Piratas del conocimiento

La opinión de….

——

Mirla Maldonado

Carl Sagan, un prestigioso astrofísico norteamericano y ganador del premio Pulitzer en 1978, se refirió al cosmos como el orden en el universo, y realizó una comparación en relación al caos de finales del siglo XX. Sagan dice que, dentro de los 4 mil millones de años de historia de la vida sobre nuestro planeta, dentro de los cuatro millones de historia de la familia, hay una sola generación privilegiada, que podrá vivir este momento único de transición: la nuestra.

En las encrucijadas de la historia, se presentan cambios repentinos del pensamiento, nuevos paradigmas, descubrimientos médicos (cura de enfermedades), etc. Y a nadie en su inteligencia crítica, se le ocurre ir contra ese destino grandioso y cósmico que dirige a los pueblos en su búsqueda de un mundo mejor. Ese es el enfoque de las nuevas corrientes de superación personal.  La dirección apunta a que en esa coordenada debemos ver qué cosa nos une.

El principio de la termodinámica en la física dice que la energía no se pierde ni se destruye, sino que se transforma. Un modelo económico con síntomas de agotamiento debe renovarse. Es un absurdo exponer a toda la humanidad a una tragedia mayor, en un mundo moderno con avances en la ciencia y la técnica, como ha sido la revolución científica de Thomas Kuhn desde Nicolás Copérnico hasta Isaac Newton, la revolución en los computadores personales (PC), desde Microsoft hasta Google.

Aldous Huxley, en Un mundo feliz, presenta la composición del estado del mundo, después del triunfo de los dioses del consumo y el bienestar. Dice que las palabras pueden ser como los rayos X, si se emplean adecuadamente penetran. Esta es una de las cosas que intento enseñar a mis estudiantes: a escribir de manera penetrante.   La educación prohibida (Facebook) es más penetrante que la educación oficial (tablero, tiza), y cómo se podrá controlar la interactividad (era digital) en nuestro mundo de relaciones, si estamos frente a un cambio de civilización.

Y eso, el ver la televisión de China a través de un celular satelital, ingresar en la web a la Biblioteca de la Unesco, comprar un jeans japonés en un portal virtual, es una fascinación que no encontrabas en el medioevo. La supercarretera de la información: world, wide, web, está haciendo práctica la vida de unos y complicando la de otros. Alcanzaremos por fin la victoria del primer mundo, “cuando ese desarrollo sea de todos y para todos”.

En ese sentido –en una fábula para ejecutivos de empresa, se podrá indicar que la reforma laboral promoverá el desarrollo y las oportunidades al modificar el proceso de huelgas– para evitar perjudicar el tránsito de terceros. Una página web dirá dónde estarán los mejores precios de la canasta básica, el dinero electrónico (money card) controlará la actividad económica del país. Los taxis amarillo, metro bus y el metro embellecerán la ciudad cosmopolita, y con eficientes semáforos inteligentes se erradicarán por completo los tranques en el país. Un chip controlará los gritos de la palabra gooool en todos los idiomas, mientras millones miran cómo un avatar patea la pelota. Y con teatro en casa, los televisores de alta definición –HD (los más vendidos en las últimas semanas) y las emociones en 3D– sentiremos la fiebre futbolística.

La sociedad civil habrá triunfado, porque no existirán más noticias de violencia –que puedan entristecer la mirada de los televidentes, la computadora y el internet gratuito que done el gobierno, permitirá que estemos informados de lo que ocurra en el mundo globalizado.

En esta ciudad cosmopolita, la armonía y la tolerancia terminarán por establecer relaciones cordiales, y la familia panameña vivirá en una cultura de paz.  Y si alguno quiere negar el desarrollo con quejas y denuncias, el presidente de la República, Ricardo Martinelli, dirá: “déjese de zoquetada”, porque ha entrado usted al primer mundo.

<>

Este artículo se publico el 12 de junio de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que a l autor,  todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: