Un titular puede hacer la diferencia

La opinión del Periodista, Docente Universitario y Ex Secretario de Prensa de la Presidencia de la República…..

.

RENÉ HERNÁNDEZ GONZÁLEZ

Quiero contribuir al debate sobre lo que significa el ejercicio de las libertades de pensamiento, expresión y prensa.  En esta oportunidad me referiré a la disputa que tiene el diario La Prensa con los organismos judiciales, en este caso, el Segundo Juzgado Civil, del Primer Circuito Judicial. El martes 30 de agosto de 2005 el citado periódico publica, con mucha prominencia: “Procuraduría a la caza de corruptos”.

La noticia lleva la firma de los colegas José Somarriba Hernández y José Otero. Al analizar el cuerpo de la información veo que la misma cumple con las normas éticas que rigen la profesión. El público pudo conocer las razones de las destituciones; le permitieron a la funcionaria señalada, Argentina Barrera, hacer sus descargos, pero el único pecado que vio la ayer procesada y hoy absuelta, es el hecho de que el titular fue más allá; ella sintió que, además del dolor por la destitución, tuvo que sufrir la interpretación que le dio La Prensa al señalar que se estaba cazando a los corruptos.

Este tema ya fue tratado en mis clases de Ética y los estudiantes consideran que muchas veces el anzuelo que se utiliza para vender periódicos no guarda relación con el cuerpo de la noticia. Pregunto ¿en alguna ocasión el comunicado del Ministerio Público señaló que destituía a Barrera por corrupta? La respuesta es no, pero el diario consideró que las supuestas faltas encontradas y que señalaban a Barrera eran sinónimos de corrupción.

Para establecer una relación de arrojo y temeridad de los medios, frente a ciertos casos, observemos lo que publicaron los otros periódicos, sobre el mismo tema: Mi Diario titulaba, “ Botan a otra fiscal. Argentina Barrera hará batalla legal ”. La Estrella de Panamá , “ Cayó otro fiscal y faltan unos más ”. El Siglo , “ Destituyen a fiscal Argentina Barrera ”. La Crítica , “ Fiscal: me botan por bochinche ”. Día a Día , “ Sigue barrería ” y El Panamá América , “ Suman siete los fiscales destituidos por procuradora ”.

Solo el diario La Prensa tuvo el coraje de relacionar el texto del comunicado con la corrupción. En pocas palabras, aquí puede caber un silogismo aristotélico a saber: Ministerio Público bota a fiscal Barrera por faltas a la Ética; La Prensa titula, “ Procuraduría a la caza de corruptos ”, ello nos lleva a una respuesta simple, que la fiscal Barrera es.. La conclusión se la dejo a los lectores.

En mis 26 años, como docente de la Universidad de Panamá, he recibido múltiples quejas de periodistas que van desde la no publicación de una gran verdad encontrada, como el sesgo que se le da a su trabajo mediante la aplicación de un titular que escandaliza, solo para vender periódicos, en algunos casos y para descargar iras y venganzas acumuladas, en otros. “ ¿Y qué podemos hacer frente a esos abusos, profesor? ”. Es la pregunta que me hacen año tras año. Les contesto que el comunicador debe tener fuentes financieras alternas que le permitan asumir una posición más vertical frente a sus jefes.

A ellos los invito a leer los sabios consejos del periodista polaco fallecido, Ryszard Kapuscinski. Él dijo que para ser periodista hay que ser buena persona ante todo. Si usted es de los que se alegran con las desventuras de los demás; si es de los que anda a la caza de corruptos para vender o para satisfacer egos personales, entonces lo refiero a los escritos de Kapuscinski.

¿Fue dura la jueza al sancionar al periódico?; no voy a entrar a ponderar eso; ¿se está atentando contra la Libertad de Prensa con esta decisión?; no lo veo de esa manera. En Democracia cada cual tiene sus deberes y derechos. ¿Afectó la reputación y la honra el titular del medio? La respuesta se la dejo a los lectores siempre y cuando ellos tengan todos los elementos referenciales.

Y sobre las opiniones de muchos dirigentes políticos, empresariales y gremiales, defendiendo a La Prensa , a ellos los invito a escudriñar más para que luego opinen con propiedad. Que los medios sigan ejerciendo el papel que les atañe, pero que sepan que hay consecuencias cuando se apartan de los principios éticos. Y que el gobierno no utilice su poder para acallar o presionar a quienes se atrevan a decir su verdad.

<>

Este artículo se publicó el 13   de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: