¿Por qué permitimos los malos servicios?

La opinión de…

.

Odalys Quintero Valdés

Panamá, nuestro país, se dice ser un país de servicios, porque tenemos sectores que brindan servicios al mundo a través de empresas nacionales como el Canal de Panamá, la Zona Libre de Colón, la línea aérea panameña, que es una de las más grandes del área, somos también la mayor proveedora de servicios offshore, entre otros servicios, estos son sectores de gran importancia para el comercio mundial, que en perspectiva brindan un excelente servicio.

Pero, por qué permitimos que las empresas multinacionales o transfronterizas, como les quieran llamar, a pesar de que el Estado les brinda un clima de seguridad jurídica, beneficios fiscales y una serie de prerrogativas para que, precisamente, vengan a establecerse en nuestro país, dejamos que nos brinden un pésimo servicio, si nos quejamos del pésimo servicio que nos brindan algunas empresas estatales y sectores privados, como lo es el transporte público, el seguro social, algunas entidades gubernamentales que atienden público, no escucho que se quejen de empresas multinacionales que han llegado a nuestro país a hacerse más ricos pero maltratando al panameño, maltratando a los ciudadanos de este país, que si bien es cierto algunas de estas empresas han sido echadas de otros países por su mal servicio y por el maltrato al usuario, se han venido a aprovechar de este pueblo que, además de pacífico, siempre da un voto de confianza al que llega, porque es parte de la idiosincrasia nuestra, tomar a primera vista el lado positivo de las cosas, este es un pueblo con mente positiva; pero ya está bueno de que nos quedemos callados frente a este tipo de inconsciencia, y voy a mencionar a estas empresas extranjeras que nos están acabando nuestro lado amable y pacífico, me refiero a empresas del sector bancos, hay algunas otras, pero luego hablaré de ellas.

En este país hay algunos bancos extranjeros que son un peligro para el usuario, pero hay un banco que se fusionó con un banco local, que a pesar de que cuenta con múltiples sucursales y que tiene una gran cantidad de usuarios, siempre que usted acude a cualquier sucursal hay filas interminables, filas que te puedes demorar más de una hora para cambiar un cheque o pagar una hipoteca, porque solo tienen tres cajas funcionando, una para los jubilados, otra para usuarios de una o dos transacciones y otra para todos los que cambian planillas; no hay sillas para sentarse, los usuarios se sienten inseguros porque uno no sabe si puede ser víctima de un asalto en cualquier momento.

Sí, todos nos quejamos en la fila, pero por qué tenemos que permitir este maltrato. Sabemos que meterse con el sector bancario es meterse con el poder económico de este país, pero ya está bueno.

Antes, cuando se hablaba de un banco, uno lo hacía con mucho respeto, porque el banco representaba seriedad para los usuarios, pero hoy por hoy la banca ha perdido credibilidad y respeto, porque se les ha otorgado, a través de leyes y decretos, licencia para hacer lo que le da la gana con el usuario.

Entonces, amigos usuarios, no nos quedemos callados, levantemos la voz en contra del abuso y el atropello que nos brindan bancos como este con su mal servicio.

<>

Este artículo se publicó el 9 de agosto de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: