Mayo: Celebración de la negritud panameña

La opinión de…..

.

JORGE L. MACÍAS F.

Las celebraciones de las efemérides desde remotos tiempos constituyeron referentes importantes de las sociedades. De allí que las colectividades han arbitrado como uno de los mecanismos para su memoria, las distinciones, actos recordatorios y espacios especiales de valoración para la permanencia en el tiempo del compuesto social. Sin la retentiva social, se corre el riesgo de perder parte trascendente de la mismidad y con ello significativamente el conocimiento del quehacer humano, por esencia cultural.

Unos de esos actos nacionales, que se dirige a la mantención en el tiempo de las realizaciones de la negritud panameña, es la Ley 19 de 30 de mayo de 2009, que dedica un día de manera especial a la celebración de la etnia negra. Desde luego, esa fecha, anualmente se constituye en un momento de profunda reflexión en relación a las aportaciones de la negritud panameña a la historia nacional y de igual manera sobre los esfuerzos hechos en la estructuración de la patria.

Su presencia es histórica y presente a lo largo de todo el trayecto del país, desde los tiempos de la presencia hispánica, pasando por la fase anexionista a Colombia hasta todo el periodo de la República.   Pero ha sido una presencia dinámica y comprometida con la nación.

Empero, no se trata de supervalorizar a la etnia —sino de objetivamente hacer los señalamientos correctos, sin que se pretenda depreciar por ello a otros conjuntos sociales. Justamente en el reconocimiento de las aportaciones de todos los sectores poblacionales que integran al país, es que se está en el camino de la comprensión cabal de lo que Isaías García Aponte denominó: ‘Naturaleza y Forma de lo panameño’.

Por ello, tampoco se trata solo del vistoso despliegue de toda una actitud en ese preciso día, sino —también— de abrir los espacios de análisis y de debate sobre la realidad negra panameña. Precisamente eso buscaba el pasado censo de población, pues sin la exclusión, a las que algunos han aludido, era el conocimiento de ese importante elemento de población panameña, lo que pretendía, para precisarlo en cantidad y geográficamente y fortalecer, con ello, su coincidencia étnica — cultural, y la conciencia de su existencia como una realidad inocultable.

Vale destacar, igualmente, que, transcurridos cinco años de la promulgación de la Ley 19, se dio mediante Decreto Ejecutivo No. 124 de 27 de mayo de 2005, el establecimiento de una: ‘Comisión Especial para la elaboración de un plan de acción que garantice la inclusión plena de la etnia negra en la sociedad panameña’. Y, el 29 de mayo de 2007, se crea el ‘Consejo Nacional de la Etnia Negra’. De manera que el mes de mayo en Panamá es el de la negritud panameña.

<>

Este artículo se publicó el 31 de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: