La primera visita presidencial a Kuna Yala

Dentro de esos 100 años que han pasado son contados los presidentes en ejercicio de sus funciones que han ido a visitar Kuna Yala y otras comarcas indígenas; la mayoría lo hace en su campaña política o cuando haya ocurrido un desastre natural, para sofocar alguna rebelión o simplemente para calmar los ánimos de los siempre marginados. Leamos completo el artículo de opinión de…

Rodelick Valdés R. 


En este mes de agosto se cumplen 100 años desde que el Gobierno panameño hiciera la primera visita oficial a Kuna Yala desde su separación de Colombia. Por ser un hecho parte de la memoria histórica de nuestra nación es oportuno darlo a conocer a las presentes generaciones.

El 12 de agosto de 1910 partió desde Colón en dirección a las islas de Kuna Yala el remolcador “Empires”, a bordo iba la comitiva gubernamental. La delegación la encabezaba el propio presidente de la República, Carlos Antonio Mendoza. Lo acompañaban en el viaje el secretario de Gobierno y Justicia, Ramón M. Valdés; el secretario de Obras Públicas, José E. Lefevre; el gobernador de la provincia de Colón, Rafael Neira; Mr. Morgan, un representante de los norteamericanos con fuertes intereses económicos en la región, y un reportero de un diario de la localidad. La misión era conocer la realidad del lugar de primera mano al más alto nivel, para la implementación de planes y proyectos en el ámbito, social, económico y militar con el propósito de desarrollar actividades y de promover la “inclusión de los indígenas a la vida nacional”.

Durante el recorrido, el presidente Mendoza quedó sorprendido y perplejo al ver que en algunas islas aún ondeaban banderas colombianas; sus dirigentes y sus habitantes se mostraron reacios a los visitantes e incluso algunos le daban poca importancia a la llegada del mandatario a su circunscripción.   Estos pueblos eran de la facción del cacique Inabaginya, que todavía no reconocía la soberanía del istmo. También visitó a las comunidades que ya habían aceptado y reconocido al Gobierno panameño, entre ellas Puerto Obaldía, Cartí y Narganá. En esta última isla el Presidente vio el avance de la tarea “evangelizadora” del padre Leonardo Gassó, y la predisposición del líder local Carlos Robinson para con los planes del Gobierno.

El 16 de agosto, los dignatarios oficiales llegaron a la ciudad y afirmaron que el viaje a la tierra de los kunas había sido un éxito.  Era la primera vez que un Presidente de Panamá recorría esa región. Posteriormente, los gobiernos subsiguientes pusieron en práctica una serie de planes entre los kunas.

Dentro de esos 100 años que han pasado son contados los presidentes en ejercicio de sus funciones que han ido a visitar Kuna Yala y otras comarcas indígenas; la mayoría lo hace en su campaña política o cuando haya ocurrido un desastre natural, para sofocar alguna represión o simplemente para calmar los ánimos de los siempre marginados.

Tal vez, para el Presidente de turno pase inadvertida la fecha, pero para nosotros es un momento de reflexión y se espera que los mandatarios visiten las zonas indígenas durante su gestión para ver las necesidades reales de sus pobladores.

<>

Este artículo se publicó el 5 de agosto de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: