Entendiendo el ‘no voy’

La opinión de….

Ricardo Gutiérrez 

Hace poco leí un artículo relacionado con el “no voy” de los taxistas. Antes de seguir, quisiera hacer de conocimiento del lector que también he sido víctima del “no voy”,   el enojo que uno siente cuando le ocurre es indescriptible.

En las pocas ocasiones en que he tenido que recurrir al servicio de transporte selectivo cambié de estrategia, me montaba y después le decía al conductor hacia dónde iba.

Voy a despojarme de todo sentimiento para tratar de aportar un análisis objetivo de la situación. La mayoría de los gobiernos subsidia el transporte. La diferencia radica cuando el subsidio se hace a costa del dinero del empresario y no del Gobierno. Y es que es el empresario (taxista) y no el Gobierno, quien ve mermada su utilidad cuando la ruta solicitada es de alta congestión.

El sistema de tarifa establece el mismo cobro, independientemente de si un recorrido de cinco kilómetros se hace en 15 minutos o en 45 minutos. No nos olvidemos que el fin de todo negocio es la obtención de utilidades y lo que hay detrás de un “no voy”, es el criterio empresarial de quien decide cómo maximizar sus utilidades.

En otras palabras, la responsabilidad no es del taxista, sino del Gobierno, que ha tenido en sus manos la solución a este problema desde hace muchos años.

Procedo a explicar. En 1897 Gottlieb Daimler equipó el primer taxi con un taxímetro. El taxímetro podemos definirlo como un aparato mecánico o eléctrico que permite cobrar al usuario una tarifa en función de la distancia recorrida y del tiempo utilizado. De esta forma un taxi al que se le solicitara una ruta congestionada, obtendría una compensación justa en función del mayor tiempo invertido en el recorrido.

¿Por qué ningún gobierno ha tomado la decisión de hacer obligatorio el uso de los taxímetros? Eso, señores, es un gran misterio que espero alguien pueda alguna vez contestar. Este gobierno tiene en sus manos la oportunidad de aplicar la tecnología para brindar una solución justa, tanto a usuarios como operadores de transporte selectivo.

<>
Artículo publicado el 30 de agosto de 2010 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: