Decidan a conciencia por la Universidad

La opinión del Estudiante universitario…

César Valdés Paredes

La consulta universitaria realizada el día 9 de junio del 2010, demostró que el voto del estudiante fue el voto más objetivo y realista, los cuales votaron a conciencia por el rechazo a las pretensiones reeleccionistas del Rector.

Diputados, los estudiantes son el sujeto y objeto de la educación superior, somos la razón de ser de la Universidad. ¿A quiénes se debe una Universidad? A los estudiantes; son los verdaderos conocedores de la realidad de su centro de estudio, quienes lo viven diariamente, saben cuáles son las grandes debilidades y tenemos claro el tejemaneje que se mueve dentro de la Casa de Octavio Méndez Pereira.

Ignorar por completo el aniversario 75 de la institución, para dedicarse en cuerpo y alma a la aventura personal de reelección perpetua, someter a la comunidad universitaria a una situación de intranquilidad y confrontación, haciendo listas oficiales para iniciar la cacería despiadada, dándole percusión a profesores que se oponían a la reelección, ¿esta es la Universidad en la cual yo me encuentro?, ¿hacia donde nos quieren llevar?

Diputados, recuerden que somos nosotros la juventud que también residimos en cada uno de sus circuitos, somos ese ente importante para ustedes dentro de su estructura, somos esa idea fresca, dinámica y con visión para aportar a cada uno de los temas nacionales en la cual se debate el país, tomen en consideración ese llamado de un No contundente que dio el estudiantado en el referéndum. No le hagan ese daño a nuestra universidad, la cual necesita de una oxigenación y renovación.

El Artículo 34 de la Ley 24 de 2005 señala literalmente que las autoridades universitarias elegidas “no podrán ser postuladas para el mismo cargo por los dos periodos siguientes”.

Según esta norma, si el actual rector deseara ser elegido nuevamente para el mismo cargo, tendría que esperar 10 años, dado que cada periodo es de 5 años. La única manera de sortear la prohibición de la reelección es que ustedes estimados diputados dediquen sus importantes funciones legislativas a modificar el citado Artículo 34.

De ser así, la Asamblea sería cuestionada por este desacierto, porque fue precisamente la actual administración quien propuso a la Asamblea la actual Ley 24 de 2005, que incluye la prohibición de reelegir a sus autoridades.

A nuestro criterio, el Rector debería ser consecuente en su posición de no reelección, independientemente de quién esté en el cargo. Los diputados que voten favorablemente a la modificación del artículo 34 serán los únicos responsables históricos de lo que suceda.

Señores diputados y Señor Presidente Ricardo Martinelli, los estudiantes le han mandado un mensaje alto y claro, no lo desperdicien; además de que sería una contradicción, y se seguiría hundiendo a la Universidad y a la educación.

Deseo concluir con una frase de John F. Kennedy: “Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo”.

<>

Este artículo se publicó el  8  de julio de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: