Vidas Humanas y Valor de Rescate. Los Incinerados del Bus 8-B06

La opinión del Economista….

.

FRANCISCO  BUSTAMANTE

Todos estamos de acuerdo que una vida humana es insustituible. Con la desaparición de una persona no solo se elimina esa vida, sino todas las vidas potenciales que pudieron darse si la persona desaparecida  hubiese dejado descendencia.

Esta es una verdad tan cierta, que dice el Buen Libro que cuando el Eterno llamó a Caín, refiriéndose a Abel, le dice: … Sus sangres claman a mí desde el suelo…(Bereshit, 4, 10), refiriéndose tanto al difunto, como a la descendencia truncada.

Dice el Talmud, frase fusilada por otras religiones, que quien salva una vida, salva el mundo entero. U otra, referida a la Ley del Talión, que limita la pena proporcionalmente al daño causado: el tribunal que condene a muerte es 70 veces más culpable que el condenado…”.  En todo caso, hay una limitación de la pena haciendo casi imposible aplicar la pena de muerte, y además, necesariamente hay una compensación o resarcimiento del daño causado. Y esto último nos lleva a cómo definir el valor de resarcimiento de una vida humana destruida? Quién es el responsable, el que la causa o el que por negligencia lo permite?

En el Buen Libro, de nuevo, surge la responsabilidad comunitaria por la pérdida de una vida humana.   Cuando aparecía un cuerpo sin vida cerca de una comunidad y no se podía determinar la responsabilidad de nadie en particular, los sacerdotes, ceremonialmente, se lavaban las manos indicando que en nombre de la ciudad, se declaraban no responsables de la muerte ocurrida. Ceremonia judía que curiosamente se le atribuye en el nuevo testamento a Pilatos, procurador romano.

Cuando yo era estudiante de postgrado analizamos un caso de determinación de valores presentes. Y un ejemplo que vino a la mesa fue el rescate de los prisioneros invasores de Cuba.   El valor de rescate pagado para que estos señores recobraran su libertad y retornaran a USA, fue justamente, el valor actualizado de los flujos de renta que hubiesen generado esos prisioneros en sus vidas productivas.    Se estableció un valor sustituto de renta, para compensar las penas de muerte o de cárcel.

En el caso de los panameños incinerados en el autobús 8-B06, la corte suprema de justicia de Panamá falló que los responsables son el propietario y conductor del trágico transporte, exonerando al Estado de cualquier responsabilidad.

Y donde queda la responsabilidad subsidiaria del Estado que delega la prestación de un servicio público que se supone debe supervisar en sus condiciones de calidad, seguridad y eficiencia?

En USA los bancos se portaron mal. Muy mal. Pero el Estado tenía una obligación de supervisarlos. Al no hacerlo debidamente, por falta de legislación o la razón que fuese, el Estado tuvo que salir al frente para rescatar  los ahorros de los depositantes.

Y aunque no se puede restituir una vida humana, ni se puede matar a otra para compensar las muertes causadas en el caso que nos ocupa, es inexcusable la responsabilidad subsidiaria del Estado, por lo menos en restituirle a los deudos un valor de rescate por las vidas perdidas de manera tan irresponsable.

Y lo peor: la mala calidad del servicio y la impunidad de los responsables, continúa.

<>

Artículo enviado el 23/04/2010 8:34:59 por el autor a quien damos todo el crédito y la responsabilidad que le corresponde.


franciscobu

El costo de cerrar una calle y los 2 años de prisión

La opinión del Arquitecto…..

.

Carlos A. Clement

Existen varios problemas sobre el tema de los tranques vehiculares y los cierres de las calles, que podemos identificar en dos grupos específicos:

El primero es la falta de estacionamientos que hace que las servidumbres viales de las calles queden reducidas al mínimo de su capacidad, creando caos por la falta de planificación y la debida aplicación de las normas.

Además de todo lo anterior, viene la gran irresponsabilidad de cerrar las calles, casi siempre por personas que no tienen la menor consideración con terceros.

I. – Para poder entender mejor la magnitud del problema que nos ocupa, debemos empezar por analizar los costos de los perjuicios y tomar como costo promedio de: B/ 4.50 por hora el costo de las horas hombre, ya que existen todo tipo de perjudicados: obreros, funcionarios públicos y privados, profesionales, ejecutivos, para poder conocer los perjuicios económicos que se producen con estos cierres. En este costo promedio, no se incluyen los efectos negativos que tienen el comercio, ni el costo de combustible, como lo analiza la Cámara de Comercio e Industrias.

A. – Para poder brindarle a la comunidad los análisis que les presentaré a continuación, he utilizado información científica en aforos recientes:

• En la carretera Transístmica: Sector de la Universidad y el Artes y Oficios, circulan 4,000 vehículos por hora, sin contar los buses, lo que arroja una movilización de 16,000 personas por hora en ambas direcciones, el perjuicio económico es de B/ 288.000.00 en cuatro horas.

• En la avenida de Los Mártires: Instituto Nacional, 3,500 vehículos por hora, movilización 14,000 personas, el perjuicio económico es de B/ 252.000.00.

• Vía Israel: Área de las escuelas públicas, 3,000 vehículos por hora, movilización 12,000 personas, perjuicio económico, B/ 216,000.00.

• Cuatro Altos ingreso a la Zona Libre: No tengo los aforos recientes pero los perjuicios deben ser altísimos. Empresarios, empleados de la Zona Libre, comerciantes nacionales y extranjeros que viajan a hacer sus compras, así como los equipos que transportan combustible.

B. – ¿Cómo se puede mejorar el problema bajo un punto de vista muy personal?:

• La reubicación de los centros educativos a lugares más cercanos al origen y destino de los estudiantes.

• Que el Gobierno venda todas las propiedades donde están ubicadas las actuales instalaciones.

• Con el producto de estas ventas, construir mejores escuelas, mejor dotadas con computadoras, gimnasios, auditóriums, laboratorios, bibliotecas, áreas deportivas, etc.

C. – Estimados del producto de estas ventas:

• Universidad de Panamá y Artes y Oficios. 573.179 m.2 @ B/ 750.00 m.2. = B/ 430.000.000.00. Sugiero que se le venda a la CSS para sus ampliaciones y que solamente se quede la Facultad de Medicina.

• Escuelas en la Vía Israel: 123.850 m.2. @ B/ 1,000.00 m.2 = B/ 123,000.000.00. Con esos fondos se pueden construir 10 escuelas de 12 millones de balboas cada una.

• Se ahorra tiempo en transporte y se consigan mejores facilidades que las actuales.

La otra sugerencia mejoraría la vialidad y se evitarían los consabidos cierres de las calles:

II. – Construir viaductos o puentes de acceso rápido de seis (6) carriles:

• En el sector de la Boyd – Roosevelt iniciando a la altura de la Martín Sosa hasta el Puente de la Cervecería. Cruce con la Tumba Muerto.

• Longitud 1,173. M. L con un costo de treinta millones por kilómetro, costo aproximado B/ 35,200.000.

• En el sector de la Avenida de Los Mártires : Iniciando desde el Palacio Legislativo hasta El Chorrillo.

• Longitud 1,326. M.L, con un costo por igual por kilómetro que el anterior costo aproximado B/ 40,000.000.00.

•Esta vialidad además de evitar el cierre en este sector, traería otros beneficios, conexión directa con el Puente de Las Américas, ahorrándose el túnel que se pretende unir con la Cinta Costera.

• Evitar los cruces a la izquierda a todas las calles de Santa Ana, que convergen a la Avenida de los Mártires.

<>

Este artículo se publicó el  23  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Carta para el presidente Ricardo Martinelli

La opinión del Abogado….

.

LUIS FUENTES MONTENEGRO

Existen tres temas que quiero referirle: el Ministerio de Seguridad, la propaganda del gobierno y la apertura del tapón del Darién.

El país cada semana se ve envuelto en promesas, discusiones y show de políticos que argumentan en base a qué es lo que les conviene particularmente; por ello en gran parte han perdido credibilidad y la gente que día a día se sigue comiendo un cable les creen poco o nada, y hasta sienten apatía por muchísimos de ellos y sus polémicas. La imagen de usted sigue teniendo una alta percepción social favorable, pero ya demuestra algunas fisuras, vulnerabilidades que más adelante podrían afectarlo enormemente (sobre esto, otro martes escribiré).

El Ministerio de Seguridad no va a acabar con la delincuencia ni va hacer que la inseguridad disminuya, aunque sí es una medida necesaria para lograr mayor coordinación entre los distintos estamentos que ahora aglutina; pero es insuficiente, sólo abarca algunos estamentos de seguridad, otros quedan o siguen al margen y es curioso que no hayan sido incluidos como parte del ministerio que va a ser el rector de la seguridad nacional. Más temprano que tarde, la gente que quiere y clama por un país más seguro comenzará a reclamar lo poco que servirá el Ministerio de Seguridad para acabar con la delincuencia y la galopante inseguridad.

La propaganda del gobierno siempre ha sido un gran negocio, no es algo nuevo, se disponen de millones y millones que históricamente han ido a caer a los bolsillos de unas cuantas personas, que son favorecidas muchas veces de modo inescrupuloso, descarado y con atisbos de corrupción. El asunto es simple, basado en la necesidad de divulgar la gestión positiva del gobierno, alguien del gobierno que controla o tiene influencia en el presupuesto para prensa y propaganda arma un negocio con amigos y socios, quienes se meten a sus bolsillos buena cantidad de dinero con apariencia de legalidad.   No existe una ley o una regulación que fija los parámetros de establecer un sistema de cuñas y pagos por servicios de publicidad para el gobierno de turno; la publicidad para el gobierno es necesaria, pero que ello no sea pretexto para que haya corrupción y enriquecimiento mediante el juega vivo descarado de unos pocos. ¡Ojo en esto señor Presidente!

La apertura del tapón del Darién es una idea que sólo conviene a unos cuantos colombianos y no a todos; para los panameños existe el criterio histórico y mayoritario de que eso en nada nos va a convenir, al contrario. Si se quiere hacer una consulta popular para ello, hágalo, usted es quien gobierna, pero el pueblo votará abrumadoramente que no quiere ni querrá ninguna apertura del tapón del Darién. Usted lo verá.

<>

Artículo publicado el 20 de abril de 2010 en el Diario El Siglo, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La erradicación de todas las formas de violencia

La opinión de…..

.

David Montenegro y Rafael Montes Gómez

La ley 14 publicada en Gaceta Oficial no penaliza la protesta social como algunos han expuesto equívocamente.

No criminaliza la protesta, sino penaliza la violencia que siempre ha sido considerada por nuestra legislación como un cáncer social.

Al analizar su contenido observamos que, el acto delictivo se configura al:

1. Cerrar la calle impidiendo el libre tránsito

2. Haciendo uso de la violencia,

3. Causar daños a terceros, sea propiedad pública o privada,

de lo que se infiere el infractor debe reunir esos 3 elementos. Con respecto a la sanción penal, esta va de 6 meses a 2 años, es decir no necesariamente 2 años.   De no darse los otros 2 elementos que acompañen a la obstrucción del libre transito, este se seguirá tratando con una sanción administrativa por la justicia de policía.

No vamos a enredar a nadie con citas de artículos, pero, debemos puntualizar que a discreción del juzgador, para un delito con pena de prisión inferior a los 2 años –que es este el caso- y previa confirmación que es delincuente primario, la pena impuesta es fácilmente conmutable por días multa, según nuestro ordenamiento penal existente, lo que se conoce como suspensión de la pena.

En su defecto, digamos que el juez condenó a 2 años al infractor, aún todavía queda a utilizar por la defensa la solicitud de reemplazo de pena de prisión por días multa, cuyo requisito es que la penalidad sea inferior a los 3 años y que sea delincuente primario.

Cabe señalar, que dentro del catálogo de penas sustitutivas también se encuentra el trabajo comunitario. Surge la pregunta ¿Qué hacer para reclamar el daño causado a terceros? El legislador patrio ya prevé como requisito para las penas sustitutivas resolver primero la situación del daño, es decir la responsabilidad civil derivada del delito.

Reiteramos que esta legislación se concatena con otras del orden jurídico y social y que son necesarias para el mantenimiento de la paz social, la protección de los derechos constitucionales y la erradicación de la violencia de nuestro Panamá.

<>

Este artículo se publicó el  23  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La importancia de reciclar

La opinión de la Arquitecta y Ex Ministra de Estado….

.

MARIELA SAGEL


En todas las instancias se insiste lo importante de reciclar y, en nuestro país, sin mucha cultura al respecto, ciertos productos y también algunas empresas se han estado ocupando del tema.

Para que todos estemos al tanto de lo que significa el término, el mismo se define como “someter a un proceso fisicoquímico y/o mecánico a una materia o un producto ya utilizado a un ciclo de tratamiento total o parcial para obtener una materia prima o un nuevo producto”. Otra definición es “la obtención de materias primas a partir de desechos, introduciéndolos de nuevo en el ciclo de vida y se produce ante la perspectiva del agotamiento de recursos naturales, marco económico y para eliminar, de forma eficaz, los desechos”.

El símbolo de reciclaje es un triángulo verde compuesto de flechas que van dando vueltas. De la manera más doméstica, en nuestro país las personas conscientes de la importancia de reciclar llevamos los periódicos a centros de acopio, separamos y destripamos las latas de aluminio para ponerlas por separado en donde se coloca la basura y en algunas ocasiones, los más enterados, separan los vidrios de los plásticos.

En países avanzados, como puede ser Canadá y Estados Unidos, existen reglas muy estrictas para, al disponer de la basura, en un tambucho se coloque el papel, en otro los plásticos, en otros las latas y en otros los vidrios. Lo que no se recicla son los desperdicios de comida, sea cocinada o cruda y el “foam”. Aún cuando en lugares públicos como el aeropuerto de Tocumen existen esos tambuchos y cada uno tiene un color, no hay una homologación de colores que permita al conocedor de todo el sistema de reciclaje identificar dónde tiene que depositar determinado desperdicio. Y la razón es muy sencilla: 15% de los hombres son daltónicos (no identifican un color de otro).

Sin embargo, hay una nueva tendencia en el tema del reciclaje, que está impulsando el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y es simplificarlo a dos tambuchos: uno donde vayan los desechos orgánicos y en el otro los materiales que se pueden reciclar.

En nuestros países eso puede ser aplicable desde el hogar -especialmente enseñando a los niños y las empleadas domésticas- la importancia de segregar qué va en uno y en otro. Luego eso va a las bolsas que recoge el Municipio y de allí a Cerro Patacón. Creo que es una manera muy amigable para no solo crear conciencia de la importancia de reciclar, sino ofrecer trabajo a los llamados pepenadores para que separen lo que se debe reciclar y se lleve a los lugares correspondientes.

Es urgente empezar a adoptar desde el hogar estas prácticas edificantes porque los recursos se agotan y hay que crear conciencia que la naturaleza nos lo agradecerá.

<>

culo publicado el 19 de abril de 2010 en el Diario El Siglo, a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Incultura académica

La opinión del Periodista…..

.

Juan B. Gómez

Los términos y giros idiomáticos incorrectos que oímos con frecuencia en el habla del panameño, se han hecho también de uso frecuente entre personas que se supone se han cultivado en colegios y universidades. Van a creer que exagero, pero la mayoría de los siguientes los he oído a profesores universitarios: “Bienes y raíces”, “la calor”, “habemos”, “no me di de cuenta”, “nos sentamos en la mesa”, “nojotros”, “ibanos y venianos”, “más sin embargo”, “hace diez años atrás”, “haiga”.

Hace algunos años una profesora universitaria me aseguró que el escritor panameño Chuchú Martínez había ganado el Premio Nobel de Literatura.

– ¿Usted está segura?

– ¿Y es que usted no lo sabía?

El gran maestro del periodismo costarricense Joaquín García Monge, pasando una temporada en Chile, le escribió a unos amigos suyos describiéndoles cómo era la sociedad de ese país. “ La vida política es un modelo de seriedad y de buen juicio- les decía-. Los diputados y senadores sirven gratuitamente. El presidente no tiene que hacer en la administración, sino representar al país interna y exteriormente. A nadie echan de su puesto por opiniones políticas, sino por falta de cumplimiento en su deber”

Agregaba el gran señor de las letras ticas que: “ El ejército es muy querido y respetado, nunca se mete en las cuestiones políticas, es muy serio, ilustrado, lujoso y sólo se mantiene para la defensa del país y de la constitución”.

“La policía – seguía diciendo- es un cuerpo admirablemente organizado… A los policiales los llaman pacos y nunca serían capaces de cometer el más mínimo atropello con nadie”.

Yo leía la carta de García Monge en mi programa radial, y un amigo chileno que me escuchaba me dijo después, que ya todo eso pasó a la historia en su país. Y me habló de los desmanes de los dictadores Ibañez del Campo y Pinochet…

Es verdad, la carta de García Monge fue escrita en enero de 1903.

<>

Este artículo se publicó el  23  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Inconsciencia ambiental ciudadana

La opinión de…..

.

Arturo Rebollón

Ayer conmemoramos el “Día de la Tierra”, un día para mirar en retrospectiva cómo ha sido nuestra conducta con respecto a nuestro planeta: si hemos sido amigables o contaminantes, si hemos permitido calladamente que otros contaminen lo que nos pertenece a todos, si hemos dedicado un momento a tratar de educar –y crear conciencia– a algún agresor del planeta, para que deje de serlo.

No podemos considerar nuestra vida completa si no cambiamos la mentalidad de alguien que deteriora el ambiente en nuestro planeta, y si no hemos sembrado y cuidado un árbol hasta verlo crecer.

Hay muchos tipos de humanos contaminantes:

el ignorante, que no mide sus actos y ensucia, cuyo entorno es asqueroso y no conoce nada limpio ni mejor;

el conformista, que ha vivido toda la vida rodeado de basura, y no lo nota ni le afecta;

el contaminante industrial descuidado, que no le da importancia al manejo de los desechos por ignorancia;

el contaminante industrial cínico, que hace dinero pensando en economizar en los procesos de tratamiento de los desechos contaminantes de su empresa, a sabiendas de que está ocasionando un daño ecológico, pero no le importa;

el mal educado, que a pesar de vivir en un buen ambiente, es incapaz de hacer algo por preservarlo y que, por el contrario, se dedica a contaminar, y muchos más.

Ante esta inconsciencia ciudadana o de falta de tradiciones que nos impulsen a preservar y mejorar el medio ambiente en que vivimos, es obligación del Estado promover políticas mediante la educación, de organismos gubernamentales de contacto de masas, de las ONG, y poner en efecto una política enérgica para promover el cuidado del medio ambiente.

Todas las escuelas deben tener jornadas de siembra y cuidado de árboles, llevar registros y darles seguimiento, para que en 20 años puedan regresar a celebrar –quienes los sembraron– y fundar tradiciones ecológicas.

Todas las empresas que producen algún tipo de contaminación deben, obligatoriamente, destinar recursos para jornadas sociales de siembra y cuidado de árboles. Dependiendo del grado de contaminación, se podría asignar una contribución correspondiente para mitigar su daño ecológico.

Todas las fincas ganaderas deben ser auditadas, pues en nuestro país se manejan con el criterio de que la sombra impide el crecimiento del pasto y, en consecuencia, lo normal es devastar la población arborícola del predio para sembrar pasto. No hay sombra para los animales; talan los árboles que mantienen las márgenes y el nacimiento de los ríos, con lo cual hacen que estos se sequen.

Muchos ganaderos ignorantes aún discuten el efecto negativo que tiene la tala de árboles en las márgenes de los ríos. Debe legislarse para hacer obligatoria la repoblación de árboles de follaje permanente a 15 metros, como mínimo, a ambos lados de la ribera del río, dependiendo del tamaño de la finca.   El Estado puede donarles plantones, pero monitoreando el cuidado, crecimiento y reposición, hasta que sean árboles adultos.

Para hacer esta norma de obligatorio cumplimiento, cualquier transacción con dicha finca tendría que cumplir con los requisitos ecológicos: tener el registro y traspasar formalmente el compromiso al comprador, lo cual debe ser certificado, por escrito, por el inspector del área. Con esto, en cinco años, reverdecería Azuero.

<>

Este artículo se publicó el  23  de abril de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.