Últimos sucesos

La opinión de…

Marisín Villalaz de Arias 

Durante las últimas semanas se ha suscitado una serie de sucesos que mantuvieron en ascuas a la población y que es necesario pensar detenidamente cuáles serán los lineamientos a seguir al respecto.

No es posible que el poder pase del gobierno a los gobernados; estos pueden participar en la solución de los problemas del país, pero quien decidirá al final deber ser el gobierno que para eso elegimos al Presidente, para gobernar. Es peligroso invertir esta situación porque nos encontraremos con una anarquía, antagónica a la democracia que logramos con tanto esfuerzo. Me pregunto cómo comenzaron los hechos de Bocas del Toro y quiénes los alentaron u organizaron para desestabilizar el país.

Si bien el gobierno cometió un error con la aprobación apresurada de la ley chorizo, la reacción a la misma fue exagerada, como traída por los cabellos y que luego se le salió de las manos a los dirigentes que la propugnaron. Fíjense que, aquí en Panamá, los que han protestado por la ley y sus tres artículos fueron los dirigentes quienes saldrán perjudicados. Sin embargo, al llamar a una protesta, los trabajadores no respondieron en masa al llamado. Sería bueno analizar esto para darnos cuenta dónde está concentrado el poder, si en la dirigencia o en las bases.

El actual gobierno tiene, ya lo he dicho anteriormente, una gran responsabilidad en el futuro del país y en el de la democracia. De lo que haga ahora dependerá quién nos gobernará en el 2014 y también deben pensarlo algunos medios de comunicación y algunos periodistas que vienen aliándose con la izquierda frustrada y con la izquierda del PRD en contra del gobierno.

Tengamos mucho cuidado para no llorar como mujeres lo que no supimos defender como hombres; cuando sea tarde ya para qué. Mirémosnos en el espejo de los vecinos. Tenemos un bello país que va hacia delante. No permitamos que la izquierda trasnochada que no tiene mayoría, tome fuerza por equivocaciones oficiales.

Sr. Presidente: analice y piense antes de actuar para no tener que echar atrás, situación que debilita su posición. Sea fuerte y mantenga su poder de gobernar, pero no dé pie a reacciones erradas de los que son pagados y mandados por un loco desorbitado que ha destruido en vez de construir.

Hagamos lo contrario y defendamos la democracia como mejor sistema de gobierno. No dé oportunidades que le hagan daño. Gobierne correctamente que para eso lo elegimos.

<>

Este artículo se publicó el  11  de agosto de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: