¿Es Panamá un pueblo pacífico?

La opinión de…

.

Rafael A. Fernández Lara

En un libro sobre la anexión de Panamá y su posterior separación de Colombia, el autor se refería al sentimiento pacifista de los panameños, basando su planteamiento en nuestra independencia de España en 1821 y nuestra separación de Colombia en 1903, ambas logradas sin enfrentamientos sangrientos y sin muertos. Por esto debemos dar gracias a Dios, a las circunstancias del momento y a que dentro de esas circunstancias fuimos sagaces y supimos desempeñarnos con inteligencia.

Vale entonces preguntarse si por lo anterior somos un pueblo pacífico y si se mantiene esta conclusión al considerar la otra cara de la moneda en algunos episodios de nuestra historia.

El 15 de abril de 1856 ocurrió el incidente de la tajada de sandía, en el que un soldado norteamericano se negó a pagar un real a un humilde panameño por un pedazo de sandía, lo que provocó una ola de disturbios con un balance de 16 muertos y 15 heridos estadounidenses y dos muertos y 13 heridos panameños.

El conflicto bélico de 1921 entre Costa Rica y Panamá, conocido como la Guerra de Coto, estalla debido a la ocupación por los ticos del pueblo Nuevo Coto. Los panameños reaccionaron y en los enfrentamientos murieron 48 costarricenses y quedaron muchos heridos y prisioneros.   Aunque Panamá ganó la guerra, tuvo que ceder ese territorio por presión de Estados Unidos.

El 3 de noviembre de 1959, jóvenes panameños, en lucha nacionalista por el territorio de la Zona del Canal y deseosos de ondear la bandera nacional en la Zona, fueron vejados por los norteamericanos y su cuerpo armado zoneíta, ocasionando cruentos enfrentamientos con un saldo de 64 panameños heridos, cinco detenidos y por los estadounidenses 45 heridos.

En el patriótico 9 de enero de 1964, estudiantes decididos a izar la bandera nacional en la escuela de Balboa fueron testigos de su vejación por estudiantes norteamericanos, lo que originó enfrentamientos en el país, trayendo como resultado 22 mártires panameños, 324 heridos, según reporte del hospital Santo Tomás y cuatro muertos norteamericanos. En un hecho sin precedentes, la pequeña República de Panamá, el 15 de enero de ese año, rompió relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

Durante la crisis política panameña de finales de 1980, entregaron o expusieron su vida e integridad física y económica panameños de todas las edades, géneros, niveles educativos y sociales. Una vez más, los panameños se enfrentaban a fuerzas superiores armados con su bandera patria. La invasión de Estados Unidos a Panamá, en 1989, presenta antecedentes, circunstancias y actores no comparables con los ejemplos dados en este artículo, pero no es posible dejar de mencionar este trágico episodio de nuestra historia donde se calculan cientos de muertes entre civiles y militares panameños y 23 norteamericanos.

Estos acontecimientos nos demuestran que a pesar de ser un pueblo noble, amantes de la paz y sin vocación de violencia, cuando pisotean nuestra dignidad y nacionalidad, los panameños defendemos con ahínco nuestra identidad y nuestra historia así lo certifica.

<>

Artículo publicado el 1°  de junio de 2010  en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: