Erradiquemos el desempleo

La opinión de….

JUAN RAMÓN MORALES

Con la ampliación del Canal se espera una movilización de capitales, así como la generación de puestos de trabajo, propicio para apuntalar la idea que he vertido antes de que las ciudades de Panamá y Colón deben ser, desde ya, ciudades que no duermen, es decir, con horario laboral de 24 horas. Si el ensanche del Canal creará muchos puestos de trabajo, Panamá y Colón, las ciudades que no duermen, harían desaparecer el flagelo del desempleo.

Panamá y Colón, por su situación geográfica, están llamadas a convertirse en ciudades que no duermen, el día que se haga, simple y sencillamente desaparecerá el desempleo, sería algo así como doblar la planilla laboral. Analicemos paso por paso las connotaciones del proyecto.

Antes de seguir adelante, quiero anticipar que lo que producirá mi pluma podría ser considerado por muchos como algo descabellado, pero sigo adelante a riesgo de que ello ocurra, pues también habrá muchos que avalen mis planteamientos.

Con frecuencia se afirma que la economía se contrae por el alto índice de desempleo, si ello es así, lo propicio es que desaparezca esa manta deleznable como lo es el desempleo. El Estado debe elaborar una propuesta que lleve a Panamá y Colón a una realidad laboral de 24 horas (comenzado con 16 horas), en razón de su situación geográfica, remediando el alto índice de desempleo que campea sin que se detenga en detrimento de grandes mazas humanas.

1) El plan que presento conlleva la necesidad de tres jornadas laborales, dos iniciales, para multiplicar el movimiento económico;

2) El comercio, la banca, la industria y el transporte se pueden enmarcar en un proyecto laboral de 24 horas;

3) En lo relativo a la industria, es oportuno acotar que muchas funcionan a un 50% de su capacidad, lo que significa que tienen un capital ocioso que debe ser amortizado con lo que produce ese 50% y, por ende, los precios de los productos no revierten beneficio al consumidor, pues si se logra que trabajen al 100%, simplemente el costo de inversión se diluye en una producción mucho mayor y por lo tanto se beneficiará el consumidor por un lado, los nuevos empleados, la CSS con más cotizantes, el transporte con mayor movilización y el Estado con más tributos y lo que sería más importantes, habría más consumidores de bienes y servicios; y

4) El Turismo tendría mayores atractivos, pues los turistas vienen con ánimos de diversión, de gastar y esto desde luego lo percibirán las agencias de viajes, los hoteles, los clubes nocturnos, el transporte selectivo, etc. En breve tiempo las capacidades hoteleras se triplicarían, porque al turista se le estaría dando lo que busca.

Así sucesivamente, una actividad arrastraría otras fáciles de identificar, porque habría proyecciones mayores que pondrían a prueba la inventiva del hombre, la iniciativa privada, la afluencia de capitales foráneos cuyos ingredientes redundarían en mayor generación de empleos, me atrevo a asegurarlo. Así son las cosas.

<>
Este artículo fue publicado el  23 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: