

Lo cierto es que a los dos meses de la masacre de Bocas del Toro nadie dio la orden ni nadie disparó.   Hubo un suicidio colectivo.   Hubo autoflagelación con perdigones, un desaparecido que se autosecuestró y se autotorturó.

La conferencia de CD, partido gobernante, en la que se anunció la recompensa fue una clara confesión del Ejecutivo aceptando la incompetencia del Ministerio Público para investigar los hechos, además de una violación al artículo 94 del Código Electoral. En un país de derecho esto ya debería haber sido investigado por el Tribunal Electoral, con las sanciones correspondientes.

Las cosas se agravaron cuando el ministro de Seguridad espetó la tristemente célebre oración señalando que se trataba de “indios borrachos”, y después con una arrogancia que le dan los dólares que recibe por ser el titular de la cartera, justificar el uso de perdigones y amenazar con volver a usarlos, tratando a los panameños con un olímpico desprecio propio de los Césares. Esta actitud del ministro de Seguridad no ha sido cuestionada por Cambio Democrático, al contrario; eso hizo que los integrantes del PRD dieran un salto al encontrar un partido que replica las viejas tácticas militares.

No me cabe la menor duda de que el Gobierno sacó del escondite a Valentín Palacio cuando los miembros de la asamblea de la sociedad civil presentamos el habeas corpus y yo dije, recordando lo que le ocurrió a Hugo Spadafora Franco el 15 de septiembre de 1985, que “podría tratarse del primer decapitado” de la dictadura civil.   Entraron en pánico.   Pero como pintan las cosas, parece que las ejecuciones de Bocas engrosarán la abultada lista de la impunidad que caracteriza a nuestra política criolla.

Pero no todo es negativo. Después de que el “comandante” José Raúl Mulino saliera en las pantallas de televisión, con uniforme de fatiga y una ametralladora en mano, declarándole la guerra las FARC, vinieron los cazatalentos de Hollywood a contratarlo para que reemplazara a Sylvester Stallone en la serie Rambo. Sólo le recomendaron que se tiña las canas y se deshaga de unas libritas que tiene de más. Eso sí, el propio Stallone lo acompañará al tapón de Darién para enseñarle los trucos de sobrevivencia en la selva.

Lo único malo es que el excelentísimo le va a cobrar el 10% de las ganancias que le ofrezca la empresa que lo contrató.

<> Artículo publicado el 16 de septiembre de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: