País del 7° Arte

La opinión del Político Director Nacional PRD…

Rafael  Pitti

“Gringo e monte” me dice jocosamente mi copartidario y amigo Dr. Ernesto Pérez Balladares cuando por mensaje de texto o correo electrónico intercambio expresándome en inglés.    Me gusta el idioma y machuco algo, pero sinceramente no he dedicado el tiempo para aprender este lenguaje que constituye factor de comunicación universal y una herramienta de trabajo muy útil; que es imprescindible estudiar para llenar las perspectivas y oportunidades que ofrece el país, en la continúa y afluente corriente turística y de inversiones.

Paradójicamente a Panamá se le puede comparar con un pequeño Hollywood de Los Ángeles, California, pues las constantes, controversiales y hasta ridículas declaraciones de importantes figuras del gobierno, solo son imaginables en un guión de cinta cinematográfica, a la cual se añadirían como protagonistas de reparto, los grupos que bajo amenaza y escenas anárquicas protestan exigiendo y reclamando de Fidanque a Toledano, la cristalización de promesas de campaña política.    Fue alucinación y el emotivo e irreflexivo grito de batalla “Los locos, somos más” cuyos ofrecimientos de cielo, mar y tierra, confiaban el triunfo y botín de victoria.

Dicho esto “The crazis, are more”, muy bien cabría como título de un filme de tragicomedia, pues ahora muy pocas personas aceptan haber votado por la oferta electoral.   A solamente 13 meses de gobierno, el lema de campaña por “el cambio”, parece interpretarse como mala palabra debido no solo a la frustración colectiva sino también por los sobresaltos noticiosos, las extrañas improvisaciones gubernamentales y la incertidumbre en la cantidad de elucubraciones y disparates para crear nuevos y onerosos impuestos.

(Abro paréntesis: El Dr. Algis Torres, Director Regional de Salud en el Distrito de San Miguelito, viene realizando una permanente y eficiente labor en materia de salubridad que es digna de imitar. El Presidente de la República, en su agenda de cambios en la estructura oficial, debiera considerar como Vice Ministro de Salud o Director Nacional de Salud Pública, a este capaz funcionario. A través de su ejecutoria y desempeño, las diferentes regiones de salud imprimirián tal dinámica. La seguridad y Salud Pública son prioridad 1. Cierro paréntesis).

Para finalizar, me comentaron que a Don Ricardo no le gusta el batido, me refiero al batido que con semejanza al formato de la cáscara inunda el Internet, donde una foto del Presidente y una peluca en batido, sacan el clon de “Wild Bill”.

Dice un dicho interiorano, “Querías ser reina, pues tira besitos”. El humor negro y la sátira política, forman parte de nuestra idiosincrasia, sin aprobar el abuso e irrespeto más allá de límites. Tiene que ser tolerante presidente, no olvide que usted es el Director y actor principal en este rodaje que falta 3 años y 10 ½ meses para concluir.   Por tanto tómelo con calma y sonría Señor Presidente, sonría con naturalidad y sinceridad, ello hará bien a su salud y la de ciudadanos que verán con optimismo el gesto.

<>

Este artículo se publicó el  20  de agosto de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito y las responsabilidades  que les corresponden.

Riquezas misteriosas

“Lo alarmante y aberrante son las enormes diferencias de estilos de vida de las gentes en muchos países. Las brechas educativas, culturales y sanitarias son abismales. Y no solo ofenden la civilización, sino que son la injusticia social viva. Y la causa directa del analfabetismo, las enfermedades, la violencia, la delincuencia, la prostitución y la inseguridad. “ A continuación completamos este interesante artículo de opinión del Médico y Ex Ministro de Estado….

GUILLERMO ROLLA PIMENTEL

Que existan riquezas es bueno y ricos también. Lo que no es bueno es que también haya pobres. La pobreza, no es solo un dato estadísticos o un Índice de Desarrollo Humano. Basta ver las comunidades indígenas y los barrios marginales de cualquier ciudad del continente.   Lo alarmante y aberrante son las enormes diferencias de estilos de vida de las gentes en muchos países. Las brechas educativas, culturales y sanitarias son abismales. Y no solo ofenden la civilización, sino que son la injusticia social viva. Y la causa directa del analfabetismo, las enfermedades, la violencia, la delincuencia, la prostitución y la inseguridad.

Sobre sus causas se publican muchas excusas. Pero nadie puede negar que es un fracaso de los sistemas con que en la historia se han administrado las civilizaciones, desde los Sumerios y aun después de Cristo.   ¿Serán solo la inteligencia, el trabajo y la codicia sus reales bases?   ¿O lo han sido las guerras, los saqueos, las explotaciones, el abuso, la violencia, el fraude y la corrupción?   Sin duda, muchas fortunas han sido producto del esfuerzo y el ahorro generacional, de empresarios creativos, éticos y disciplinados. Pero muchas cuentas bancarias, propiedades, tierras y acciones han salido de la especulación, las coimas, los gobernantes ladrones y las dictaduras.

El gran ‘negociado’ actual que se ha denunciado es el narcotráfico.   Que al parecer da enormes dividendos. Y eso se ha conocido local e internacionalmente.   Inclusive al alto nivel militar de liderazgo del PRD.   Sin duda, esa narcomafia militar debe tener muchos cómplices en el tráfico y tumbe de drogas a los colombianos, y que siguen agachados, cínica e impunemente dictando clases de democracias. Así como muchos otros que hicieron sus negocios con ellos.

Pero las más importantes ganancias vinieron de otra inmensa área, que fueron las ‘armas’. Y que fue la verdadera razón de USA para llevarse a Noriega y destruir la dictadura en Panamá.   De aquí los gringos no se llevaron ni un kilo de cocaína, pero sí miles de armas de todo tipo y procedencia. Un arsenal que consideraron era peligroso para su seguridad.

Al principio fue solo equipo bélicos ‘made in USA’ en tiempos de Torrijos.   En fin, era su espía y servil de confianza para dejarnos en su paraguas a perpetuidad. Pero Noriega diversificó las importaciones de equipos de diferentes países, y USA perdió el control del arsenal almacenado aquí.

Digo la excusa del control militar, porque la verdadera razón fue la perdida del mercado multimillonario de las armas.   A nadie escapa que dos negocios tan grandes e ilícitos como las drogas y las armas en cualquier país, incluyendo a USA, no se pueden realizar sin el padrinazgo de las autoridades civiles o policiales.   Por eso Noriega, y muchos más, guardan el código del silencio en diferentes países. Pero esas grandes ganancias siguen escondidas en cuentas bancarias cifradas o a nombre de testaferros, en empresas de fachada aparentemente legales o en consorcios representados por prestigiosas firmas de abogados.   O en Europa, donde Torrijos hacia los depósitos.

Recién cayó la dictadura se hicieron serias investigaciones por agencias especializadas internacionales, para darle seguimiento a esas fortunas tránsfugas y misteriosas.   Algo se encontró. Pero la gran parte sigue oculta en el laberinto internacional creado por banqueros, economistas, financista, militares y políticos, algunos del PRD. Dineros que les ha permitido vivir en lujos, pagar abogados, campañas publicitarias y electorales; y, sin duda, aún les queda muchísimo, porque fueron centenares de millones de dólares en que se calcularon sus fortunas. Sin duda, los que heredaron de hecho, la fortuna (empresas), incluyendo el poder, fue Noriega por ser el jefe de seguridad, sus banqueros y abogados por conocer sus secretos.

Pero volviendo a la distribución de la pobreza. Esas fortunas malhabidas deben continuarse investigando y reabrirse otras en forma ejecutiva y sumaria por una fiscalía especial, aún con más capacidad de acción, de lo fue la DRP, para recuperar esos dineros que son del pueblo y que servirían para indemnizar a las víctimas de la dictadura, pagar parte de la deuda que nos dejaron y apoyar los programas sociales del Cambio… para un Panamá Mejor.

<>
Este artículo fue publicado el  21 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor o autora, todo el crédito que les corresponde. También fue enviado directamente a Panaletras para su publicación por el autor.

La evaluación escolar

La opinión de la Educadora…

Carmen Acuña de Santamaría

Una de las aristas que presenta nuestra educación nacional, es la evaluación de los aprendizajes.   Nosotros, los docentes, debiéramos tener más cuidado al momento de evaluar; porque la evaluación no es la suma de notas (evidencias) cognoscitivas, sino todo un proceso considerando, desde la presencia del alumno en clases, su participación, su nivel cognitivo y todas las actividades en los que él participa.

La evaluación tiene tres etapas: la diagnóstica, la formativa y la sumativa. No podemos eludir ninguno de estos pasos porque el resultado estaría falseado.

En el aprendizaje se tienen que lograr el aprender a conocer, aprender a hacer y aprender a ser y así se obtiene el desarrollo integral del educando.

En mi experiencia, como madre y como docente, he visto algunas incongruencias cuando se evalúa a un estudiante.

Debe contarse con suficientes evidencias de aprendizaje y deben ser también muchas las estrategias que se utilicen para lograr los objetivos propuestos.

En ocasiones, he observado que se evalúan en los aspectos cognoscitivo lo correspondiente a un aspecto formativo. Por ejemplo: el alumno debió traer la bata de laboratorio y no la trajo; se le adjudica un uno en el área que no corresponde. Si un alumno debe encestar una pelota y de 5 bolas encesta una ¿por qué no evaluar la técnica y el procedimiento utilizados para lograr el propósito, en lugar de sólo ver un resultado que pudo ser producto del azahar o de otros factores?

Pareciera que hubiera docentes a quienes les complace calificar con unos, otros en cambio, en forma muy positiva, ofrecemos al alumno la posibilidad de reponerse y de mostrar sus destrezas y aptitudes.

El docente que enseña con amor, con dedicación, que se actualiza, puede evaluar en forma más equitativa, continua, sistemática y científica.

Si enseñamos y evaluamos, correctamente, no habría la cantidad de fracasos y deserciones que hoy tenemos.

Exhorto a mis colegas a meditar sobre esta temática tan importante determinante en la educación nacional.

<>

Este artículo se publicó el  20  de agosto de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Cuando las lágrimas no son suficientes

La opinión del Periodista….

AQUILINO ORTEGA LUNA

Guillermo Ferrufino, el exitoso conductor del programa televisivo ‘Que tal si te digo’, emergió al mundo político como la espuma, rompiendo todos los patrones tradicionales en estos menesteres. Su aporte a la campaña presidencial de Ricardo Martinelli, aunque meteórico y satelital, fue significativo.

El actual titular de Desarrollo Social, definido por los analistas políticos como un fenómeno, fundamentó su campaña en una estrategia de marketing político, convirtió su nombre en una ‘marca’, logrando, gracias a la magia de la televisión, que su imagen se catapultara y prevaleciera por encima de su mensaje.

Cada semana, Ferrufino, etiquetado como una fantasía para muchas féminas, explotaba las emociones humanas y convertía los hogares panameños en un mar de lágrimas, al final del camino logró una curul a la Cámara de Diputados por el Circuito 8—5.

Las lágrimas semanales le alcanzaron a Ferrufino para llegar a la Asamblea Nacional, pero son insuficientes para mantenerse intacto y a salvo en el mar de la política criolla, donde los tiburones del PRD y de su propia alianza política amenazan con devorarlo, en la política no hay amigos, hay alianzas.

Hoy, las lágrimas no son suficientes, no son un combustible eterno. El programa 100 para los 70 se debilita y se hace intrascendente. Es mejor intensificar el trabajo y olvidarse del mundo del espectáculo, los proyectos generales son más importantes que los particulares en este período.

El titular del MIDES debe crecer política, educativa y profesionalmente, esa es su parte débil. El estancamiento lo hace vulnerable frente a cualquier campaña de desprestigio. En este mundo no sobrevive el más inteligente ni el más fuerte, sino el que logra adaptarse de la mejor manera a los cambios.

Las acusaciones mediáticas de sobreprecios en algunos productos, mala utilización de viáticos, entre otras burundangas, amenazan con indigestar la gestión transparente del ministro con el mayor porcentaje de aceptación dentro del Gabinete de Ricardo Martinelli.

Todo indica que lo tratan de descalificar, de ensuciarle el agua, convertirlo en un hombre disperso y pensativo, sin personalidad, regresarlo al mundo de los vivos, desmitificarlo y convertirlo en un político tradicional, de esos que hay a montones. Sus adversarios son conscientes de que si un político tiene sensibilidad, capacidad de liderazgo moral, integridad y aceptación pública es al final del camino un político bueno y confiable y particularmente presidenciable.

Ferrufino como buen político debe mantenerse íntegro y con la verdad hacerle frente a las acusaciones que buscan desprestigiarlo, rechazando los malos impulsos y tentaciones, donde la corrupción es el camino para hacer dinero.

El otrora presentador televisivo debe procurar un cambio, dejar las lágrimas de lado, dejar el manejo televisivo tradicional que provoca agonía y hacer el trabajo de ministro de Estado.

Debe reconocer que los puestos, dirigencias y liderazgos son efímeros, que la gestión política y gubernamental se oxigena con la transparencia, veracidad integridad y responsabilidad.

Paralelamente debe prepararse y ser innovador y huir de la demagogia que provoca incredulidad, confusión e inquietud y de la soberbia que erosiona veloz e irreversiblemente la aprobación ciudadana. Hay que tener mucho ingenio para no naufragar en la popularidad.

Ferrufino debe dar el ejemplo con su conducta personal y política debe transmitir la sensación de ser una persona agradable de buena imagen, pero además ser un hombre proactivo dentro del Gabinete y no simplemente un inistro llorón.

Los que ejercen el poder desde cualquier trinchera del gobierno de turno deben ser un ejemplo a la sociedad de rectitud, honorabilidad y decencia. Su vida debe ser totalmente austera, sin manchas, excesos o degradaciones en el interés de que su calidad moral avale sus actuaciones.

El culto al dinero malhabido, el enriquecimiento inexplicable y la ambición desmedida al poder no tienen cabida en el ‘Gobierno del Cambio’. ¡Se puede meter la pata pero no la mano!

<>
Este artículo fue publicado el  23 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Desarrollarán tecnología agropecuaria desde Panamá para toda la región

El reportaje de la colaboradora editorial y activista política…

Jennie  Gonzalez


-Empresa brasileña EMBRAPA se establecerá en el país-

La Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (EMBRAPA) y el Gobierno panameño suscribieron un convenio de cooperación con el fin de establecer en Panamá varias líneas de investigación para la producción de energía, agricultura, agroindustria, ganadería y uso de tecnología en pequeña escala, aportando beneficios para los productores nacionales y de la región Latinoamericana y El Caribe.

El documento fue suscrito por el ministro de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Emilio Kieswetter y el presidente director de EMBRAPA, Pedro Arraes, y tuvo como testigos de honor al presidente y vicepresidente de Panamá, Ricardo Martinelli y Juan Carlos Varela, respectivamente, además de autoridades brasileñas radicadas en el país.

El convenio MIDA-EMBRAPA  prevé viabilizar soluciones para el desarrollo sostenible de las zonas rurales, enfocada en el agronegocio, mediante la generación, la adaptación y la transferencia de conocimientos y tecnologías.

“Agradezco la confianza del presidente Lula y la empresa EMBRAPA por desarrollar este proyecto en Panamá y desde aquí construir una verdadera integración regional, que promociona nueva mano de obra y ayuda a nuestros productores”, dijo Martinelli.

El establecimiento de esta sede aportará beneficios para la región y en particular para Panamá, sobre todo porque ampliará las posibilidades de apoyo en el campo agropecuario, a través de la capacitación e intercambio de información en materia agrícola. Se tiene planificado establecer tres modelos de desarrollo en materia agropecuaria, como son la investigación, la transferencia tecnológica y la seguridad alimentaria

Panamá fue seleccionada para este proyecto “EMBRAPA AMÉRICA”, en virtud de las facilidades que ofreció al Gobierno brasileño para la instalación de esta sede en la región de América Central, Caribe y en la región suramericana, específicamente, Colombia, Ecuador y Perú.

“Panamá es el país perfecto para desarrollar este proyecto que busca principalmente mejorar la calidad de vida de los agricultores”, sostuvo Arraes.

La importancia de este acuerdo se retomó en el 2009 durante un encuentro sostenido entre los presidente de Brasil y Panamá, Luiz Inácio Lula da Silva y Ricardo Martinelli, respectivamente.

EMBRAPA, una empresa pública, dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (MAPA) de Brasil, es mundialmente reconocida y en términos de cooperación técnica internacional mantiene 68 acuerdos bilaterales con 37 países, 64 instituciones y acuerdos multilaterales con 20 organizaciones internacionales. Mantienen laboratorios para desarrollar tecnología de punta en EEUU, Francia, Países Bajos, y una oficina regional en Gana.

En el evento celebrado en  la Presidencia de la República también participaron el embajador de Brasil en Panamá, Eduardo Prisco Paraíso; el coordinador de la Secretaria de Relaciones Internacionales de EMBRAPA, Antonio Carlos Prado; el coordinador proyecto EMBRAPA AMÉRICAS, Amauri Buzzo.

GOBIERNO NACIONAL

¡JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ!


<>
Reportaje publicado el jueves, 26 de agosto de 2010 a las 8:47 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito, el mérito y la responsabilidad que le corresponde.

La EBI: Importancia y desafíos

La opinión del Educador y Ex Ministro de Educación….

JUAN BOSCO BERNAL

La búsqueda de opciones pedagógicas efectivas para la niñez, tiende a ofrecer un lugar preferencial a la Educación Bilingüe Intercultural (EBI) en las políticas educativas, en países como Panamá, caracterizados por su diversidad cultural y lingüística. Ello es así, pues en los tiempos modernos se reconoce el inmenso poder que tiene la educación para transformar la vida de las personas, fortalecer la autoestima y crear bienestar social en la familia y la comunidad. Su valor es indiscutible como herramienta eficaz para avanzar hacia el desarrollo humano y la justicia social, potenciar la empleabilidad, la productividad y el progreso nacional.

El sistema educativo heredado de Panamá posee amplia cobertura con bajos niveles de calidad, pertinencia y equidad. Cerca de un tercio de la población en edad preescolar y seis de cada diez de media está excluida de estos niveles educativos. En las áreas indígenas esta situación es particularmente crítica. Allí cuatro de cada diez personas padece analfabetismo, especialmente las mujeres, y un alto porcentaje de sus alumnos es afectado por la reprobación, el abandono escolar y la exclusión del sistema educativo. La niñez indígena padece los efectos de la existencia de una escuela ‘nacional’ distante de su lengua y su cultura.

Esta disociación etnolingüística explica en gran parte los bajos rendimientos escolares del alumnado indígena. Y es que las escuelas inclusivas y de calidad no están al alcance de los indígenas y la niñez más pobre del país. La educación que recibe la mayor parte de la niñez y juventud de las comarcas indígenas, impide su plena inserción ciudadana y productiva en la sociedad.

En el pasado la escuela única, igual para todos, y la enseñanza del castellano, buscaban contribuir a la uniformidad pedagógica y lingüístico—cultural de la población. Su finalidad apuntaba a la consolidación del Estado Nacional. Hoy el avance del conocimiento, las luchas por la reivindicación de sus derechos y la praxis social, cultural y política de las naciones, conceden a la diversidad étnica y lingüística un valor destacado y representan ventajas comparativas de significativa importancia.

En ese sentido, se tiende a pasar del modelo segregacionista de los pueblos indígenas a su integración efectiva respetando sus capitales culturales propios, de la descalificación de los dialectos étnicos a la valoración de las lenguas e idiomas indígenas con su potencialidades culturales; de un currículo uniforme para toda la niñez, de todo el país, a un currículo único, flexible, con adecuaciones a intereses pedagógicos y culturales específicos y de una política educativa nacional única y homogénea para todos, a una política que reconoce la diversidad en la construcción de la unidad nacional.

El enfoque pedagógico bilingüe intercultural en Panamá es un fenómeno reciente, que se ha promovido gracias a la determinación de la dirigencia comarcal y la intelectualidad de esos pueblos.

Es un esfuerzo destinado a la recuperación del capital cultural e histórico de estos pueblos, para integrarlo armoniosamente dentro de la propuesta pedagógica y curricular, que tenga pertinencia y significado para quienes aprenden y facilite la formación integral de las personas.

El objetivo de esta estrategia, además, es fomentar la equidad, la motivación, la permanencia y el éxito escolar en los estudiantes indígenas. De este modo se reduce el ausentismo, la reprobación y el abandono escolar, se promueve la recuperación de los conocimientos, las técnicas y los valores de cada pueblo. Igualmente, estimula el respeto a la diversidad cultural, la tolerancia y la convivencia intercultural y pacífica entre las personas.

En Panamá la Educación Bilingüe Intercultural ha dado pasos importantes, sin embargo requiere de su consolidación y desarrollo. Se espera que se pueda insertar dentro del proceso pedagógico y curricular formal del sistema educativo nacional, que le permita asegurarle el reconocimiento y los apoyos institucionales requeridos y superar la percepción de modelo pedagógico marginal y hasta clandestino.

Asimismo, requerirá de directores de centros educativos bien formados, sensibles a la diversidad y líderes de su organización, igual que docentes motivados con las competencias técnicas para que asuman la tarea de difundir y aplicar la experiencia con éxito. En este caso, la Universidad Especializada de las Américas (UDELAS), aporta una contribución importante en la formación de docentes bilingües interculturales para los pueblos de Kuna Yala y Gnöbe Buglé.

Este es el sueño y la ruta de concreción, que como bien expresara Nele Kantule ‘Quiero que la cultura de mi Pueblo perdure dentro del marco universal de la cultura de los pueblos del mundo’.(1)

(1) IGUAIBILIKINYA O NELE KANTULE FUE UNO DE LOS GESTORES DE LA REVOLUCIÓN KUNA.

<>
Este artículo fue publicado el  20 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

El pensamiento Alicia en el gobierno

La opinión de…


Francisco Díaz Montilla

El filósofo Gustavo Bueno, (Pensamiento Alicia: sobre la Alianza de las Civilizaciones, http://www.nodulo.org/ec/2005/n045p02.htm), denomina pensamiento Alicia al que “simplemente nos introduce en ese mundo irreal sin medir las distancias que guarda con el mundo real nuestro… ”.

“Lo característico del pensamiento Alicia es precisamente la borrosidad de las referencias internas del mundo que describe y la ausencia de distancia entre ese mundo irreal y el nuestro. (…) Simplemente se nos pone delante de este mundo maravilloso como algo que ya puede considerarse como dado, porque acaso sólo es la codicia, la estupidez o la ignorancia de algunos hombres lo que nos separa de él”.

Lo aliciesco es un fenómeno global que no discrimina: recurren a él los grupos sindicales de izquierda, los militantes ecologistas y los creyentes en la mitología del libre mercado y de la mano invisible.

En Panamá no hemos escapado de esta influencia, pues sobre todo los políticos –no importa de qué partido sean– han dado exhibiciones magistrales. De acuerdo con ellos, el país está pronto a dar el salto al primer mundo, como lo demuestran los excelentes indicadores macroeconómicos recientes, aunque nuestras instituciones sean un desastre, persistan niveles de pobreza, de exclusión y de marginalidad social realmente escandalosos.

Con la presente administración, lo aliciesco ha adquirido una dimensión de antología debido a una Asamblea que es incapaz de discutir algo por sí misma y a una Corte para la posteridad que le hadado la espalda a la justicia. Pero sobre todo debido a un Presidente Alicia que llegó a la Presidencia protagonizando una campaña aliciesca para un pueblo idiota. Prometió cambio, aunque nunca expresó en qué consistía.

En el poder ha resultado vendedor de eslóganes: “Ahora le toca al pueblo” (¿qué exactamente?). Y cuando las cosas no salen bien, no hay problemas, ya se han identificado a aquellos codiciosos e ignorantes que impiden lograr los objetivos trazados: el PRD, los diarios, los noticieros de pacotilla, los rojos de Suntracs o de Frenadeso, la sociedad civil que se opone a todo y que no representa a nadie, o los borrachos e ignorantes indios de Bocas que podrán saber mucho de cultivo de banano o de cosecha de café, pero a quienes les está vedado rebelarse para reclamar derechos conculcados.

Un Presidente Alicia no puede tener sino ministros Alicia. En los titulares de Trabajo, de Desarrollo Social y de Educación lo aliciesco es monumental y admirable. Para la primera, pareciera que el desarrollo material de la sociedad no tuviese nada que ver con la fuerza de trabajo de los trabajadores: hay que enfocarse en la empresa y punto.   El segundo no supera la visión light de la pobreza y de los problemas sociales que exhibiera como conductor de un programa de TV. Y la tercera, más allá del estribillo soso de “estamos haciendo historia, estamos haciendo cosas hermosas” parece no haber advertido las inconsistencias de una desastrosa transformación curricular que no supera los linderos de la improvisación.

Tal vez ninguno de ellos se compare al director de la Policía Nacional, quien hace poco señalaba que la violencia en Panamá era un asunto de percepción. Lo aliciesco nos ha invadido, se ha instalado en el Gobierno y –por lo pronto– dudo que lo podamos erradicar.

<>
Este artículo se publicó el 20 de agosto de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.