De sogas y estornudos

La opinión de….

.

Aviva Levy

¿Se acuerdan del divertido juego con la soga? Un grupo de niños hala por un extremo y otro por el extremo opuesto. ¿Se acuerdan? Bueno, algo parecido esta pasando, aunque los grupos no tienen el mismo número de miembros y no son niños. Un grupo es enorme y el otro es pequeño. El grupo enorme cree que puede tumbar al pequeño, pues no solo posee buena musculatura sino además posee un estado mental colectivo, que no le permite ver nada excepto la soga.

El grupo pequeño y compacto no está seguro de poder ganar, pero no duda en seguir intentándolo.   Eso sí, lo hace de una manera organizada, calculada y meditada, ya que no siempre es cuestión de músculos sino de equilibrio y momento.

Me refiero, por supuesto, al ya famoso asunto de la flotilla turca en el Medio Oriente. Las condenas, críticas y reacciones en contra del Estado de Israel y de las comunidades judías alrededor del mundo, solo nos indica, de nuevo, que este grupo enorme que se pronuncia y hasta se declara abiertamente enemigo de Israel, seguirá halando y con fuerza esa soga, aunque nadie esté al otro extremo.

Señores, Israel es el único país del mundo que es golpeado con condenas cada vez que actúa por su seguridad, cada vez que responde a ataques de misiles desde la franja de Gaza, cada vez que mueve uno que otro músculo para defender su población. Es el único país del mundo al que se le exige investigaciones y explicaciones, mientras que su seguridad nacional está en juego.

Y, a pesar de todo, Israel es el único país del mundo que comparte sus conocimientos con otras naciones en temas sensibles sobre terrorismo, detección de células terroristas, métodos de control de puertos y la lista es muy larga… pero es repudiada por haber erigido un muro defensor, que frenó considerablemente el ingreso de terroristas palestinos a su territorio. Israel es el único país en la región del Medio Oriente que es capaz de resolver asuntos que ponen en peligro a países como Jordania, Egipto y Arabia Saudita.

El antisemitismo nunca acabará, hagamos o digamos o expliquemos la posición en la que esté el pequeño Estado de Israel, siempre usarán los mismos términos despectivos, sus prejuicios se endurecerán y para qué seguir… uno no puede cambiar a nadie, mucho menos a un antisemita.

Y en esas estamos… unos estornudan por aquí, otros estornudan en Teherán y luego de que se le impusieran más sanciones a Irán, el Consejo de Seguridad de la ONU tuvo que oírle el estornudo al Presidente iraní que sonó así: “¡el Consejo de Seguridad de la ONU es un pañuelo usado que hay que desechar!”.

Y les traigo un chiste: Un judío encuentra a su amigo leyendo un periódico en el parque y éste le pregunta: “¿Moishe, qué te pasa, leyendo periódicos antisemitas?”.  A lo cual Moishe le responde: “Ya me cansé del nuestro, solo me recuerda lo mal que estamos, mira si estos antisemitas tienen buenas nuevas sobre nosotros, ellos aseguran que los judíos controlamos el mundo”.

<>

Este artículo se publico el 21 de junio de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que a la autora  todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: