La madre de los textos escolares

La opinión de la Gobernadora de la Provincia de Panamá…

Mayín Correa

Ella quiere incluir en su discurso de agradecimiento un mensaje a sus padres muertos, pero cree que no podrá contener las lágrimas… Yo le aconsejé que no lo diga al final del discurso, porque queremos que termine el acto contenta, feliz por tan singular reconocimiento.

Es que la Cámara Panameña del Libro solicitó al Gobierno la imposición de la Orden Manuel Amador Guerrero, en el grado de “Comendador”, a la profesora Noris Correa de Sanjur, durante la celebración de la Feria del Libro, esta semana en Atlapa.   La profesora Noris es la hermana–madre de Rodrigo, Gonzalo, Carmen y mía.   Y… abuela, tía y bisabuela de más de una docena de nietos, sobrinos, biznietos.

Todo este familión sin haber concebido a ninguno, pero haciendo lo que hace una verdadera madre por sus hijos. Mantenerlos, educarlos, guiarlos, disfrutar de sus logros y sufrir con sus dolores.    La profesora quiere decirle algo a su madre Lala, quien agonizando en el parto de nuestra hermana menor Carmen, le pidió que velara por sus cinco hijos que dejaba huérfanos y pequeños.

“Quiero decirle a mamá: míralos aquí con sus familias, ciudadanos decentes y ejemplares como tú querías. También, le diré que disfruté cuidando de ellos, igual que escribiendo docenas de libros de textos escolares que ayudaron a formar a los hijos de la patria”.

La profesora estudió en la Escuela Juan Demóstenes Arosemena donde se graduó de maestra.   Se ganó una beca para estudiar en la Universidad de Panamá, graduándose de profesora de Estudios Sociales.

Comenzó a producir libros de trabajo y de ayuda escolar impresos en mimeógrafos.   Recuerdo la casa llena de libros y de muchos papeles llenos de tinta negra. Hubo momentos en que sentíamos vivir en una mina de carbón junto a una fábrica de papel barato.   Así era la fábrica inicial de libros hechos a mano e impresos en mimeógrafos alemanes Geistener.

Todo indica que la ONU se enteró de esta forma particular de producir libros escolares y le ofreció una beca en New York.   La producción ahora se hacía en imprentas modernas hasta lograr los más hermosos libros de textos escolares, ganadores, año tras año, de los concursos establecidos por el Ministerio de Educación para textos oficiales en los que casi todos los panameños de las últimas generaciones, estudiamos geografía, historia, cívica y estudios sociales.

Este trabajo de escribir textos escolares lo deben hacer quienes tienen vocación y además, un gran corazón… porque los autores terminan sus vidas muy pobres pero llenas de cariño y reconocimiento ciudadano. Mi octogenaria hermana–madre continúa trabajando, más que todo para ayudar a otros, especialmente a su familia.

Siempre he creído que los reconocimientos se hagan en vida, “para que los disfruten y lo saboreen a plenitud. Por eso, agradecemos a la Cámara Panameña del Libro, en especial a Rodrigo Burgos, uno de sus dirigentes, que este jueves lograran que una macaraqueña noble y digna derrame muchas lágrimas de felicidad. Igual gratitud sentimos con el Gobierno que accedió a la solicitud.

<>
Artículo publicado el 26 de agosto de 2010 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Erróneo intento

Sobre un proyecto o iniciativa, compartimos con ustedes la opinión del Abogado y Comentarista….

Guillermo Márquez B.

El anuncio de que a quienes como empleadores soliciten a las mujeres que deseen emplearse con ellos que les presenten prueba de que no están embarazadas, se les podrá imponer pena de cárcel de 5 a 8 años, resulta ser injusto. Y nos sorprende que dicha iniciativa dimane de la Defensoría del Pueblo, ente que goza de un alto grado de confianza y respeto en la comunidad.

El primer resultado de este proyecto de penalización iría en perjuicio de las propias mujeres, porque nadie va a querer emplearlas.

Por analogía, también deberían correr la misma suerte todos los que soliciten a personas que deseen emplearse con ellos que les presenten sus historiales policivos.

Si conforme a lo que establece el Código Penal el castigo aplicable a un violador sexual es de 5 a 10 años de cárcel, resulta entonces injusto considerar que la solicitud de un certificado de no embarazo sea punible con cárcel de 5 a 8 años y esté al mismo nivel penal que un violador carnal.

<>
Artículo publicado el 26 de agosto de 2010 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Gestión

La opinión del Honorable Diputado de la República…

MIGUEL A. FANOVICH T.

Desde que fui reelecto diputado de la República por el Circuito 4—1 de Chiriquí, en conjunto con mi suplente José Moreno, he dedicado mis esfuerzos a desarrollar programas que involucren las áreas legislativas, sociales y comunitarias.

Para esto he desarrollado, partiendo por la Asamblea Nacional, un ahorro significativo del presupuesto de la institución, modificación del Reglamento Interno, que incluye rebajas a las exoneraciones de autos, eliminación del cobro de dietas por las sesiones extraordinarias y la disminución de la comisión que me tocó presidir, la de Credenciales.

También presenté siete anteproyectos de Ley, entre ellos para incentivar el deporte, para las personas con discapacidad, para que los fondos de las notarías y consulados pasen al Erario Público para obras sociales. Igualmente, presenté una propuesta algo polémica, porque se trata de una especie de Ley Faúndes, con la cual se establecerá que las personas que laboran en el gobierno y tengan hasta 70 años de edad pasen al retiro, para permitir que jóvenes egresados de las universidades ocupen estos cargos.

En David, he procurado dar apoyo a la comunidad en diferentes áreas de asistencia social. Sueño con una mejor calidad de vida para mis conciudadanos del Circuito 4—1, con proyectos concretos y gestionados directamente ante el gobierno, como la construcción del nuevo Enrique Malek, la remodelación del INAC, mercados agrícolas y la construcción del nuevo Estadio Kenny Serracín.

Considero que también se debe ir hacia una descentralización del poder público, porque la distribución de las riquezas y recursos del Estado hacia los conciudadanos está mal.

Para este segundo año de gestión legislativa tengo como fin presentar un proyecto que fortalezca al sector agropecuario, porque se trata de un área que necesita estímulo.

Dentro de este esquema presentaré un anteproyecto de Ley que impida la introducción de alimentos y granos cuando sea temporada de cosecha de productos tradicionales, poniendo como ejemplo el arroz y el maíz. Creo en la seguridad alimentaria, porque los países que apoyan a sus productores tienen un mayor índice de progreso y creo, además, en que, para salir del subdesarrollo, tenemos que hacer planes para apoyar la reconversión con avances hacia la agroindustria.

<>
Este artículo se publicó el 26 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

El Arte de la Guerra

La opinión del Abogado, Administrador de Empresas y Docente Universitario…

.

Miguel A. Boloboski Ferreira

Una adecuada estrategia lo es todo. Siempre ha sido así, desde el Génesis, cualquiera que éste sea.  Estrategia, es el conjunto de acciones que se implementan en un contexto determinado con el claro objetivo de lograr el fin propuesto. Las hay para todo orden de propósitos: “estrategias políticas, empresariales, de marketing, militar, de juegos, de aprendizaje, de enseñanza y en fin, un largo etcétera. Ha sido también, pilar en la perfección y avance en la evolución de las especies, siendo según Darwin y su teoría de la selección natural, los más aptos y no los más fuertes los que finalmente sobreviven. Incluso, Dios y la Madre Naturaleza nos conversan y se manifiestan día a día de sus estrategias.

Sun Tzu, el más antiguo y famoso de los estrategas modernos que durante siglos ha influido el pensamiento político, militar y empresarial del mundo, decía en su libro El Arte de la Guerra, que el supremo refinamiento en el arte de la guerra es combatir los planes del enemigo; someter al ejército enemigo sin combate; tomar sus ciudades (posesiones) sin efectuar el asalto y derrocar al contrincante sin operaciones prolongadas (El Blitzkrieg o guerra relámpago de los alemanes durante la segunda guerra es un ejemplo de esto último) Para Sun Tzu, entre los pasos que aseguraban el camino a la victoria estaban, conocer a tu enemigo y conocerte a ti mismo.

En Política Aristóteles expuso la teoría clásica de las seis formas posibles de gobierno, agrupándolas y confrontándolas conceptualmente dentro del marco del bien común o gobiernos puros, versus, el bien particular o gobiernos impuros. Así, la Democracia enmarcada dentro del bien común o gobierno puro, puede terminar en Demagogia o gobierno impuro; la Aristocracia puede degradarse a Oligarquía, y la Monarquía puede derivar en Tiranía. Sin lugar a dudas, cada una de las seis posibles formas de gobierno son el corolario o fruto de una estrategia previamente establecida, que es ejecutada dentro de un contexto histórico particular en donde la consecuencia lógica debiera ser el logro de una de ellas, finalidad planteada como objetivo.

Pero ¿podrían las tres degradaciones (Tiranía, Oligarquía, Demagogia) conjugarse en único actor o régimen? Si bien varios candidatos deben haber, los más próximos a este peligroso concepto de Tríada y sus muchas variantes estarían gestándose en el cono sur de América.

No olvidemos que ante todo, Estrategia es Arte y es Ciencia, amalgama esta que reconoce que la vida del ser humano se proyecta más allá de lo meramente racional; pues es emoción, es fantasía, es mito y son sueños.  Por consiguiente conducirse de acuerdo con las leyes de la naturaleza y en respeto a los demás, es en definitiva, “el arte de saber convivir”

<>Artículo publicado el 26 de agosto de 2010 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Contrataciones públicas

La opinión de…

Franklin Castrellón

Prácticamente, cuando ya están adjudicados todos los contratos principales para la ampliación del Canal, la Autoridad del Canal ha obtenido ahorros por cerca de $400 millones en comparación con el costo estimado para dichas obras.

¿Por qué se han producido estos ahorros? Jorge Quijano, vicepresidente ejecutivo para la ampliación del Canal, lo explicó a la revista Recursos: “Entre otros factores, ello se debe a la transparencia en las licitaciones y a la forma consistente y oportuna como la ACP paga a sus contratistas”.

Ese manejo ha estimulado la competencia entre empresas nacionales e internacionales, lo que se ha traducido en economías sin sacrificar la calidad de las obras. La clave es un sistema moderno de licitaciones manejado de forma profesional y transparente.

En contraposición está el manido mecanismo de contrataciones directas, practicado con frecuencia por otras instituciones del gobierno, lo que abre la oportunidad a prácticas corruptas.

Estudios sobre prácticas corruptas realizados por Transparencia Internacional (TI) indican que “la contratación pública es el factor principal de desperdicio e ineficiencia en el manejo de los recursos” de los gobiernos. Según TI, “un promedio del 10% del gasto en contrataciones públicas se desperdicia en corrupción y soborno”. Las prácticas corruptas tienen en las contrataciones directas su mejor aliado.

Bajo el gobierno de Martín Torrijos abundaron las contrataciones directas; más de $540 millones, incluida la eliminación de fibra de vidrio en planteles escolares en donde no existía, fueron otorgados por esa vía.   De ese total, unos $150 millones lo fueron bajo el Prodec, que se financia con fondos aportados por el Canal. Pero la irregular práctica sigue bajo la actual administración, pese a las promesas de campaña.

En los primeros 13 meses de este gobierno se han adjudicado bajo esta fórmula cerca de $400 millones. Aunque el Gobierno ha justificado algunas, no hay razón válida para que imperen las contrataciones directas en un mundo en el que los proyectos suelen ser programados con sobrada anticipación.

¿Por qué en el Canal de Panamá rige un sistema transparente de contrataciones, mientras que en el resto del Gobierno se evade el cumplimiento de la Ley de Contrataciones?    En primer lugar, considero que es cuestión de gente y, en segundo lugar, de sistema.   En el Canal el mecanismo de contrataciones es administrado por personal reclutado en base a sus méritos, mientras que en el Gobierno impera el clientelismo, sin importar la calidad profesional ni moral del individuo.

Los oficiales de contratos de la ACP son especialistas en compras que disfrutan de una carrera administrativa libre de influencias políticas. Se rigen por los artículos 52-56 de la Ley Orgánica de la ACP y por el reglamento de contrataciones, y están sujetos a normas de integridad y ética. Sus decisiones de compras son monitoreadas por controles informáticos que permite detectar cualquier favoritismo en las adjudicaciones.

A la menor señal de alarma se investiga, y el oficial que viole las normas enfrenta sanciones que pueden llegar hasta su destitución y denuncia penal. Además, cuando una empresa considera que ha habido irregularidades, puede presentar una protesta que debe ser resuelta en 30 días.

En la ACP no existen las cuestionadas “adendas”, recurso que ha sido utilizado para inflar precios y favorecer a empresas. Hay en cambio “modificaciones” al contrato que aplican especialistas para corregir imprevistos que puedan afectar el costo final de las obras; pero las mismas están limitadas a lo estrictamente necesario para ejecutarlas.

Es más, desde que se comenzaron a licitar las obras de la ampliación y se aplicaron los nuevos procesos de administración de proyectos, las modificaciones siguen un riguroso examen en que se consideran los impactos en el alcance de otros proyectos, sus cronogramas, calidad, costos, presupuestos, revisión de la matriz de riesgo y, además, se requiere que personal de jerarquía avale las modificaciones.

Las compras directas no están contempladas en el reglamento de la ACP y sólo está permitido restringir la competencia en casos de urgencia evidente o por razones de marca, fabricante o suplidor específico, siempre y cuando un informe técnico así lo sustente. Pero en todo caso, el proceso está abierto a protesta de potenciales contratistas.

Impresionado por este sistema, el Ministerio de Educación logró la asesoría de la ACP para implementar un sistema de contrataciones que le permita tener las escuelas a tiempo para el inicio del período lectivo.

Con ese objetivo, el Meduca logró la aprobación de un régimen especial para la construcción de obras y la adquisición de bienes y servicios, manejado por personal calificado. ¿Por qué no emula este ejemplo el resto del Gobierno?

<>
Artículo publicado el 26 de agosto de 2010 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Las Ferias de Libro un proyecto esencial

Casi todas las ciudades importantes tienen su propia feria del libro, algunas con mejores resultados que otras; algunas se fueron cayendo, poco a poco, por falta de quien las dirija, con la idea de convertirla en una vitrina cultural, no en un mercado de ofertas de libros.   Especial  PARA DIA D Interés.  La opinión de la Abogada y Escritora…

.

Priscilla  Delgado

La población joven es una de las máximas beneficiarias de este tipo de iniciativas. Creo que el primer recuerdo que nos queda cuando por primera vez visitamos una feria del libro, es el olor a papel, el olor a nuevo y eso me sucedió cuando, por primera vez, visite una feria en 1993 en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Tengo que admitir que este olor me conmovió y es difícil olvidarlo y eso es lo primero que siento cuando piso la entrada de una feria del libro. Creo haber participado en unas 19 ferias del libro, en distintas ciudades, todas diferentes, cada una con el condimento de la ciudad que las acoge.

No se puede hablar de ferias buenas o malas, simplemente, son diferentes. La de Cuba es una feria muy linda que dura más o menos 23 días y recorre varias ciudades. La de Santo Domingo fue una apuesta del Presidente Leonel Fernández, quien del presupuesto del Estado, destina un fondo considerable con el fin de que la feria sea gratuita para los visitantes, pudiendo así, invertir en una delegación cultural de gran respeto que asiste cada año.   Esta feria ha ido tomando una enorme fuerza en el Caribe, y es tal vez, la más importante del área, también lo fue la de Puerto Rico, pero por falta de dirigencia se fue muriendo poco a poco.

La de Guadalajara es considerada la más importante de todas las ferias del libro, la realiza la Universidad de Guadalajara y no la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, que sólo contrata los espacios para la venta de libros. Tanto el contenido del programa cultural como las invitaciones las lleva a cabo un comité permanente, nombrado por la Universidad de Guadalajara, presidido por Raúl Padilla y que tienen una planilla de, más o menos, 350 personas trabajando todo el año, buscando nuevos clientes, nuevos países para invitar y nuevos autores para presentar. Esta feria se distingue porque, además de ser muy profesional, hace énfasis en la invitación de bibliotecarios de todo el mundo como invitados especiales y los compradores profesionales que van de todas partes, haciendo de la misma una gran reunión de negocios, pero a la vez están los mariachis tocando y siempre hay un brindis de tequila en cada “stand”, sea la hora que sea, dentro de los tres días de programa profesional.

Simultáneamente, se lleva a cabo un congreso de escritores, hasta la muestra gastronómica del país invitado que es el que hace lucir la feria y es la que por tres semanas se apodera de la ciudad, en donde sólo se habla de la feria del libro, haciendo de esta actividad, tal vez, la fiesta cultural más importante que se realice en Guadalajara.

Sigue, en orden de importancia, la feria del libro de Bogotá, que ha crecido en un 42% en los últimos diez años, aumentando las novedades cada vez y con el ingrediente de las bolsas para compradores, lo que hace apetecible ir a la feria del libro y darse un recorrido por esa bella ciudad del sur.

Otra feria que llama mucho la atención es la feria del libro de Santiago de Chile y es, tal vez, la más interesante debido a que, no obstante, el libro en Chile tiene un impuesto muy alto, se sigue visitando y la misma crece cada año y lo han logrado debido a la riqueza del contenido del programa profesional en donde se invita a participar con bolsas de viajes a todos los compradores más importantes del cono sur con una atención personalizada y con ello han logrado hacerse sentir consiguiendo que una empresa de luz les otorgue, año tras año, más de 100 mil dólares como auspicio, lo que les permite replicar distintas ferias en distintas ciudades de Chile, de allí que el país está más que comprometido con el libro y se le distingue por ser un país lector, aunque estoy convencida que el libro es un vehículo cultural, porque el libro en sí, no hace culto a nadie.

Siguen siendo las primeras ferias, El Líber, en España, una feria exclusivamente para compradores y la feria de Frankfurt, feria para vender derechos y sostienen los entendidos que quien no conoce esta feria no sabe nada de libros, yo la conocí y entendí por qué se dice esto y es que si uno se retrasa 5 minutos en una cita, la pierde sin que haya una segunda oportunidad. Allí reina el orden, no hay programas especiales, sin adornos, simplemente es la feria en donde se deciden los derechos de edición de grandes obras que luego vemos en nuestras pequeñas ferias del libro.

En estos momentos, casi todas las ciudades importantes tienen su propia feria del libro, algunas con mejores resultados que otras, algunas se fueron cayendo poco a poco por falta de quien dirija este proyecto, con la idea de convertirlo en una vitrina cultural, no en un mercado de ofertas de libros.

Otras fueron en picada porque dejaron de ser una vitrina interesante para el expositor extranjero que es la “vida” de una feria del libro. Y lo es porque, de lo contrario, no las necesitamos, para eso están las librerías, y es que en las ferias se consiguen no sólo ofertas sino novedades, se pueden conocer autores, se escuchan conferencias, se participa en un programa profesional por muy poco dinero, lo que hace que las personas asistan.

Para esta parte del mundo también hay ferias, toda Centroamérica tiene la suya, excepto Honduras y Nicaragua, que llevaron a cabo Filcen (Feria Centroamericana del Libro) y no volvieron a repetir la experiencia,  pero sin lugar a dudas, todas tienen la feliz coincidencia de crecer cada año porque la gente las espera, tal como sucede con la de Feria del Libro de Panamá, que se ha convertido en una cita esperada de los panameños, ya no siendo parte del circuito de ferias de Filcen, sino con autonomía propia, con su propia identidad, ahora con Uruguay como país invitado que, seguramente, dejará un importante legado tal como sucedió con las anteriores que dejaron una estela de recuerdos en cada persona que asistió.

<>
Publicado el El Domingo, 22 de agosto de 2010 a las 11:18 en Facebook por la autora, a quien damos todo el crédito,  el mérito y  la responsabilidad que le corresponde.