El circo del deporte

La opinión de….

Juan Carlos Delgado 

En el deporte, o mejor dicho en su práctica, se rescatan muchos valores, por eso, considero que el deporte debería ser la reserva moral de un país.   Sin embargo, hemos visto cómo los dirigentes deportivos utilizan el deporte para buscar la cercanía con el poder y beneficiarse de este cargo. No les interesa lo que pasa con sus atletas.   No les interesa si se cumplen las marcas o si las preparaciones son óptimas, solo quieren participar de cualquier actividad que les reditúe ganancia política o económica. Algunos “atletas” también se han contagiado de este virus, por eso se envuelven en las prebendas y prestan su imagen a políticos con quienes no tienen ninguna coincidencia ideológica.

Así se crea un gran circo, con acróbatas, tragafuegos, enanos, domadores y payasos. Los verdaderos atletas y buenos dirigentes casi no existen. Hay simplemente competidores y mercaderes, no atletas competentes y dirigentes exitosos. Los competidores participan en torneos que no tienen mayor relevancia, por esto reciben medallas y trofeos que nadie reconoce. Nadie los respeta, son solo competidores. Se ha perdido el valor de la competencia, el valor de la dignidad y la lágrima producto del amor propio.

Los dirigentes deportivos siempre tienen una excusa, que no hay dinero, no hay presupuesto, nadie los apoya, nadie los toma en cuenta, sin embargo siguen allí. Por eso, los llamo mercaderes, porque no alcanzan la estatura de comerciantes.

En Panamá no hay actitud de verdaderos dirigentes deportivos; salvo algunas excepciones, todos tienen el mismo argumento desgastado, ellos “aman el deporte y por eso se sacrifican siendo dirigentes”.

Hace muchos años, el deporte era una actividad donde cada disciplina tenía un motivo, tenía un porqué. Hoy me doy cuenta de que ya no es así, que las marcas no cuentan, que la preparación no cuenta, que la competitividad no cuenta, que solo importa el circo.

Así es mi Panamá hoy. Por eso, el profesionalismo en el deporte no existe. Como ejemplo podemos citar los Centroamericanos que se acaban de realizar en nuestro país, fuimos la delegación más numerosa y ocupamos el tercer lugar. Los eventos eran gratis, todo era una fiesta con la plata del pueblo. ¿Qué rol jugaron nuestras autoridades deportivas? Total, ellos son los dueños del circo.

<>

Este artículo se publico el 27 de junio de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: