Ricardo J. Alfaro y su legado diplomático

La opinión del Abogado – Analista Internacional…

Roberto Montañez 

Ricardo J. Alfaro Jované nació un 20 de agosto de 1882, la personalidad intelectual más sobresaliente del Siglo XX. De este ilustre patricio podríamos destacar sus grandes virtudes ciudadanas, sus profundas convicciones democráticas y patrióticas como sus extraordinarios aportes en la política, su condición de académico, jurisconsulto, escritor, lingüista, periodista, político, historiador y constitucionalista con una extraordinaria trayectoria como diplomático.

En la Secretaría de Relaciones Exteriores se desempeñó como oficial mayor, jefe de archivos, embajador, negociador, canciller y consultor, reconocido internacionalista de prestigio mundial, representó a Panamá en Washington y Naciones Unidas. Negociador de Tratados con Estados Unidos, en 1931 es elegido Magistrado de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, presidió la delegación panameña a la Primera Asamblea General de la ONU, en San Francisco, autor del primer borrador de lo que sería la Carta de Derechos Fundamentales, presidió el Comité que tradujo al español de la Carta de las Naciones Unidas.

En su incursión en la diplomática se destaca sus aportes doctrinales dentro de la mayor juridicidad sosteniendo puntos de vista nacionales enmarcados el objetivo histórico de alcanzar la soberanía en la Zona del Canal. Además como representante en Naciones Unidas expuso con firmeza la posición pacifista del país en asuntos hemisféricos y mundiales, conciliador por excelencia siempre abogo por la solución pacifica de las controversias y el no uso de la fuerza en las relaciones internacionales.

Alfaro fue testigo privilegiado de las transformaciones que se dieron en el mundo en plena Guerra Fría y fue un firme defensor de la soberanía nacional así como de la plena vigencia de los propósitos y principios de la Carta de la Naciones Unidas. Durante los debates de la Conferencia de San Francisco de 1945 visualizó el compromiso con la paz que debía desempeñar la ONU como un Gobierno del mundo sujeto al Derecho Internacional con la justicia como objetivo fundamental.

Pero si Alfaro fue un ejemplo en la diplomacia panameña, también se destacaron por sus aportes y agudeza intelectual: Eusebio A. Morales, Belisario Porras, Harmodio Arias Madrid, Eduardo Ritter Aislán, Miguel J. Moreno, Roberto Arias Guardia, Narciso Garay, Octavio Fábrega, Galileo Solís, Arturo Morgan Morales, Diógenes de la Rosa, Aquilino Boyd, Ernesto Castillero Pimentel, César Quintero, Dídimo Ríos, Juan Antonio Tack y el Dr. Jorge Illueca, diplomáticos probados en la lucha por la reversión del Canal a la jurisdicción panameña.

<>

Este artículo se publicó el  20  de agosto de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: