“Dame pan y dime tonto”…

Artículo de opinión publicado como nota en Facebook por el estudiante de Derecho y Ciencia Política….

.

Ariel Banqué Estrada

Comprendo la inocencia como el desapego del ser humano, del pecado y de toda tendencia hacia el mal;   por ello lo absuelvo Sr. Presidente, pues, fue sincero con el elector y de loco se tildo, y no fue más que por este servidor y el 60% de votantes que ahora entre alardes y soberbia usted osa repetir “no jueguen conmigo”, “ponte a trabajar” o “¿en qué idioma lo tengo que decir?” cual si fuera con su crío con quien ha de conversar…

Y hablando de inocente, también lo soy, pues al haberle elegido no vi su defecto mental y tiranía, sino, las propuestas de quien más que afín a compañero de formula o vicepresidente, hoy destila incompetencia y carácter de mozo de su campiña, de un Súper 99 o de Importadora Ricamar.

Inocente también el ciudadano, timado y defraudado, quien no escarmienta con su pasado y sostiene entre conversas que ¡éste, es muy buenecito para estar en política! o bien, ¡fulano me dio pa’l gas, me dio cinco dola’ y pa’ cocina’!… pecando de ignorante y ratificando que en nuestros días, al vivir en la insipiencia, no es necesaria la fuerza, para que te puedan mediatizar.

Por ello insisto en mi inocencia, pues no voté por Bosco, y por no ser cédula ocho no pude elegir a Bernal… Sigo siendo inocente, y no me siento burlado, pues en la benemérita Asamblea de Diputados, cuna de mediocres, mudos e interesados, verdugos voraces del pueblo, con exabruptos legislativos, no se encuentra rellenado, Banqué, mi diputado…

¡Ah! Pero inocentes también los Diputados, que por temor a ser distanciados por quien les dicta los lineamientos, prefieren solapar actos en contravención al pueblo, deponiendo sus principios y dignidad, por partidas y prebendas. Y sí, que son inocentes, pues Pablo Pueblo y los demás, no valoran al sabio e intelectual; a quien le ayuda de verdad, sino, al baladí politiquero que le dé para el momento y en particular, y, no a la postre y la comunidad.

Inocente también el periodista, que hoy no sabe acometer ni refutar al Presidente, y a los demás lenguaraces de la Democracia, quizás por temor a ser censurados o ¿será por no caer pesados?, pero que supieron entrometerse en los asuntos de Rctv y Chávez, al grado, de suspender hace un par de años su programación a hechura de protesta.

¿Qué pretendes hacer ciudadano?   Pues, por ti y por mí, absuelvo a esos tiranos, arquitectos de la maldad, que nos saben acallar con dádivas y becas, con nombramientos en puestos públicos, y con los cien pa’ los 70. ¿Será correcto seguir lindado, y auto amordazado? si por otro lado, los Detractores de la Democracia, nos amedrentan con fatídicas leyes, y con reprimenda social… Esto, es sólo mi opinión, también concibo tu inocencia, pues en momentos difíciles como estos, bien fácil es decir, “Dame pan y dime tonto”…

<>

Artículo enviado y publicado el 10 de julio de 2010 a las 18:57 en Facebook  por el autor a quien damos todo el crédito, el mérito y la responsabilidad que le corresponde.

El Sábado a las 18:57

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: