Consternación, pero la vida nos reclama


La opinión del Economista , Escritor, Humanista y Educador…

VICTORIANO RODRÍGUEZ S.

Fue llamado por el Creador el doctor Diógenes Cedeño Cenci. De nuestro maestro es innecesario hablar de los cargos ocupados, quienes le conocimos e hicimos amistad con este ilustre ciudadano, podemos dar fe de su forma de ser sencilla, honesta y objetiva.

La capacidad humana, de situarse en la parte opuesta a fin de comprender mejor al interlocutor, de acuerdo con su nivel o preparación académica, lo hicieron quizás uno de los mejores humanistas de nuestra patria. Esto lo hacía diferente al ciudadano común, quizás la mejor forma de demostrar nuestro amor al Creador.

Su actuar humanista y siempre ecuánime jamás le hizo perder el norte. Objetivo en su actuar, pero jamás descortés, malos tratos ni prepotencia con su personal. Su razonamiento lógico y objetivo, le hizo ganarse el cariño de estudiantes, amigos y colaboradores.

La partida de Diógenes Cedeño Cenci, doctor en Español, nos permite sugerir, a cada docente de esa materia, independientemente el nivel académico al cual dirija su enseñanza, solicitar a cada uno de sus estudiantes una investigación resumida de la vida de tan ilustre ciudadano.

Fuiste llamado a rendir cuentas ante el Creador, mientras que otros quedamos sorteando este mundo de injusticias. Dios te guíe y guarde, amigo. Hasta pronto.

La partida de nuestro amigo nos llena de consternación, sin embargo, la vida continúa y las injusticias se mantienen, razón principal para dejar expuesto que: “Hace años venimos exponiendo la situación que viven los llamados “guardias de seguridad””. Las quejas se mantienen. En algunas compañías o empresas de seguridad les maltratan de palabra, son obligan a doblar o triplicar turnos -generalmente de doce horas-, les pagan menos del salario mínimo, no les permiten hacer uso de vacaciones, no reportan las cuotas a la CSS, aún cuando se las descuentan, les cobran las balas utilizadas y otras injusticias. No son todas, pero si varias. ¡Hola MITRAB y CSS!

Existen semáforos inteligentes en cualquier esquina, quizás hasta donde no son necesarios, pero en lugares peligrosos, donde miles de personas tienen la obligación de cruzar diariamente, a diferentes horas, no se colocan ni siquiera semáforos retrasados, tal es el caso del cruce entre la Contraloría General de la República y el Hotel Miramar. Obviamente, el día que un vehículo mate a un cristiano, entonces instalarán uno inmediatamente.  Dios te salve Panamá.

<>

Artículo publicado el  1 de junio de 2010 en el Diario El Siglo, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: