Gobierno garantizará un pasaje al alcance del bolsillo del panameño

La nota y fotografía agregada al Grupo Oficial en Facebook del Gobierno del Cambio  Martinelli – Varela, por la activista política….

JENNIE  GONZALEZ

Tras reiterar que el nuevo sistema de transporte público de pasajeros que operará en la ciudad de Panamá y San Miguelito será seguro, cómodo y confiable, el ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu aseguró que esta administración garantizará que el nuevo pasaje esté al alcance del bolsillo del pueblo panameño.

En conferencia de prensa, el ministro Papadimitriu reiteró la palabra empeñada por esta administración que el actual costo del pasaje del transporte de rutas normales seguirá en 25 centésimos durante un año o hasta el reemplazo total de la flota de autobuses.

Papadimitriu, quien insistió en que este Gobierno asumió responsablemente el reto de brindarle un nuevo sistema de transporte y dejar atrás más de 30 años de pésimo servicio público, dijo que la inversión de reorganización de este sistema se estima entre 300 y 400 millones de dólares que será sufragado en su totalidad por el consorcio que resulte ganador en esta licitación a mejor valor.

“El pueblo panameño no gastará ni un centavo de sus impuestos…”, dijo el Ministro, quien anunció que a mediados de junio la comisión evaluadora anunciar el consorcio que operará el Metro Bus e iniciará la reorganización de un sistema que le proporcionará al pueblo un transporte seguro, cómodo y confiable.

El consorcio que se alce con la licitación a mejor valor, dijo el Ministro, tendrá un plazo de un año para reemplazar toda la flota de autobuses por vehículos modernos, amplios y con un seguro de pasajero.

“Con el nuevo sistema se pagará una tarifa única y los pasajeros no pagarán por el trasbordo”, dijo Papadimitriu, quien añadió que se contempla el uso de tarjetas para el pago del pasaje y además el nacimiento de nuevas rutas para hacer más accesible el servicio a los usuarios.

Pero sus beneficios no quedan allí. Con la llegada del nuevo sistema, los pasajeros gozarán de un seguro de accidentes, se beneficiarán de un servicio continuo que tendrá una frecuencia de rutas y se acabará con las tradicionales regatas y el desorden entre los conductores al desaparecer las descarnadas competencias por un pasajero para justificar una cuenta al propietario del autobús.

¡ JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMA!

<>
Agregado por Jennie Gonzalez y enviada a Panaletras el 27 de mayo de 2010 por la autora, a quien damos todo el crédito y la responsabilidad que le corresponde.

INAC premió a ganador del Concurso Joven Gustavo Batista Cedeño 2010

Desde la oficina de Relaciones Públicas,  el  reportaje que nos envía…

.

GILMA  MEZA

Foto premiación concurso: Vielka Vargas, Directora Nacional de Publicación del INAC entrega premiación a Franz Castro, ganador del Concurso Gustavo Batista Cedeño 2010.

El Instituto Nacional de Cultura –INAC- premió a las letras poéticas juveniles de Franz Castro, ganador por unanimidad del Concurso Joven Gustavo Batista Cedeño 2010.

El joven vate, estudiante de medicina,  repite la hazaña de ganar por segunda vez este concurso, pues en el año 2005 gana con “Versos de un amor imposible”, cuando contaba con tan sólo 15 años de edad.

“La antigua furia y pájaro sin alas” es el título de la obra ganadora, escogida por los connotados jurados David Robinson, Yolanda Hackshaw y Héctor Collado, “por considerarla una poesía despertadora de conciencias, necesaria en este país que duerme; en su hablante lírico se observa cultura y osadía” como queda plasmado en el fallo.

Franz Castro recibió del INAC premiación en efectivo de 1,000 Balboas, pergamino y 75 ejemplares de la obra (cuando sea editada).

La mención honorífica de este concurso recayó en “Desvelos” de la joven poeta Magdalena Camargo.

El INAC convoca anualmente a los escritores nacionales menores de 35 años,  para que participen en el Concurso Gustavo Batista Cedeño, creado en 1992  para honrar la memoria de este poeta santeño.  Su objetivo es estimular y difundir la producción poética entre las nuevas generaciones de autores panameños.

“Ahora con más fuerza, abriendo espacios a la cultura”

<>

Material enviado el 26 de mayo de 2010  a Panaletras por Gilma Meza  de la Oficina de Relaciones Públicas del Instituto Nacional de Cultura, a quien damos todo el crédito y la responsabilidad que le corresponde.

“Una pequeña cirugía; nada del otro mundo”

La opinión del Abogado…..

.

Franklin Delgado

En estos últimos tiempos, los avances científicos y médicos han sido verdaderamente asombrosos; desde la prevención y cura de enfermedades, hasta extender nuestra expectativa de vida. A este mismo ritmo, la medicina convencional ha catapultado a la cosmética y esta última pasó de simples inyecciones de botox, a procedimientos quirúrgicos dignos de cualquier libro de ciencia ficción.   La demanda de estos servicios, es alimentada por la sociedad occidental hedonista, que aprisiona nuestra razón y nos hace verlo como sencillo, rutinario e incluso necesario.

Las intervenciones cosméticas, deben verse con la seriedad que ameritan, pues no son simples retoques y en algunos casos contemplan grados de dificultad tan complejos y riesgosos para la vida del paciente. Peligros y riesgos, que algunos médicos cirujanos sin experiencia, pasan por alto o en el peor de los escenarios, no comunican los posibles riesgos reales de tales procedimientos.

Siendo mesurados en nuestro criterio, no podemos dejar de lado que reconocemos que nuestro país ha sido bendecido con muchos doctores de reconocida trayectoria nacional e internacional. Empero, últimamente, nuestro pequeño istmo ha sufrido una demanda desmedida de la perfección física, lo que ha podido socavar los más altos niveles de vocación de algunos galenos, al contraponer los principios del capitalismo, al juramento hipocrático.

En los últimos años, han aumentado alarmantemente los casos de complicaciones post-operatorias de procedimientos cosméticos. Sólo basta preguntar a alguien a su alrededor y encontrarán, la hermana de alguien, la hija de aquel, la esposa de este.

Es cierto que podría deberse a una simple curva dado el incremento de intervenciones de este tipo. Pero si a eso vamos, en el mundo de las probabilidades, también podría deberse a la falta de control y fiscalización por parte de las autoridades gubernamentales, de las más simples y básicas normas de salubridad. Recuerden que hasta hace poco, en cualquier spa, te inyectaban aceites aduciendo que era meso-terapia.

Las autoridades deben prestar más atención a esta vertiginosa curva. La primera línea de defensa, deberá comenzar en la determinación de esos buenos doctores, que se esfuerzan en las salas de cuidados intensivos, tratando de salvar las metidas de pata de otros no tan buenos. Esto es un asunto que va más allá de las supuestas lealtades al oficio, pues el abuso de algunos de sus colegas podría tocarlos algún día.

Mientras esto ocurre, a nosotros, pacientes y clientes sólo queda por hacer, la aplicación de todas las herramientas para identificar el procedimiento al cual nos someteremos, las credenciales del médico, segundas opiniones, rehuir atajos baratos y por último, pero no menos importante, encomendarnos a nuestro Dios.

Para nuestra amiga, que Dios te bendiga y te dé vida eterna.

<>

Este artículo se publicó el  28  de mayo de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Del sueño a la obsesión

De la inspiración del Periodista…

Euclides Fuentes Arroyo

.

DEL SUEÑO A LA OBSESION


No acepta su fracaso

ni reconoce sus errores

sus reacciones son peores

por la decepción del colapso.

Sueño derivó en obsesión

al perder la presidencia

desestima la imprudencia

en su frenética ambición.

Tarde le sirven los medios

sin escatimar el ridículo

de Maquiavelo discípulo

son heridas sin remedios.

En absurdo peregrinaje

cree que la gente es pendeja

y no sabe que le deja

interpretar su personaje.

El pueblo ya le señaló

falsedad y oportunismo

sin pudor mucho egoísmo

con falacias lo engañó.

Dios bien sabe lo que hizo

con el descalabro nos libró

y ganamos porque perdió

aunque el mal el pueblo quiso.

Panamá 7 de mayo de 2,010

Euclides Fuentes Arroyo ced. 7-44-677

<>

Artículo enviado el 15 de mayo de 2010 por correo electrónico a Panaletras para su publicación  por el autor  a quien damos todo el crédito, los meritos y la responsabilidad que le corresponde.

El cambio tico

La opinión del Director Ejecutivo de la Fundación Instituto Panameño de Estudios Cívicos…..

.

Guillermo Antonio Ruiz

Costa Rica tiene una Presidenta: Laura Chinchilla. Contrario a la mayoría de sus predecesoras latinoamericanas, la mandataria tica asciende como una politóloga de las más preparadas de nuestra región: Consultora internacional, diputada, ministra y vicepresidente son algunos de los cargos que a sus poco más de cincuenta años constan en su impresionante hoja de vida.

Lo malo es que solo cuenta con cuatro años para mejorar las deficiencias que la llamada Suiza de América adolece hoy. Una infraestructura débil, déficit en la deuda social, telecomunicaciones en vías de modernización y dependencia marcada del turismo como rubro pilar del crecimiento, hacen su tarea titánica para tan poco tiempo. Costa Rica ha contado con una imagen internacional excelente sobre todo por su ejemplo (imitado por nosotros a principios de los noventas) de no contar con un ejército profesional, lo cual no lo excluye de los países que igual que nosotros percibe como la criminalidad aumenta de forma alarmante.

También hay que destacar el cambio que se ha desarrollado en el panorama político de ese país. Acabado el bipartidismo socialcristiano-socialdemócrata, se espera que el reacomodo de las fuerzas de índole ideológico aun necesite un par de periodos presidenciales, lo que le ha permitido ya a la nueva Presidenta un movimiento inteligente y que retrata a esta cerebral dirigente cuando ha pactado con su mayor opositor ideológico y con más opción para las siguientes elecciones, buscando al menos dos años de tranquilidad, lo que le conviene no solo a su presidencia sino también a esta oposición que se podrá reorganizar sabiendo lo difícil que le será al partido de Chinchilla repetir por tercera vez.

Nuestro país debe aprovechar que el periodo de Chinchilla termina también en el 2014. Así las cosas, sería interesante experimentar una cooperación más agresiva con el vecino país en materia agrícola y turística, así como en el tema de la seguridad en el cual la nueva presidenta es especialista. De alguna forma, al llevar adelante el Presidente Martinelli la ampliación del tramo Santiago-David, permite que el transporte por tierra sea realmente rápido y seguro, lo que no ocurre con el recorrido Frontera-San José. Esto incide en los costos de transporte no solo de pasajeros, sino también en el transporte de carga y comercial. Con mercados realmente pequeños y con un tratado de libre comercio que habrá que ver que tan efectivo es hay mucho por aprovechar si se trabaja en conjunto.

También es un gran momento para trabajar en la modernización de nuestras fronteras y me atrevo a proponer que se estudie que la misma sea completamente abierta para los nacionales de ambos países, mejorando y modernizando la infraestructura fronteriza actual.

<>

Este artículo se publicó el  28  de mayo de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Es importante la prevención auditiva

La opinión de…..

.

VÍCTOR N. JULIAO T.

Desde hace años siento la preocupación de lo que puede catalogarse como mi insatisfacción por las atenciones a los recién nacidos en materia auditiva. Por esa razón he presentando un Anteproyecto de Ley, que pretende crear el Programa Nacional de Tamizaje para la Detección e Intervención Temprana de Pérdidas Auditivas.

En mi exposición de motivos señalo que tres de cada mil nacimientos son portadores de una sordera de leve a severa. En Panamá nacen, aproximadamente, cinco mil niños por mes. Esto representa casi 60000 por año, de los cuales entre 180 y 200 sufrirán algún tipo de afección auditiva. Estas criaturas, de no ser atendidas a tiempo, sufrirán en el proceso de enseñanza-aprendizaje, debido a un diagnóstico tardío.

Según la OMS, la sordera es la anormalidad congénita más común en el recién nacido. La pérdida auditiva es una discapacidad invisible, imposible de detectar con el examen clínico de rutina. De allí surge esta iniciativa legal, que pretende acabar con el sufrimiento del niño y por ende de sus familiares. Al no existir un programa científico que cubra a los más necesitados, estaremos postrando al abandono a miles de ciudadanos y ciudadanas que verán diezmadas sus aspiraciones de una vida mejor.

A la estadística anterior habría que agregar a los recién nacidos que vienen al mundo con un riesgo de sordera, por presentar patologías prenatales o perinatales, cuya incidencia puede ser de 50 por cada mil nacidos. La detección temprana de un trastorno auditivo es fundamental para su adecuado tratamiento y manejo. El hecho de que la mayoría de nacimientos se registre en hospitales garantiza la posibilidad de llevar a cabo un programa de tamizaje auditivo, porque podrían ser evaluados antes de que egresen del centro hospitalario.

