Como el cangrejo

La opinión del Periodista….

Mario Velásquez Chizmar

La democracia directa de los griegos, defendida con pasión por Rousseau, amenaza siglos de evolución de dicho tipo de gobierno, dada la puesta en escena de una bien montada estratagema de poder, cuya artimaña evidente es confundir, seducir y hechizar al pueblo, para que avale las aspiraciones de quienes hoy nos gobiernan, precisa y contradictoriamente, gracias a las reglas de la democracia representativa. ¡Este es el verdadero sentido de una ley sobre consultas populares!

Panamá no es el laboratorio en este campo. Ya Chávez lo hizo en Venezuela: la estructura democrática que lo llevó al poder, fue una camisa de fuerza contra su proyecto, por lo que se mandó a hacer una infraestructura estatal a su medida. Las preguntas que proceden son: ¿Cuál es el proyecto de Martinelli? ¿Qué se propone? Es ingenuo pensar que sus actuaciones obedecen únicamente a su personalidad.

La historia tiene muchos ejemplos de gobiernos que fueron acusados de favorecer determinada tendencia, simplemente por razón de personalidades fuertes y especiales. Con el transcurso del tiempo, las aparentes locuras y arrebatos de sus dirigentes, dejaron heridas graves abiertas al cuerpo social.

Estadista es quien se desenvuelve con éxito manejando los hilos del estado de derecho, no aquel que los enreda, corta y empata, para entonces sacar adelante sus proyectos.   Este camino, fácil para los gobernantes, es trágico y, a su vez, es el más traumático para los gobernados. Cierto que han emprendido obras positivas. El punto es que paralelamente inoculan el maquiavélico y patógeno germen de la supuesta supremacía del fin sobre los medios. Esta ruta, peligrosa para la salud de la democracia, nos aleja de la verdadera paz.

La cruda realidad, supera los buenos deseos de combatir la violencia. Jamás podrán cambiar esta realidad, mientras tengan entre sus objetivos convencer al pueblo de que la garantía de la eficacia oficial es un hombre fuerte y no leyes duraderas y firmemente ejecutadas. El Gobierno dice creer en la policía, pero su propaganda esencial apunta a minar las instituciones estatales.

La oposición PRD debe ser la sirena de alerta y explicarle al pueblo el proyecto que esconden nuestros gobernantes, evitando caer en ese terreno estéril donde desean vernos.   No caigamos en su telaraña para que mañana nos devoren con ayuda de este pueblo.   El pasado demostró que las campañas electorales muy seguidas hacen daño. Si el mandato fue elegir un CEN permanente, hagámoslo ya. No pongamos en peligro la continuidad democrática haciéndole el juego a los gobernantes, que nos quieren ver en constante agitación electoral interna, mientras perfeccionan su nefasto proyecto.

¿Un sistema político será democrático si son profundamente antidemocráticos demasiados aspectos del medio social circundante? Cuando la sociedad presenta un grado importante de contradicciones: igualdad en ciertas esferas y oligarquía en otras, y el orden social permanece en desacuerdo consigo mismo, la palestra política se convierte en decantadora de incesantes conflictos y divergencias. Pero la imagen del músculo por encima del complejo sistema de vasos sanguíneos, no es muy democrática. ¿Camina este gobierno?    ¡Sí, está caminando, como el cangrejo!

<>

Este artículo se publico el 9 de junio de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que a l autor,  todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: