El más allá de los 14 años en la rectoría

La opinión del Estudiante Universitario…..

.

César Omar Valdés Paredes

Como todos sabemos que en la Universidad de Panamá se dará un referéndum en el cual se preguntará si la comunidad universitaria está de acuerdo o no con la modificación del artículo 34 de la Ley 24 Universitaria, donde se indica que los rectores podrán reelegirse luego de haber pasado dos periodos posteriores. La reelección del rector somete a la comunidad universitaria a una situación de intranquilidad, intolerancia de algunos y confrontación innecesaria, desviando energías y recursos económicos con fines politiqueros en vez de propiciar una reflexión sobre el quehacer de la institución.

No podemos permitir que nos tapen los ojos y conviertan todo ideal democrático en uno autocrático.

Yo sí quiero cambiar de rumbo porque me parece que todo sigue mal. Si ellos afirman que todo está bien… entonces ¿por qué nuestros techos se caen encima de nosotros? ¿Por qué la casi poca luz de afuera alumbra más que nuestras lámparas? ¿Por qué los estudiantes de la noche, prácticamente tienen que dar clases con guarichas? ¿Por qué nuestra universidad no aparece dentro del ranking de las 5,000 universidades del mundo? ¿Por qué nuestras puertas son cambiadas a pocas semanas del referéndum? ¿Por qué tratan todo con tanta burocracia y papeleo? ¿Por qué cuando uno necesita información de un administrativo, en el puesto hay 20 “funcionarios”, de los cuales solo te atiende uno, si tienes suerte? ¿Por qué faltan insumos en los laboratorios? ¿Dónde está la inversión del presupuesto?

¿Cómo es posible que la Universidad, en los últimos períodos, haya recibido en total, poco más de mil millones de dólares, y las precarias situaciones de enseñanza prevalecen? A nuestro parecer, mil millones de dólares son suficientes para dotar a nuestra casa de estudios de facilidades que gozan las universidades de primer mundo.

Sería suficiente para activar un Internet inalámbrico gratuito; para cambiar las sillas; para dotar de más libros; para mejorar las infraestructuras; para mejorar la seguridad durante la noche; para equipar los laboratorios; para impulsar actividades culturales; para tener mayores carreras; para incentivar las actividades deportivas. ¿Cómo podemos permitir la reelección de un tirano que modifica la ley a su beneficio, tan maquiavélico como siempre? Que se vale de técnicas demagógicas para atraer a las masas.

Exhorto a la comunidad universitaria a reflexionar y votar a conciencia, es hora de que la Universidad se oxigene de nuevas personas que puedan dirigir con mayor visión a nuestra Universidad.

Los días 4, 5 y 9 de junio son de la dignidad de los universitarios, donde escogimos que la academia rija nuestra universidad y dejemos la politiquería.

<>

Este artículo se publicó el  27  de mayo de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: