¿Derechos humanos o izquierdos humanos?

La opinión del Periodista…

Miguel A Espino Perigault

El escritor uruguayo, Mario Benedetti, se preguntó en una ocasión  si no sería necesario hablar de los “izquierdos humanos”, como respuesta a la  mal entendida y peor instrumentada idea de los muy mencionados  “derechos humanos”.

Las cosas en este terreno no han mejorado, a pesar de la aparente universalización del término; sino más bien podría afirmarse, con pruebas irrefutables, que existe un real y verdadero  torcimiento del recto significado de la expresión en sus dos  términos, tanto en el sustantivo como en su adjetivo:  No son  ni derechos ni humanos.

Los movimientos de derechos humanos, en todas partes son, en el mejor de los casos, incompletos y, por lo tanto engañosos.   En el peor de los casos, que corresponde a la realidad universalmente aceptada como  correcta, son perversamente manipulados, hasta el crimen.

Esto, por culpa de  la Organización de las Naciones Unidas, empeñada, a través de presiones e imposiciones políticas y económicas, en la universalización  del aborto irrestricto, presentado como un derecho, cuando se trata, en realidad, de  una  Patente de Corso   para asesinar a seres humanos inocentes e indefensos, como son los no-nacidos.

En días recientes, visitó nuestro país la señora Kyung-wha Kang, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, para los derechos humanos. Fue recibida y atendida por  el Defensor del Pueblo, don Ricardo Julio Vargas.

Según nota periodística de la defensoría del pueblo, la distinguida embajadora de los derechos humanos entendidos a lo ONU, mostró su interés por la vigencia de los derechos humanos en el país, como se enfocan en nuestra cultura y los protegen nuestras leyes. Sobre el particular, la Alta Comisionada de la ONU recibió un informe oficial, como exige la cortesía.

Por ser  el activo ombudsman panameño un caballero y hombre de buenas costumbres, seguramente no le preguntó a la distinguida visitante cómo es que entre  los derechos humanos que la ONU promueve no se incluye el derecho a vivir de los niños por nacer.

Quizá en una reunión más informal hasta se habría atrevido, don Ricardo, a solicitar una explicación razonable acerca del “derecho” concedido por la ONU, a las madres, para  asesinar a sus hijos por nacer, y qué diferencia veía y aceptaba ella, la Alta Comisionada,  entre asesinar al hijo antes de nacer y asesinarlo después de nacido.

Esta preguntas no hubieran sido impertinente, pues la señora Kyung-wha Kang  sucedió en el alto cargo a su colega, Louise Arbour, quien fue calificada de “genocida” por la directora de la Oficina Internacional de la Fundación Vida, la mejicana,  Paulina Sada Monroy, debido a la persiste y agresiva campaña de aquella tierna mujer  para imponer, en nombre dela ONU, el “derecho” al aborto, como parte de la política de salud sexual y reproductiva, promovida en todos los países del tercer mundo.

Claro que don Ricardo no iba a cometer esa falta de cortesía y dejar en evidencia la ignorancia o la alta hipocresía de doña Kyung-wha Kang.

Seguramente le habría preguntado, también,  qué entienden en la ONU por  “personas con capacidades diferentes”, porque es algo que todos tenemos.

Pero, en fin, ya en todas partes se conocen las veleidades  conceptuales del nuevo orden mundial que es  el sueño de la ONU y la pesadilla de los países celosos de su cultura y de sus valores con los cuales se vivifican los derechos humanos, los verdaderos, los que respetan la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural.


<>
Artículo publicado el 11 de agosto de 2010  en La Hora Cero, el diario digital de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Salvando al Soldado Bosco…y al Reino de Ilusión

La opinión del economista…

.

Francisco Bustamante


Quien lo hubiera dicho. Bosco, de menospreciado por tirios y troyanos, de a poco se está convirtiendo en el puente, que puede mantener, o acabar,  la Alianza de los Huesos Viejos  (panameñismo) con los Huesos menos viejos (Cambio Democrático). El presidente le pide la renuncia. A que tú renuncias. A que yo no renuncio.  Al mejor estilo de Trespatines y la Tremenda Corte.

Y Bosco tiene enorme escudo anti-misiles. La limpieza de la Muy Noble y Leal Ciudad de Panamá. El gobierno, queriendo presionarlo, le ha puesto en el lugar de incomprendido. De víctima. Luchando él sólo con sus amigos, contra los enemigos de la salud pública. Y como chiquillos, (si no juego, me llevo mi pelota), el gobierno le quita los camiones y los repuestos.

Y  de paso, le cae la teja  a todo el mundo. Cómo es posible que el gobierno le debe a la comuna 29 millones de dólares? Qué pasó con la administración anterior perrediana? Por qué nunca le pagaron al ex – Alcalde Navarro? Será que nunca supo cobrar bien, o el gobierno se negó a pagar la deuda? Y de otra parte, están pendientes de cobro otros 80 millones de dólares a la ciudad. Qué hizo el ex Alcalde Navarro para cobrar esas deudas?

Vallarino el otro, el big shot, puede lucirse, ganando espacio con los huesos viejos, pero tal vez, distanciándose del  dueño de las llaves del reino. Darle una partidita extra al Alcalde, para que termine de comprar sus camiones, y que modernice sus sistemas de cobro. Y los diputados también. Aprobando esa partidita. Total, si le quitaron a las computadoras de los estudiantes, a los gastos sociales, para terminar la Cinta Costera, no sería más malo pedirle al BNP que financie la compra de los camiones, con la garantía de pago del gobierno.

Se atreverán a desafiar al Supremo? No lo creo. Eso le quita espacio al verdadero infante del reino, el Papadi, y deja mal parado al heredero oficial del Reino, el Juanca I. Y los panameñistas se crecerían en la Alianza, sin necesidad de Juanca. Y ganando puntos el cobrador de impuestos, volteando su impopularidad en clamorosos aplausos,  cual valeroso Cid Campeador.

Ah, pero todos, el Marqués de la Basura, el Bosco, y el Que Manda, nos siguen vendiendo espejitos, como en los tiempos de la conquista gachupina: que la recolección de la basura no se va a cobrar, porque se va a convertir en dinero.  Yo sabía que era al revés, pero aquí no será así, en el Reino de la Locura. Y el Que Manda, nos anuncia que vamos a celebrar el Descubrimiento del Mar del Sur. Y que viene el Papa, el verdadero, el  del Vaticano. Y que vienen otros  juegos, además del PAN  que ya llegó. Y que vamos a subastar la nacionalidad, para traer jugadores para llegar al próximo mundial de fútbol ( recuerdas un país centroamericano que fue una vez y perdieron 10 goles a 1? Tomo apuestas). En fin, el Reino de la Locura…

<>
Artículo enviado el 27 de julio de 2010 a Panaletras por el autor a quien damos todo el crédito, el mérito y las responsabilidades que le corresponden.

Ignorancia no es sinónimo de estupidez

La opinión del Economista…

.

Francisco Bustamante

La ignorancia es el desconocimiento de un determinado tema, ciencia o cultura. Es una condición asociada, generalmente, a una educación deficiente. Pocas personas, si tienen la oportunidad, desaprovechan la ocasión de educarse. No necesariamente la ignorancia es sinónimo de falta de inteligencia. Es en último caso, falta de información. Tiene solución.  Es cuestión de tiempo. A manera de ejemplo: si me pides que haga una bomba atómica, te digo que soy un perfecto ignorante en estos temas. Si me das 5 años para estudiar física, puedo aprender a hacer una bomba atómica. Repito. Es cuestión de tiempo.

Ya la estupidez es otra cosa. Es una condición propia de una limitación o incapacidad o lentitud  para entender  una situación, materia o conocimiento. Está íntimamente vinculada a, (i) una circunstancia de limitaciones cerebrales, o (ii) actitudes que no tienen nada que ver con la capacidad de aprendizaje de una persona. En el primer caso, limitaciones cerebrales, la persona que la sufre es definida como un ser con capacidades diferentes.

Ahora en el segundo caso, puede tener una capacidad cerebral lo suficientemente alta para aprender un oficio, arte o profesión. Pero sus actitudes, no necesariamente reflejan el nivel alcanzado. Podría decirse que una persona estúpida, cualquiera que sea la génesis de su discapacidad, actúa o reacciona de una manera que no se beneficia a sí misma, ni a terceros. Una persona estúpida difícilmente puede aprender. Sus neuronas o sus circuitos emocionales están tan dañados  que no tiene cura, lamentablemente. O es muy difícil la misma.

A qué viene esto? Hemos escuchado algunas de las siguientes calificaciones hacia los huelguistas de Bocas del Toro. Borrachitos.   Quién les vende el licor? Ignorantes.   Quién les educó tan deficientemente o no les dio oportunidad de aprender?   Indios. Es acaso un delito o deficiencia tener un origen étnico o cultural anterior a la llegada de nuestros antepasados blancos, negros o asiáticos a este istmo?   Hasta PRDs le han dicho, como si fuese un demérito  pertenecer a un colectivo político, al cual no pertenezco dicho sea de paso.

Cuál ha sido el delito de estos compatriotas para merecer semejantes expresiones despectivas provenientes de altas, por el cargo que ocupan, autoridades panameñas?  Expresar con el único instrumento que tienen, la huelga, sus oposiciones a las embutidas leyes recientemente aprobadas por una Asamblea y un Ejecutivo que no se sienten ignorantes, borrachitos ni formados por indios. Entonces, pregunto: cómo se autodefinen, si sus acciones llevan al país al enfrentamiento entre connacionales? Con varios muertos, cientos de heridos y detenidos entre los huelguistas y cero bajas en las fuerzas del gobierno? Ahí te lo dejo.

<>

Este artículo fue enviado via E-Mail a Panaletras el 14 de julio de 2010 por el autor a quien damos todo el crédito, el merito y las responsabilidades que le corresponden.

Vox Populi Vox Dei

La opinión del Abogado…

Evans Loo R.

La voz del pueblo es la voz de Dios,  reza el aforismo latino que algunos atribuyen a Hesíodo, el gran poeta griego del siglo VIII  A.C. , y otros al monje anglosajón Alcuino de York, quien fuera el consejero del emperador Carlomagno.

En la obra Epístolas, de Alcuino de York, se dice textualmente: “Y esas gentes que siguen diciendo que la voz del pueblo es la voz de Dios no deberían ser escuchadas, porque la rectitud de las masas está siempre bastante cercana a la locura”.  O lo que es lo mismo, si opinaron que una persona era buena para gobernar eso no debe tomarse como designio divino….

Alcuino le daba un sentido negativo a aquella expresión, en consonancia con el pensamiento de Séneca,  el cual advirtió que “el valor de las opiniones se ha de computar por el peso, no por el número”. ¿Qué acierto, pues, se puede esperar de sus resoluciones?  Lo cual rechaza toda forma de democracia popular existente en nuestra época.   Es ese el concepto que este gobierno esta aplicando en sus relaciones con nuestra población?

Deben entonces escuchar las autoridades las opiniones del pueblo en el momento de aprobar las leyes o refrendarlas?   Pareciera  que no. Y que la voz del pueblo es la voz de dios, solo lo es válido  después de cada proceso electoral.  A partir de allí, priva el pensamiento de Alcuino de Cork,  y las reflexiones de Séneca, y esa es la máxima que se esta aplicando en las relaciones gobierno-pueblo de nuestro país.

La ley chorizo ha completamente obnubilado al intelecto de las autoridades.   No quieren o se niegan a entender, que no importa lo que esa ley disponga,  aun si decide designar a todos los ciudadanos de este país  en Ángeles y millonarios.

El problema no es lo que regule la ley.  Aquí lo importante es la forma como dicha ley se aprobó, y como unos diputados electos por el voto popular  demostraron que valen mas las líneas y directrices de  sus partidos que la opinión del pueblo.   Tanto los diputados como el propio presidente fueron electos en sus cargos. Ambos se deben al pueblo y a los votantes.

Nadie puede ocultar que cuando se supo de la existencia de esa ley, las protestas surgieron por doquier.   Tampoco, que esa asamblea violó su propio reglamento interno para aprobarla.  Ni los miembros de la asamblea ni el presidente escucharon al pueblo. Se olvidaron que la voz del pueblo es la voz de Dios. Al fin  tendrán que pagar, ahora o mañana las consecuencias de tal desatino.

<>
Artículo enviado el 26 de julio de 2010 por E-mail a Panaletras por el autor, a quien damos todo el crédito, el merito y las responsabilidades que le corresponden.