El 90% de los niños que nacen con sordera o algún grado de pérdida auditiva no tiene antecedentes familiares para esta discapacidad. Más del 50% de los niños que nacen con sordera no tienen un factor de riesgo identificable.   Un programa que promueva el tamizaje auditivo universal es absolutamente necesario.   Debe verse como un importante agregado de cuidado y salud del niño. Recientes estudios concluyen que los niños cuya sordera es detectada de manera oportuna y reciben terapia apropiada, antes de los seis meses de edad, desarrollan mayor habilidad de lenguaje que los descubiertos tardíamente.

Realizar este trabajo de detección y actuación temprana de forma coordinada, junto con la ayuda de las nuevas tecnologías, servirá para que en un futuro prácticamente la totalidad de los niños que nazcan con problemas auditivos pueda insertarse en el desarrollo educativo, social y económico de la nación. El propósito de este Anteproyecto de Ley es identificar a los niños que padecen de algún grado o que tienen problemas de audición, y adecuarlos a una intervención médica que sopese las deficiencias auditivas y de lenguaje, necesarias para lograr el éxito social y académico, mejorando la calidad de vida de las personas con esta discapacidad.

<>

Este artículo se publicó el 28 de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La joya codiciada

La opinión de…..

.

Humberto R. Leignadier

El Parque Natural Metropolitano, que abarca un terreno de 232 hectáreas y que forma parte de la ciudad de Panamá, es una auténtica joya que alberga variada flora y fauna. Es natural, porque después que el hombre lo talara se ha regenerado un bosque similar al que existía antes. Constituye el único pulmón para la ciudad, contribuyendo a disminuir la contaminación que aumenta día a día. Panamá y Nairobi, en Kenya, son las pocas ciudades en el mundo que cuentan con un parque natural dentro de sus límites.

El Parque Natural Metropolitano facilita las actividades científicas y culturales, protege las aguas del río Curundú y, muy importante, forma parte de la zona de amortiguamiento de la cuenca del Canal de Panamá. Sin embargo, es preciso aumentar su servicio y el acceso a la comunidad para que lo disfrute plenamente.

Actualmente, el parque lo administra un patronato conformado por la alcaldía, otras instituciones gubernamentales y cívicas, el cual no cuenta con los recursos ni el apoyo requeridos para que cumpla su función a plenitud.

El Patronato de Panamá Viejo, organización de una exitosa trayectoria en la ejecución de obras de restauración y adecuación del área monumental, serviría de ejemplo para ampliar la participación del sector privado en el Patronato del Parque Metropolitano, el cual cuenta con mejor acceso a fondos y aportes, para proveerlo de senderos, veredas y áreas de esparcimiento cuidadosamente diseñados y ejecutados sin afectar su integridad. Así, la mayoría de los panameños, que actualmente no lo conocen, aprenderían a apreciarlo en su justo valor.

Desafortunadamente, quienes están en contra de esta reserva son aquellos que no comprenden su importancia como elemento ambiental; ellos consideran que debería dársele otro uso, y lo ven como un obstáculo para el desarrollo de la ciudad.

Si bien es cierto que se dificulta integrar el área canalera a una ciudad que carece de planificación y que ha crecido desordenadamente en forma lineal, no por ello se justifica la destrucción del parque. Si es preciso atravesar el parque para comunicar las áreas revertidas, entonces estas se deben hacer subterráneas o elevadas para asegurar su integridad. Si es para ubicar allí edificios e instituciones públicas o para hacer un gran parque central que incluya toda clase de facilidades para actividades recreativas, hay que buscar terrenos adecuados donde pueden realizarse esas obras.

Ya se ha despojado al parque de buena parte de su patrimonio para construir el Corredor Norte. Es cuestión de prioridades: la calidad de vida de los habitantes de la ciudad es prioritaria; además, el parque tiene un gran valor económico como atractivo turístico.

Sin duda, su preservación es vital para el logro de ambos objetivos. Nos corresponde hacer todo lo necesario para protegerlo y mejorarlo; no debemos permitir que nos lo arrebaten.

<>

Este artículo se publicó el 28 de mayo de 2010 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El censo, un retrato de familia

La opinión de…..

.

OLMEDO  BELUCHE

El censo de población, como el que acaba de pasar, debe ser considerado como uno de los ejercicios de ciudadanía más importantes, y la controversia que ha generado debe ser asumida como parte del debate democrático de la sociedad.   El censo es una foto de familia que nos dice mucho de los que aparecen en ella, así como de los “ausentes”. Al ver un álbum familiar uno puede intuir el carácter de cada miembro viendo sus caras, pero también puede preguntarse: ¿Por qué no aparece la tía Agnes?

Los censos siempre han sido controversiales. El censo para el ciudadano romano, era la garantía de sus derechos políticos y económicos, y no ser contado era un desastre que amenazaba el estatus social. Para los pueblos sometidos por el Imperio, el censo era negativo, porque estaba asociado al cobro de los impuestos. Hasta nuestros días, muchos no son veraces respecto a sus propiedades y situación económica.

Las preguntas que se hacen también nos dicen mucho sobre la mentalidad de la sociedad. Los romanos solo registraban el nombre del jefe (patrón) de la casa, el resto de los hombres, mujeres y esclavos se los contaba, pero no se registraban sus nombres. La sociedad romana era esencialmente patriarcal. El primer censo realizado en Estados Unidos contó los esclavos negros, pero tampoco registró sus nombres. La edad de los hombres blancos solo interesó precisar cuántos eran mayores de 16 años, en función de un posible reclutamiento militar.

El Estado panameño hace censos desde 1911, pero la índole de las preguntas ha ido variando. Desde el inicio se preguntó por la “ raza ” de las personas, pero no hubo intento serio de registro de nuestros pueblos indígenas hasta 1930 y solo llegó a sus comunidades remotas en 1940. En este último se incluyen aspectos sociales, como la vivienda. En los años 70 se separan los censos agropecuarios de los de población.

Por ello es legítimo que, en 2010, la población afropanameña exigiera la inclusión de preguntas que lleven a esclarecer su situación poblacional y social. Las polémicas emanadas de esta inclusión eran de esperarse. Desde el racismo, abierto o soterrado, de quienes no querían las preguntas (o las omitían) hasta quienes se declaraban ofendidos con ellas, aún exhibiendo claros rasgos negroides, en el otro extremo quienes no teniendo rasgos evidentes, deseábamos revindicar al abuelo/a negro que corre en nuestra sangre.

Parece que faltó más esclarecimiento, porque muchas personas estaban confundidas. Las preguntas sobre etnicidad no exigen una respuesta biológica, sino de autopercepción cultural.  Cómo la persona se identifica a sí misma.   Sugerimos al INEC que todas las preguntas de este tipo deben unirse en una sola sección, incluyendo grupos indígenas, pero también la identidad hispana (o mestiza), y otras.

Llaman la atención los fallos de logística en una institución como la Contraloría, que mancha su prestigiosa reputación. Hay que preguntarse si la causa no debemos buscarla en la esencia de clase de la actual administración, para la que la política social es sinónimo de beneficencia, que no da importancia a lo que no suena en la caja registradora y que bota funcionarios como si fueran papel higiénico.

<>

Este artículo se publicó el 28 de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Manuel Antonio Noriega

La opinión del Empresario y Político….

Samuel Lewis Galindo

Por mi condición de Gerente de la Cervecería Nacional conocí en 1970 al General Manuel Antonio Noriega cuando era capitán. Tenía en esa época la jefatura militar en la provincia de Chiriquí.

Me pareció que era un joven inteligente con grandes posibilidades de ascender en su carrera militar y de poder contribuir en la democratización del país. Su trato conmigo siempre fue cordial y de mutuo respeto –y así se mantuvo nuestra relación por varios años- hasta que observé que conforme iba ascendiendo de rango en el escalafón militar, se iba transformando su actitud y su moral.

De una aparente sencillez se transformó con los años en un ambicioso sin límites. Tuve y aún tengo la impresión de que nadie conocía al verdadero Noriega. Algunos estaban al corriente de una parte de su compleja personalidad, pero jamás conocieron a Noriega como un todo.

Hoy en una prisión en Francia, viejo, enfermo y prácticamente solo, aspira a regresar al país y tener casa por cárcel. Debe también responder ante la justicia panameña.

Manuel Antonio Noriega debe arrepentirse, mil y una vez, de no haber aceptado, cuando era Jefe de las FFDD, el generoso ofrecimiento que el gobierno norteamericano le hizo. El mismo consistía en retirar todos los cargos de narcotráfico que contra él había en EE.UU., además, exigía su salida del país por muy poco tiempo (creo que un par de años); y mantenía vigente la institución de la FFDD.

Oferta que, por supuesto no, podría ser del agrado de los “civilistas”, que en su abierta lucha por la salida de él de la comandancia de las FFDD, tendrían en un principio que consentirla (la oferta norteamericana). Ese sería el primer paso para los civilistas para que el país volviera al sistema democrático. Noriega de haberla aceptado, no dudamos, que después de pocos años hubiera vuelto a ser el “hombre fuerte” de Panamá. Su ambición pudo entonces más que la inteligencia o aceptó el mal consejo que le dieron algunos de sus allegados.

Noriega en los últimos años persiguió mucho a mi familia y a mí.   Siempre, en todas las ocasiones y de distintas formas, tratamos de influir en la necesidad de retornar al país, lo antes posible, a la democracia. A pesar de todo ello, como católico, sabemos perdonar si hay una disculpa de su parte cosa que hasta la fecha no lo ha hecho.

Dios sabe actuar cuando las circunstancias lo demandan y ese es el caso con Noriega.

<>

Este artículo se publicó el  28  de mayo de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Heliodoro, la víctima; Torrijos, el responsable

La opinión de….

JORGE GAMBOA AROSEMENA


Felicitamos al Gobierno Nacional en general y al canciller en particular por haber terminado lo que el hijo del dictador y su camarilla no quisieron hacer: pedir perdón a nombre del Estado, responsable de la desaparición y muerte de Heliodoro Portugal, mandato de la Corte Interamericana de Derechos Humanos luego de haber procesado el caso, presentado por Patria Portugal, hija de la víctima. Quedan pendientes otros mandatos.

Se le pone a una calle el nombre de Heliodoro Portugal, mientras hay infinidad de obras públicas nombradas Omar Torrijos. Estas dos situaciones se convierten en una dicotomía moral, porque reconoce a la víctima y también premia al dictador que, si no ordenó su muerte, como dicen algunos ingenuos para eximir al sátrapa, encubrió el crimen.

José Martí decía, con esa certeza moral, que “el que ve en silencio un crimen es cómplice de él”. Omar Torrijos, como mandamás y advertido por familiares y amigos, conoció lo ocurrido y en lugar de actuar, guardó silencio, dando el ejemplo y “tirando la línea”, en la jerga de los alabarderos del dictador, de que el que se le pasaba la mano con un adversario no será castigado, generando lo que se conoce como un delito continuado, del que son actores directos y cómplices todos los que apoyaron la dictadura.

Si Portugal y tantas otras víctimas deben ser reconocidos y sus nombres guardarse para la posteridad en diferentes obras públicas, los nombres de los victimarios deben ser borrados de las obras públicas y solo recogérseles sus nombres para ser mantenidos en el estercolero de la historia.   Mientras nuestra sociedad no entienda esto, poco valdrán campañas contra la violencia, porque esta situación de mantener los nombres de los victimarios en las obras públicas manda el mensaje de que los violentos serán reconocidos.

El canciller prometió a su partido, cuando se conmemoró el cuadragésimo aniversario del golpe de 1968, gestar justicia y reconocimiento a los muertos y desaparecidos de la dictadura, como a sus familias, muchos de ellos miembros del Partido Panameñista. Reto difícil que tiene el vicepresidente porque forma parte de un gobierno que tiene elementos salidos de la dictadura.   Muchos que se dicen torrijistas aseguran que están con Martinelli porque es la nueva versión del dictador, sin que encuentren rechazo de parte de éste. “El que calla otorga”, dice un refrán y, hasta ahora, el Presidente no ha rechazado esta comparación, que junto a su expresión de que “Noriega ya pagó sus culpas” y que lo mandaría a penar a su casa, si viniera a Panamá, nos dice que Varela no cumplirá, porque hasta ahora no ha demostrado que tiene convicciones para enfrentar al Presidente.

Ojalá me equivoque…

<>

Artículo publicado el  28  de mayo de 2010 en el Diario El Siglo, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Violencia en TV y propuestas de paz

La opinión de…..

.

Mirla Maldonado

La mosca en el vaso de leche resultan los noticieros de violencia, en medio de los clamores de paz.

Desde que el ser humano llegó a la Luna en 1969, a bordo de la cápsula Apolo 11, su aporte a la ciencia y a la tecnología supera las expectativas de esta época moderna, con avances en comunicaciones, robótica e ingeniería genética.

Este destino que mueve a los pueblos en su proceso de cambio en los inicios de este siglo está empañado con imágenes de conflictos, drama y desastres que aparecen en los medios televisivos.

El grotesco tratamiento de la información es una constante que se repite en los noticieros televisivos, en donde se presenta la violencia en forma cruda y real. Los medios de comunicación deben resguardar la salud pública y mental de sus ciudadanos, ser mediadores de conflictos y no promotores de la violencia en sus distintas manifestaciones.

La imagen como portadora de carga despierta un estímulo. La situación se agrava cuando estas imágenes, mensajes e informaciones son el referente de niños y jóvenes que copian los modelos aprendidos en la televisión.

El Diccionario del Nuevo Humanismo define la violencia en la ideología como la implantación de criterios oficiales, la prohibición del libre pensamiento, la subordinación de los medios de comunicación, la manipulación de la opinión pública, la propaganda de conceptos de trasfondo violento y discriminador que resultan cómodos a la élite gobernante, etc.

En la política es el dominio de uno o varios partidos, el poder del jefe, el totalitarismo, la exclusión de los ciudadanos en la toma de decisiones, la guerra, la revolución, la lucha armada por el poder, etc; en la religión es el sometimiento de los intereses del individuo a los requerimientos clericales, el control severo del pensamiento, la prohibición de otras creencias y la persecución de herejes; en la familia es la explotación de la mujer, el dictado sobre los hijos, etc; en la enseñanza es el autoritarismo de los maestros, los castigos corporales, la prohibición de programas libres de enseñanza, etc; en el ejército es el “voluntarismo” de jefes, la obediencia irreflexiva de los soldados, los castigos, etc; en la cultura son las censuras, la exclusión de corrientes innovadoras, la prohibición para editar obras, los dictados de la burocracia.

Mientras abordemos el problema de la violencia como un hecho aislado, con ribetes propagandísticos (show mediático), seguiremos viviendo en un mundo de terror e inquietud. Desafortunadamente se han presentado propuestas violentas para acabar con la violencia.

El recrudecimiento de las penas, las políticas de criminalidad y encarcelamiento no solucionarán el problema, porque la enfermedad no está en la sábana (crimen organizado, narcotráfico, delincuencia), sino en nuestros valores que presentan sus paradigmas en medios televisivos.

Esta propuesta xenofobia, en parte, hace suponer que la violencia es importada, crea un cerco e impide las posibilidades de crecimiento, en un mundo multipolar y convergente de la realidad mundial.

A través del castigo físico, las películas violentas y los programas televisivos, se enseña que la agresión física es normal. ¿Dónde quedan las buenas noticias? ¿Dónde están los actos no violentos que los seres humanos generan? ¿Será que no les conviene que la gente se imagine un futuro sin violencia?

Después alarmados se preguntan ¿Cómo es que llegamos a estos niveles de violencia? cuando la metodología de los grandes centros de poder, es la violencia. Y si la televisión está tan preocupada por la violencia ¿Por qué la alimenta?

Es simplemente un comercial de la paz que llevo donde el carnicero, la billetera, el estilista, aunque los aplausos sean para el bandolerismo semántico y los mercaderes de la palabra… y emulando al gran profeta del Líbano: Khalil Gibrán. ¡Bendito! ¡Bendito! los ladrones que me robaron las máscaras, porque fue así que enloquecí, y en mi locura encontré la paz, en un anuncio televisivo.

<>

Este artículo se publicó el 28 de mayo de 2010 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Escuchemos a la sociedad

La opinión del Ingeniero y Analista Político…..

.

JOSÉ I. BLANDÓN C.

El acto multitudinario del pasado domingo 23 de mayo, constituye un claro indicio de que el pueblo panameño reclama participación en la toma de decisiones, concernientes a las políticas que afectan su entorno. Algunos analistas políticos del gobierno sienten que la Sociedad Civil desea cogobernar y por ello rechazan su participación en el debate. Además, impulsados por una concepción mecánica de las cosas, sienten que actuarán con mayor eficiencia si consultan menos.

Es frecuente escuchar a dirigentes del actual gobierno sostener que ya está bueno de diálogos, que el país quiere que se tomen decisiones y no hay tiempo que perder. Es por ello que hemos visto, durante estos primeros meses de su gestión, un distanciamiento entre las organizaciones de la sociedad y el gobierno.

No se trata de cuatro gatos que quieren fastidiar al gobierno, se trata de que para abordar la compleja situación de un mundo globalizado, se requiere de la participación de todos y de la unión de esfuerzos, a través del consenso, para evitar cometer errores estratégicos.

Es un hecho evidente que el problema de la seguridad ciudadana se ha convertido en la pesadilla de los panameños y, por consiguiente, cada vez más se levantan voces de protestas exigiendo soluciones. El ciudadano también debe aprender que la solución al problema de la seguridad no es una responsabilidad exclusiva del gobierno, sino que requiere de la participación de todos.

La marcha del domingo fue una toma de conciencia colectiva de esta realidad que debemos seguir impulsando, si queremos tener éxito en esta dura lucha contra el crimen organizado, el pandillerismo juvenil, la violencia en nuestros barrios y la creciente intolerancia que se apodera del panameño común.

Las cifras sobre criminalidad indican datos alarmantes. Un balance del primer trimestre del 2010 comparado con el primer trimestre del 2009, indica que el hurto reflejó un aumento del 12%, cuando pasó de 4137 casos en el 2009, a 4634 delitos en el 2010. En materia de homicidios, en el primer trimestre del año 2009, se registraron 189 casos, mientras que para el año 2010 se han registrado 218 en el mismo periodo, lo que representa un incremento del 17.2%.

En el lado positivo podemos señalar que la violencia doméstica, un delito que ha venido creciendo en los últimos años, reflejó un disminución del 14% en el primer trimestre del 2010, comparado con el primer trimestre del 2009. El hurto de autos tuvo una disminución de 11.2% en este periodo y de igual manera el hurto de accesorios de auto, cayó en 35.1%.

Un hecho que queremos resaltar es el papel que juega la violencia juvenil en el tema de la seguridad ciudadana. Una de las causas más importantes de los hechos delictivos se debe al acelerado aumento de las pandillas juveniles. Los jóvenes violentos son la antesala del crimen organizado, por lo que se requiere una atención urgente ante la conducta de los mismos. La violencia tiene a muchos jóvenes, atrapados dentro de sus mismos barrios, siendo víctimas o protagonistas de actos delictivos.

Según las estadísticas del Ministerio de Educación, las deserciones de estudiantes del nivel primario y del nivel medio, entre el periodo 2005 al 2007, nos indican que 40000 jóvenes entre las edades de 12 y 14 años han abandonado la escuelas. Algo más aterrador es el hecho de que el 56% de los estudiantes de la secundaria no llegan a culminar su periodo escolar.

Estos hechos indican con claridad que cuando hablamos del incremento de la criminalidad, no estamos frente a un fenómeno simple, sino frente a uno de los hechos más complejos de la sociedad moderna. No se trata de una simple guerra contra el crimen organizado en cualquiera de sus manifestaciones. Se trata en efecto de enfrentar en forma multisectorial el problema más grave que atraviesa la sociedad globalizada.

Es por ello que es importante que el gobierno comparta la elaboración de las estrategias de seguridad ciudadana con la sociedad organizada. Al abordar este tema, no caben los sectarismos ni las descalificaciones políticas.

El presidente Ricardo Martinelli tiene la oportunidad frente a este tema, en el que se ha elevado la conciencia nacional, para enfrentarlo colectivamente, de tomar todas las medidas necesarias para garantizar la participación de la Sociedad Civil, en la búsqueda de una solución compartida al problema de la seguridad ciudadana.

Un ejercicio exitoso en el tema de la seguridad ciudadana, creará las bases para lograr acuerdos profundos en la reforma educativa y la reforma sanitaria que requiere el país. El panameño espera que se escuche su preocupación y ojalá los estrategas del gobierno apuesten a una verdadera alianza con el pueblo y a la plena participación de todas las organizaciones políticas, sociales y económicas en el desarrollo de la transformación del país.

<>

Este artículo se publicó el 28 de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.