El legado de la democracia cristiana

La opinión de…

Carlos Eduardo Rubio

El 22 de noviembre próximo se cumplen 50 años de la fundación del Partido Demócrata Cristiano en Panamá, inscripción que fue realizada en 1960 por un grupo de universitarios, profesionales jóvenes, dirigentes gremiales, trabajadores y campesinos identificados con la ideología social cristiana (www.partidopopular.org.pa).

Hay dos percepciones distintas de valorar a los partidos políticos en nuestro país. La primera, que considero equivocada, está en apreciarlos conforme al número de inscritos o votos aportados, y la segunda, valorarlos en las propuestas, planes, programas, principios ideológicos, y logros, lo cual es el fin de los partidos de cuadros.

En sus primeros años, la Democracia Cristiana, desde la oposición, en sus propuestas al país para las elecciones de 1968 fueron los primeros en proponer “la panameñización del Canal”. Propuesta novedosa al país, ya que con anterioridad se hablaba de eliminar la Zona del Canal o eliminar las bases militares. Lo anterior fue concretado con los tratados Torrijos Carter en 1977, materializado y perfeccionado con la efectiva entrega del Canal en 1999, propuesta consistente en –y la historia le dio la razón a los democristianos– que los panameños podemos administrar eficientemente el Canal de Panamá.

Bajo la oposición política, y bajo el liderazgo de Ricardo Arias Calderón, fue el PDC el beligerante partido (entre otros partidos y agrupaciones) que luchó y finalmente logró establecer la democracia sin fraudes, entiéndase del sistema político con elecciones legítimas, sumado al respeto al estado de derecho, los derechos humanos, la libertad de expresión y prensa; características todas vulneradas durante la época de la dictadura.

Luego en gobierno, la Democracia Cristiana propuso la subordinación de los militares al poder civil, con el fin de garantizar la seguridad de nuestro país, sin que el encargado de la misma fuera una amenaza al orden social y la Constitución política.

Desde el Legislativo, en estos 50 años, fueron los parlamentarios y diputados miembros de la estrella verde quienes crearon, propusieron, o modificaron leyes importantes, realidad hoy; todas con finalidad de consolidar la democracia e implementar la justicia social, como lo son: la ley de carrera administrativa, de los discapacitados, de la paternidad responsable, de la galleta y el vaso de leche, de los derechos de los pacientes, de las adolescentes embarazadas, de la pensión de viudez, de violencia intrafamiliar, de adopciones, de seguridad social para amas de casa, de sociedades de responsabilidad limitada, y de juicios internacionales, entre otras, destacándose la ley de transparencia y rendición de cuentas en la gestión pública.

Hoy, desde la oposición política, el PDC, actualmente Partido Popular, tiene el rol de fiscalizar el cumplimiento, consolidación y perfeccionamiento de la democracia, que se encuentra en peligro por la concentración de poder y el presidencialismo salvaje, además de la falta de valores y principios en la sociedad.

Después de más de una década, nos presentaremos con candidato presidencial propio, en la figura del líder y presidente del partido, Milton Henríquez.   Finalmente, a largo plazo, los populares de la estrella verde entraremos a la historia como el grupo de hombres y mujeres que logramos un Panamá de primer mundo.

<>Artículo publicado el 8  de septiembre de 2010 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: