Conciencia crítica: no a la reelección

La opinión de…..

RAÚL  AMORES  S.

Eso de ser la conciencia crítica de la Nación se fue al ca.. puyo… ¿Qué quiere decir que la Universidad debe ser conciencia crítica de la Nación? ¿Que el rector camine la instalaciones asignando a su antojo aparatos comprados con el dinero de nuestros impuestos ávido de ganar votos, mientras su chofer dormita en su auto con el aire acondicionado encendido, malversando el dinero público? Lo contrario a esto es que los funcionarios de la Universidad deben indicar al resto de la Nación cómo deben comportarse.

Pregúntale a nuestro mutuo amigo Ricardito Martinelli si alguna sola vez vimos o escuchamos que el rector de la Universidad de Arkansas saliera al campus a repartir aires acondicionados o computadoras como caramelos. NUNCA. Eso ofendería al universitario y a toda la sociedad de Fayetteville.

Estimado profesor de Historia, el Rumbo Chavista de reelección hasta la muerte, con ambiente de dictadura, nos tiene cansados. Ese rumbo chavista no nos gusta para nada. Por lo que votaremos No a la reelección.

Solo falta que en las cafeterías del campus escuchen día y noche la Radio universitaria con un programa “ ¡Aló, Rector! ”. Y los analfabetas ideológicos tirapiedras emplanillados aplaudan a rabiar en aulas y pasillos. ¡Qué pesadilla! Estamos cansados de que en la radio se siga llamando a la Universidad “ la republiquita del Cangrejo ” o “ Botellas City ”.

A propósito, Veraguas y, en especial mi pueblo, Santiago, se merecen más respeto. Ud. tuvo la osadía de amenazarnos diciendo que mientras Ud. estuviera en ese puesto jamás firmaría para formar una Universidad Pedagógica en Santiago y así lo ha cumplido..

Costa Rica, Colombia, Honduras y Cuba tienen universidades pedagógicas. En Cuba hay una y 11 institutos pedagógicos, que son verdaderos centros de investigación de los múltiples problemas que surgen durante el proceso de enseñanza aprendizaje en contextos socioculturales diversos.

La multidiversidad social, que se desarrolla dentro de un capitalismo injusto, hace necesario que decenas y decenas de investigadores pedagógicos se dispersen por la faz nacional para encontrar soluciones realistas a nuestra problemática de la enseñanza y el aprendizaje.

La Universidad Pedagógica de Veraguas será una realidad, pese a sus amenazas, porque el tiempo y los hombres con visión, que abundan en la tierra de Urraca, así lo decidirán. Lo siento, no podremos ponerle el nombre de su entorchado amigo, el asesino del Tute. Ya Juan Demóstenes Arosemena con su visión se lo ganó. Será la Universidad Pedagógica Juan Demóstenes Arosemena. Hijo adoptivo de la tierra de Urracá y Polidoro.

Dedicado a las estudiantes de la UP que siguen siendo humilladas por profesores insensibles, que “ extrañamente ” quieren reelección.

<>

Este artículo se publicó el 9 de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Concertar para el Desarrollo

La opinión de…..

.

Isabel Saint Malo de Alvarado

“Concertación en su agonía final” anunciaba un titular de este diario el pasado 6 de mayo. Y yo pienso “increíble que dejemos pasar las oportunidades de esa manera”. Todavía no logramos el desarrollo que aspiramos y a pesar de ello nos damos el lujo de desechar una de las herramientas más poderosas para tal fin: la Concertación Nacional.

El desarrollo nos debe importar a todos. A los jóvenes que no consiguen empleo de calidad, a pesar de haberse educado. A quien se le muere un hijo, porque no lo atendieron a tiempo en el hospital. A quienes escuchamos estupefactos que en un país con uno de los ingresos per cápita más altos de la región, aún hay niños que mueren de hambre.

Si miramos los países más desarrollados del mundo constatamos que muy pocas naciones han alcanzado altos niveles de desarrollo en las últimas décadas, salvo Irlanda y Singapur. Estos, así como otros que lo lograron un tanto antes como España, con sus Pactos de la Moncloa, lo hicieron sobre la base de amplios acuerdos nacionales. Contar con una visión estratégica de mediano y largo plazo con metas ambiciosas y realistas ha sido un factor común a su éxito. Se trata de consensos formales que definan hacia dónde quiere caminar el país. En nuestro propio país hemos sido testigos de lo que es posible a partir de la construcción de grandes acuerdos. Recordemos como ejemplo la aprobación de toda la legislación que nos permitió recibir el Canal de Panamá.

Además de los acuerdos, se requiere de mecanismos para darles seguimiento.

Irlanda instaló un Consejo para tales efectos. El mismo cuenta con una secretaría pequeña, semiautónoma y financiada por el Estado.

Esto, además del apoyo de los sectores productivos, sin los cuáles no hay desarrollo, permite que las estrategias tengan sostenibilidad y no sean presa de los ciclos políticos. Por otro lado, los acuerdos fomentan la inclusión y la cohesión social.

Los panameños contamos con los acuerdos de la Concertación Nacional para el Desarrollo, que fueron alcanzados participativamente y construidos sólidamente; cubren los ejes centrales del desarrollo: educación, salud, crecimiento, bienestar y equidad, institucionalidad. Fueron construidos a partir del esfuerzo desinteresado de muchísimas personas representantes de los sectores empresarial y laboral, partidos políticos, mujeres, indígenas, ambientalistas y Gobierno, entre otros, con el apoyo técnico del PNUD. Se requirieron 173 sesiones de trabajo en mesas temáticas, 51 reuniones en nueve provincias y tres comarcas indígenas para alcanzarlos.

La concertación, además, concluyó con la instalación de un Consejo, al igual que lo hizo Irlanda y España.

El mismo cuenta con recursos aprobados y hasta llegó a tener un secretario quien recién renuncia según él por razones personales, según los diarios porque la actual Administración no le permite trabajar, empezando por nombrar el equipo técnico mínimo que un esfuerzo de semejante tamaño requiere. Una pena.

A mi juicio, mientras en este país sigamos con una educación pública sin calidad, un sistema de salud público altamente ineficiente y grupos marginados que viven en extrema pobreza, esos acuerdos siguen siendo válidos y los debemos utilizar como un norte en las estrategias nacionales.

Al Gobierno lo elegimos para gobernar, sin duda. Sin embargo, los retos que enfrentamos son de todos y para superarlos necesitamos la participación de todos.

Si los acuerdos alcanzados en la Concertación contravienen las estrategias de este Gobierno, pues sentémonos como sociedad a conversarlo.

El desarrollo es dinámico y así deben ser los acuerdos y estrategias para alcanzarlos.

Lo que no es posible es lograr los cambios que requerimos, cualesquiera que estos sean, sin acuerdos nacionales mínimos. Ningún país, con excepción de algunos que lo han logrado por medio de dolorosas dictaduras, ha logrado hacerlo de otra manera. Comprometidos como estamos los panameños con la participación y los valores democráticos, este es el único camino en nuestro caso.

<>

Este artículo se publicó el 11 de mayo de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Y volvemos a empezar.

La opinión de…..

……..

MÓNICA MIGUEL FRANCO

D icen que la historia es circular, y quizás tienen razón, aunque a mi se me parece bastante más a las vueltas enloquecidas que dan los perros tratando de morderse la cola que a un circulo brillante y perfecto tirado con compás.

Cuando todos creíamos que ya habíamos superado un obstáculo, tácata, ahí nos empeñamos en ponerlo de nuevo delante de nuestros pasos. Después de haber pasado siglos tratando de eliminar las barreras que separaban a los diferentes grupos dentro del país, hete aquí que iniciamos el conteo otra vez.

Nos vamos a censar el próximo domingo, qué bien. Nos quedaremos en casa y esperaremos que lleguen a contarnos.  Considero que a estas alturas del siglo ya habría otras formas menos invasoras del normal desarrollo de la vida cotidiana, pero en fin, sea.

Lo que provoca esta columna hoy no es eso, sino el anuncio que llevan proclamando a bombo y platillo desde hace semanas: “¡Afrodescendientes, identifíquense!”. Esperen, esperen, esperen, que me explico, (ya veo venir la oleada de amonestaciones por española…)   Yo aún no tengo muy claro cual es el punto con esta pregunta en el censo y voy a exponer aquí mis dudas sobre el tema.

Para los que no se hayan enterado (no lo duden, de todo hay en la viña del Señor), en el nuevo censo habrá una pregunta que rezará de la siguiente manera, más o menos: “¿Se considera usted afrodescendiente? ¿Criollo?, ¿Afrocaribeño?, ¿Otros? Bien, empiezo diciendo que no entiendo el sentido de una pregunta como ésta en un país como Panamá, donde el mestizaje y la mezcla cultural son intrínsecos al mismo desarrollo del país; donde todos tienen, en un lugar o en otro de su árbol genealógico, lo sepan o no, algo de negro, algo de indio y algo de blanco. Hay estudios genéticos que lo demuestran. Supongo entonces que no se pregunta por una cuestión de simple descendencia genética, sino de sentido de identidad con un grupo cultural específico.

La pregunta, sencillamente, está mal redactada. Si lo que se trata es de conocer el sentido de pertenencia del individuo a un grupo cultural concreto, el ser afrodescendiente no tiene ninguna, reitero, ninguna implicación sobre la imbricación cultural.   Es decir, el descender de alguien negro no implica pertenecer a la cultura afrocaribeña o criolla. Lo mismo que el tener una abuela indígena no implica que tú formes parte de esa cultura.

Luego está el tema de la tercera casilla: “Otros”, donde te piden especificar a qué otro grupo consideras que perteneces. ¿Será que tenemos que volver a recordar las denominaciones del mestizaje colonial?: español con negro, mulato; español y mulata, morisco o cuarterón de mulato; español y morisca, albino o quinterón de mulato; español y albina, saltatrás o gente blanca; saltatrás e india, lobo; lobo e india, cambujo… ¿No? Pues explíquenlo, porque si yo no lo entiendo, seguro que también muchos otros se van a quedar sin saber qué poner ahí.

No dudo que la intención es buena, pero no es tan sencillo pedir a la gente que se autodefina. La mayor parte de las personas no tiene asumida su pertenencia a un grupo cultural específico. Antes de hacer algo así debió hacerse un trabajo previo de concienciación y difusión, no solo con los afrodescendientes, sino con todos los panameños, muchos de los cuales no tienen claro cual es su arraigo cultural.

“Cultura” es un término que implica muchas más cosas que el simple “descender de”. ¿El tener un antepasado vikingo te convierte en parte de la cultura nórdica ? ¿Entonces? Yo conozco a unos cuantos que no descienden de ningún antepasado africano pero que sienten la cultura afro mucho más que otros con pelo duro. ¿Ellos pueden poner que sí en la casilla? ¿Y yo? Yo me considero descendiente de la australopithecus Lucy, ¿puedo poner que si? ¡Qué dilema!

<>

Este artículo se publicó el 9 de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Agua que no has de beber…

La opinión de…..

.

Marcos A. Mora

El título es un refrán español que en resumen significa que si algo no te atañe, entonces no te metas.   En el caso que nos ocupa nos vamos a referir a la disposición del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan), avalada por la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos de multar a los usuarios que a juicio de sus inspectores malgasten el agua. Esto, aunque parezca mentira, nos compete a todos y fundamentalmente a los que, siendo medidos, siempre hemos estado al día y no nos han beneficiado con programas absurdos como el de disminución de saldos y otras yerbas aromáticas y clientelistas.

El último programa experimentado en el Idaan en vez de promocionar la responsabilidad, premiaba a los morosos. En esta ocasión, la intención parece ser sana, pero en el Idaan que ha carecido de un verdadero apoyo estatal, ocurren tantas bellezas, que esta no es más que otra. En los tiempos en que allí nos desempeñamos decíamos a los diferentes directores que esta institución no debería transferir el costo de su ineficiencia a los usuarios.

La realidad es que dicha institución no sabe a ciencia cierta y para el día de hoy, cuántos millones de galones diarios producen sus sistemas más significativos, incluso, como no tiene medidores en cada conexión, tampoco puede señalar cuánto consumen los usuarios.

Los técnicos aducen que los usuarios consumen como promedio 150 galones diarios. Cuando uno analiza como promedio esta situación, pareciera ser simple, pero si no se tiene el elemento de base que es el factor producción, esto parece ser sacado del sombrero. Si utilizamos la composición familiar de cinco para el diseño de un sistema de abastecimiento de agua potable, esto daría un consumo familiar mensual de 22 mil 500 galones.

Las normas internacionales señalan, como razonable, el consumo en ciudades urbanas de hasta 60 galones per cápita, es decir 9 mil galones mensuales, lo cual es consistente con el consumo básico de la actual estructura tarifaria del Idaan, que es de 8 mil 400 galones mensuales. Sobre esta base, todo consumo medido menor a 22 mil 500 galones por mes es afectado por este promedio, por el diferencial entre su consumo real y el promedio aludido. Esto se agrava en los casos de residencias con medidor donde el consumo registrado es menor a 8 mil 400, ya que éste debe ser reconocido y pagado como consumo básico aunque no haya consumido nada en el mes.

A mi modo de ver el Idaan debe hacer un esfuerzo serio y consistente en los grandes demandantes de agua (hoteles, súper mercados, centros de diversión, lava autos, lavanderías, barriadas de alto valor, etc.) para ver si sus conexiones están siendo medidas o no, y en este último caso instalar los medidores correspondientes. Otro sector que debe visitar el Idaan son las instalaciones públicas, fundamentalmente educativas y carcelarias, para instalarles medidores y recomendar el uso de instrumentos de ahorro como tanques de sanitarios con reservas menores a cinco galones y el establecimiento obligatorio de llaves de retorno para consumir el agua necesaria.

El Idaan, antes de meterse en las honduras previstas, debe plantearse una estrategia de aproximación a la medición total. Primero sus sistemas deben ser medidos y sus usuarios también. En los casos que no sean factibles, la instalación de macro-medidores para medir circuitos, puede ser una opción. Otras de las acciones son detectar conexiones ilegales y fugas en las redes. En estos rubros es que está el agua no contabilizada y no en el riegue de plantas y lavado de autos en casas por parte de los consumidores con medidor.

La única manera que el Idaan tiene para enfrentar su problema de medición, tal como lo dijimos en el pasado, es que cada nueva vivienda, comercio o industria construida traiga su medidor instalado de acuerdo a las especificaciones técnicas del Idaan y luego esta institución hacer el trabajo hacia lo existente.

Para finalizar no veo cómo le voy a reclamar a mi esposa por estar regando sus plantas, cuando a diario vemos por televisión la gran cantidad de agua que se despilfarra en diferentes comunidades, aunque siendo honesto siento que el actual director Manuel González Ruiz, aprovechando estos instrumentos tecnológicos de la televisión, el celular y la computadora está atendiendo estos reportes con gran celeridad.

<>

Artículo publicado el 10 de mayo de 2010 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Un gobierno empresarial….

La opinión del Dirigente Sindical y Secretario General del SUNTRACS…..

.

GENARO LÓPEZ

A buen entendedor pocas palabras, “no soy político, soy empresario”, palabras de Ricardo Martinelli.   Definitivamente este es “un gobierno 100% empresarial”.

Desde su llegada a la Presidencia, inició un proceso de reformas que atentan contra la población empobrecida.   Clara muestra, la aprobada Ley Tributaria (en sus dos oleadas), que profundiza el carácter regresivo de la carga impositiva, y que comenzó a evidenciar sus efectos a favor de los que más ingresos perciben en las devoluciones del ISR y en el pago de impuesto de inmueble, y que a partir del mes de julio con el pago de 7% de ITBMS dejará sentir todo su rigor.

También se modifica la ley a la actividad minera, para ponerlo en función de los intereses de las empresas transnacionales. El proyecto de “ compra ” de los corredores Norte y Sur, a favor de las transnacionales ICA y PYCSA, a las cuales se les pretende adelantar las ganancias utilizando los recursos de los asegurados (Fondos del programa de IVM de la CSS) y los llamados “ ahorros nacionales ” (Recursos del Fondo Fiduciario para el Desarrollo).

La legislación a favor de los empresarios continúa con las pretendidas reformas a la Ley Orgánica de la CSS, donde se profundiza el proceso de privatización de servicios de salud, el uso de los ingresos de la Caja por el sector empresarial y la ampliación de las prerrogativas al director.

En agosto se presentarán las reformas al Código de Trabajo, que tienen el propósito de favorecer a la patronal disminuyendo el costo de despido de trabajadores, la flexibilización de la determinación de los salarios, realizar ajustes para aumentar la productividad laboral, cercenar el derecho a huelga y organización de los trabajadores. Además, eliminar el recargo de horas extras, días feriados y libres, mantener las empresas abiertas cuando haya huelga y extender la zona procesadora a otras áreas del país (caso de las bananeras del occidente).

Vallarino (Ver caso Banistmo) detalló que también se incluirán en las reformas a los sectores de permanente operación (turismo, logística, portuario y de procesamiento), que funcionan 24 horas al día y 7 días a la semana, “ porque la legislación actual además de aumentar los costos entorpece su administración ”. Se le pasó decir que él tiene intereses directos en estos “ negocios 24 horas ”, tal es el caso del hoy polémico Hotel Bristol de la sociedad Desarrollo Turístico Buenaventura, S.A., de la cual es propietario; o que el señor presidente tiene intereses directos, porque su cadena de supermercados (Los 99) también funciona 24 horas. Es decir, al igual que en las reformas tributarias, en la fijación del salario mínimo y ahora en las pretendidas reformas laborales, los beneficiarios son concretos: la patronal y los negocios de la llamada clase gobernante.

Se plantea modificar “ el día de descanso obligatorio remunerado ”, hoy es el domingo y se pretende cambiar por cualquier otro día de la semana laboral, que será definido por el patrono.   Ello vulnera la relación familiar de los trabajadores y flexibiliza el pago extraordinario por trabajar en día de descanso. Para Vallarino “ vivimos en un mundo muy competitivo y globalizado, donde tenemos que funcionar con reglas del juego que le permitan a estas actividades ser competitivas ”. Preguntamos ¿Fuerza de trabajo esclavizada?

Aunado a ello, se pretende disminuir la planilla estatal a través del “ plan de racionalización del gasto público y la reforma estructural del sector público ”. En las reformas a la Ley de la CSS se presenta la figura de “ programa de retiro voluntario ”, que por su esencia no es voluntario, en la medida que si el funcionario no se acoge al mismo pasa de trabajador permanente a trabajador eventual (libre despido del director).

Pérez Balladares, también reformó el Código de Trabajo (Ley 44 de 1995), con la excusa de “ crear más empleos ”. La clase obrera, aglutinada en las 49 organizaciones —hoy CONUSI—, enfrentamos en las calles este proyecto de muerte, el saldo de la jornada: huelga nacional de más de diez días, cuatro obreros asesinados, más de 500 detenidos; todo ello posible por la complicidad de la dirigencia venal, quien entregó los intereses de la clase obrera a cambio de dádivas y privilegios personales. Teníamos razón, la Ley 44 permitió degradar los salarios reales, incrementar la informalidad laboral, aumentó el desempleo y las condiciones de vida de los asalariados se deterioraron aún más.

El movimiento obrero, comprometido con el proyecto clasista, enfrentará cualquier intento de reformas laborales. Estamos realizando consultas nacionales desde las bases, a fin de enfrentar esta nueva embestida de la patronal y su gobierno, convencidos de que sin luchas no hay victorias.

<>

Este artículo se publicó el 9 de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La bolsa o la vida

La opinión de…..

s

Mauro Zúñiga Araúz

Antiguamente, los asaltantes de caminos les ofrecían a las víctimas la alternativa: la bolsa o la vida; en la actualidad se llevan ambas, sin preguntar. Parece paradójico, pero el progreso representa bienestar para pocos y malestar para muchos.

Quiero compartir con los lectores algunas consideraciones del libro, La Salud que Viene, del periodista español Miguel Jara, Península, 2009. Hay mucha información que podemos clasificar en dos apartados: las enfermedades emergentes de lo que denominamos civilización y el marketing del miedo, lo que lleva a su vez, a producir más enfermedades.

La sensibilidad química múltiple está asociada a dos enfermedades conocidas: el síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia.

Algunos consideran que se trata de una sola enfermedad. Es producto de la exposición a un agente tóxico y la persona queda sensibilizada al exponerse a cualquier producto no natural. Sus síntomas cardinales son el dolor y el cansancio, asociado a síntomas respiratorios, cardiacos, oculares, cutáneos y neuropsicológicos. No hay tratamiento y el paciente tiene que aislarse, como una burbuja humana.

El síndrome de sensibilidad electromagnética o síndrome de microondas. Los síntomas son parecidos y se exacerban en contacto con la electricidad, teléfonos celulares, una línea de internet WiFi, antenas emisoras–receptoras, electrodomésticos.  Tampoco tiene cura.

Si el paciente no se aisla de estas fuentes, puede producir alzheimer, cáncer del cerebro y de mama.

El síndrome del edificio enfermo.  Edificios modernos, con todo artificial, nacen enfermos. Son oficinas inteligentes, pero tóxicas. Se presenta una atrofia semicircular en la parte anterior de los muslos y síntomas respiratorios, irritación ocular, vértigo, mareos.

En el libro el autor da innumerables informes de la forma como la poderosa industria de medicamentos se vincula con los administradores de los Estados, grupos sociales patrocinados e incluso, destacados científicos, para vender medicinas.   Para ellos utiliza, en gran medida, el marketing del miedo. Como el negocio de esta industria es vender, si no hay pacientes, hay que crearlos.

Cita varios ejemplos. El déficit de atención con o sin hiperactividad. La industria recomienda tratarlos con metilfenidato (Ritalina). Droga muy similar a la cocaína (se le llama la cocaína pediátrica).   La biblia de la psiquiatría es un manual denominado DSM-IV (cuarta edición). Pero resulta que el autor ha encontrado nexos entre los miembros del panel del DSM–IV con la industria farmacéutica.   Esta biblia ha incluido entre sus trastornos el oposicionista desafiante.

Conductas negativistas, hostiles y desafiantes, que incluyen discusiones con adultos, rabietas y enfados, negativa a cumplir los órdenes o las normas. En octubre de 2005, dentro del marco del I Congreso Español de Pacientes, patrocinado por la citada industria, se incorporó a la lista de las enfermedades el síndrome de la piernas inquietas, con el listado de medicamentos que lo alivian.

La vacuna contra el virus del papiloma humano. Algunas cepas de este virus se han vinculado al cáncer cervicouterino. ¡Cáncer! Se vacuna masivamente a las jóvenes. La vacuna solo protege contra cuatro cepas de virus y por un tiempo determinado. Ha habido muertes debido a su aplicación y efectos adversos.   Jara nos informa que en 2008, el científico alemán Harald zur Hausen recibió el premio Nobel de medicina al vincular el virus del papiloma humano con el cáncer de cuello, pero (un pero colosal) el jurado que concedía el premio incluía a dos personas, Bo Angelin y Bertil Fredholm, relacionadas con la industria farmacéutica. Lo que sí sería importante investigar son las multimillonarias ganancias que ha producido esta vacunación.

Nadie puede negar el significado que ha tenido para la humanidad el empleo de las vacunas. Pero, cuidado. Las vacunas que llevan como conservante tiomerasa o timerosal, un derivado del mercurio, se han vinculado con el autismo (alteración de la comunicación e interacción social), déficit atencional e hiperactividad en niños, lupus, artritis, esclerosis múltiple, parkinson y el alzheimer.

La razón de publicar este artículo es la de llamar la atención a la autoridades de Salud, a los profesionales de la medicina y a la población en general para que aumente su alerta en el diagnóstico de estas enfermedades emergentes, pero sobre todo, hacer un esfuerzo mancomunado para evitarlas.

Revisar la composición de las vacunas. Recordar que los medicamentos puedes ser muy eficaces, pero también pueden crear nuevas enfermedades y matar.

<>

Este artículo se publicó el 10 de mayo de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

De seguridad, sentido común y otros

La opinión del Consultor Financiero…..

.

FERNANDO PLATA

Hablar de seguridad o más bien inseguridad, ya es un tema cotidiano en cualquier círculo o evento social al que te acerques, igual en los medios de comunicación escrita, noticieros y hasta en nuestros hogares.

Vivimos con cierto o mucho temor de ser víctimas de la violencia e inseguridad que envuelve nuestro entorno rutinario. En parte por la psicosis causada por los medios, otra parte porque conocemos que es una realidad y también quizás hasta porque nos haya tocado ser víctima de esta situación.

No dudo que es un tema de interés nacional, para todos, es decir de Estado, porque el estado somos todos y no solo los gobernantes y por tanto habrá algunos gobernantes que le estén prestando atención tratando de encontrar soluciones y de paso cumplir sus promesas de campaña.

Sin embargo, resulta absurdo el poco sentido común que vemos en las medidas que podrían ser aplicadas para atenuar el problema y quién sabe hasta disminuirlo en mucho. Solo nos queda pensar que hay intereses personales y de negocios más fuertes que impiden instrumentar medidas que hasta por ese sentido común tienen que ser aplicadas y ya.

En tal sentido, no entiendo el porqué no establecen visas a los ciudadanos colombianos, venezolanos y mexicanos que deseen ingresar al país, sin importar el alegado propósito de su entrada al país. Como lo hacían hasta hace poco con nosotros los gobiernos venezolanos y mexicanos. No hay inversión en el mundo que valga la seguridad e integridad de toda una población. Y es que en el 80% de los casos de delincuencia organizada o medianamente orquestada hay involucrados personajes de esas nacionalidades. Que todos apliquen por una visa y si pasan los filtros que vengan, si no, no.

Los vidrios oscuros con papeles ahumados en todos los vehículos simplemente deben ser prohibidos, olvídense de la eficiencia de los aires acondicionados, así vivíamos antes y con el mismo sol y calor y no sufríamos tanto con los efectos que la delincuencia causa en las sombras de esos papeles. No hay negocio particular que deba impedir tomar este tipo de medidas.

Las cárceles son una miseria humana y así academias del crimen, del Órgano Judicial cada día se dice que es una vergüenza por su inoperancia y falta de eficiencia. Eso también crea delincuencia. Resocialicen y el que no quiere, que se lo coma el tigre, ¡así de fácil!

Los diputados deben crear leyes especiales para penalizar a los policías que de una u otra forma colaboren con la delincuencia, México la acaba de pasar, con hasta 60 años de prisión. Extranjero capturado, extranjero deportado, que vaya y le genere gastos a su país.

Organicen otra vez a los vecinos y que se junten para estar pendientes de la delincuencia común y organizada, serían los mejores informantes para combatirla.

Eduquen a los policías para que sean mejores ciudadanos, con mejores valores y bases y así que mañana puedan ganarse la vida en algo más que guardias de seguridad o delinquiendo.

No todo está perdido aún, hagan algo, pero hagánlo y ¡rápid o!

<>

Este artículo se publicó el 9 de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.