Visionarias y acertadas

La opinión del Abogado y comentarista…

.

Guillermo Márquez Briceño 

En Panamá hay una sociedad de esposas de banqueros que llevan a cabo una campaña digna de encomio, la cual consiste en dar asistencia educativa a madres y padres de familia en sectores humildes de nuestra sociedad.

En Curundú, en tan solo dos años de acción, han logrado que muchas de ellas y ellos se conduzcan en sus hogares con moderación y lo más pacíficamente posible en las relaciones con sus hijos.

En una escuela donde los padres se mostraban agresivos hacia los maestros y escasamente participaban en la vida de sus hijos, quienes con frecuencia llegaban a ella con signos de maltrato físico, el panorama es otro ahora.

Ya no se oye a los padres y madres gritándole a los hijos. Una de ellas dijo: He aprendido a lidiar con mis hijos y hasta con mis vecinos y demás personas. Antes me envolvía en disputas y daba a mis hijos ejemplos de violencia enseñándoles así a ser violentos.

Este año comenzaron estas damas su encomiable labor en El Chorrillo y llevan ya 400 hogares beneficiados.

Para cualquier contribución, llamar al teléfono 263-7044, señora Him.

<>

Este artículo se publicó el  8  de julio de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Un llamado a la cordura…

Un llamado a la cordura… es un artículo de opinión publicado en Facebook por el Jurista….

Abel Vergara Lopez

Lamentable lo que ocurre en Changuinola. Las manifestaciones de ciudadanos que exigen la derogatoria de una ley aprobada sin el consenso esperado, luego de varios días está llevando a esta región a ser el bastión de un movimiento que está por acabar con la escasa tranquilidad en el país. 

La violencia sólo ocasionará más represión del gobierno, que se ve obligado a implantar el orden. Tras los disturbios la ciudad bocatoreña está incomunicada y luego del saqueo, la escasez de alimentos afecta a los pobladores y a los turistas que aún permanecen en el lugar. Las manifestaciones han ocasionado además del vandalismo a edificaciones, heridos, detenidos y la incertidumbre de conocer la cifra real, en caso de haber más de un fallecido, consecuencia de las protestas.

En la ciudad capital grupos estudiantiles salieron a las calles, ocasionando la suspensión indefinida de las clases en su colegio, mientras que grupos de obreros se congregan preparándose ante un inminente llamado a huelga indefinida que amenaza con extenderse a nivel nacional.

La Iglesia Católica, a través de un comunicado emitido por la Conferencia Espiscopal Panameña, está llamando al diálogo. El Presidente suspendió su viaje a Sudáfrica y envió a sus ministros para intentar lograr un acuerdo.   Si la “Cruzada por la Paz” fue una eficaz iniciativa de la sociedad, que logró el apoyo estatal a través del consenso, está demostrado que con voluntad se pueden solucionar los problemas.

<>

Artículo publicado el 9 de julio de 2010 a las 20:30 en Facebook por el autor a quien damos todo el crédito, el mérito y la responsabilidad que le corresponde.

La calma vuelve al distrito bocatoreño de Changuinola

El reportaje para el Grupo Oficial en Facebook del Gobierno Martinelli – Varela, realizado por la colaboradora de este medio y activista política…

Jennie  Gonzalez

La calma vuelve al distrito bocatoreño de Changuinola

El ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, quien encabeza una comisión del Ejecutivo que se trasladó a Changuinola, informó que el orden se ha restablecido en esa región, y se han adoptado las medidas para garantizar la tranquilidad en el área.

“Todo está tranquilo. Se evacuaron a los turistas. Miembros de la Policía Nacional están disperso en distintos puntos del corregimiento, y se ha restablecido el orden”, indicó el Ministro, quien se halla desde ayer jueves en Changuinola como enviado especial del Órgano Ejecutivo.

El Ministro de la Presidencia confirmó asimismo la muerte de una sola persona, pero advirtió que todavía se desconoce las causas de su fallecimiento.

Previo a su llegada, ya personal del Ministerio de Trabajo se había trasladado al área para reunirse con representantes de los trabajadores y de la empresa Bocas Fruits Company, y le exigieron que cumplieran con las demandas de los obreros.

GOBIERNO NACIONAL

¡ JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ !

<>
Nota publicada el 9 de julio de 2010 a las 13:35 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito, el mérito y la responsabilidad que le corresponde.

Ministro Papadimitriu dialoga con manifestantes – Comunicado a la Nación

El reportaje para el Grupo Oficial en Facebook del Gobierno Martinelli – Varela, realizado por la colaboradora de este medio y activista política…
. –

Jennie  Gonzalez

Papadimitriu dialoga con manifestantes y logra la calma en Bocas del Toro

El ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu pidió a los obreros de la empresa Bocas Fruit Company deponer los enfrentamientos y los llamó a un diálogo donde se les explica los alcances de la Ley 30, aclarando que ésta no elimina sus derechos a reivindicaciones laborales como el décimo tercer mes y vacaciones.

“Hay personas que están malinformando a los trabajadores. Han dicho que se les iba a quitar las vacaciones y el décimo. Se debe parar la desinformación a los trabajadores y no entiendo a estos dirigente que están diciendo cosas que son falsas”, acotó el Ministro, quien está en Changuinola reunido con los protagonistas de enfrentamientos con unidades de la Policía Nacional.

Papadimitriu pidió a los manifestantes la oportunidad de sentarse y explicar la ley, entender sus alcances para comprender que no se pretende afectar a este sector, como aseguran algunos dirigentes que han acudido a radioemisoras a “incitar” a los trabajadores después de que se había llegado a un entendimiento con las autoridades.

“Debemos dejar las piedras, las armas, sentarnos y llegar a una solución porque con estos enfrentamientos no se está ayudando en nada ni a Bocas del Toro ni al país”, agregó.

Enfatizó en que esta administración de gobierno trabaja en la reactivación económica de Changuinola, y que posteriormente un grupo de ministros se trasladarán a la provincia para brindar apoyo luego de los efectos y daños causados por esta protesta.

Comunicado a la Nación
En ocasión a los acontecimientos en el área de Changuinola, provincia de Bocas del Toro entre trabajadores y la empresa bananera Bocas Fruit Company el Gobierno Nacional desea aclarar lo siguiente:

No es potestad de esta empresa, ni de ninguna otra empresa retener el pago de salario devengado de ningún trabajador, porque constituye una violación a los derechos del trabajador.

Conforme a la Ley 30 de 2010, las cuotas sindicales no son obligatorias, ni las empresas están obligadas a descontarlas de los salarios de los trabajadores sin su consentimiento.

Bocas Fruit Company incumplió la ley al retener salarios de los trabajadores y al no descontar la cuota obrero sindical. Según Manuel Aizprúa representante de esta empresa, adujo que a su juicio es un pago voluntario de los trabajadores.

El gobierno LAMENTA que por una mala interpretación de esta empresa, se haya perjudicado a los trabajadores y lamentó que sectores políticos que adversan al gobierno se quieren aprovechar de esta situación.

El Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, garantizando el derecho de libertad sindical, y observando los hechos de violencia provocados en Changuinola, Bocas del Toro, abrirá un proceso contra la empresa Bocas Fruit Company.

Se fijará la multa compulsiva y progresiva desde el día viernes 2 de julio, cuando se afectó el principio al derecho de libertad sindical de los trabajadores establecidos en los artículos 152,153 y artículo 171, por parte de la citada empresa, ante la retención, no pago de los salarios devengados por los trabajadores y no haber procedido al descuento de la cuota sindical.

<>

Reportaje publicado el 8 de julio  de 2010  a las 22:53 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito, el mérito y la reponsabilidad que le corresponde.

Los golazos del mundial

La opinión del profesor…

Sebastián Vásquez Bonilla

Mi evaluación del primer año de gestión del gobierno es positiva, pero así mismo manifiesto que nunca ha sido, ni será, el cambio que tanto se promovió.   Este gobierno no puede atribuirse “un cambio”, cuando ha seguido la misma práctica de aprovechar la distracción del pueblo para aprobar leyes, no necesariamente porque sean malas, sino por temerle a la reacción popular. La oposición le “ha robado el mandado” al gobierno al llamar las recientes reformas legislativas “ley 9 en 1”, porque con sólo fustigar una de ellas, todas quedan manchadas.

La reforma a la ley ambiental ha sido el peor error de la actual administración, cosa que no me sorprende, porque ellos piensan que “la ANAM sólo sirve para obstaculizar el progreso”.   Se le da al gobierno atribuciones para hacer obras, no otorgable a la empresa privada, como si los gobernantes, por el sólo hecho de hacer una obra social, no tuviesen malas intenciones.   Imaginémonos un representante que en campaña tiene la libertad de construir una cancha deportiva donde le de la gana. A él sólo le preocupará ponerla donde obtenga más votos, sin importarle los efectos ambientales.

Se priva a la empresa privada a hacer lo mismo, supongo por la preocupación de que el empresario sólo piense en sus intereses. ¿Cómo se entiende esto si tenemos un presidente empresario?

El gobierno admite que le faltó divulgación a sus leyes, lo cual se debió a que se sentían seguro de que estaban metiendo un golazo. Me tomaré la libertad de sustentar una de esas reformas. Me pareció acertada que se eliminara la suspensión temporal de un agente de la policía, quien en el ejercicio de sus funciones, hiere mortalmente a un delincuente. ¿Cómo es posible que a un funcionario se le suspenda por hacer su trabajo?   El educador que no esté de acuerdo con esa reforma debería aceptar que se le suspenda cada vez que tiene un estudiante fracasado.

La ley debería extenderse a cualquier ciudadano. Si disparo a un “mal nacido” que se introduce a mi casa para hacerle daño a mi familia quedo preso temporalmente, hasta que se demuestre que actué en defensa propia. O sea, sería culpable hasta que demuestre lo contrario. ¡No puede ser!

Se ha hablado tanto de los golazos del gobierno, pero lo que más me entristece es que en realidad el pueblo se ha metido sus propios penaltis, al abandonarse ante un mundial; atribuyéndoles a unos oportunistas la misión de defendernos. Separo a los ambientalistas del ese grupo de oportunistas, pero les aconsejo que no hagan tratos con el diablo por el sólo hecho de compartir intereses. He sido ambientalista de palabra y de hecho, pero no tengo la intención de manifestar mi oposición a una acción de este gobierno en compañía del Suntracs y del PRD.

<>

Este artículo se publicó el  7  de julio de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿La conciencia tiene precio?

La opinión del Economista, Humanista y Educador…

VICTORIANO RODRÍGUEZ S.

A un año, el gobierno ha puesto en ejecución algunos programas sociales necesarios tales como: las becas universales, 100 para los 70, las mochilas y textos escolares, etc., pero otras nada convenientes como las leyes del “carcelazo” y el “chorizo”.

Se observan algunas mejorías, en poblaciones marginales y pobres (producto de lo anteriormente expuesto), pero no a los niveles esperados. La clase media siente desmejorado su poder adquisitivo producto de los impuestos. Los incrementos salariales alcanzan a la clase baja y política, no así a la clase media, pero el aumento de precio arropa a todos por igual.

Pareciera que la conciencia tiene precio y el silencio nos hace cómplices. Muchos seudodirigentes, producto de un salario gubernamental u otros favores, silencian su voz y vuelven a rehacer su aparición demagógica cuando salen de las regalías.

Ahí el problema de las causas perdidas por la población. Al finalizar cada gobierno, surge el compromiso de pago de los XIII meses adeudados por el gobierno, y las reclasificaciones de cargos, adeudadas también, pero se observa poco interés en honrar los pagos.

Surge la situación del aumento a los jubilados -a todos los jubilados-, palabra empeñada por el Señor Presidente, pero a la fecha se semeja a un juego de ping-pong y el señor Eladio pareciera desaparecido. Los jubilados cerrarán filas, el aumento tiene que ser para todos por igual.

Entre los cambios esperados por la población están las investigaciones inconclusas, las cuales quizás nunca culminen, entre ellas del Fondo de Inversión Social (FIS), donde algunos se hicieron ricos y quizás salgan millonarios, también sobre el cobro de impuestos a los yates que han ingresado al país, mediante artimañas presuntamente legales.

Ahora, bajo la presunción de error o ignorancia, algunas empresas de telefonía trasladaron al consumidor un impuesto no correspondiente y hacen ofertas con engaños.   Esperaremos multas millonarias sobre ellas.   Se vislumbra la privatización del IDAAN, bajo la concepción de inoperancia. ¿Olvidará la población lo sucedido con la privatización del IRHE, INTEL y las licencias de conducir?

La historia nos enseña que muchos “líderes” de estos movimientos reciben regalías que ni sus más cercanos colaboradores se enteran.  Esperamos que en quienes recaiga la responsabilidad de negociar lo hagan de cara al pueblo, más que para sus bolsillos.  ¡Dios te salve Panamá!

<>

Artículo publicado el 8  de julio de 2010 en el Diario El Siglo, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El concepto del estado democrático

La opinión del Abogado…

Ramiro Guerra Morales 

La transición del medioevo hacia la modernidad trajo consigo un nuevo tipo de estado, cuya naturaleza, independientemente de la prevalencia o referencia material, se supone que responde al interés general de la sociedad y en ese sentido siempre está animado por un sentido o finalidad democrática.

Dicho en otros términos, el estado moderno o el moderno estado de derecho constitucional, no puede existir, sino sobre la base de que toda la sociedad, estado más sociedad civil, tiene que desenvolverse en el marco de claros principios democráticos, donde el concepto de la mayoría, en ella, la electoral, parafraseando a Alexis Toqqueville, no puede jamás ser imposición sobre la minorías.

En consecuencia, estado de derecho y democracia son conceptos que se corresponden y cuando tal correspondencia se altera o sufre desviación, se entra a los terrenos propios de los llamados procesos de seudo institucionalización, menoscabo de las libertades, donde resaltan o aparecen las formas propias del estado vertical.

Con relación al actual gobierno, no dudamos de las buenas intenciones del señor Presidente del país, Lic. Ricardo Martinelli; sin embargo creo que un año de gobierno resulta suficiente para aprender y entender que los términos y formas de administrar un estado no son los mismos que se estilan en el mundo de los negocios privados, aunque en estos últimos, existen experiencias que allí, donde se democratizan las relaciones sociales de la vida empresarial, los resultados son positivos. Lo anterior no significa que algunas variables de la esfera privada, no sean de gran utilidad en los procesos o gestión administrativa.

Vivimos tiempos en que el concepto de lo individual ha sido superado por el de ciudadanía social, lo que obliga a montar o crear los escenarios o los espacios, donde lo estatal ineludiblemente tiene que reivindicar la diversidad con todos sus interlocutores; lo anterior en nada afecta el concepto de la gobernabilidad: todo lo contrario, racionalmente lo desarrolla. Ello es importante para que el estado y sociedad civil, interactúen en forma equilibrada.

Somos del criterio, que la administración actual tiene que realizar un esfuerzo para cambiar el estilo de conducción del estado. No olvidar que el estado somos todos y que la nación, a pesar de ser un conglomerado único, su nota característica es la diversidad.

<>

Este artículo se publicó el  8  de julio de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Un año de gobierno

La opinión del Empresario y Político…

Samuel Lewis Galindo 

El gobierno que preside Don Ricardo Martinelli cumple un año de gestión. No voy a hacer una lista de los logros de la actual administración, pues eso toca principalmente al propio Mandatario.

La ciudadanía le dio una contundente victoria en las elecciones del pasado mayo. Nunca en la historia reciente un jefe del Ejecutivo había recibido tan amplio respaldo. Todavía, según las encuestas más recientes, el Mandatario mantiene un sólido respaldo de la opinión pública. Una lo sitúa en un 61% y otra en 49% favorables a él.

Tampoco voy a referirme a los errores, pues de eso se han ocupado bastante sus adversarios políticos. Quiero, eso sí, hacer algunas reflexiones sobre los acontecimientos principales, que a mi entender, ocurrieron en los últimos doce meses.

El Presidente Martinelli fortaleció su alianza de gobierno. Reforzó numéricamente la bancada oficialista en la Asamblea Nacional, lo que le permitió lograr la aprobación de muchas leyes y aumentó la membresía de su partido.

En lo internacional siguió mejorando la imagen de Panamá: se han multiplicado los tratados de libre comercio con países amigos; se obtuvo, por primera vez en nuestra historia, un “grado de inversión” y también se ha logrado que la nación sea sacada de la lista de “paraíso fiscal” de numerosas naciones.

El PRD, lamentablemente, no ha podido revitalizarse después de la derrota del pasado mayo. Aún siguen las divisiones internas y las pugnas por el liderazgo de ese grupo político. No hemos visto, pues, en nuestra democracia una oposición seria y conveniente haciendo su papel. Los grupos izquierdistas, con la fachada de sindicalistas muchos de ellos, a pesar del rechazo del pueblo, han hecho una oposición totalmente desarticulada y muy falta de coherencia y objetividad. Siempre el No ha sido su norte y su fin.

Los medios de comunicación que en su gran mayoría, más del 99% se han opuesto a toda acción del gobierno, no han sabido muchos de ellos ejercer la posición de crítica objetiva, por intereses personales o partidistas o pugnas por los famosos ratings y es por ello que se pierde toda autoridad cuando constantemente se le quiere buscar la “quinta pata al gato”. Panamá, a pesar de las equivocaciones que haya podido cometer el actual gobierno, ha continuado por la senda del mejoramiento integral de la nación.

<>

Este artículo se publicó el  7  de julio de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde

El verde es verde… la ecología política

La opinión del Miembro de la Asociación Conciencia Ciudadana….

ALESSANDRO GANCI CERRUD

Para nadie es un secreto la evolución y polarización ideológica de los gobiernos latinoamericanos. Las llamadas ideologías de derechas e izquierdas, fraguan una lucha silenciosa y tenaz. Estatización y Capitalismo salvaje, lo mismo que dictaduras chavistas y fascistas, son términos peyorativos, usados por los bandos en pugna para denigrar y satanizar al oponente.

En el fondo, pervive el deseo político de mantener el control y privilegios sobre más de 500 millones de latinoamericanos, hartos de promesas sobre una democracia participativa, igualdad y redención social, postergados y desnaturalizados inmediatamente después de una elección.

Ante esto, desde el seno de los partidos políticos tradicionales y los ciudadanos independientes, surge un movimiento renovador que poco a poco va calando en la psiquis nacional.

Principios básicos, como el rechazo a cualquier tipo de violencia, respeto a la vida, manejo transparente y eficiente de los recursos públicos, desarrollo eco-sostenible, priorización del interés colectivo sobre el individual, defensa de la Constitución Política, separación estricta de poderes, igualdad en el acceso a la justicia, focalización de las políticas públicas en los grupos vulnerables, coherencia entre fines y métodos (no al juegavivo), objetivos y políticas de Estado, no de gobiernos y la eliminación de toda clase de discriminación sexual, ideológica o de género, deben ser la matriz fundamental en donde debe incubarse todo Estado Democrático de Derecho.

En Panamá no sacamos buenas notas. Al momento, nos encontramos ante la más grande involución democrática en materia de derechos que hemos visto desde el fin del régimen militar.

Derechos humanos y ambientales básicos, como el derecho a la tierra de las comunidades originarias, eliminación de estudios de impacto ambiental, minería a cielo abierto con pírricas regalías, se combinan con la afectación del derecho a huelga, a manifestarse, blindaje ante el abuso policial, escuchas telefónicas, populismo punitivo con aumento de penas al ‘hijo de doña Juana’, pero no al ‘hijo del de Cuello Blanco’.

Finalmente, enfilamos nuestro mazo contra los menores delincuentes prolongando los períodos de detención y bajándoles la edad punible, sin fortalecer adecuadamente las herramientas de prevención.

Las consecuencias inmediatas son más que previsibles. Nuestro ambiente resentirá la acción depredadora de la falta de control y previsión. Veremos el fenómeno de los sicarios infantiles, menores de doce años y los ciudadanos, poco a poco, entenderán la vulnerabilidad de nuestro sistema democrático y exigirán una trasformación profunda, tanto de forma, como de fondo, en nuestro quehacer nacional.

Surge entonces una pregunta obligada… ¿Podrán nuestros partidos políticos, tanto del gobierno como de la oposición, herrumbrar de una manera creíble sus postulados ideológicos para que tengan el fermento necesario que haga crecer la trasformación institucional con el reverdecimiento de sus propuestas? o ¿deberá surgir una fuerza alternativa que coalicione en una nueva propuesta el sentimiento y sentido de impotencia de cientos de miles de ciudadanos? Solo el tiempo y la evolución de los acontecimientos nos darán una respuesta.

Mientras tanto la ‘Ecología Política’ toma fuerza como una línea de pensamiento supraideológica, al dejar de considerar la producción de bienes y el consumo como sinónimo de progreso.

Sin los controles necesarios, la producción irremediablemente mermará nuestras reservas finitas de materias primas y energías. Saturándonos de desperdicios que afectaran no solo nuestro ambiente, sino el derecho de las siguientes generaciones a existir en condiciones dignas, al igual que las otras especies del planeta, porque todos estamos interconectados.

Trascienden los objetivos del medioambientalismo, propugnando cambios en los esquemas sociales y políticos dirigidos a reconceptualizar el progreso, no en cuánto producimos o nuestra capacidad de consumo (ingreso per cápita), sino a través del Índice de Desarrollo Humano, que combina la expectativa de una vida larga y sana, educación y dignificación de nuestra existencia…

<>
Este artículo fue publicado el  8 de julio de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor o autora, todo el crédito que les corresponde.

Impuesto desalojador

La opinión de…

José A. Claus G. 

Se me hace difícil aceptar como constitucional una ley que impide que gran parte de los ciudadanos puedan vivir en su capital. El fracaso de y los conflictos que causa el impuesto de inmueble en los países que lo inventaron es conocido e insistir en esto implica violar el espíritu y las palabras de nuestra Constitución.

El impuesto de inmuebles sobre las mejoras es una aberración histórica inventada por los “países desarrollados”, cuyo cobro conlleva acciones propias de un gobierno totalitario. Este impuesto resultará en el desalojo de panameños de sus viviendas actuales hacia áreas de menor “valor”.

Es de temer que nuestro gobierno siga utilizando un impuesto que atenta directamente contra la vivienda de sus ciudadanos, cuando debería buscar la manera de desmantelar esta arma de confiscación. ¡Próximamente seremos víctimas de un ejército de “evaluadores” cuya función será establecer un valor que sea aceptable para el gobierno!   Encima de ser contradictorio, es un magno acto de arrogancia pensar que pueden fijar el valor de un bien cuando estos fluctúan y sin pensar que el mismo acto de variar el impuesto cambia el valor. Aún no sabemos cuántos de nuestros ciudadanos serán agredidos irremediablemente con esta medida ya que habrá muchos que no podrán costear un impuesto más alto.

Solo puedo pensar que muchos panameños todavía no entienden las consecuencias de la Ley 49 de 2009, a pesar de que viola el espíritu de la Constitución. El Gobierno es instituido para proteger la vida, honra y bienes de las personas bajo su jurisdicción. Muchos ciudadanos se sentirán deshonrados y despojados de sus bienes, cuando tengan que pagar impuestos sobre valores extraños a la realidad panameña.   Habrá otros cuya vida peligrará cuando tengan que ser desalojados de sus viviendas, porque no pueden pagar sus impuestos.

¿Qué pasó con la obligación constitucional del Gobierno de garantizar la propiedad privada y qué paso con el precepto de que el domicilio es inviolable? Toda persona que ejerza una profesión liberal u oficio de los artes desde su hogar, estará pagando un impuesto inconstitucional ya que necesita dónde ejercer su profesión u oficio y lo hace desde su hogar. La Constitución exige que el Estado vele por el mejoramiento social y económico de la familia, sin embargo el impuesto de inmueble desmejora social y económicamente a la familia.

Aparentemente, el Presidente no se da cuenta que la misma Constitución dice que el patrimonio familiar es inalienable e inembargable. ¿Qué bien es más patrimonio familiar que su vivienda? Esta protección constitucional hace que el impuesto de inmueble sea legalmente incobrable ya que el Estado no puede confiscar un patrimonio familiar.

Es prohibido que la Asamblea Nacional expida leyes que contraríen la letra o el espíritu de la Constitución.

La Constitución sabiamente establece un orden de prelación que indica que el interés privado deberá ceder al interés público o social. El impuesto de inmueble es de origen totalitario y tiende a convertir a sus ciudadanos en siervos de sus gobernantes.

<>

Este artículo se publico el 8 de julio de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Un Presidente, ejemplo para todos

La opinión de…

Marisín Villalaz de Arias 

Con motivo de la visita del Presidente de la República de Corea, Lee Myung-bak a Panamá, leía su curriculum que me impresionó por lo hermoso y que muchos lo quisiéramos tener. Y digo hermoso por su principio, cuando era niño que barría las calles temprano para pagar su escuela a la que asistía más tarde. Nada perdió y mucho ganó el Presidente con su trabajo infantil, sin el cual, tal vez no hubiera podido educarse y ser hoy lo que ha logrado. Contrario a nuestro país, donde la ley prohíbe el trabajo infantil so pretexto de poner por encima la educación, este personaje y otros que he leído, triunfadores, han trabajado de niños. No estoy de acuerdo con la explotación, pero el trabajo dignifica y no mata a nadie como tarea normal. Con esa ley enseñamos a nuestros niños a desconocer el esfuerzo para ayudar a sus padres en el mantenimiento del hogar y eso es contraproducente.

Pero estoy segura que el Sr. Myung-bak tuvo una educación de altura, completa para su formación y hacer más tarde su futuro de admirar. Fallamos en todo porque somos más realistas que el Rey. Los pobres son los más necesitados de la educación, de aprender a ser verdaderos profesionales, triunfadores y no mediocres porque así es la educación que reciben. Siendo el Presidente Ejecutivo de la Hyundai, ya tenía visión a largo alcance del crecimiento de una empresa; como Alcalde hizo obras maravillosas y ahora como Presidente, he escuchado a los que han estado en Corea del Sur, los adelantos y el desarrollo como país. Si bien es cierto que tiene su propio mérito, no dudo el valor de una excelente educación tanto en el hogar como en la escuela.

Nuestro Presidente tiene visión larga también y quiere el desarrollo del país y mejorar nuestra educación; pero encuentra obstáculos producto de una antigua educación mediocre y de la renuencia a cambios radicales que debemos hacer en este país. Estoy segura de que el Presidente coreano trabaja con la mayoría a su favor y le permiten hacerlo, no con críticas permanentes y negativismo de los que creen que el mundo se acabará en este país y de que todo es malo.

Imitemos a otros más avanzados y copiemos lo inventado para no inventar nosotros la salmuera. Averigüemos el secreto de otros para llevar a Panamá adelante y permitir que vivamos mejor con menos pobres y más ricos.

<>

Este artículo se publicó el  7  de julio de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde

La democracia del bozal

La opinión de…

Javier Comellys 

Precisamente cuando se está por conmemorar una fecha que marcó un hito en la historia de la humanidad, el final del absolutismo y del sistema monárquico, y el principio de la declaración universal de los derechos humanos, una fecha tan importante como la Revolución Francesa, donde se establecen los parámetros de los derechos más preciados del ser humano, como es la libertad, la igualdad y la fraternidad, precisamente, por coincidencia del destino se juzga en la capital francesa a Manuel Antonio Noriega por el blanqueo de capitales provenientes del narcotráfico; personaje nefasto quien violó todos y cada uno de los derechos del panameño.

En tanto, en nuestro más alto templo del saber y del conocimiento, la Universidad de Panamá, se acusa al rector Gustavo García de Paredes de una actitud autoritaria, absolutista y draconiana al coartar la libertad de expresión de los que disienten de sus obsesionados propósitos reeleccionistas.

Pareciera que esta situación se está convirtiendo en un hecho constante y que el actual gobierno no se ha percatado de dicha realidad, ni de lo que hacen algunos de sus más altos funcionarios en lo que ha derechos humanos se refiere.

El uso y abuso del poder por parte del actual rector de la Universidad de Panamá ha creado una crisis de credibilidad y excelencia. Sancionar y destituir a estudiantes, profesores y personal administrativo por disentir de sus caprichos reeleccionistas nos indica a toda luces que está practicando la “democracia del bozal”. Esta actitud es contraria a la democracia participativa y la antítesis del derecho a la libertad de expresión, tal como fue enunciado en la declaración universal de los derechos del hombre y del ciudadano.

Esta posición del rector y de algunos funcionarios del Gobierno central significa trasladarse retroactivamente en el tiempo, a la época del oscurantismo donde se le coartaba la libertad de expresión de pensamiento y de acción a los que contradecían, se oponían, desafiaban las autoridades católicas y cuestionaban los dogmas religiosos, quienes terminaban condenados a la hoguera por los tribunales de la inquisición.

La forma de comportamiento del rector está demostrando, una vez más, que el país está atravesando por un proceso de involución histórica; un proceso donde se contradicen los principios más elementales por los que se inspiraron los filósofos y pensadores de la ilustración Montesquieu, Voltaire, Rousseau y otros que contribuyeron al avance de las ciencias, las artes, las letras y la auténtica participación política, que más tarde fueron los pilares de la independencia de Estados Unidos y de la Revolución Francesa.

Pareciera que a Gustavo García de Paredes se le ha olvidado que una de las misiones clásicas y fundamentales de la universidad es, precisamente, formar profesionales íntegros, emprendedores con conciencia social y pensamiento crítico.

Un centro que le permita al estudiantado y a los docentes expresar sus pensamientos e ideas sin prejuicios, censura ni dogmas, con capacidad de utilizar sus imaginaciones para concebir ideales de perfección que les permitan en el presente, cambiar retrógrados paradigmas por una vida mejor.

Un centro que salga de la mediocridad y se ajuste a las variaciones de un mundo que está en constante evolución y cambio, que le permita a los jóvenes la posibilidad de conocer los componentes últimos de la realidad, los misterios del universo, la evolución inexorable de todo lo que existe, que los dirija hacia la luz y no hacia las tinieblas, ni a las más oscuras cavernas de la ignorancia.

Una nueva legislación que le permita al rector reelegirse es crear un antecedente nefasto, es decapitar la oportunidad que deben tener los nuevos profesionales de aspirar a una posición a la que no se le ha dado el prestigio que se merece.

<>

Este artículo se publico el 8 de julio de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.