Las acusaciones de El País y el periodismo responsable

La opinión de….

Eloy Fisher

En julio, el medio digital El País de Costa Rica, publicó el primero de una serie de controversiales reportajes sobre el Presidente Martinelli.   Específicamente, el artículo alertó sobre la preocupación del gobierno de los Estados Unidos sobre el rumbo del país. El periódico citó que la retirada de la Embajadora Stephenson, tras sólo 21 meses en el cargo, tendría como motivo “bajarle el perfil a la relación con el gobierno de Panamá”.

Cuando el Senado estadounidense rápidamente confirmó a su reemplazo, Phyllis Powers, una experimentada funcionaria de carrera que fungió como oficial diplomática en Irak, nadie se preocupó en siquiera desmentir a El País, que desde entonces arremete esporádicamente en contra la actual administración.   Sin duda lo que hace fuerte a una democracia es una oposición vigorosa y ningún gobierno está exento de críticas: éste no es la excepción.   No obstante, usar el periodismo de forma irresponsable en nuestros países es peligroso.

Sin duda, los periodistas se equivocan.   En el caso New York Times Co. vs. Estados Unidos que se ventiló en la Corte Suprema de aquel país, la judicatura reconoció que la libertad de expresión ofrece a los interlocutores inmunidad de sanción con respecto a figuras públicas, bajo la salvedad que la información no haya sido falsa y a la vez redactada con conocimiento de su falsedad, o sin reparo a la verdad del enunciado.    En efecto, darle espacio de respiración para que florezca la libertad de expresión requiere tolerar enunciados falsos.

Lamentablemente, en Panamá los contrapesos judiciales son débiles;   la práctica de nuestra Corte no se compagina con las salvedades incluidas en el Artículo 178 del Código Penal que eximen la discusión pública en el caso de injurias en contra de servidores públicos.   Esos márgenes de error para oxigenar a la libertad de expresión no existen;   estos casos escandalosos sólo sirven para justificar mayores restricciones en algunos círculos.

Peor aún, el medio en cuestión es un medio extranjero, con una agenda política expresa. Favorecer una línea política no es algo dañino en sí mismo,   pero disfrazar mentiras y anonimatos como verdades, bajo el amparo de la libertad de expresión, para avanzar causas políticas estrechas rompe los grilletes de la responsabilidad periodística para con el público lector y contribuye al avance de chauvinismos. Así los medios, en teoría garantes de nuestras libertades, se convierten en parte del problema.

En el caso estadounidense, es preocupante ver las posturas políticas que avanzan ciertos medios, programas que buscan reinventar el racismo y la intolerancia religiosa, eliminar las protecciones legales a la ciudadanía en aras de protegerla en contra enemigos irrelevantes y tratar al desempleo como una cuestión voluntaria. En aras de avanzar causas supuestamente populares, El País es el reflejo izquierdista de lo que hoy la conservadora Fox News es, por ejemplo, al caso estadounidense.

El periodismo es un arma de doble filo, y quienes tenemos espacios en los medios debemos reconocerlo.   Nuestro interés debe ser contribuir al debate, y ofrecer las herramientas, ya sean hechos u opiniones, para que los lectores tomen una decisión sensata y razonable. Manipular a la ciudadanía sólo contribuye a la frustración, y al desborde de pasiones que siempre, en el largo aliento histórico, sólo sirven para el desencanto y la pobreza de los pueblos.

<>
Este artículo se publicó el 27 de agosto de 2010 en el diario Panamá América a quienes damos igual que al autor todo el crédito  que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: