Las teorías cognitivas: una mirada desde la educación especial

La opinión de la Psicopedagoga  Especialista en Discapacidad e inclusión Educativa, y en dificultades en el Aprendizaje…..

.

Brizeida Hernández

Desde la mirada de la educación especial nuestra labor docente es contribuir al desarrollo y transformación de la comunidad en general. El aprendizaje es un proceso activo de construcción permanente que parte de la experiencia que se tenga de la vida.   El estudiante se convierte en el responsable de su propio aprendizaje, mediante su participación y el acompañamiento del docente como tutor de los procesos.

La aplicación de estrategias, métodos y guías que impulsen el crecimiento cognitivo, de la mano de una línea teórica que sustente nuestro accionar, es necesario favorecer entonces, funciones claves como: la retención, comprensión y uso activo del conocimiento, vincular la habilidades y potencialidades, la reflexión, la familiaridad con los problemas y sus soluciones. La acción estratégica para aprender supone, la habilidad para planificar y tomar decisiones contextualizadas.

Es así como la educación especial promueve el aprendizaje por descubrimiento, experimentación y manipulación de realidades concretas, pensamiento crítico, diálogo y cuestionamiento continuo.

La meta como facilitadores del proceso de aprendizaje es recuperar las ansias de saber, las inquietudes, la búsqueda, el deseo de descubrir, incentivar la curiosidad, la indagación, transmitir el sentido de la sabiduría, rescatar el razonamiento y el diálogo. De igual forma reelaborar conceptos, categorías, estructuras básicas de los saberes.

En la escuela observamos a los estudiantes como desarrollan y alcanzan procesos cognitivos cada vez más complejos, recogen la información, la comprende interpretando en base a los conocimientos previos, confirma y hace uso del conocimiento con las conjeturas, hipótesis, evidencias para luego juzga o valorar el resultado y incorpora a su vida diaria.

Los estudiantes adquieran habilidades o herramientas necesarias para competir según el nivel que cursan entre las que podemos analizar esta la capacidad de análisis y síntesis; capacidad de organizar y planificar; el conocimientos generales básicos; comunicación oral y escrita en la lengua; habilidad básica del manejo la informática y la toma de decisiones.

La aplicación de práctica pedagógica cognitiva asegura el desarrollo de la capacidad de aplicar los conocimientos en la práctica, la habilidad de investigar, capacidad de aprender, de adaptarse a nuevas situaciones, de generar nuevas ideas, liderazgo ente otras.

El planeamiento curricular responde a teorías le permitan generar procesos formativos de mayor calidad, sin perder de vista el equilibrio necesario entre las demandas que exige la sociedad, permite un acercamiento más dinámico a la realidad del mundo, desde una visión integral y crítica de los nuevos roles que asumen la enseñanza y el aprendizaje.

Las teorías cognitivas consideran al estudiante el centro del aprendizaje y por ello es necesario reforzar el pensamiento crítico del mismo, con el objeto de que este cuente con herramientas que le permitan discernir, deliberar y elegir libremente, de tal forma que pueda comprometerse con la construcción de sus propias competencias académicas.

<>

Este artículo se publicó el  5  de junio de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: