Cruzada por la Paz o CPLP

La opinión de…..

.

Rafael Pitti

Resulta sumamente embarazoso e incómodo, elaborar un texto como el que en este momento presento a los lectores, sin que se engendren dudas que no es mi intención herir susceptibilidades, desvalorar o destruir la iniciativa del día domingo en la Cinta Costera.   Lo que si haré es expresar las cosas tal como ocurren y se conocen tras bastidores, sabiendo el riesgo al que me someto por la posible intolerancia o ataques de los que se sientan agraviados.

No es un secreto y algunas gacetillas en medios escritos comentaron, que el nombre original de la actividad era, Cruzada por la Seguridad.   Sin embargo por mediación o influencia sabe Dios de quién, para no incomodar al inquilino del Palacio de las garzas, se cambió el nombre, debido a que su participación en la misma, resultaría un virtual “mea culpa” administrativo.   Por otro lado no puedo dejar de mencionar que en este noble ejercicio, vi rostros de ex funcionarios y activos, igual que personas que tienen cualquier cantidad de años de estar dedicados al tema de seguridad, sistema carcelario, y manejo del asunto de las pandillas, sin que por la vasta experiencia acumulada, se vean o perciban resultados tangibles o favorables.

De la misma forma, murmurado y censurado ha sido el que la plana mayor del gobierno, en vez de participar en una actitud solidaria y reservada, se robó y capitalizo protagónicamente la caminata, convirtiéndola literalmente en una Competencia Por La Publicidad.    De estos rumores no se escaparon los aspirantes a puestos de elección para el torneo electoral del 2014, donde por supuesto mayor figuración tuvieron los políticos que detentan el poder.

Las miles de personas que bajo sol y agua desfilaron, son panameños que han sufrido la pérdida de familiares, comerciantes y empresarios preocupados por la situación, y jóvenes que han caído, pero que aspiran recomponer e integrarse como ciudadanos libres con el deseo y oportunidad de trabajar y formar familia. Presumo y estoy seguro, la mayoría son trabajadores y amas de casa que diariamente sufren la angustia y trauma de andar corriendo desesperadamente para que la oscuridad o la fantasmal seguridad de las calles no le despoje de sus escuálidos recursos, sean víctimas de violación o agredidos mortalmente.

Las objeciones o señalamientos aquí vertidos no cuentan, lo puntual es que el Presidente de la República se comprometió en atender el tema con carácter prioritario, no obstante el tiempo solicitado para resolverlo (3 años) transmite desaliento y frustración. Los organizadores presentaron una propuesta alternativa de 14 o 15 puntos, me parece correcto, lo que considero debe hacer el Ejecutivo antes de asignar fondos, es elaborar un agresivo programa que involucre al poder popular, quienes como interlocutores y conocedores de su gente y comunidad, deben asumir responsabilidad primaria. Existe capacidad e inteligencia, sobre todo voluntad, para que CPLP, se transforme en un grito general que diga Con Panamá, La Patria.

<>

Este artículo se publicó el  1°  de junio de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

La industria de los libros

La opinión de la Presidente de la Fundación Leer…..

Priscilla Delgado

La escritura es un arte, la palabra escrita es un arte, pero se convierte en un producto con precio, con código de barras, inmediatamente pasa de la mano del escritor, ya sea a su agente literario (que cobra por este servicio) o vaya directo a una imprenta, y luego al consumidor.

Por lo que se debe partir con una premisa; el producto libro nunca debería ser regalado por parte del autor, en tanto que el mismo tiene un valor comercial, a menos que éste lo justifique y solo en varios sentidos: Que sea una edición particular confeccionada especialmente para obsequiar, que es observada mucho en los libros de gran formato que se editan en pequeñas cantidades; o ediciones de poesía que son bellamente adornadas para obsequiar, pero eso no quiere decir que los mismos no sean considerados para la venta.

Un editor serio debe darse cuenta cuando tiene que sacar de circulación un libro y hacerle una rebaja considerable. Esto es casi siempre a partir de los dos años de tenerlo en inventario sin que sea vendido. Es allí cuando tiene que reducirlo a la mitad de su precio original y convertirlo en saldo para que sea vendido a las librerías con un considerable descuento, aunque el precio jamás es un determinante de la compra, al contrario, ahora la modalidad es elaborar el mismo libro en distintos formatos a fin de que sea asequible para todos los públicos. Y ya por último nos estamos encontrando con el e-book y el audio libro, dos formas nuevas de elaborar un libro pero en distintos soportes. Quiere decir que el libro que no se vende no necesariamente tiene que ser malo. En la mayoría de los casos se debe a una mala promoción, tanto del autor como de la cadena que le sigue, distribuidor, librería, etc.

En mi concepto no hay libros ni buenos ni malos, simplemente hay diferentes clases de lectores que son los que deciden qué corriente escrita les interesa más.

En cuanto a la justificación de porqué un género se vende más que otro. Yo diría que esto tiene una definición clara, dependiendo del público. Y es evidente que las personas que viven en climas fríos no leen lo mismo que los que viven en la costa, y esto está demostrado en estudios realizados por el Centro de Fomento al Libro para América Latina y el Caribe, en donde se asegura que las poblaciones que leen más son las que están más cobijadas en sus hogares en un ambiente propicio para hacerlo y esto es lógico suponerlo.

Otra discusión constante es ¿por qué los editores editan ciertas obras y otras no? Esto también se debe al “ojo” del editor y lo que se llama editar por impulso o en cualquier caso, la selección de géneros que tenga como objetivo cada casa editorial; pero es claro que hay unas cuantas que no se equivocan como el editor de El Código Da Vinciy Ángeles y Demonios; Hombre Rico Hombre Pobre, Quién se comió mi queso?, y el último “El Secreto”, que rompió récord de ventas en el mundo entero. Este ilustre chileno, ya ahora ciudadano español, don Joaquín Sabaté, dueño de la editorial Urano, siendo una editorial relativamente pequeña, solo ha tenido aciertos en sus publicaciones, con un valor añadido, El propio Sabaté es quien recibe a sus clientes, sus autores; es la persona que se encarga de darle la primera ojeada al manuscrito para que luego pase a un comité editorial, que es el que decide darle la forma final a los contenidos antes de ser publicados.

Es obvio que en esta escala de productos siempre salen en desventaja una suerte de libros que casi siempre son los locales, que no han tenido una gran promoción y en donde el autor casi en solitario ha diseñado su portada, ha invertido en su obra y la ha colocado en el mercado local. No todo el tiempo con buena suerte, toda vez que tiene que competir con este resto de “best sellers” que ocupan la primera estantería en una librería, que por cierto cada vez se encarece más, por los costos en aumento del metro cuadrado en donde están ubicadas casi todas las librerías del mundo, casi siempre en el centro de las ciudades. Lo que lleva al dueño a colocar los libros que más se venden a la vista del público para obtener el mejor rendimiento del mismo.

El libro como negocio es un producto que tiene uno de los márgenes más pequeños de ganancia, de allí que se vuelva “costoso” por la poca circulación del inventario, producto del pequeño mercado en que estamos sumergidos. Y que no tiene que ver con la falta de lectura, porque este mismo fenómeno se da en otros rubros de la economía de consumo de bienes “suntuarios”, y que son susceptibles de ser pirateados, como lo son el libro y la música, que en este momento se encuentran en su peor situación histórica. Y se repite con vehemencia que el libro en formato papel está en decadencia, para darle paso a los productos en formato digital, y no dejan de tener razón si tomamos en cuenta que el libro solo tiene un margen del 25%, se confecciona de las hojas de árboles, lo que pone en serio aprieto al planeta.

Por otro lado, la tendencia es a reducir los tirajes por la gran cantidad de obras que se editan por minuto en el mundo en español, con números que complazcan el gusto de unos cuantos, lo cual eleva notablemente el costo final de un libro hecho a pedido.

Queda pues el libro a merced de varios factores, uno de ellos, la demanda, y otro, el consumo del papel que mueve a buscar otras alternativas que no serán tan atractivas para los lectores como lo es el e-book, pero que ya están en la puerta de entrada a nuestro mundo cambiante.

<>

Este artículo se publicó el  23 de mayo  de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

El orientador y su importancia

La opinión de…..

.

Milagro B. de Calvo

El rol que desempeña el Profesor Orientador en las escuelas es sumamente importante. El apoyo que deba ofrecer a los estudiantes en la búsqueda de soluciones, a sus problemas, puede hacer la diferencia.

La confianza que el docente logre despertar en el adolescente lo facultará para asesorarlo más eficazmente. La integridad del orientador debe garantizar el respeto y la consideración que el alumno le prodigue. Se hace necesaria la confiabilidad probada del profesor que permita al joven expresarle sus más íntimos conflictos emocionales y, con su pericia, éste pueda alentarlo.

La infidencia no puede tener cabida en un departamento psico-pedagógico. La empatía debe ser la corriente que emane del docente orientador hacia el estudiante y viceversa. En la medida en que al joven se le demuestre una auténtica preocupación y comprensión por su entorno y su problemática, los resultados serán más prometedores y éstos han de traducirse en cambios de conducta y aprendizajes positivos.

Cabe señalar el papel estelar que juega el profesor en la guía del estudiante hacia la carrera profesional que éste pueda seleccionar. Conocedor de las habilidades del joven puede dirigirlo para que, después de revisar la gama de posibilidades existentes, opte por aquella profesión en donde pueda desarrollar las destrezas que le aseguren el incremento de competencias requeridas para insertarse, exitosamente, al mercado laboral en el futuro.

Hoy, a nivel universitario, se confronta el problema de jóvenes que se matriculan en carreras, con un total desconocimiento de las mismas, por no haber sido informados, y después de haber aprobado sus exámenes de admisión e ingresado a la carrera que creían que era de su preferencia y posible dominio, han desertado presas del temor y la frustración. Hay un nivel de elevadísima responsabilidad por parte del profesor orientador que, por no cumplir con sus objetivos, arroje al estudiante al fracaso y la desesperación.

Es importante que el orientador valore la inestimable guía que puede ofrecer a nuestros muchachos y sea convierta también en elemento determinante del triunfo que éstos puedan lograr en su trayectoria estudiantil y profesional.

<>

Este artículo se publicó el  1°  de junio de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La democracia frente a la posibilidad de nuevos paradigmas

La opinión del Abogado…..

SAÚL MALOUL ZEBEDE

Nos sentimos muy orgullosos como panameños cuando, recientemente, en una reunión especial del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, su secretario general, ponderaba el sistema político — electoral panameño, como uno de los más desarrollados de la Región.

Las conclusiones que pronto saldrán de la reunión del Consejo de Partidos Políticos, Tribunal Electoral y sociedad civil, para actualizar la legislación electoral, es un ejemplo de dinámica de participación ciudadana, en la que todos ponemos nuestro granito de arena, para la consecución de los fines nacionales.

La pregunta es: ¿hacia dónde podemos acicalar el fortalecimiento de nuestro sistema democrático?

Me parece, con todo respeto, que las encuestas de opinión pudieran marcar varios caminos.

El primer camino, es el camino tradicional de la alternancia política, que nos ha venido distinguiendo desde 1990.

A pesar del duro transe que le ha tocado vivir al Partido Revolucionario Democrático (PRD), las últimas encuestas tienden a legitimarlo como paradigma opositor, y ya se destacan nuevos y renovados liderazgos, entre ellos, los de Juan Carlos Navarro y Laurentino Cortizo Cohen.

El segundo camino, es el de la consolidación de la propuesta del grupo que gobierna, a través de la presentación de un solo candidato que consolide a todo el gobierno, y que sea escogido según los términos electorales que los líderes de la coalición decidan.

Y el tercer camino, sería el de escoger entre tres propuestas ideológico — políticas: una social demócrata, una liberal y una panameñista.

Como comentario final, no podemos desvincular la propuesta política y el camino político que sigamos, de la difícil coyuntura económica que nuevamente tendremos que enfrentar.

En ese sentido, necesitamos dirigentes capaces de decirle al pueblo que solo se puede gastar e invertir lo que se tiene y no más, que estén conscientes de su obligación de mantener una adecuada relación entre el producto interno bruto y los niveles de endeudamiento y, finalmente, que entiendan que solo el motor del incentivo correcto a la empresa privada podría nuevamente mantenernos alejado de la crisis económica y financiera. Esta vez, a diferencia de otras oportunidades, me parece que los proyectos y las agendas, tanto políticas como económicas de los grupos y candidatos, serán debidamente escrutada, frente a las cada vez más complejas responsabilidades que representa el ejercicio del poder.

<>

Este artículo se publicó el 1° de junio de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

De buses y metros

La opinión de…

Ruling Barragán Yáñez

Comparto estas líneas con el lector como un simple ciudadano preocupado por el problema del transporte en la ciudad capital. No soy ingeniero ni empresario, sin embargo, he tenido la oportunidad de utilizar diversos sistemas de metros y buses en varios países. Entre éstos, puedo mencionar los de Japón y el Reino Unido, dos de los mejores del mundo, los cuales deberían estar participando en los proyectos del Metro y los nuevos buses que se están desarrollando a nivel nacional.

Creo que como usuario puedo decir ciertas cosas que quizá sirvan de algo con relación a este asunto. En especial, me dirijo a empresarios e ingenieros, de quienes me gustaría tener comentarios sobre dos sugerencias referentes a buses y metros. La primera sugerencia tiene que ver con los nuevos buses que deberíamos adquirir; la segunda, con la ruta del Metro que resultaría más benéfica.

En cuanto a la primera sugerencia, me parece que la mejor opción para la compra de nuevos buses consiste en aquellos famosos autobuses rojos de dos pisos que circulan en Londres, los East Lancs Olympus (o similares). La gran ventaja de estos buses sobre cualquier otro es que, en la práctica, se trata de dos buses en uno. Más aún: se trata de dos buses que circulan en el espacio vehicular de uno solo. Con estos buses se evitaría congestionar aún más las atestadas calles de nuestra ciudad. Además, debido a sus dimensiones, inducirían a los conductores a manejarlos a una velocidad apropiada.

Sobre estos buses se podría objetar que algunos alambrados impedirían que estos vehículos circularan adecuadamente. Sin embargo, esta objeción se fundamenta en una dificultad técnica menor (la cual se resolvería sencillamente con subir los alambrados). Aparte, esta objeción se sustenta en una idea equivocada de las dimensiones de los autobuses en cuestión. La altura de éstos no es tal cual se asume; de hecho, en la capital transitan vehículos más altos que estos buses. Por otra parte, nadie podría negar que esta clase de vehículos sería un atractivo turístico muy llamativo para nuestro país.

En cuanto a la segunda sugerencia, pienso que la ruta del Metro más benéfica sería una que partiera desde la 24 de Diciembre (o Las Garzas de Pacora), pasando por el Aeropuerto Internacional de Tocumen, los terrenos adyacentes al Corredor Sur, hasta llegar a la Ave. Balboa y finalizar en Albrook. Al respecto, tengo la impresión de que gran parte de los terrenos adyacentes al Corredor Sur (aquellos que apuntan hacia la bahía de Panamá) resultan adecuados para esta empresa. Aunque ya se ha decidido empezar por una ruta desde Los Andes hacia Albrook, no veo cuáles ventajas (técnicas, económicas, viales, etc.) supone la ruta de Los Andes a Albrook sobre la que presento aquí.

Confío en que algunas de estas sugerencias sean tomadas en consideración. La gran mayoría de los usuarios –que no somos ingenieros o empresarios– debemos conocer si, en efecto, se están tomado las mejores decisiones y escogiéndose las mejores opciones con respecto a las rutas del Metro y los nuevos buses.

<>

Artículo publicado el 1°  de junio de 2010  en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Comercio, minería y ambiente

La opinión del Economista y Docente Universitario…..

.

Juan Jované

El recientemente acordado tratado de libre comercio entre Panamá y Canadá necesariamente trae a la mente una preocupación: la minería.   Es así que pese a que las autoridades locales hayan negado que este sea el motivo de dicho acuerdo, en realidad no han logrado demostrar que el sector minero está excluido del mismo.  Además, la evidencia de la importancia que adquieren los negocios relacionados con la explotación minera en su implementación se empieza a descubrir al tener en cuenta que el sector minero y energético ha sido considerado como uno de los pilares de la economía canadiense, al explicar cerca del 8.7% del PIB de ese país. Asimismo es conocido el hecho de que un importante número de transnacionales que operan en el sector minero tienen su origen y base en Canadá.

Tampoco ha resultado fácil para los altos personeros del gobierno que participaron en las negociaciones demostrar, tal como lo han intentado en sus intervenciones, que las empresas mineras con base en Canadá serían una especie de ejemplo del buen manejo del ambiente.   Si se toma como ejemplo la empresa canadiense Noranda Inc, controlada por la Brascan Corporation que aparece con el puesto 78 en la lista de las más grandes empresas canadienses, esta resulta ser, de acuerdo a un informe reciente de Greenpeace, la culpable en cerca de 87 eventos de violación de las normas de medio ambiente en Canadá.

En el plano de la región latinoamericana esta empresa transnacional es la promotora del conocido proyecto Alumysa en Chile, el que, también de acuerdo a Greenpeace, tiene la capacidad de generar 1.4 millones de toneladas de desechos gaseosos y sólidos anualmente, así como de generar la devastación de cerca de 10,200 hectáreas de bosques nativos y tierras de cultivo.   En la esfera económica, siguiendo la misma fuente, se puede destacar que se trata de un proyecto que pese a que tiene la capacidad de generar 290 millones de dólares anuales solo se espera que el 8% de los mismos se quede dentro de la economía chilena.

El significado de los acuerdos comerciales del gobierno, que reflejan la naturaleza de su modelo económico y social,  queda definido cuando tomamos en cuenta que el mismo está promoviendo la reforma de las leyes que regulan la minería, a fin de hacer más permisivas las condiciones en que opera esta actividad.

Si a esto le sumamos el contenido del proyecto de área económica especial que se pretende implantar en los distritos de Barú y Puerto Armuelles, que no es más que un nuevo instrumento del proceso destinado a reducir aún más la remuneración y los derechos del trabajador, queda claro que estamos frente a un proyecto de acumulación por desposesión.

El mismo se sostiene en la depredación de la fuerza de trabajo, así como en el saqueo del medio ambiente, por lo que resulta un modelo que agota las dos fuerzas vitales del verdadero desarrollo nacional.

<>

Este artículo se publicó el  1°  de junio de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Es Panamá un pueblo pacífico?

La opinión de…

.

Rafael A. Fernández Lara

En un libro sobre la anexión de Panamá y su posterior separación de Colombia, el autor se refería al sentimiento pacifista de los panameños, basando su planteamiento en nuestra independencia de España en 1821 y nuestra separación de Colombia en 1903, ambas logradas sin enfrentamientos sangrientos y sin muertos. Por esto debemos dar gracias a Dios, a las circunstancias del momento y a que dentro de esas circunstancias fuimos sagaces y supimos desempeñarnos con inteligencia.

Vale entonces preguntarse si por lo anterior somos un pueblo pacífico y si se mantiene esta conclusión al considerar la otra cara de la moneda en algunos episodios de nuestra historia.

El 15 de abril de 1856 ocurrió el incidente de la tajada de sandía, en el que un soldado norteamericano se negó a pagar un real a un humilde panameño por un pedazo de sandía, lo que provocó una ola de disturbios con un balance de 16 muertos y 15 heridos estadounidenses y dos muertos y 13 heridos panameños.

El conflicto bélico de 1921 entre Costa Rica y Panamá, conocido como la Guerra de Coto, estalla debido a la ocupación por los ticos del pueblo Nuevo Coto. Los panameños reaccionaron y en los enfrentamientos murieron 48 costarricenses y quedaron muchos heridos y prisioneros.   Aunque Panamá ganó la guerra, tuvo que ceder ese territorio por presión de Estados Unidos.

El 3 de noviembre de 1959, jóvenes panameños, en lucha nacionalista por el territorio de la Zona del Canal y deseosos de ondear la bandera nacional en la Zona, fueron vejados por los norteamericanos y su cuerpo armado zoneíta, ocasionando cruentos enfrentamientos con un saldo de 64 panameños heridos, cinco detenidos y por los estadounidenses 45 heridos.

En el patriótico 9 de enero de 1964, estudiantes decididos a izar la bandera nacional en la escuela de Balboa fueron testigos de su vejación por estudiantes norteamericanos, lo que originó enfrentamientos en el país, trayendo como resultado 22 mártires panameños, 324 heridos, según reporte del hospital Santo Tomás y cuatro muertos norteamericanos. En un hecho sin precedentes, la pequeña República de Panamá, el 15 de enero de ese año, rompió relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

Durante la crisis política panameña de finales de 1980, entregaron o expusieron su vida e integridad física y económica panameños de todas las edades, géneros, niveles educativos y sociales. Una vez más, los panameños se enfrentaban a fuerzas superiores armados con su bandera patria. La invasión de Estados Unidos a Panamá, en 1989, presenta antecedentes, circunstancias y actores no comparables con los ejemplos dados en este artículo, pero no es posible dejar de mencionar este trágico episodio de nuestra historia donde se calculan cientos de muertes entre civiles y militares panameños y 23 norteamericanos.

Estos acontecimientos nos demuestran que a pesar de ser un pueblo noble, amantes de la paz y sin vocación de violencia, cuando pisotean nuestra dignidad y nacionalidad, los panameños defendemos con ahínco nuestra identidad y nuestra historia así lo certifica.

<>

Artículo publicado el 1°  de junio de 2010  en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.